Inicio Conciertos Crónica y fotos de TESTAMENT, ANNIHILATOR y DEATH ANGEL en Madrid

Crónica y fotos de TESTAMENT, ANNIHILATOR y DEATH ANGEL en Madrid

3
Madness Live!
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
CENTURY MEDIA
NIGHTFEAR - Apocalypse
BARON ROJO 21 Marzo - Barcelona
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020
METAL PARADISE 2020
Madness Live!
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
CENTURY MEDIA
NIGHTFEAR - Apocalypse
BARON ROJO 21 Marzo - Barcelona
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020
METAL PARADISE 2020
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020
METAL PARADISE 2020

 

 

TESTAMENT

+ ANNIHILATOR + DEATH ANGEL

Lunes 4 de Diciembre de 2017 – Sala La Riviera – Madrid

El pasado 4 de diciembre recalaba en nuestro país la gira thrash por excelencia del año. Tres clásicos del género como son TESTAMENT, ANNIHILATOR y DEATH ANGEL visitaban la península durante el periplo europeo que se encuentran realizando actualmente.

El cartel sin duda prometía, y a pesar del frío y del mal día ya que era un lunes, la sala presentaba una buena entrada desde el temprano inicio del evento.

Los primeros en salir eran DEATH ANGEL, quienes demostraron una vez más su gran estado de forma con una intensidad espectacular a lo largo de toda su actuación.

Desde el principio con “Father of Lies” se llevaron al público, el cual se entregó totalmente a los de San Francisco cuando arremetieron con una soberbia interpretación de “The Dream Calls for Blood”.

El cantante Mark Osegueda arengaba perfectamente a las masas y estuvo muy comunicativo con el público todo el concierto, aunque tengo que decir que en ocasiones se excedió un poco en sus charlas. “Claws in So Deep” continuó el ataque frontal que estaban ofreciendo DEATH ANGEL, que además gozaron de un sonido bastante aceptable.

“Thrown To The Wolves” desató de nuevo la furia entre la concurrencia y con “Mistress Of Pain” y la cañera “The Moth” se despidieron dejando una tremenda impresión entre los asistentes. Se echaron de menos algunos temas pero el tiempo era el tiempo, el cual fue muy bien aprovechado por una banda que, sin desmerecer para nada sus últimos discos, sin duda tiene en el directo su mejor baza.

Tras un breve descanso comenzaba a sonar “Crystal Ann” como introducción para el turno de los canadienses ANNIHILATOR.

“One To Kill” de su último “For The Demented” abría el recital con un buen recibimiento, ahora, nada comparable a la locura que se desató con el siguiente tema “King of the Kill”, una canción que se ha convertido en un clásico indiscutible dentro de los repertorios de la banda canadiense.

“No Way Out” bajó un poco el nivel, pero no supuso ningún problema porque “Set the World on Fire” y “W.T.Y.D.” volvieron a poner a la sala a los pies del líder Jeff Waters, acompañado en esta ocasión por una banda muy joven pero a la vez muy solvente.

Para la parte final se dejó el single de su nueva obra “Twisted Lobotomy”, un tema bastante apreciable, y los clásicos “Alison Hell” y “Phantasmagoria”, otorgándonos ANNIHILATOR al igual que DEATH ANGEL un concierto corto, pero muy, muy efectivo.

Ya solo quedaban los cabezas de cartel TESTAMENT. Los dos teloneros habían puesto el listón muy alto y aunque los californianos jugaban con ventaja gracias a un excelente juego de luces y a que tenían todo el escenario a su disposición, tengo que decir que su actuación tuvo bastantes altibajos y que a pesar de gustarme más como banda que sus predecesores, no ganaron a ANNIHILATOR y ni mucho menos a DEATH ANGEL, que para mí fueron los triunfadores de la noche.

Comenzaron con mucha fuerza con el tema que da título a su último trabajo “Brotherhood of the Snake”, y mantuvieron muy bien el ritmo en el inicio con la excelente “Rise Up”, “The Pale King” y sobre todo con “More Than Meets the Eye”, con la que el respetable despertó por completo coreando el tema toda la sala. Fue un comienzo prometedor, pero en seguida vimos que la actuación no iba a mantener ese nivel todo el rato.

La voz de Chuck Billy seguía muy escondida entre los instrumentos después de cuatro temas, y lo que al principio se podía pensar que era el típico acoplamiento del sonido que siempre hay en los comienzos de los conciertos, se confirmó como la tónica de todo el recital. Este detalle para mí afeó bastante el concierto de TESTAMENT ya que en ocasiones hacía difícil seguir los temas e incluso averiguar que canción estaban interpretando.

Como digo “Centuries of Suffering” y el solo de Alex Skolnick bajaron un poco el ritmo, aunque en esta ocasión se olvidó rápido cuando descargaron “Electric Crown” e “Into The Pit”.

Aunque no fue mi caso, “Low” fue muy bien recibida, pero a partir de aquí la actuación se vino muy abajo. “Stronghold” de su última obra y “Throne of Thorns” de su anterior “Dark Roots Of Earth” dieron paso a una etapa del concierto literalmente aburrida. No entiendo porque tocan “Eyes Of Wrath” de “The Gathering” cuando en ese disco hay himnos como “Do Not Resuscitate” o “True Believer”, la sucesión de solos de batería y bajo fue para mí soporífera, y para rematar la instrumental “Urotsukidôji” y una versión descafeinada y tremendamente lenta de “Souls of Black”.

Para el final enderezaron el rumbo con “Practice What You Preach” y “Over The Wall” que cerró la actuación, pero con el montaje tan cuidado que llevaban, sobre todo a nivel de luces, creo que pudo haber sido mucho más de lo que fue. También creo que el cantante Chuck Billy no pasa por su mejor momento a nivel vocal, una voz escondida y para nada protagonista, y tanto solo e incluso un tema instrumental me hacen sospechar que el vocalista no puede dar de sí todo lo que cabría de esperar. No fue un mal concierto de TESTAMENT, pero tampoco fue nada apabullante.

A pesar de todo pasamos una gran velada de Thrash Metal con una sala casi llena, un público entregado y tres grupos clásicos del género. Que pena que no fuera sábado para haber seguido con la fiesta.

Texto: Antonio Cerezuela

Fotos: Javier Bragado (Cortesia de Metal Hammer España)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

3 COMENTARIOS

  1. Coincido con el comentario sobre la voz de Chuck, no es que pase por su mejor momento, es que esta fatal.
    El concierto empezo tremendo, buen sonido y grandes canciones. Pero tanto solo y la colocacion de la instrumental despues de un solo, lo mataron.
    Dos solos de guitarra, bajo y bateria, amen de una instrumental, es un tercio del concierto o casi. Y estoy casi seguro que es debido al vocalista. Sabor agridulce me quedo.
    Death Angel estuvieron de 9, brutales y con un gran setlist. Me dejaron totalmente satisfecho, no los habia visto nunca y me encantaron.
    Lo principal que se puede decir del concierto de Annihilator, es que se hizo cortisimo. El par de temas que tocaron del ultimo sonaron de maravilla, no bajaban el liston respecto a sus grandes clasicos. Yo personalmente fui por ellos y no me defraudaron, la verdad es que estos tios rara vez defraudan.
    Decir que a nivel de sonido me parecio un concierto bueno y estuve en los dos lados.

  2. No se yo, pero Testament llevan años con un sonido PÉSIMO en directo. Les he visto varias veces en los últimos 10 años y suenan demasiado altos, la voz de chuck no se escucha, cuesta adivinar que tema estan tocando… la pelota de sonido que crean es de traca. Que se lo hagan mirar de una vez, que ya va siendo hora.