Inicio Lanzamientos A-Z Crítica del CD de MICHAEL SCHENKER FEST – Resurrection

Crítica del CD de MICHAEL SCHENKER FEST – Resurrection

3
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - Triptikon
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - Triptikon

 

 

MICHAEL SCHENKER FEST – Resurrection

Discográfica: Nuclear Blast

Puntuación Popular

(3 votos) 8.67/10

MICHAEL SCHENKER FEST - Live-Tokyo International Hall A “Michael Schenker Fest in the Studio”, así se iba a denominar el nuevo y ambicioso proyecto discográfico del hacha alemán Michael Schenker. Finalmente, se ha quedado en MICHAEL SCHENKER FEST, tal y como bautizaron al grupo que comenzó a salir de gira en 2016 y que juntaba a tres de los cantantes que habían arropado a Schenker en etapas anteriores, amén de otros músicos también conocidos en el pasado del guitarrista germano. Esta aventura inmortalizó para el recuerdo un CD/DVD en vivo llamado “Live – Tokyo International Hall A”, y vería la luz en abril del año pasado.

Estos acompañantes fueron Gary Barden (MSG), Graham Bonnet (MSG) y Robin McAuley (McAuley Schenker Group) a las voces, a los que habría que sumar la base rítmica formada por otros dos ex–componentes de MSG, como el bajista Chris Glen y el batería Ted McKenna, y a quienes también se sumaría el guitarista/teclista Steve Mann. La experiencia ahora tiene continuación en el estudio, pues Michael ha decidido prolongar la aventura de manera más vistosa. Esta nueva ocupación conduce inevitablemente a un parón con TEMPLE OF ROCK, banda en la que guitarrista contaba con Doogie White como cantante. Amablemente, Schenker le invitó a unirse a este festín que, ahora con cuatro vocalistas como comensales, promete una buena ración de exquisito hard rock sobre el tapete. Sin duda, un elenco de músicos espectacular.

La grabación se extendió unos cinco meses, usando distintos estudios a un lado y otro del Atlántico, con Michael Voss-Schoen como co-productor y como artífice de la mitad de las letras y melodías vocales del álbum. En este apartado lírico también hay que mencionar a Doogie White, que se ha cocinado cinco temas. Personalmente, me decanto claramente por la aportación del primero, pues suyas son las mejores canciones, como son las dos en las que participan todos los cantantes, aunque el nivel del álbum en general es muy alto.

“Resurrection” se abre con el tema más fuerte del mismo, “Heart And Soul”, con McAuley a las voces y una sorprendente batería que lo citan como uno de los más cañeros de la carrera de Schenker. Este corte de apertura cuenta con la contribución de Kirk Hammett durante el intercambio de solos, aportando uno de ellos. Llama la atención, ya que el norteamericano no se presta a muchas colaboraciones más allá de su rol de guitarrista en METALLICA; lo ha hecho con EXODUS y poco más, y para ello tuvo que viajar el Michael Voss-Schoen a su estudio de Hawai. Como decía, un tema muy potente. Le sigue “Warrior”, single elegido de manera muy acertada, porque es de los que presenta las voces de todos, lo que le vale de óptima carta de presentación para este álbum. Arranca con Barden entonando su voz sobre unas livianas melodías, casi a capela, para una vez entrado el riff darle la oportunidad a los demás cantantes que se reparten las estrofas, siendo Bonnet el encargado de enfrentarse a las líneas del estribillo que acompañan al coro principal de este medio tiempo elegante y pegadizo. “Take Me To The Church” se inicia con el sonido de un órgano litúrgico para pasar a unos ritmos galopantes que llevan en volandas la composición con Doogie White capitaneando las voces. “Night Moods” encierra un notabilísimo ejercicio vocal a cargo de Bonnet y fácilmente pudiera evocar a los tiempos de “Assault Attack”. Después llega “The Girl With The Star In Her Eyes”, con White otra vez como protagonista para pasarle luego el testigo a la personalísima voz de Bonnet en “Everest”. Turno para Gary Barden en “Messing Around”, que recuerda bastante a los primeros tiempos de VAN HALEN. “Time Knows When It’s Time” suena muy metalero en su escala guitarrera y contrasta con un festivo y alegre estribillo. Se ve que al irlandés McAuley parecen haberle encomendado las partes más metálicas del disco. Un tanto más oscura resulta “Anchors Away”, con White comandando el cotarro. Ni que decir tiene que Schenker, el anfitrión, se desenvuelve en su línea de majestuoso guitarrista. Para su lucimiento también hay una instrumental, y qué mejor que bautizarla con otro religioso título como “Salvation”. “Livin’ A Life Worth Livin’” es un fantástico medio tiempo donde de nuevo lidera la voz de Barden, antes de finalizar con el tema que más se ajusta a la portada del álbum, “The Last Supper”. Se trata de un corte muy melódico y efectivo que convoca a todos los cantantes, rematando a lo grande el álbum.

La ambición del rubio guitarrista no queda aquí. Intuimos que su mesa es muy grande, pues ahora pregona que le gustaría invitar también a Phil Mogg de UFO y a Klaus Meine (ese escorpión en la portada suena a guiño) de SCORPIONS, para ciertas canciones en directo. Independientemente de que lo consiga o no, lo que está claro es que, si le sale la jugada, ese nuevo proyecto gozaría de un atractivo enorme. ¿THE ULTIMATE SCHENKER FEST? Ya veremos si Mogg y Meine gustan del banquete…

Diego González

Lista de Temas:

  1. Heart And Soul
  2. Warrior
  3. Take Me To The Church
  4. Night Moods
  5. The Girl With The Star In Her Eyes
  6. Everest
  7. Messing Around
  8. Time Knows When It´s Time
  9. Anchors Away
  10. Salvation
  11. Livin’ A Life Worth Livin’
  12. The Last Supper

 

 

 

 

3 COMENTARIOS

  1. El disco es impresionante, tanto en lo técnico como en lo musical. Llevo poco tiempo escuchando Hard Rock en general y a MSG en particular. Tuve la ocasión de verlo en directo con su Temple of Rock en Sevilla hace poco más de un año y fue impresionante. La verdad es que el elenco de musicazos que colaboran en este plástico hacen del mismo digno de escuchar con muchísimo detenimiento. Tiene unos temazos para flipar.