Inicio Conciertos Crónica y fotos de ASTRAL DOORS + LEYENDA en Madrid

Crónica y fotos de ASTRAL DOORS + LEYENDA en Madrid

8
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil

 

ASTRAL DOORS

+ LEYENDA

Domingo 8 de Octubre de 2017 – Sala Silikona – Madrid

ASTRAL DOORS siempre ha sido una de las bandas que he tenido pendiente de ver. Fruto de una búsqueda hace ya más años de los que puedo recordar, el grupo me conquistó con su álbum New Revelation y, como no podía ser de otra forma, acudí veloz a escuchar toda la discografía. Llegaron para quedarse, y con la escucha de álbumes como Astralism me dejaron claro que debían permanecer en mi reproductor de música de forma fija.

La llegada de los suecos a Madrid se hacía presente el pasado domingo, tras tres años de ausencia por nuestras tierras. No es una banda que coseche muchos fans en nuestro país, pero aun con todo, había cierta expectación por ver cómo se desenvolvía la banda tras la salida de su último redondo Black Eyed Children. La cita era en la Sala Silikona del madrileño barrio de Moratalaz, pero antes contaríamos con una banda invitada, los madrileños LEYENDA.

Con veinte años de carrera en su haber, la banda liderada por Antonio Montemayor se presentaba en Madrid con la esperanza de calar en aquellos que nunca habían escuchado su apuesta musical. Éramos muchos de este último grupo, pero en la sala la banda tenía algún que otro fan incondicional coreando las canciones de trabajos como Ciudad del Caos o Bienvenido al Paraíso.

La energía y las ganas de cumplir en casa eran palpables en la actuación de unos LEYENDA que tuvieron más de un aspecto negativo en el sonido. Podemos empezar hablando de la casi inaudible voz de Antonio durante toda la actuación; aunque fuera in crescendo a lo largo de los doce temas que sonaron en la sala, se antojaba muy por debajo de lo que debería haber sido. Peor aún fue el caso de su corista, que apenas se intuyó durante el concierto. Fue, sin lugar a duda, el peor aspecto que se le puede sacar a un concierto lleno de potencia y de entrega.

En canciones como Besos de Serpiente o la sublime Desierto de Hielo podemos observar una de esas bandas que te preguntas como no tienen más reconocimiento. Poseen una marca de identidad—que ya de por sí es complicado en los tiempos que corren—y tienen una grandísima banda, haciendo mención especial a Diego Borealis que dejó a más de una persona boquiabierta con su forma de tocar la guitarra.

Lo de ASTRAL DOORS fue lo esperado, pero con algunos apuntes que merecen la pena recalcar. La banda sueca subía al escenario entre vítores de sus seguidores y dejando a Nils Patrik Johansson el protagonismo absoluto del show. Fue él mismo quien saludó a la poca afluencia de personas que ocupaba la Sala Silikona para luego arrancar por todo lo alto con el estupendo ‘Evil Is Forever’ del disco con el mismo nombre.

Desde un primer momento presenciamos sobre el escenario una labor musical que tampoco tiene una marca identificativa propia, pero con la cual tampoco importa que la posean. Su esencia reside en hacer canciones que tengan pegada, con la potencia característica del Power Metal y, ahí sí, con una de las mejores voces que pueda tener el estilo actualmente. Por alguna razón siempre que se habla de grandes voces en el mundo del Power, nunca sale a relucir la de Nils Patrik Johansson y eso, sin lugar a duda, es una auténtica injusticia. Si bien también tuvo algún problema que otro con la voz, la manera de entonar las canciones y las ganas con las que canta, deberían llevar a Nils a un reconocimiento más grande que el que posee actualmente.

Tras la deliciosa ‘Evil Is Forever’ llegaba el momento de abordar el nuevo trabajo con el carismático ‘We Cry Out’, sencillopor antonomasia de su último disco. Para la segunda canción existía ya una de las muchas conclusiones de la noche: había poco público, pero los pocos que éramos, estábamos entregados a la banda. ‘Walls’ continúo con los temas de Black Eyed Children para después toparnos con ‘Child of Rock N’ Roll’ que siempre funciona a las mil maravillas en un directo de la banda.

Con un Nils animando constantemente al público madrileño a corear o dar palmas, íbamos a rememorar uno de los mejores discos de los suecos, el imperdible Notes From The Shadows. ‘The Last Tempation of Christ’ sonó incluso mejor que en el trabajo aparecido en 2014, aunque con algún que otro traspiés a nivel de calidad de sonido, que ya empezaba a hacer sus primeras apariciones como invitado no deseado para la ocasión.

‘Of the Son and the Father’ continúo el concierto, pero fue con ‘Bride of Christ’ con la que comprobaríamos varias virtudes que poseen los de Börlange. La primera ya la comenté anteriormente en raíz a la voz de Nils, pero una que a menudo se nos olvida a los seguidores de la banda es la labor de Joachim Nordlund a la guitarra solista. Sublime en todo momento, el guitarrista no erró ni una sola nota en su actuación y se convertiría posteriormente en símbolo de aplausos y felicitaciones por parte de algún miembro del público.

A nivel personal guardo Astralism como el mejor disco hasta el momento de la banda. Podrían tocar las trece canciones que posee el álbum y más de uno quedaríamos más que satisfechos. Y no sería para menos. ‘London Caves’ es uno de los puntos álgidos del álbum aparecido en 2006, y así nos lo hizo saber Nils. A juzgar por el ambiente y el éxtasis que provocó en la sala la canción, parece ser que nadie estaba equivocado sobre la importancia de este tema en la discografía de unos Astral Doors que se estaban entregando en cuerpo, alma y voz a la causa.

La fiesta siguió con ‘Power and Glory’ y ‘Die on Stage’ para volver de nuevo al Astralism con otro auténtico himno como es ‘Black Rain’. Nada comparado lo que se vivieron las anteriores canciones si tenemos en cuenta el ambiente y la entrega que levantó una de sus canciones estrellas como es ‘New Revelation’, exponente de uno de los discos más recordados de la banda. Tenía especiales ganas de ver cómo se desenvolvía Nils en esta canción y solo cabe afirmar que hay que quitarse el sombrero tras los agudos tan complicados que posee dicho himno.

Por desgracia, y aunque el público no lo sospechara debido a la poca duración que tenía el concierto hasta ese momento, tocaban los dos últimos cañonazos de la noche. ¡Y menudos cañonazos, claro! ‘Time to Rock’ puso a botar a la sala y a corear sin pausa, con mucha emoción, el estribillo del tema. La guinda al pastel la puso, como no podía ser de otra forma, ‘Cloudbreaker’. Tras este suceso, la foto de rigor del grupo y el fin del concierto.

Hubo más de una persona a la que le sentó bastante mal la corta duración del evento, incluso con palabras de falta de respeto para los artistas. Si lo vemos desde un plano profesional, fue un concierto muy bueno en entrega, con un setlist en el que faltaron muy pocas cosas y en el que, en definitiva, se vivió una noche llena de magia y buen hacer tanto por parte de ASTRAL DOORS, como por parte de LEYENDA.

Si hay una frase que puede definir perfectamente lo vivido en la Sala Silikona el pasado domingo es aquella que relata lo de “breve, pero intenso”.

Setlist LEYENDA:

  1. Horizontes
  2. Tierra Prometida
  3. Más allá del fin
  4. La Isla del Castigo
  5. Besos de Serpiente
  6. Alma Errante
  7. Un Nuevo Mundo
  8. Esmeralda
  9. Desierto de Hielo
  10. Bienvenido al Paraíso
  11. Cuando Toque Luchar
  12. Ciudad del Caos

Setlist ASTRAL DOORS:

  1. Evil Is Forever
  2. We Cry Out
  3. Walls
  4. Child of Rock N’ Roll
  5. Last Tempation of Christ
  6. Of the Son and the Father
  7. Bride of Christ
  8. London Caves
  9. Power and the Glory
  10. Die on Stage
  11. Black Rain
  12. New Revelation
  13. Time to Rock
  14. Cloudbreaker

Texto: Juanma García

Fotos: Álvaro Carlier (Bienvenido!!!)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

8 COMENTARIOS

  1. Lamentable ver como va muriendo poco a poco el heavy, unas 70 personas contando a las bandas, de verdad que no puedo entender como este grupo, no es valorado en este país, la otra vez en la We rock mas de lo mismo fuimos 40…
    18e la entrada, un domingo, la sala con precios correctos 6e mini de cerveza, de verdad que no lo entiendo.
    El concierto, Leyenda no lo conocía, la verdad es que el tema del sonido fue bastante regulero, la voz de la chica yo no la escuche en ningún momento, pero entretenido la verdad.
    Lo de Astral Doors, pues si que fue breve, pero como suenan,la verdad de lo mejorcito que se puede escuchar actualmente. Entiendo que no tocaran mas, hicieron lo justo pero para el ambiente que había, suficiente.

  2. Una pena que hubiese poca gente,yo no me había enterado aun así si quieres que vaya mucha gente, el Domingo no es el mejor día y hacerlo en la sala Silikona tampoco creo que sea la mejor opción,porque está bastante apartada. Aparte en Octubre,Noviembre y Diciembre hay bastantes conciertos y no hay pasta para todos. Otra razón es que puede que Astral Doors no hayan calado en Madrid aunque sean muy buenos, quizá convendría que viniesen de teloneros de un grupo con más tirón para que la gente les conozca, seguro que ganaban bastantes fans