Inicio Conciertos Crónica y fotos de SATYRICON + SUICIDAL ANGELS + FIGHT THE FIGHT...

Crónica y fotos de SATYRICON + SUICIDAL ANGELS + FIGHT THE FIGHT Madrid

0

 

SATYRICON

+ SUICIDAL ANGELS + FIGHT THE FIGHT

Miércoles 4 de Octubre de 2017 – Sala But – Madrid

Volvían a Madrid los noruegos SATYRICON para presentar su nuevo trabajo, Deep Calleth Upon Deep y las ganas eran inmensas. Antes de aterrizar en Barcelona, el grupo de black metal llegaba a la Sala But a hacer un concierto como solo ellos saben: potencia, virtuosismo y canciones de un alto nivel.

Más de una persona en la sala —entre los que me incluyo— nos estrenábamos en los conciertos del grupo con un disco que, aunque personalmente me gustara, ha levantado todo tipo de críticas tanto positivas como negativas. Había un rumor de palabras en las redes sociales donde se comentaba que las nuevas canciones sonaban mucho más potentes en directo que en el disco, y eso es algo que íbamos a comprobar en apenas unas horas.

Para abrir la noche, FIGHT THE FIGHT hacían acto de presencia ante una sala que aún no había alcanzado ni la mitad del aforo que presenciaría con el final de SUICIDAL ANGELS y con, por supuesto, SATYRICON. La banda salía a por todo, a conquistar a un público que no terminaba de casar con su apuesta de Metalcore, pero que, aunque al principio la gente fuera algo reacia a su estilo, acabó dejando convencida a buena parte del público.

El ritmo incansable de una banda que ocupó una media hora en el escenario, calentaba el ambiente para el próximo concierto, y pocas personas serían las que estaban convencidas de lo que iban a ofrecer los griegos SUICIDAL ANGELS.

Con su thrash metal particular, la banda liderada por Nick Melissourgos dejaba clara sus intenciones y con ‘Capital of War’ la bomba explotó, dando paso a un espectacular concierto.

La banda pasó por el escenario durante un breve lapso de seis canciones donde pudimos disfrutar del sonido agresivo que ofrece la banda, de un setlist más que correcto y con un Gus Drax que dejó encandilando a más de un asistente por su manera de tocar la guitarra. El virtuosismo que defiende hace valedoras las palabras de varios asistentes que, tras el concierto, comentaban sin mesura el estupendo trabajo del de Larissa.

Varios circle pit y algún que otro mosh —de pocas personas, eso sí— provocados por Nick al ritmo de canciones como ‘Moshing Crew’, dejaron claras las intenciones de un grupo que muchos nos quedamos con ganas de ver tocar unas cuantas canciones más. Pero el tiempo apremiaba y era el turno de preparar todo a la perfección para que SATYRICON dejaran en sus seguidores un buen sabor de boca.

La impaciencia se apoderaba del público tras un parón bastante extenso mientras la preciosa batería de Frost se presentaba en el escenario, el sintetizador hacía lo propio y se ponía todo a prueba. Si esta espera fue larga, no cabe duda de que, una vez comenzado el concierto, mereció la pena por la calidad con la que se escuchaban todos los instrumentos.

Arrancando con una de las mejores canciones de su último álbum, ‘Midnight Serpent’, la banda desataba la locura y las ganas en un público de diversas edades. Desde el primer momento se notó a la banda como se la esperaba; un Satyr a la voz que se sigue desenvolviendo de lujo en el escenario —haciendo su labor de frontman con el tridente característico de la banda como micrófono— y un Frost que no se puede decir nada de lo que no se haya dicho ya. A lo largo de todo el concierto pudimos disfrutar de una auténtica lección de tecnicismo en la batería, de carisma y de perfección por los cuatro costados. Es increíble ver tocar en directo al noruego.

‘Our World, It Rumbles Tonight’ se enlazaba con una muy bien ejecutada ‘Black Crow on a Tombstone’ que fue una de las dos interpretaciones de las que gozó el álbum ‘The Age of Nero’. Al terminar esta y con el público ya metido en el bolsillo, la característica introducción de ‘Deep Calleth Upon Deep’ daba paso a las afirmaciones que antes comentaba. Me sonó mucho más potente y sólida en directo que en el propio disco, con un estribillo que la gente demostró saberse al dedillo. Uno de los momentos más álgidos de la noche.

Tras esta canción empezaba a encontrarse uno de los pocos fallos que paso a comentar de esta velada, y es que, los intermezzos realizados entre algunas canciones eran un poco largos y no aportaban absolutamente nada al show. Fue justamente después de ‘Deep Calleth Upon Deep’ cuando el intermezzo se prorrogó mínimo minuto y medio de duración, algo que destruye completamente la entrega del público. Pero tal vez solo sean zozobras del que escribe estas palabras.

 ‘Walker Upon the Wind’ era el segundo tema del malogrado álbum ‘Satyricon’ y, en mi humilde opinión, no quedó como una buena elección y a juzgar por la respuesta del público, me hace pensar que no soy el único que lo pensó. El primer viaje al álbum ‘Volcano’ lo hicimos con ‘Repined Bastard Nation’ pero, sin lugar a duda, la siguiente canción hizo las delicias de muchos asistentes y es que ‘Commando’ fue bienvenida por el respetable.

Los temas clásicos tendrían que estar al aparecer y, a mitad del concierto, empezaba a sonar uno de los himnos que posee la banda de Oslo. ‘Now, Diabolical’ hizo que la sala entera celebrara la llegada de un estribillo que, con total seguridad, se sabía casi todo el mundo. A estas alturas, y pese a ejecutar hasta el momento un setlist un poco flojo y sin ninguna referencia —que tampoco aparecería en el futuro, por desgracia— a sus dos primeros trabajos, la banda estaba sonando muy bien y ejecutando las canciones en cotas superiores al sonido que podemos escuchar en un álbum cualquiera.

‘To Your Breathen in the Dark’ y ‘Burial Rite’ pondrían el punto final a la representación de las canciones del nuevo álbum. Eché muchísimo de menos canciones que apostaba que aparecerían en directo como ‘Blood Cracks Open the Ground’ o ‘The Ghost of Rome’, pero está claro que hay que priorizar y, ante todo, el artista es el primero que se tiene que sentir a gusto con lo que toca. Tal vez la ocasión de escuchar estos temas sea en otra actuación, nunca se sabe.

Es entonces cuando tocaba llegar al que muchos consideran el mejor álbum de SATYRICON con mucha diferencia. La mejor manera de rememorar el grandioso Nemesis Divina era ejecutar ‘Transcendental Requiem Of Slaves’ y la siempre motivadora de éxtasis ‘Mother North’. Con el público entregado al máximo, SATYRICON se retiraban durante unos instantes para volver al poco tiempo y ejecutar tres canciones más.

‘The Pentagram Burns’ y ‘Fuel For Hatred’ fueron las elegidas para que todos los músicos se reunieran en el escenario ante el aplauso y los vítores de un público entregado a la causa y que agradeció la labor de una banda que cumple siempre que se sube a la tarima. Pero el público de Madrid quería más y una Sala But a rebosar lo dejaba claro con sus suplicas sobre una canción que no puede faltar nunca a la cita: ‘K.I.N.G.’.

Con Satyr agradeciendo al público la entrega y el apoyo del público madrileño, y su reiteración sobre que SATYRICON tocarían las veces que hiciera falta en Madrid, el público estalló saltando, haciendo pogos y, en definitiva, disfrutando del último suspiro de la noche. Con un concierto que brilló en sonido, entrega y calidad, los asistentes se iban con una sonrisa de oreja a oreja dejando claro que la banda goza de un estado musical envidiable y, francamente, ojalá sea así durante todo el tiempo que se planteen seguir sobre los escenarios.

SetList:

  1. Midnight Serpent
  2. Our World, It Rumbles Tonight
  3. Black Crow on a Tombstone
  4. Deep Calleth Upon Deep
  5. Walker Upon the Wind
  6. Repined Bastard Nation
  7. Commando
  8. Now, Diabolical
  9. To Your Breathen in the Dark
  10. Burial Rite
  11. Transcendental Requiem of Slaves
  12. Mother North
  13. The Pentagram Burns
  14. Fuel For Hatred
  15. K.I.N.G.

Texto: Juanma García

Fotos: Alvaro Ochoa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.