Inicio Conciertos Crónica y fotos de TIERRA SANTA en Bilbao

Crónica y fotos de TIERRA SANTA en Bilbao

1
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
AYRA - Silent Veil
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

 

TIERRA SANTA

Viernes 16 de Febrero de 2018 – Kafe Antzokia – Bilbao

La formación riojana se ha convertido, por derecho propio, en toda una institución del heavy metal cantado en la lengua de Cervantes. Su espléndido trabajo a lo largo de los años y una puesta en directo que nunca defrauda, seguramente sean dos de los ingredientes clave en el éxito que atesoran.

Ángel no olvidó los inicios y recordó las primeras veces que visitaron Bilbao, hace ya casi veinte años. Personalmente no puedo evitar sentirme ciertamente viejuno cuando recuerdo las noches que pasamos apoyando a la banda en la sala Bilborock. Unos conciertos que progresivamente fueron sumando asistentes y dando forma a su legado.

En esta ocasión, llegué raspado al Kafe Antzokia sin saber bien qué es lo que me iba a encontrar y es que para ser justos hacía algo de tiempo que les había perdido la pista. Nada más cruzar las puertas que dan entrada al recinto, pude comprobar la buena salud de la que goza la banda. La concurrencia invadía todo el recinto y llegaba hasta la barra, complicando el acceder hasta posiciones preferentes.

Venían con su reciente trabajo "El quinto elemento" bajo el brazo. Un álbum que se encargarían de presentar en condiciones junto al obligado repaso a su catálogo que ya suma diez trabajos de estudio. Cimentados en su esencia de toda la vida, heavy metal clásico que se nutre de grandes como IRON MAIDEN y power metal de la vieja escuela, logran mantener fieles una legión de fans que se mueve entre edades muy dispares, que oscilaban entre parejitas que aún no habían alcanzado la mayoría de edad y cincuentones que aprovechaban estas noches de barbecho para atizarse unas cuantas copas entre canción y canción.

Desfilaron sobre el escenario con la sobriedad que les caracteriza y se centraron en interpretar de la forma más concienzuda posible, el repertorio que nos tenían preparados. De fondo resaltaba un telón preparado para la ocasión, anunciándonos la presentación de su nueva obra "Quinto Elemento". Escogieron una nutrida representación de su nuevo álbum  y la alternaron junto a los clásicos básicos que acumula la banda.

Cortes como "Quinto Elemento", "Caín", "Revolución" o "Moby Dick" recibieron una excelente acogida. Por supuesto, la gente reaccionó enfervorizada cuando sonaban pilares como "Nerón", "La leyenda del Holandés Errante", "Tierras de Leyenda", "Pegaso" o "Sangre de Reyes", casi nada. Ángel actuó de auténtico anfitrión liderando a los suyos, clavando espectaculares solos y cantando con algo menos de ímpetu que hace algunos años, pero de forma mucho más meticulosa, y es que el paso de los años aporta una madurez que fuerza a jugar sobre seguro. Me refiero a esa veteranía que se percibe principalmente en “Esencia” junto al obvio salto tecnológico. Rober Gonzalez y David Carrica resultaron ser una dupla robusta en la que se afianza el ritmo de la banda.

Mientras tanto, Dan permitiría desahogarse a Ángel, asumiendo incluso varios solos de relevancia y Juan completaría las atmósferas envolventes. Temas como “Otelo” o “La Momia” advertían que los minutos iban transcurriendo y Ángel agradecía las ovaciones con su timidez habitual. Gozaron de buen sonido en general aunque en la segunda parte del bolo registraron algunos problemas técnicos que entrecortaban el sonido de las guitarras. Nada serio.

La recta final con “El bastón del diablo”,  y “legendario”  no sumergió en unos tiempos pretéritos que no abandonaríamos hasta el colofón que prepararon, con su himno “Legendario” y el imprescindible homenaje a Espronceda con “La Canción del Pirata I” y “La Canción del Pirata II”.

Casi dos horas de actuación en la que todo el mundo quedó satisfecho, aunque siempre hay temas que uno echa de menos como “Atlántida” que gritaba un exaltado cercano o la de un servidor “Drácula”. Ángel agradeció a la concurrencia el apoyo con la contención que le caracteriza y mencionó  el sostén que han tenido siempre en Bizkaia registrando buenas acogidas.

Texto: Txema Garay

Fotos: Alberto Almendro

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

1 COMENTARIO