Inicio Conciertos Crónica Concierto Crónica y fotos de METALLICA en Madrid del Lunes 5 de Febrero

Crónica y fotos de METALLICA en Madrid del Lunes 5 de Febrero

15
ROCK N ROCK
CENTURY MEDIA - LACUNA COIL
Madness Live!
ROCK N ROCK
CENTURY MEDIA - LACUNA COIL
Madness Live!
PACO VENTURA - Madre Tierra

 

 

METALLICA

+ KVELERTAK

Lunes 5 de Febrero de 2018 – Wizink Center – Madrid

La sorpresa era menor a escasas horas de que el último de los dos conciertos que METALLICA iban a ofrecer en Madrid, diera comienzo. La multitud de mensajes en las redes sociales, los vídeos, las crónicas y demás argumentos optativos de experimentar, hacían que la gente fuera con una idea segura al WiZink Center para vivir una noche que se las prometía mágica para algunos, especialmente para aquellos que veían por primera vez a la banda. Pero lo cierto es que, pese a todo ese revuelo de opiniones que se pudieran ver del concierto del sábado, en este concierto, hubo pequeñas variaciones con respecto al anterior.

Antes de que METALLICA desplegaran su experiencia y aun sabiendo que eran dueños y señores de la fría noche madrileña, nos esperaba una banda que, personalmente, me hacía una ilusión especial volver a ver en directo. Los noruegos KVELERTAK eran los encargados de animar a un respetable que se mordía las uñas deseando que comenzara el show de James Hetfield y los suyos. Pero, tal y como sucedió el sábado, la banda no tuvo a su favor un factor clave para el desempeño de una actuación tan importante como esta; el descafeinado sonido volvió a ser protagonista absoluto para desgracia de los que sabemos cómo es un buen show de los de Stavanger.

KVELERTAK salió al escenario pasado el tiempo para el que se esperaba su actuación, pero salieron a intentar hacer el show lleno de potencia y técnica que están acostumbrados a ejecutar. Con el vocalista Erlend Hjelvik como foco de todas las miradas ante su atrezo característico con un sombrero en forma de lechuza, la banda empezó un show que se centraba especialmente en su último redondo datado de 2016, Nattesferd. Más allá del sonido pésimo con el que comenzaron y que subió mínimamente su calidad dos canciones después, noté que, a la banda, por momentos, se le quedaba grande el escenario o, mejor dicho, no sabían combatir con un terreno que obliga a hacer separación entre los miembros del grupo, tal y como METALLICA se encargan de hacer constantemente, pero sin el conocimiento experto con el que sí cuentan estos últimos. Y a pesar de esas dos grandes contras que tenían, se dejaron el alma para intentar convencer al personal sobre su estilo para nada marcado; la combinación de diferentes estilos que pueden ejercer en temas como ‘1985’ o ‘Bronsegud’ hacen que KVELERTAK tenga su seña de identidad en ese estilo tan poco marcado.

Concierto aciago de los noruegos que, pese a intentarlo de todas las maneras posibles, dejaron un sabor agridulce porque a pesar de las buenas maneras, tuvieron que lidiar con el sonido más bajo de lo normal en alguna guitarra, e incluso en la voz de Erlend. Insisto en que la banda se merece una oportunidad, pese a que este lunes no estuvieran finos debido a problemas ajenos a ellos.

Diez minutos de retraso para que METALLICA haga su entrada en escena, y la gente se impacienta más de lo que ya estaba. Pero pasados esos diez minutos, una melodía, la famosa ‘It’s a Long Way to the Top (If You Wanna Rock’n’Roll’) de AC/DC, daba el pistoletazo de salida a una noche en la que todo el mundo, quién más y quién menos, teníamos depositadas nuestras esperanzas de ver un show de sobresaliente. Termina la canción de la banda australiana y las imágenes de El Bueno, El Feo y El Malo, quintaesencia del spaguetti western, hacen aparición en escena a través de los cubos que servirían como proyección de imágenes durante todo el concierto. Y ahí saltaban a través de unos ensordecedores gritos de euforia, ahí teníamos delante de nosotros a METALLICA.

Como viene siendo habitual, y siguiendo el guion marcado de anteriores conciertos, empezaron con dos temas del nuevo disco que funcionan a las mil maravillas. ‘Hardwired’ y en especial ‘Atlas, Rise’ son de esos temas que nos encargan de ponernos en situación para saber ante quiénes estamos. La potencia otorgada en ‘Atlas, Rise’, me hizo darme cuenta de que es una canción que no solo funciona y gusta entre los fans, sino que aquellos que no quedaron del todo contentos con Hardwired…To Self-Destruct, también la celebran. A estas alturas el sonido era bueno, pero con algún problemilla a la hora de escuchar a Hetfield, y que, durante el concierto se dio puntualmente en alguna que otra ocasión.

Dándonos la bienvenida tras una etapa alejados de nuestras tierras, James Hetfield se mostró agradecido al público por la acogida y haciendo hincapié en una frase que ya repitió en el anterior show: “la familia de Metallica está de vuelta en Madrid”. Tras esta frase, llegó una de las mejores canciones del repertorio de aquella noche y es que, por mucho que se repita, ‘Seek & Destroy’ es una apuesta segura, de esas que no puede faltar en un directo de METALLICA. Lamentaría más tarde que fuera la única parada en ese maravilloso álbum llamado Kill ‘Em All y, por pedir, me hubiera encantado que hubieran caído temas como ‘The Four Horsemen’, pero no puede llover a gusto de todos.

Para el cuarto corte de la noche y con un ambiente ya enloquecido ante lo que se estaba viviendo, nos íbamos a sumergir en la primera variación de la noche con respecto al concierto del pasado sábado. ‘Harvester of Sorrow’ era la encargada de hacer acto de presencia y, francamente, aunque me sonó a las mil maravillas, no puedo evitar mirar en el setlist del sábado ‘Leper Messiah’ y no sentir un poco de envidia sana. Aun con todo, ‘Harvester of Sorrow’ nos vino a demostrar la deliciosa composición musical que tiene …And Justice for All, aunque es algo que ya suena fútil decirlo.

No se iban a acabar las sorpresas ahí, porque para la quinta canción sí agradecí—y francamente, dudo que fuera el único—que un tema como ‘Fade to Black’ hiciera acto de presencia. Es cierto que hubo que sacrificar un tema de proporciones tan épicas como ‘Welcome Home (Sanitarium)’, pero los que la echábamos de menos en el setlist, nos llevamos una grata sorpresa al ver que uno de los himnos de Ride the Lightning y de su época en los 80, volvía a los escenarios desde la última vez que la tocaran el pasado mes de noviembre. Impresionante, de órdago, una de las mejores experiencias que dejaría el concierto.

Doblete de Hardwired…To Self-Destruct para recibir los temas ‘Now That We’re Dead’ y ‘Dream No More’, que se convirtió en otra de las variaciones con respecto a su pasado setlist donde tocaron ‘Confusion’.

Para ‘Now That We’re Dead’, cuatro de los cubos que proyectaban imágenes varias, descendieron para hacer que tanto Ulrich, como Hetfield, Trujillo y Hammett ejecutaran una suerte de batucada que fue bien recibida por el público, pero que, personalmente, se me hizo algo larga. Aun así, la ejecución de la misma fue excelente.

Todos los cubos se tiñeron de rojo y calaveras para dar la bienvenida a ‘For Whom the Bell Tolls’, otro de los grandes clásicos de los que ya sobra decir todo lo positivo que tienen. El guiño a la música rock española por parte de Robert y Kirk, volvió a saltar al finalizar ‘Halo on Fire’, y, para esta ocasión cambiaron del ‘Vamos muy bien’ de OBÚS, al ‘Los Rockeros van al infierno’ de BARÓN ROJO, recibida con gusto por la gente. Al finalizar dicho guiño, el mítico solo de bajo de una leyenda de METALLICA como es Cliff Burton, ejecutado por Robert Trujillo y proyectando en los cubos imágenes del desaparecido mito. Pelos de punta.

Hora de versionar a THE MISFITS con ‘Last Caress’ que sonó realmente bien, mostrando artworks y demás caricaturas de todos los miembros de la banda. Como ya se esperaba, en esta ocasión no tocaron ‘Fuel’ y, debido a la alternancia que van haciendo entre show y show, ‘Creeping Death’ fue la escogida para seguir el concierto, con las luces naranjas como protagonista absoluta en el apartado lumínico y vaticinando la aparición de los primeros efectos pirománticos con las columnas de fuego alrededor de la batería de Ulrich.

Un momento especial y lleno de magia fue el de ‘Moth Into Flame’, con unos drones que se encargaban de dibujar maravillosas formas a través de sus luces. Siguiendo el guion que ya utilizaron el sábado anterior, James preguntó a un niño del público cuántos años tenía y si deseaba subir al escenario con su madre, pero por alguna razón finalmente no se llevó a cabo.

De igual manera y entonando otra vez aquello de “Madrid, do you want heavy?”, ‘Sad but True’ era la encargada de seguir un espectáculo que estaba siendo delicioso pese a algunos desbarajustes que pudimos experimentar con el sonido puntualmente y, especialmente, como decía anteriormente, con la voz de Hetfield, pero sin olvidarse de algún solo de Kirk que sonaba por debajo de lo correcto.

Con el WiZink Center totalmente a oscuras y una introducción de la película Johnny Cogió su Fusil, llegaba la emocionante ‘One’. Deben verme como un ser extraño al sentir más cosas con una canción de este calibre que con temas como ‘Nothing Else Maters’, pero su crueldad y su emocionante historia basada en la novela de Dalton Trumbo Johnny Cogió su Fusil, me dejan con una sensación diferente y en directo ese sentimiento se acrecienta.

‘Master of Puppets’ se transformó en la auténtica fiesta que resulta ser siempre, con el pabellón patas arriba y James dejando que entonáramos varios fragmentos de la canción por nosotros mismos. La falsa retirada duró poco cuando, tras unos minutos, volvieron al escenario con ‘Blackened’, otra sorpresa que volvía tras no ser tocada desde septiembre del año pasado.

De ‘Nothing Else Maters’ poco se puede decir que no se haya dicho ya; auténtico clásico de METALLICA que, una vez más, puso el punto de respiro en el show de la banda, con el logo del grupo sobre la bandera del país y con un Hetfield especialmente acertado en el progreso de toda la canción.

El último disparo llegaba con ‘Enter Sandman’ y los últimos productos pirotécnicos siendo utilizados. El grupo hizo una despedida larga de diez minutos entre lanzas púas—una cantidad salvaje de ellas— y demás botines de coleccionista.

METALLICA hicieron un concierto sobradamente bueno, con algún que otro fallo en el sonido y, si se me permite decirlo, con un material a nivel espectáculo algo escaso para ser una banda de tal magnitud y, por tanto, con un precio tan costoso para verlos. Siguen teniendo una química deliciosa en directo, son una de las bandas que más público mueven—muy variopinto en estilos, por cierto—y, no hay duda, de que ya pasaron la barrera que separa lo mundano de la leyenda hace mucho tiempo.

Buen concierto, mejor setlist que el sábado en mi opinión, pero con el punto a mejorar de montar un espectáculo un poco más vistoso para el presupuesto que tienen en su poder. Otra vez será.

Setlist METALLICA:

  1. Hardwired
  2. Atlas, Rise!
  3. Seek & Destroy
  4. Harvester of Sorrow
  5. Fade to Black
  6. Now That We’re Dead
  7. Dream No More
  8. For Whom the Bell Tolls
  9. Halo on Fire
  10. Last Caress
  11. Creeping Death
  12. Moth Into Flame
  13. Sad but True
  14. One
  15. Master of Puppets
  16. Blackened
  17. Nothing Else Matters
  18. Enter Sandman

Texto: Juanma García (Twitter)

Fotos: Alvaro Ochoa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

15 COMENTARIOS

  1. Para mí Blackened…lo mejor de la noche. No suelen tocarla mucho. Era la quinta vez que los veía y siguen siendo unas máquinassi bien no es comparable a la primera vez que los vi el 12 de noviembre del 92 en Barcelona presentando el Black álbum, eso sí que fue brutal. Lo de las cajas sí me moló. Como músico no sé si es mejor o peor pero creo que Jason Newsted llenaba más el escenario que Robert Trujillo; sigo pensando que no pega en la banda. Aún así todos estuvieron geniales. La única pega, el típico tonto lana que a mitad de Enter sandman se emperra en ir para alante y tuvo un altercado con un chaval que estaba con su novia. Obvia decir que se perdió la última canción y lo que es peor dejó mal sabor de boca al otro chico que no tenía culpa de nada. Salud.

  2. Antes de nada señalar mi cabreo con la organización del wizink center. Éramos siete amigos que compramos las entradas juntas, en dos filas, 4 adelante y justo detrás, y cuando llegamos nos encontramos con la sorpresa de que nos habían puesto en fila de dos unos justo detrás de los otros. Una auténtica vergüenza y chapuza para el dineral y trabajo que cuesta pillarse unas entradas. Ojo, compradas en la web oficial nada de webs de reventas.
    En cuento al concierto, para mí un conciertazo en toda regla que salió perfecto desde mi punto de vista. Era la tercera vez que los veía (Peineta 2003, Madrid 2009 y esta) y ha sido el mejor concierto. Un setlist de infarto. Y por lo demás muy de acuerdo con la crónica en general salvo por la útima parte: “si se me permite decirlo, con un material a nivel espectáculo algo escaso para ser una banda de tal magnitud ” Madre mía, no sé como se puede decir eso. Fue una auténtica maravilla audiovisual. No hubo pirotecnia en todas sus canciones. Tampoco hace falta. El momento drones espectacular, las pantallas-cajas chúlisimas que daban un juego de la leche…. y cualquiera que sepa un poco de tecnología sabe que esas pantallas y el sistema en general del escenario vale millones….
    Un saludo¡

  3. Pues a mi me pareció un aburrimiento de concierto. Me quedo con los METALLICA de verdad que vi en Donington en el 91. Aquello si que fue un conciertaco de la ostia. Lo de anoche no me dijo nada de nada, además Ulrich tocó fatal, hizo redobles que no venían a cuento y la actitud heavy del grupo no existe. A mi no me trasmitieron nada, además sonaron sin potencia . Vale que el montaje estuvo bien, pero con la pasta que cobran como para llevar los amplis y ya. En resumen, para mi aprobadillo raspado

      • Veo que no estas de acuerdo con mi opinión. No hay problema. Yo paso de “estos METALLICA”. Son oportunismo puro, cero actitud y además lo del marketing es lo único que le interesa: “Vamos a tocar un trocito de una canción de un grupo de aquí, asi parecemos más auténticos”, venga coño, que no nos chupamos el dedo. Lo hicieron en Portugal y lo harán en toda la gira. Además ¿Qué es eso de poner LAS ULTIMAS ENTRADAS a la venta ayer? ¿No estaban agotadas? MERCANTILISMO TOTAL

        • Claro, son opiniones subjetivas, pero sinceramente me parece que estuvimos en dos conciertos distintos.

          Ese último dato que das es totalmente relevante. Lo de las entradas. Menuda panda de gentuza. Esperemos que sea verdad que el Ministerio del Interior se pone las pilas e investiga estas plataformas de reventas (que todos sabemos quienes son)…La pena es que haya tenido que pasar con U2 para que se pongan a investigar y no antes….bueno, más vale tarde que nunca

          • El imbecil de uno de mis jefes en Seur pilló una entrada de reventa por 320 pavos. Mientras haya peña que las compra, la reventa seguirá sobreviviendo

        • Yo no sé que cojones haces tú yendo a ver estos Metallica que tan poco te gustan, ¿o es que no sabías ya de antemano lo que iban a ofrecerte?
          Deberías de ser más coherente y emplear tu dinero en algo que verdaderamente te llene. Yo no voy porque vivo lejos de Madrid, porque me parece muy cara la entrada y porque el repertorio no me agrada. Los cinco primeros discos de estos tipos para mi son leyenda pero yo no voy porque no me compensa, lógico. Lo tuyo no lo veo tanto.

          • Pues hago lo mismo que todo el mundo, compro mi entrada y punto. Y digo yo que luego podré opinar libremente de lo que me gusta ¿o no?

  4. Me han comentado amigos que estuvieron el Lunes viendo a Metallica, que estuvieron de la hostia, otros comentan, que después de ver a Metallica 5 veces, todavía no han superado al mítico concierto en Bilbao o en la Romareda en Zaragoza, pero vamos, esto va por gustos, no hay problema.
    Lo que si comentan todos, es que es de autentica vergüenza el tema de las entradas, se ha ido de las manos el poder controlar a estas compañías con los putos tickets anticipados agotados, y luego que aparezcan en taquilla a última hora.
    Con todos mis respetos, éstas gestiones permitidas de las ventas anticipadas, se parece a países del tercer mundo para acceder a peleas de gallos, carreras de ratas en Yemen etc, con permiso de las autoridades corruptas de su país.
    Esta lamentable imagen de gestión de compra de Tickets , también la sufrimos aquí, en el culo de Europa.
    Ellos lo pierden, si hubiese sabido que al final a última hora había entradas a la venta en taquilla, hubiese ido junto con un colega más, en su momento no las compré por accidente de coche y la teta no da para más, pero poco a poco vamos saliendo del bache, hubiese ido si me habría enterado de las entradas en taquilla, ellos lo perdieron, ójala se quedasen entradas sin vender.
    Rock on

    • Es que lo de las entradas es una vergüenza. Los de Ticketmaster facilitan con portales parelelso la reventa. Es patético. Luego como no las venden, las sueltan a ultimo momento.
      A mi me da igual, pero pienso que juegan con el sueño de la peña que quiere ver a una banda si o si, y con estas tramas joden a la gente. Y lo peor es que los METALLICA les dejan hacer manejes, a saber si ellos también se llevan tajada

  5. A estas alturas es difícil entrara a valorar si hay algún culpable al 100% sobre esta burbuja de las entradas. Cierto es que Metallica tiene un estatus, y quiere ganar el mismo dinero que hace 25 años. Por aquel entonces la venta de discos suponía un importante pellizco en sus arcas. Hoy en día es testimonial, luego por algún lado tendrán que ver la viruta, y se aprovechan de esto para inflar los precios. Por otro lado la especulación de los grandes portales de venta online de entradas, que es de traca, hincha más aún estas abultadas tarifas, y encima trafica con ellas. Me pregunto si hoy en día se puede pelear con un ente tan fuerte, cuando en su día le fue imposible a Pearl Jam.
    En lo que se refiere meramente al concierto yo apuntaría dos detalles:
    El primero, y aquí ya no vale la excusa de “es un ring, gestionar el sonido en un espacio así no es fácil”, la calidad del sonido fue decepcionante; al menos desde donde yo lo ví.
    El segundo, si tenemos en cuenta que vivimos en el planeta tierra, que esta banda es una verdadera superviviente de una historia apisonadora que habría acabado con la inmensa mayoría de los mortales, el concierto de ayer me parece de notable alto. Heftield, amo y señor digan lo que digan de Metallica, salió algo frío, pero en tres temas se había hecho con el Palacio. No entraré a valorar muy al detalle la banda, ya que todos sabemos hoy en día cuáles son de sobra sus limitaciones, pero me parece muy digno de mención que dejando cabida en su set a 6-7 temas del nuevo disco (que tan bien funcionan en vivo, por cierto), el concierto funcione tan bien. La noche de ayer estuvo llena de sinergia y de momentos memorables.
    En lo que respecta al montaje visual, a mí me pareció más que digno, con detalles flipantes en momentos puntuales. Pero imperdonable la mala calidad del sonido.

  6. yo estuve en los dos conciertos y me gusto mas el segundo pero tb disfrute el primero.el tema de las entradas es vergonzoso.lo que tambien me deja flipado es la gente que paga la entrada y realmente se la suda el concierto .el lunes al lado mia habia gente que disfruto mas con la intro de acdc que con metallica.pero es que habia peña mirando el movil o hablando y saliendose del recinto un monton de veces, joder que alrededor de mi butaca estaba vacio casi todo el concierto,en fin que cada uno haga lo que quiera pero pagar 100 pavos x ver dos canciones o hacerse un selfie para decir que ha visto a metallica es para hacerselo mirar

  7. Estuve el Lunes y quedé más que satisfecho. Los años no pasan en balde, pero, de verdad, actitud y ganas no les faltan. El que diga que no meten caña, no se si escuchó bien el Creeping Death y el For whom the bell tolls. Luego, le hacen un homenaje a dos bandas míticas de aquí y se les critica, only in Spain. De mayor quiero ser como Hetfield.