Inicio Entrevistas ÑU: Entrevista con José Carlos Molina, previa a su concierto en Barcelona...

ÑU: Entrevista con José Carlos Molina, previa a su concierto en Barcelona el 7 de abril

1
Madness Live!
NIGHTFEAR - Apocalypse
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
CENTURY MEDIA
ROCK N ROCK
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
PACO VENTURA - GIRA 2020
Madness Live!
NIGHTFEAR - Apocalypse
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
CENTURY MEDIA
ROCK N ROCK
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
PACO VENTURA - GIRA 2020
ROCK THE NIGHT FESTIVAL

PACO VENTURA - GIRA 2020

 

ÑU

 

ÑU: Entrevista con José Carlos Molina, previa a su concierto en Barcelona el 7 de abril

  Siempre es interesante entrevistar a alguien como José Carlos Molina. Más de 40 años de trayectoria al frente de su banda ÑU le avalan y después de verle hace unas semanas en la sala La Riviera de Madrid se puede afirmar que sigue en un excelente estado de forma. Parece que Molina quiere aprovechar la especie de renacimiento que está viviendo la banda para volver con más regularidad a la actividad en directo y próximamente ofrecerá dos conciertos en Barcelona y Bilbao respectivamente, así que hablamos con el flautista de Legazpi sobre el actual momento del grupo y de sus próximos planes para el futuro.

(Ndr. Esta entrevista se hizo antes del aplazamiento del concierto que iba a ofrecer el próximo 10 de marzo en Bilbao)

– Hola José Carlos, un placer hablar contigo. ¿Cómo estás?

Molina.- Bien, todo bien.

– Tras el concierto ofrecido por ÑU hace dos años en la sala Joy Eslava de Madrid que se agotó por completo, vuestra aclamada actuación en el festival Rocktiembre, y después de un nuevo lleno en la capital esta vez en la sala La Riviera, parece que el grupo está viviendo un momento dulce. ¿Cómo lo ves tú?

Molina.- Bueno, todo es porque yo he vuelto a vivir en Madrid, y quizá alguien se ha dado cuenta de que estábamos ahí. O a lo mejor es porque la banda es mejor… no sé porque es el renacimiento de estas cosas, no lo entiendo.

– ¿Te ha sorprendido este renovado interés en el grupo?

Molina.- Tengo dos contestaciones, la buena y la mala, la desagradable y la agradable. Pero voy a decir la agradable y sí, me ha sorprendido mucho.

ÑU

– ¿Cómo lo ves tú de cara al futuro? ¿Crees qué puede ser algo duradero o estamos antes una de esas cosas que duran X tiempo y luego como vinieron se van?

Molina.- No lo sé, este país es impredecible para estas cosas. Yo le agradezco mucho a la gente que vaya a vernos tocar, que compre nuestros discos y que disfrute de nuestra música, es lo único que puedo decir. Yo voy a seguir haciendo música de una manera u otra, voy a seguir trabajando con buenos músicos en la medida de mis posibilidades; nunca tendré los que quiero pero sí al menos los que puedo, e intentaré dar al público lo mejor de mí mismo. Yo sigo entrenando prácticamente a diario, y tocando todos los días y sigo estudiando todos los días, así que si todo sigue así y la vida me trata bien, espero seguir tocando. Lo que no sé es de que forma será de cara al público, si seguirán interesados o si se cansarán de nosotros, no lo sé.

– Esa citada actuación en La Riviera se registró para un futuro DVD. ¿Qué nos puedes anticipar de ese lanzamiento? ¿Incluirá algo más aparte de la actuación?

Molina.- Estamos trabajando en eso, estamos mirando varias posibilidades de dejarlo lo mejor posible. Primero tenemos que preocuparnos de lo que fue el concierto en sí, y luego ya veremos que más cosas podemos añadir tipo material antiguo que tenga yo por ahí guardado. En cualquier caso espero hacerlo lo mejor posible para que la gente esté lo más satisfecha posible.

– A mí el concierto me gustó mucho, pero ¿tú quedaste contento? ¿Salió todo como esperabais?

Molina.- Hombre, siempre esperas que te salga mejor, pero era una nueva formación, se tocaba ese repertorio en directo por primera vez, tener ese sonido por primera vez… estábamos más preocupados de tocar perfectamente las canciones que de hacer espectáculo. Quizá hubiéramos hecho un poco más si estuviéramos un poco más rodados, pero bueno, eso es cuestión de cuatro conciertos más. Como es natural siempre tienes la sensación de que te puede salir mejor.

ÑU

– Para el concierto de La Riviera contaste con varios invitados, ¿cuál fue tu criterio a la hora de contar con ellos? ¿Llamaste a aquellos con los que sigues teniendo buena relación, eran los que estaban disponibles…?

Molina.- El tema ha sido un poco cuestión de todos, yo tampoco tengo muchos más amigos o compañeros de los que salieron, lo que pasa es que algunos tenían trabajo, otros estaban cansados de grabaciones o de viajes, y no he podido contar con la gente que quisiera.

El rollo es que no solo tenía yo ideas para invitados, también los organizadores y la gente del grupo. Por ejemplo Youenn LeBerre de GWENDAL no pudo venir al final por un fallecimiento en su familia, ¿quién más te puedo decir?…

– Kutxi de MAREA iba a estar pero al final tampoco participó.

Molina.- Ah sí, pero no sé que pasó realmente, es que yo de esas cosas no me entero. Los organizadores sabrán que le habrá pasado, no tengo ni idea. La verdad es que tampoco le conozco mucho a ese hombre, dijeron que participara y me pareció bien, pero luego no sé que habrá pasado.

– ¿Hubo alguien que no estuvo y que te hubiera gustado que estuviera para la ocasión?

Joder, pues claro, siempre hay mucha gente con la que te gustaría contar para la ocasión, pero o están fuera, o no pueden, o no están en su mejor momento para hacerlo, entonces me tengo que aguantar. Siempre pasa.

– Me llamó la atención que no estuviera Peter Mayer tras el teclado que ya llevaba muchos años contigo (ahora Juan Miguel Rodríguez). ¿Qué ha pasado?

Molina.- Peter Mayer ha estado enfermo y necesitaba unos días de reposo, así que no me pareció buena idea contar con él para estos conciertos. Pero Peter Mayer es un músico apasionante, a mí me encanta y es muy amigo y tengo mucha debilidad por su forma de tocar, lo que pasa es que ahora mismo no es posible que pueda tocar con nosotros.

Pensamos que a lo mejor podría tocar algún tema en ese concierto pero no pudo ser, se aconsejó que no hiciera esfuerzos durante una temporada.

ÑU

– El próximo 10 de marzo visitarás Bilbao y el 7 de abril estarás en Barcelona. ¿Cómo van a ser esos conciertos? ¿Serán similares al de Madrid al menos a nivel de repertorio?

Molina.- Sí, en principio si, aunque podemos hacer alguna cosa diferente porque la máquina sigue funcionando y se nos van ocurriendo más cosas. Pero vamos, a partir de lo que hicimos en el concierto de Madrid será todo lo que hagamos.

– El último disco en estudio de ÑU fue “Viejos himnos para nuevos guerreros” que apareció en el 2011, ¿tienes planes para un nuevo trabajo del grupo?

Molina.- Sí, claro, estamos trabajando, lo que pasa es que las ideas que tenía yo hace un par de años o tres, de un tipo de música que quería hacer, han ido cambiando, entonces se puede decir que tengo mucho trabajo hecho pero es algo que me gustaría retomar porque tengo un montón de canciones hechas y quizá con esta banda pueda hacer otro tipo de cosa que le guste más al público.  

– En 1994 publicaste tu hasta ahora único disco en solitario “Andando solo”, ¿has pensado volver a grabar en solitario?

Molina.- Siempre lo piensas, y es algo que puedo hacer, lo que no sé es cuando. Ahora tengo menos tiempo con todas las cosas que tengo que hacer y que tengo que terminar, no puedo pensar en hacer nada mío en solitario.

Tras más de 40 años de viaje con Ñu, ¿cómo ves la carrera del grupo en retrospectiva? ¿Estás satisfecho?

Molina.- Yo creo que ha sido muy interesante porque he trabajado con muchos músicos buenos, quizá con los mejores, he aprendido mucho de ellos, y luego hemos pasado buenos momentos aparte de la música. Por supuesto hay momentos en los que lo pasas mal, pero somos gente dura que podemos con ello. Yo creo que es una maravillosa experiencia, estar en una banda de rock, o de teatro o de lo que sea siempre es una experiencia muy positiva para la vida de cada uno. Yo creo que lo hemos pasado bastante bien, hemos tenido nuestras diferencias y nuestras cosas pero en general lo hemos pasado bastante bien.  

– Obviamente siempre todo es mejorable, pero ¿se puede decir que estás satisfecho con la carrera que has tenido y que sigues teniendo con ÑU?

Molina.- Sí, sí que estoy satisfecho. Está claro que siempre piensas que podías haber sido un poco más famoso o haber ganado un poco más de dinero, pero eso lo piensa todo el mundo, incluso los que están muy arriba. En general yo creo que bien, todo ha ido muy bien y la vida me ha tratado bien.

– La situación ha cambiado mucho en los últimos 15 años con las descargas y con el público acostumbrado a no tener que pagar por la música que quieren escuchar. ¿Cómo ves la situación actual en ese sentido?

Molina.- Bueno, yo he vivido la época en la que no todo el mundo tenía un tocadiscos o un casete, incluso cuando hacíamos las reuniones para escuchar música en las que algunos bailaban, otros bebían, etc., siempre había alguien que tenía un buen tocadiscos y se lo llevaba. El caso es que de ir al campo con las pilas hemos pasado al móvil, Bluetooth y todo ese rollo. Yo estoy abierto a todo. Antes incluso hubo una época en la que nos íbamos al parque con la flauta. ¿Es la misma sensación que unos niños jueguen al balón en una plaza y que unos amigos se sienten a tocar una guitarra y unos bongos en un parque? Ahora la gente está con su móvil viendo cosas, viendo Facebook o lo que sea, es algo que no se puede comparar. Es como comparar vivir una vida de verdad con sentimientos, con contacto a una cosa que realmente no existe, que es imaginaria. Lo que vivimos nosotros creo que fue bastante mejor porque vivimos lo anterior y estamos viviendo esto. Yo disfruto también de la era digital y de todo esto que está pasando pero yo he disfrutado también de la relación personal con las personas en cualquier sitio. Ahora la gente está viviendo un 10% de lo que yo he vivido, y me parece muy poco, creo que la gente ahora se conforma con poco. Y eso que hay más dinero que antes. Antes teníamos que juntar dinero entre todos para poder comprar una litrona de cerveza, y a veces ni siquiera teníamos para una litrona, y ahora una litrona es un juego de niños, cualquiera puede comprar una litrona cuando le salga de los cojones. Y todo el mundo tiene un móvil que vale una pasta, un iPhone y todo el copón, pero no hay relaciones como las de antes. No sé si es mejor o es peor, la medicina ha avanzado mucho y eso es mejor, obviamente, la electrónica también ha mejorado, pero en algunas cosas creo que hemos ido para atrás, me imagino que será cosa de la vida.  

ÑU

– ¿Cuáles son tus planes para el futuro próximo?

Molina.- Pues tomarme unas cervezas esta tarde. Creo que es lo mejor que puedo hacer porque he estado currando toda la mañana, y de hecho sigo currando, así que cuando termine tendré que tomarme unas cervezas.

– Pues esto es todo, muchas gracias por tu tiempo. Si hay algo más que quieras añadir ahora es el momento, si no, despide la entrevista como quieras.

Molina.- Pues nada, dar muchas gracias a la gente por seguir escuchándonos después de tanto tiempo, y decirles que de vez en cuando escuchen a los nuevos grupos que van saliendo que hay mucha música por ahí que merece mucho la pena y no la conocen.

Antonio Cerezuela

Fotos: Manu Arcas & Juan Ramón Felipe