Inicio Lanzamientos A-Z Crítica del CD de SONS OF APOLLO – Psychotic Symphony

Crítica del CD de SONS OF APOLLO – Psychotic Symphony

3
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil

 

SONS OF APOLLO – Psychotic Symphony

 Discográfica: InsideOut Music

Puntuación Popular

(3 votos) 9/10

 SONS OF APOLLO - Psychotic SymphonyAl fin tenemos en nuestras manos el esperado disco debut de la nueva súper banda de moda. SONS OF APOLLO está formado nada más y nada menos que por Mike Portnoy y Derek Sherinian (ambos ex- DREAM THEATER), Ron Bumblefoot Thal (ex- GUNS’NROSES), Billy Sheehan (MR. BIG y THE WINERY DOGS, entre otros) y Jeff Scott Soto (SOTO, ex- YNGWIE MALMSTEEN, ex- JOURNEY, etc.) a las tareas vocales.

Su unión ha dado por fruto un más que notable disco donde la variedad de canciones está presente, aunque todas ellas llevadas por el hilo conductor del rock progresivo y a la vez melódico. Es como si a los DREAM THEATER del “Falling Into Infinity”, con ese deje tan a lo RUSH y DEEP PURPLE les añadiésemos unas pinceladas del hard rock de VAN HALEN, más el cálido timbre de Soto. Para terminar de darle forma, sabiamente han escogido como nombre para su banda el del dios griego mecenas de la música y las artes en general.

Lógicamente, con cinco personalidades y talentos tan marcados y reconocibles dentro de la historia del rock reciente, cada uno de los músicos aporta su sonido, estilo y granito de arena en la composición. Aunque es de recibo reconocer que, por encima de todos, éste es un disco de Portnoy y Sherinian, quienes dejan su impronta a lo largo de todo el recorrido. El resto de sus compañeros impregnan con su identidad los pasos que previamente han marcado ellos dos y es que por la definición hecha en el segundo párrafo del presente artículo, ya dejo claro qué podemos encontrarnos estilísticamente dentro de “Psychotic Symphony”, eso sí, incluyendo en el sabroso cóctel sus principales influencias de bandas clásicas como pintoresco aderezo.

El disco inicia con su tema más largo, el pomposo “God of the Sun” que inicia místico, con sus sonoridades hindúes a las que pronto se unirán los distorsionados teclados de Sherinian recordando en cierta medida a la introducción de aquella canción de DREAM THEATER “Lines in the Sand”. El riff principal sigue en líneas orientales, jugando con la armónica menor, yendo de menos a más en cuanto a cadencia, con una base rítmica de Sheehan y Portnoy pesada, a la que pronto se le unirán las líneas vocales de Soto, evocadoras y mágicas, añadiendo un sobresaliente estribillo. Me encanta ya de primeras el sonido que han sacado para la producción del álbum, sonando actual pero clásico a la vez, con una alucinante batería, luciendo armónicos y recordando a las bandas de rock de toda la vida, sin excesivo uso de instrumentos añadidos que les haga usar samplers en directo. La parte intermedia es una pasada, con los teclados y voz en primera línea, unas bellas guitarras acústicas, sonidos de violines, yendo encrescendo hasta que Derek rompe en un sentido solo antes de desatar toda la gama técnica de progresiva virtuosidad.

Con “Coming Home” nos adentramos en parámetros más estándar, siendo un tema de rock pegadizo, con grandes coros y sencillo estribillo que le pega a la perfección. “Signs of the Time” se hace con un interesante juego rítmico en sus estrofas donde Portnoy usa sus timbales para añadir color y un puente-coro que me recuerda y mucho a los TALISMAN de Jeff Scott Soto. La parte central rompe lo previamente establecido, siendo el entorno ideal para el lucimiento personal de cada uno de los músicos (en especial, me encanta el solo de Bumblefoot, cargado de feeling y técnica).

“Labyrinth” nos engancha ya desde su inicio, sinfónico, cargado de teclados con una base posterior cargada de riffs entrecortados y un puente dominado por sencillos arpegios de guitarra que no paro de tararear desde que lo descubrí. “Alive” por su parte es lo más accesible del álbum, súper melódico y enganchando a la primera gracias a las magníficas melodías vocales de un increíble Soto que es capaz de ir desde el registro más dulce al más desgarrador. Pero no nos dejemos llevar por su halo, pues pronto tendremos “Lost in Oblibion” dando rienda suelta a su vena más progresiva en un mini pandemónium idóneo para los que disfrutamos de escuchar tocar a semejantes fenómenos instrumentistas. Es además lo más duro del disco, no exenta de cierta oscuridad maléfica en su desarrollo.

Nos vamos acercando a la recta final, precedida de la introducción “Figaro’s Whore”, que es una pequeña introducción donde en poco más de un minuto Sherinian rinde tributo al “Spanish Fly” de VAN HALEN, para poco después, hacer lo propio con el gran Jon Lord -D.E.P.- y mostrar sus mejores bazas con el hammond  y llevarnos a un gran “Divine Addiction” que es toda una oda a los mejores DEEP PURPLE pero llevado a su vez al terreno de SONS OF APOLLO, impreganada por las cinco personalidades de estos cinco increíbles músicos. “Opus Maximus”, por su parte, es un instrumental en el que en casi once minutos podemos deleitarnos con el virtuosismo y capacidad técnica de Mike, Derek, Ron y Billy en estado puro; un tema repleto de cambios, solos entrecruzados, variaciones rítmicas y tonales… ¡Una pasada!

En definitiva, estamos ante un más que prometedor debut de una banda que está destinada, si sus agendas y egos lo permiten, a ser muy grande dentro de la historia venidera del rock. Aunque suene a tópico, “Psychotic Symphony” da lo que promete. Y eso no es otra cosa que cincuenta y ocho minutos de excelente rock progresivo, deudor de las grandes bandas de los setenta, con un sonido actual pero que a la vez respeta los patrones clásicos, huyendo de la sobreproducción y apto para ser totalmente interpretado en los directos de la venidera gira, la cual esperemos pase por España. La velada, podría ser algo muy grande.

J. José JiménezJ_Jose_Jimenez@RafaBasa.comTwitter.com

Lista de Temas:

  1. God of the Sun
  2. Coming Home
  3. Signs of the Time
  4. Labyrinth
  5. Alive
  6. Lost in Oblivion
  7. Figaro’s Whore
  8. Divine Addiction
  9. Opus Maximus

 

 

 

 

3 COMENTARIOS

  1. Pues a mi no me ha enganchado, por lo menos a la primera, pues claro que hay calidad (solo faltaría con esos músicos) pero me parece mucho menos interesante que otros proyectos en los que están involucrados alguno de ellos, como The Winery Dogs o Black Country Communion, y a Jeff Scott Soto le veo más fino en cosas más melódicas/AOR.
    Creo que Sons Of Apollo no va a tener demasiado recorrido, máxime cuando esas otras bandas de las que forman parte y que he mencionado están teniendo tan buena aceptación.

  2. A veces, cuando se reúnen músicos de tal calibre se generan grandes espectativas y se espera un discazo a la altura. En mi opinión no le faltan ni tecnicismos, ni florituras, ni rifs malabaristas a la altura de estos supermusicos, y hasta algunas melodías fáciles de escuchar, sin embargo, para mi gusto, (que me gusta el rock progresivo) le falta “gancho” no se, lo veo muy Hard y se me hace espeso a la vez. Últimamente este tipo de discos que los tienes que escuchar 10 veces para que parezca que te empieza a gustar o que lo empiezas a entender…. me quedo con reuniones como las de The Ferrymen que te gustan la primera vez y las 100 veces siguientes que lo escuchas.