Inicio Lanzamientos A-Z Crítica del CD de BEAST IN BLACK – Berserker

Crítica del CD de BEAST IN BLACK – Berserker

19

 

BEAST IN BLACK – Berserker

Discográfica: Nuclear Blast

Puntuación Popular

(5 votos) 7.4/10

 BEAST IN BLACK - BerserkerLa salida de Anton Kabanen de BATTLE BEAST nos pilló a todos por sorpresa. El guitarrista era expulsado de la banda que él fundó por motivos turbios que aún no se han esclarecido del todo, pero que desde luego no terminó de manera amistosa.

Era de esperar que Kabanen terminara formando una nueva banda. Mientras que sus ex- compañeros se quedaron con el nombre de BATTLE BEAST, cambiando el sonido hacia derroteros más melódicos y rockeros, Kabanen se quedó con el espíritu y el sonido de los primeros trabajos, creando BEAST IN BLACK, donde deja claro que él sigue por su camino sin torcerse lo más mínimo.

Para esta nueva andadura se ha rodeado de músicos experimentados, destacando el vocalista Yannis Papadopoulos, cuya voz es una de las bazas fuertes de esta formación. Las comparaciones siempre son odiosas pero no cabe duda que el registro vocal del griego es similar en algunos aspectos al de Noora Louhimo. Pero naturalmente esta "nueva" voz tiene personalidad propia, ya que Yannis puede alcanzar agudos impresionantes pasando por líneas vocales melódicas que incluso puede engañar al oyente haciéndole pensar que quien canta es una mujer. Desde luego su camaleónica voz ha conseguido que este nuevo proyecto llame nuestra atención, y es que si algo tiene Kabanen, es buen oído a la hora de escoger cantantes.

La portada ya nos adelanta que los elementos clásicos de BATTLE BEAST siguen presentes y simplemente con reproducir el primer corte del álbum, que da nombre a la banda, se confirman nuestras sospechas. “Beast In Black” reúne todos los elementos que caracterizan la forma de componer de Kabanen, desde los teclados (que él mismo ha compuesto para todo el disco) a su voz como apoyo en los coros (que personalmente echaba en falta) a las letras, la mayoría de ellas inspiradas en el manga “Berserk”, aunque en este primer tema pese a hablar de uno de los personajes del citado cómic japonés, se esconde un mensaje más personal. Desde luego es un arranque potente que convence a la primera y que muchos añoraban.

“Blind And Frozen” es mi canción favorita del disco. Pese a su estructura más ligera (los sintetizadores y los teclados rozan el pop) con cada escucha gana puntos. El punto fuerte es su estribillo, con el que consiguen atraparte hasta lograr que no se te quite de la cabeza en días. A eso hay que sumarle la interpretación de Yannis, quien alcanza unos registros suaves y rápidamente pasa a la voz rota en cuestión de segundos. Impresionante. 

“Blood Of A Lion” es una canción que quedó descartada para el álbum “Unholy Savior” y que aquí Kabanen rescata para la ocasión. Desde luego no se puede negar que podría haber encajado en el mencionado disco, ya que suena a BATTLE BEAST por los cuatro costados. Quitando ese detalle, es un buen tema, muy marcial y que en directo seguro que funciona bien. 

“Born Again” tira de melodías vocales y de teclados donde van pasando de intensidad contenida al explosivo estribillo con ayuda de coros que buscan la complicidad del público. El heavy metal más clásico y furioso llega con “Zodd The Immortal”, otro de los temas más llamativos del disco que busca convertirse en clásico de la banda, y atributos no le falta. Es rápido, cañero, con protagonismo de las guitarras donde no falta la maestría de Kabanen a las seis cuerdas. 

Por su parte “The Fifth Angel” combina el heavy metal con el power europeo, dando como resultado un corte muy dinámico y directo que sigue explotando la vertiente más dura del grupo. Toca dar un giro de tuerca con “Crazy, Mad, Insane”, donde tal y como ocurrió en su momento con “Touch In The Night”, la influencia del synth pop de los 80 es más que notable. Pese a que descoloca en un primer momento, es pegadiza, diferente y termina gustando. Kabanen no tiene reparos en mostrarnos su afición por este tipo de música y fusionarlo con el heavy metal. Tendrá sus defensores y detractores, pero desde luego no deja indiferente a nadie.

 “Hell For All Eternity” pierde algo de fuelle, siendo una canción algo más simplona y repetitiva en estructura mientras que en “Eternal Fire” los teclados se adueñan de la composición en una pieza más épica y marcial, con un estribillo repetitivo y donde esta vez Yannis hace alarde de sus registros más agudos.

“Go To Hell” es otra muestra de heavy metal más clásico, aunque en mi opinión abusan mucho del estribillo, haciéndose algo cansino al final. La recta final llega con “End Of The World”, una última muestra del poderío sonoro que posee la banda y la balada “Ghost In The Rain”, muy épica y llena de feeling que aporta la calma y el lado más sensible y melódico de BEAST IN BLACK.

En resumen un álbum con el que Anton Kabanen pretende volver a ganarse a los seguidores de BATTLE BEAST que echan en falta el sonido de los primeros álbumes. Sin innovar mucho consigue sacar adelante un trabajo bastante llamativo y que convence gracias a la fórmula que el guitarrista creó en su día, con una nueva formación que ha sabido adaptarse a las pautas que marca y con un vocalista polivalente que se convierte en lo mejor de este trabajo. Desde luego gustará a aquellos que tenían puestas las expectativas puestas en este nuevo proyecto, ya que da lo que promete. Quizá la única pega que veo es el excesivo uso de los teclados en determinados momentos, pero para ser el debut de la banda ha sabido llamar la atención. Esperemos que con BEAST IN BLACK sigamos teniendo ese sonido que nos conquistó hace unos años, ahora con otro nombre, pero con mismo espíritu.

The Beast is back!

Alejandro Alapont

 


 

Anton Kabanen está de vuelta y, como no podía ser de otra manera, recabando toda la atención propia del que ha sido uno de los compositores de heavy metal más laureados de la última década gracias a la carrera labrada con su otrora banda BATTLE BEAST, de la que fue expulsado hace dos años, tras la edición del notable “Unholy Savior”.

Si su ex banda supo superar el reto de perder a su miembro más prolífico en las labores compositivas con un “Bringer of Pain” que, pese a haber suscitado opiniones para todos los gustos parece haber pasado la prueba con nota, no menos pequeño era el desafío de montar una banda desde cero para continuar dando rienda suelta al talento creador e interpretativo de Anton.

Y he aquí que, de una gran y prometedora banda que tiene visos de estar destinada a ser una de las que lidere la escena europea en el futuro, al final tenemos dos del mismo perfil. No sólo por la calidad de este “Berserker” al que cuesta llamarle ópera prima por el bagaje de Anton y por cómo continúa la historia allá donde éste la viera interrumpida con BATTLE BEAST (curiosamente, siguiendo una línea evolutiva muy parecida a la de sus ex compañeros, por terrenos melódicos pero sin renunciar a la potencia de su pasado), sino porque además nos presenta unos músicos de primer orden, la mayoría de ellos poco conocidos, como es el caso del excepcional y alucinante vocalista griego Yannis Papadopoulos, capaz de cantar con una versatilidad que lo mismo muestra la mayor de sus fierezas como la delicadeza más dulce, así como un rango vocal que hace confundir su timbre con el de una mujer en ocasiones. ¡Es una pasada escucharle!

Todo lo que rodea a “Berserker” es tan continuista -aunque insisto, sin perder la oportunidad de evolucionar en una línea melódica- que Anton incluso ha recuperado la bestia con cabeza de león armada con su hacha de guerra que presidía las portadas de BATTLE BEAST. Podría haber roto con el pasado o reivindicar su figura y estilo y, en aras del talento que posee y del esfuerzo desplegado, ha optado por lo segundo.

Me ha llamado la atención también cómo gran parte de la obra, así como el nombre de la banda y el título del disco están relacionados con el manga japonés creado por Kentauro Miura de nombre “Berserk”, en el cual, inspirado dentro de la Europa medieval, se cuenta la historia de Guts, un mercenario huérfano y en el que aparece la armadura Berserker otorgada a este personaje y dominada por una bestia oscura -Beast in Black- que le confiere su poder. Uno de los personajes principales es el apóstol Zodd, cuya referencia pronto encontraremos también dentro del disco.

Ya desde el inicio, ponen todas las cartas sobre la mesa con un pelotazo de heavy metal sin paliativos denominado “Berserker” -como la armadura del manga en el que está inspirada- dominada por riffs y ritmos marca de la casa y donde el joven Yannis pone de manifiesto el poderío del vozarrón que atesora. Aunque pronto llegarán las primeras sorpresas con ese gran single que es el melódico “Blind and Frozen” donde sintetizadores y guitarras se funden maravillosamente, Yannis maravilla con su versatilidad, yendo de la calidez más exquisita y casi diría que femenina hasta los tonos rasgados, cercanos a los guturales, llegando a unos tonos sólo a la altura de los elegidos. Me ha encantado su videoclip, con una estética muy a lo “La Bella y La Bestia” dentro de un castillo medieval en medio de la nieve, así como sus solos de guitarra, la parte media donde los teclados mandan hasta llegar a un ritmo discotequero… ¡Una maravilla de inicio a fin!

“Blood of a Lion” es la vuelta al heavy metal ultra melódico y a la vez poderoso, de contundente base y cabalgantes ritmos y un estribillo de los de cantar puño en alto, idóneo para los directos. “Born Again” continúa por similares derroteros, aunque soltándose la melena en cuanto al uso de teclados, los cuales dominan la melodía principal, jugando con los medios tiempos intercalados dentro de una misma canción de una manera tan efectiva e inteligente, yendo de la más hermosa balada a la parte más metalera. Y agárrense que vienen curvas, o más concretamente, llega, en una nueva alusión a la obra de Kentauro Miura, “Zodd The Inmortal” cargado de potencia, en el que quizás sea el tema más duro y heavy de la obra, recordándome mucho en cuanto a potencia, ritmo y construcción de riff a ACCEPT, con esa forma de ejecutarlos llevando la tónica y marcando los acordes de cuarta.

No para la potencia, a la par que la melodía, con otra pasada denominada “The Fith Angel” con otro trabajo rítmico de guitarras, bajo y batería bastante endurecido, llevando el peso preponderante del tema en amplio contraste a u “Crazy, Mad, Insane” donde las cajas de ritmo y sintetizadores nos llevan a la parte más desenfadada, discotequera y sin duda alguna, menos metalera del disco, aunque no exenta de buen gusto, si bien en este caso, no para todos los paladares. Su melodía principal tiene ese punto que me recuerda bastante al “Money, Money, Money” de ABBA pero no termina de ser igual del todo, denotando una posible influencia pero sin querer terminar de mostrarla.

“Hell For All Eternity” rompe con un estribillo sorprendente, que te levanta del asiento sin que te des cuenta, derrochando energía por doquier. Es un buen preámbulo para “Eternal Fire”, tema donde, sin tapujo alguno, muestran su gusto por los EUROPE de los años ochenta y ese sonido de teclados tan característico. “Go to Hell” en cambio es un tema muy sencillo, con un par de riffs principales bastante similares entre sí que engancha sin mayores pretensiones. “End of the World” por su lado, no para de recordarme, en su desarrollo instrumental a los SURVIVOR de “Burning Heart”, aunque posteriormente se endurezca hasta límites difíciles de predecir en un comienzo. Por último, “Ghost in the Rain” es una preciosa balada que combina elementos acústicos y sinfónicos con delicadeza donde Yannis nos deja una vez más sin habla por su gran capacidad de interpretación a todos los niveles.

Estamos pues ante un disco donde Anton Kabanen pone toda la carne en el asador. Un debut por todo lo alto con doce temas variados donde renace cual Ave Fénix de sus cenizas apostando por un estilo definido pero apostando a la vez por la evolución melódica que tan bien le sienta a la música compuesta por este magnífico guitarrista y creador de música.

Por si fuera poco, Kabanen nos vuelve a demostrar que, en cuanto a la búsqueda de increíbles cantantes, no ha habido dos sin tres y una vez más ha dado en la diana, presentando al mundo a uno de los vocalistas más alucinantes que hemos podido escuchar en los últimos años dentro de la escena europea.

Esperamos tenerles pronto en directo por nuestras tierras.

J. José JiménezJ_Jose_Jimenez@RafaBasa.comTwitter.com

Lista de Temas:

  1. Beast In Black
  2. Blind And Frozen
  3. Blood Of A Lion
  4. Born Again
  5. Zodd The Immortal
  6. The Fifth Angel
  7. Crazy, Mad, Insane
  8. Eternal Fire
  9. End Of The World
  10. Ghost In The Rain 

 

 

 

 

 

AGENCIA - AREA51METAL
Tienda de Ropa - TELON DE ACERO
KIVENTS
Jorge Salan - El Cielo es Lodo
GUADAÑA – Erytheia

 

 

 

 

 

RESURRECTION FEST
METAL PARADISE
KIVENTS
MAGO DE OZ - Bandera Negra
CELTIAN - Sendas de Leyenda
ROCK GUITAR EXPERIENCE – COLECCIÓN DE LIBROS
ROCK GUITAR EXPERIENCE

19 COMENTARIOS

  1. Particularmente mi opinión se acerca más a la de JJosé que a la de Alejandro, en tanto en cuanto, aún pareciendoles a ambos un gran disco, creo q a JJosé le ha enganchado más. Vaya por delante que siendo los gustos algo muy subjetivo, me parece el mejor álbum, con diferencia, de este 2017. El cantante (Wardrum) es una auténtica salvajada, algo similar a lo que sentir en su día con Daniel Heinman de Lost Horizon, una facilidad para la sutileza más bella hasta sonidos casi guturales, agudos imposibles, formidable.
    Sinceramente, me parece un sonido más continuista que parecido a Battle Beast, quiero decir, obviamente hay similitudes, alguna canción que podía estar perfectamente en algún álbum de éstos últimos, pero me parece más el sonido al que hubiera derivado Battle Beast que realmente algo ya se haya hecho. Los estribillos de todas las canción es son memorables, la homónima es una ostia en la cara para abrir el álbum que te tira para atrás, el single es la mejor canción de metal que se ha hecho en años, Eternal Fire es Europe ochentero metalizado, es decir, comercialidad (bien entendida), fuerza, maravillosa, Zodd es rabia por doquier. Debo confesar que el sonido synt siempre me había parecido pegadizo, y si lo unes con el metal, pues simplemente, para mi, se alcanza la perfección.

  2. Este disco me ha conseguido enganchar todo lo que no hizo el último de Battle Beast sin Kabanen. Aunque después de los dos singles, los mejores cortes del disco sin duda, se me queda un sabor agridulce: estos dos colosales temas me hacían presagiar una obra maestra, pero al final se ha quedado en un muy buen disco, que no es poco.

  3. No seguía a Battle Beast, pero los dos singles son un cañonazo… en cuanto pueda me hago con el disco. Como se indica en la crónica y en los comentarios Yannis es todo un descubrimiento y me ha parecido muy cierta la comparativa con Daniel Heiman, son de esos cantantes que desde la primera nota sientes que son diferentes y de un nivel verdaderamente increíble.

    • Yo no he leído que se parecieran musicalmente a Lost Horizon. Ni siquiera he leído la comparativa entre Yannis y Daniel, si no más a sensaciones a la hora de escuchar a un vocalista brutal.
      En todo caso, te agradecería que me indicaras grupos que hagan lo mismo, me apetecería mucho escucharlos. De los tropecientos, me conformo con un par de nombres. Gracias.

  4. Mirandolo con perspectiva ha sido una suerte que se fuese Kabanen de Battle Beast. Estas canciones con Noora no habrian molado tanto.
    El de Battle Beast, sin ser malo… es demasiado suave, 80’s pero tirando al rollo hardrockero, no tan metalero.
    Esto suena a Battle Beast pero con mas fuerza y mala ostia.

    Respecto al comentario de Savajose, yo también estoy deseando escuchar grupos que suenen igual. Que me siga alguno y así descubriré grandes bandazas.

  5. Hasta los huevos estoy de leer que el último de Battle Beast es un disco flojo. A mi la verdad que me encanta y que conste que sigo a Battle Beast desde sus comienzos pero es que “Bringer of pain” me parece un DISCAZO de principio a fin, super variado y con una calidad inmensa.
    Quien quiera encontrar temas de puro Heavy Metal los encontrará y quién quiera encontrar otros más hard rockeros o incluso el típico tema disco ochentero que acostumbraban a meter en discos anteriores también lo encontrará… El problema es que algunos confunden comercialidad con mala calidad y en este caso concreto está claro que no es así… La calidad no tiene por que estar reñida con la comercialidad y “Bringer of paim” es un claro ejemplo de ello…
    En mi opinión, todos los temas de último de Battle Beast son de una calidad inmensa, tanto los mas cañeros como los más comerciales. El disco está lleno de melodías maravillosas y estribillos memorables y además su cantante Norah Lohuimo creo que hace su mejor trabajo desde que entró en Battle Beast, está espectacular en todo el álbum!! Ah, y otra cosa, se nota también que el disco lo han compuesto entre varios miembros de ahí que el resultado sea tan variado y ameno…y es que salvo en contadas ocasiones, cuando en una banda es sólo un miembro el que compone al final eso se nota y los discos acaban sonando muy lineales y parecidos entre sí y el señor Kavanen creo que acabó fuera de la banda porque quería hacerlo todo el solito, vamos que el hombre es lo que se viene a considerar un egocéntrico de matrícula. Para mi Battle Beat pasaron el examen con nota muy alta y han sabido demostrar que el resto de miembros también son excelentes compositores, me alegro que Kavanen ya no este en la banda.
    Saludos para tod@s!!!

    • A ver… no puedes cambiar la opinion de la gente por mucho que te indigne.
      No es un mal disco, pero si la mayoria preferimos Beast in Black que el Bringer of Pain… y te indigna… no hay mucho que decir.
      A mi me precio flojo. Si, variado y no lineal pero hay canciones que me aburren a morir en ese disco. Otras stan bastante bien. Pero es lo que comentan casi todos. Le falta mala ostia. No es que sea malo, pero le he pegado mil escuchas y no me ha vuelto loco ninguna. Ni ha ido ganando con el tiempo. Con beast in black me enganché a la primera y todavia no he parado

      • La mayoría? que mayoría? algunos solo sabéis comparar a las dos bandas en vez de disfrutar de la que mas os guste. Y como habéis empezado con el tema jejeje apuntarme a favor de Battle Beast , prefiero todos sus discos a este de Beast in Black.
        El ultimo de Battle Beast es cojonudo, Canciones como Straight To The Heart, Bringer Of Pain son cañonazos de heavy metal, medio tiempos como king for a day o Familiar Hell impresionantes, mi favorita posiblemente Beyond The Burning Skies con un estribillo que ya quisieran muchas bandas componer y el resto es que no baja el listón. Tenemos también Dancing With The Beast que es la popera del disco pero que también lo hicieron con Kabanen en su anterior trabajo con Touch In The Night y son temazos que si los hubiera sacado beyonce serian numero 1 fijo ;).

    • Coincido bastante contigo Invictus, yo tambén prefiero el último de Battle Beast a este de Beast in Black. Y no solo por lo variado que era aquel sino pq el cantante de Beast in Black no me gusta nada. Se que estoy en minoría pero fue escuchar el primer single y me pareció insufrible, ni terminé el tema. Y que conste que me gustan los cantantes con voces agudas, pero con fuerza y que transmitan, y este caballero pelón para mi no transmite nada de nada y dudo que en directo mejore. Similar sensación a la que me produce el actual cantante de DragonForce por cierto.
      Pero vamos, a los que les guste pues a disfrutarlo.

    • A mí el de Battle Beast también me gusta muchísimo más, de largo… No confiaba mucho en ellos tras la marcha del guitarra, pero han sabido reponerse y para mi gusto evolucionar a un sonido que me gusta muchísimo más, sin perder del todo la esencia metalera como dicen. Para mí es el mejor disco de Battle Beast de largo, y normal que apuesten más por él en directo, ha sido un pelotazo y en el Leyendas del Rock del año pasado arrasaron literalmente.

      Este de Beast In Black, pues suena bien, pero no me gusta tanto ni los temas me parecen tan redondos como el de Battle Beast, es otro disco de heavy metal trilladísimo; lo que mola de Battle Beast es la increíble voz de Nora, marca la diferencia, y este muchacho canta muy bien (a veces incluso imitándola), pero personalmente me atrae menos. De todas formas, el público es soberano y ambos están teniendo bastante aceptación, así que a disfrutarlos…

  6. Yo creo q ciertas comparaciones son inevitables por razones obvias. No obstante, particularmente pienso que la grandeza de uno no empequeñece al otro. Yo antes de que saliera el de Beast in Black ya pensaba que el bringer de Battle Beast era flojo, cuestión de gustos, evidentemente. De hecho la comparación del bringer la realizo con los otros discos de la misma banda, donde pienso que sale malparado, después de un gran unholy y un insuperable homónimo ( con Noora de cantante, me refiero). Y todas esas canciones que mencionais no superan, bajo mi percepción, ni a las out of control, Black ninja, out in the streets, kingdom, lionheart o la propia touch in the Night.