Inicio Conciertos Crónica y fotos de VHÄLDEMAR + VALKYRIA + EVIL SEEDS en Bilbao

Crónica y fotos de VHÄLDEMAR + VALKYRIA + EVIL SEEDS en Bilbao

1
ROCK N ROCK
RRS PROMO - STRAVAGANZZA
RRS PROMO - DUNEDAIN
Madness Live!
ROCK N ROCK
RRS PROMO - STRAVAGANZZA
RRS PROMO - DUNEDAIN
Madness Live!
CELTIAN - Madrid

 

VHÄLDEMAR

+ VALKYRIA + EVIL SEEDS

Sábado 3 de Febrero de 2018 – Sala Stage Live – Bilbao

La respuesta unánimemente positiva ante su reciente “Against All Kings” sumado a la consabida calidad de la banda y a una trayectoria que ya empieza a ser considerable con cinco discos en un constante alto nivel y conciertos siempre memorables, presagiaba una gran respuesta para acoger a VHÄLDEMAR en este inicio de gira de su nuevo disco.

Jugando en casa, junto a su gente, y con dos jóvenes bandas también afines al heavy metal más tradicional.

El hecho de que unos meses antes de forma gratuita actuaran en Bilborock presentando el EP previo a este nuevo lanzamiento, no fue óbice para que la Stage Live cosechara un lleno más que merecido para el nivel de uno de los grupos que mejor saben facturar puro heavy metal.

Que Roma, vocalista de EVIL SEEDS, reconociera a VHÄLDEMAR como banda con la que he crecido denota ya cierta aura clásica para la banda barakaldesa. Y es que VHÄLDEMAR pueden ser tomados sin tapujos como un referente para todo aquel que practica heavy metal sin adulterar a día de hoy.

Algo que los propios EVIL SEEDS también vienen haciendo dese 2008. Aunque de aquel inicio solo queda su vocalista y la banda haya sufrido diferentes cambios de formación.

Abrieron la noche con una corta actuación donde precisamente Roma se ganó la admiración de los presentes con sus registros, tirando de agudos de una escuela Judas que parece ser para la banda una raíz importante en su sonido.

Tuvieron tiempo para cinco temas de su EP “From The Abyss”, trabajo que quieren dejar atrás muy pronto con nuevos temas según palabras del propio vocalista. Especialmente conectaron con “Perfect Killer” y “Brutalizer”, que hicieron responder al público adscrito al heavy metal de marca más clásica que comenzaba a llenar la sala poco a poco.

Una línea algo más melódica y con una apuesta por el castellano que los emparenta con bandas como TIERRA SANTA o AVALANCH es lo que practica VALKYRIA. Finalistas recientemente de la última edición del Villa de Bilbao y con un debut mucho más que prometedor como es su “Principio y Fin”, obra producida por el mismo Pedro J. Monje y donde la banda deja constancia de una calidad fuera de toda duda.

Para esta actuación no contaron con su bajista Gorka, aunque el puesto fue cubierto con sobradas garantías por Bobby de FULLMETAL BAND. Aprovecharon su poco tiempo sobre las tablas con algunos temas de ese debut, con los que volvieron a dejar una gran sensación, demostrando Yeray que es un guitarrista con una técnica envidiable, tanto como su juventud, dos cualidades que garantizan un futuro muy grande para VALKYRIA. El hecho de encargarse también de la voz le obliga a veces a hacer un ejercicio de concentración importante para sacar de sus seis cuerdas todo lo que saca. He de reconocer que no le acabo de ver como cantante al mismo tiempo, al menos haciendo este estilo.

Temas como “Estandarte” y el que para ellos es ya casi como un clásico particular “Tus Secretos”, con la invitación al público para corear de entrada el estribillo, fueron de los momentos más celebrados de su actuación. Otro paso más en el crecimiento de una gran banda de heavy metal melódico a la que conviene no perder de vista.

La situación es complicada y las bandas de nuestra música se ven abocadas muchas veces a luchar contracorriente. Ese ha sido también el caso de unos VHÄLDEMAR que tras irrumpir en un momento en el que el heavy metal tradicional parecía regresar bajo los auspicios entonces del sello Arise, tuvieron que luchar posteriormente con tiempos más convulsos, conociendo lo que es trabajar bajo la autoedición, pese a lo cual fueron capaces de seguir sacando excelentes discos.

En la actualidad la banda vive un buen momento. La crítica nunca le ha fallado y sus fans nunca les han dado la espalda, pero el fichaje con Fighter Records parece marcar un nuevo punto de inflexión en su carrera. Han reeditado sus dos primeros discos con ellos, van a  reeditar en breve su cuarta obra “Shadows Of Combat”, con ellos sacaron el EP “Old King´s Visons” y definitivamente el disco que hoy nos tenía a todos en la sala Stage Live de Bilbao “Against All Kings”. Todo ello en un periodo de pocos meses. Una buena manera de relanzar la carrera de una banda que va adquiriendo un tinte mítico tras tantos años de lucha y de calidad en todo lo que han hecho.

La corroboración de ese buen momento fue la espectacular entrada en la sala Stage Live, una acogida que probablemente supere a todo lo conseguido anteriormente por la banda en conciertos por nuestra zona cuando han actuado ellos mismos como cabezas de cartel. Con ese ambiente de impresión la banda salió a darnos nuestro merecido. Toda una lección de heavy metal de primer nivel.

Y mira que el impacto de unos reyes como ACCEPT lo teníamos reciente en nuestras cabezas habiendo pasado por Bilbao tan solo 6 días antes, pero eso no provocó ningún tipo de efecto de halo y para los amantes del heavy metal VHÄLDEMAR, salvando las distancias de la historia y la relevancia a nivel internacional dentro del metal, pudieron salir de la sala con una satisfacción tan plena como con los alemanes. Porque ver a VHÄLDEMAR es ver a una auténtica locomotora metalera pasando sobre nosotros.

Los cambios en la formación nada más salir el disco no han mermado su engranaje.  Tras unos años de muy buen papel en la banda Gontzal y Adolfo, ganador de la última edición del Villa de Bilbao con su banda HEX, abandonaban la formación. Sus respectivos puestos en batería y bajo han sido ocupados con plenas garantías por dos músicos impresionantes como Jandro (ORION CHILD) y el ex- de LA FUGA Raul Serrano. Este último juega un papel ahora mismo en la banda muy importante no solo como instrumentista, sino con unos coros que refuerzan mucho a la banda.

A esa labor también se suma el teclista Jonkol (ORION CHID, INCURSED), que le ha dado un toque nuevo al grupo. No solo por el hecho de introducir un elemento nuevo como el teclado en la banda, sino porque nunca en el pasado había tenido Pedro J. Monje en la banda a un músico con el que batirse en duelo como es este sensacional teclista. Por poner una pega, diré que fue una pena que las dimensiones del escenario le obligaran a estar tan apartado en un lado y con una luminosidad tan mala, porque es un músico brillante que aporta mucho a la actual formación de VHÄLDEMAR.

Su aclamado “Against All Kings” marcaría la primera parte de su actuación. Apostaron por ese nuevo disco con la seguridad de los buenos temas registrados en él. En medio de la expectación que genera siempre una intro, con el clamor de una sala a rebosar, fueron saliendo los músicos al escenario, haciéndose de rogar el vocalista como es tradición.

Y sin tapujos y a pleno rendimiento, sonando aplastantes, arrancaron con un nuevo himno para la banda como es “Metalizer”, dando continuidad con el arrasador “1366 “Old Kings Visons Part. V” donde Carlos Escudero se permitió dejar el micro a su crío que se encontraba en las primeras filas y que demostró condiciones para suplir al padre si hiciera falta. No solo se supo el estribillo sino que lo cantó a peno pulmón. Este no será de los que diga nunca eso de yo antes era heavy, frase con la que vaciló Carlos a lo largo de la noche. En su línea.

Pero es que además la banda preparó esta actuación de forma especial con la colaboración de Dann Hoyos (SPACE OCTOPUS) en “Againts All Kings”, todo un virtuoso que participó en el tema en el que en estudio colaboró Alberto Rionda. Dann nos brindó uno de sus espectaculares solos, midiéndose con un Pedro J. Monje para el que sobran catalogaciones a estas alturas. El guitarrista lideró la formación junto al otro miembro original Carlos Escudero, en una unión que sigue transmitiendo una química muy especial. Además posteriormente habría sorpresa para el guitarrista a modo de felicitación de cumpleaños, con tarta incluida.

Tras “I Will Stand Forever” llegaría “Howling At The Moon”, con Rubén Miranda, actual vocalista de Krait y ex- de INNER DESTINY, colaborando en un dueto con Carlos. Lo mismo haría Roma de EVIL SEEDS, al que volveríamos a ver en el escenario en un tremendo “Walking In Te Rain” que me atrevo a decir que se ha convertido en mi tema favorito de su última obra. Además con una dedicatoria muy especial por parte de Carlos que hizo si cabe más grande el momento.

“The Old Man” daría el pistoletazo de salida a la concatenación de temas de sus trabajos previos. Una buena selección con temas que me parecieron muy bien elegidos, aunque el aumento del repertorio siempre haga más difícil seleccionar los favoritos de los seguidores. Al menos serían los favoritos de Carlos, que bromeó con que todos eran uno de sus temas favoritos. Y es que el siguiente “Back Thunder” es una canción de una pegada en vivo increíble, con uno estribillo en el que el público hizo atronar la sala.

“Bastards” contó con la habitual presentación acordándose de aquellos que no nos gustan, (sí, entre ellos esos que dicen yo antes era heavy… bastards!!!!!) para finalmente rugir con una tremenda fuerza, con tiempo entremedias para presentar Carlos a su banda.

Tras ello “Dusty Road” y “River Of Blood” nos irían acercando a  una recta final que Carlos llevaba tiempo anunciando buscando la reacción del personal, aunque evidentemente todavía quedaban detonaciones de lo más agradecidas por el personal, como el caso de “Breaking All The Rules”, clasicazo infalible en sus conciertos desde la edición de aquel segundo “I Made Myy On Hell”.

Antes de entrar con “Metal Of The World” Pedro y Jonkol se enzarzaron en un  duelo al que quisieron invitar a Raúl, al que le sobrarían condiciones para meterse en el ajo. Lo hizo de manera tímida y discreta para definitivamente atronar con el homónimo de su tercera obra. Un gran trabajo al que, como ocurre con los buenos discos el tiempo le está dando más valor.

Algo que también le ha pasado a “Fight To The End”, un debut donde se presentaban en sociedad como un auténtico huracán de heavy metal y que nos ha dejado temas como ese “Lost Word” cuyo arranque con Pedro tirando de sutileza da paso a un torrente de energía digna de los MANOWAR de los mejores tiempos. Momento en el cual Carlos, saltó del escenario para darse un paseo por la larga barra de la sala y regresar en volandas sobre las cabezas de los seguidores.

Y para energía el cásico de clásicos de la banda. El mismo tema con el que siempre terminan sus conciertos, “Energy”, que también haría bajar del escenario al vocalista para ofrecer el micro a las primeras filas, como viene ocurriendo desde que les hemos visto en directo, aunque esta vez dejando el escenario bien repleto con todos los colaboradores en esta actuación encima del escenario.

La mejor imagen para redondear una noche que solo puede catalogarse de grande. Grande para el heavy metal facturado en Bizkaia, porque ahí tuvimos a tres bandas de esta tierra demostrando lo que son capaces de hacer, y grande para el heavy metal en general, porque aquí sigue habiendo gente con mucho que decir en este estilo más allá de cualquier frontera.

Y decirlo de forma tan rotunda como unos VHÄLDEMAR que te harán mantener la fe en el estilo. Porque no me digas que la habías perdido. No me digas que antes eras heavy. Lo que te estarías perdiendo.

Texto y fotos: Antonio Refoyo (www.lamiradanegra.es)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

1 COMENTARIO