Inicio Conciertos Crónica y fotos de MÄGO DE OZ en Majadahonda, Madrid

Crónica y fotos de MÄGO DE OZ en Majadahonda, Madrid

0
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
AYRA - Silent Veil
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

 

 

MÄGO DE OZ

Jueves 14 de Septiembre de 2017 – Majadahonda – Madrid

El mayor reclamo para muchos de las fiestas de Majadahonda era la llegada de MÄGO DE OZ a la ciudad, una banda que siempre atrae a una buena masa de público (a pesar de no ser entrada gratuita) y no únicamente un público que estemos habituados a ver por las salas, sino un ambiente mucho más ecléctico en cuanto a estilos y géneros por así decirlo.

Es probablemente el grupo de rock/metal nacional que mejor funciona en directo en las fiestas, ejemplo de ello fue el concierto de esta noche.

Inauguraban un fin de semana cargado de conciertos de todos los estilos, donde también el rock/metal tendría lugar un año más. Varios fans aguardaban incluso horas antes de la apertura de puertas para poder ver lo más cerca posible a unos MÄGO DE OZ que cumplieron con puntualidad absoluta su agenda, y es que poco antes de las diez de la noche se apagaban las luces y el respetable rugía a sabiendas de que comenzaba el espectáculo.

El combo madrileño formado por Zeta a la voz, Patricia Tapia a la segunda voz y coros, Carlitos y Frank a las guitarras, Fernando Mainer al bajo, Javi Diez al teclado, Josema a los instrumentos de viento, Moha al violín y Txus a la batería, arrancaba con su particular intro dando paso a “Pensatorium” o “Abracadabra”, dos buenas piezas para arrancar con energía su presentación.

El público iba creciendo y entrando en calor con “Satania”, con un sonido no demasiado bueno en su inicio, pero que fue a mejor como la noche en sí, así como con “La Danza de Fuego”, y es que no hay que olvidarse de lo que supuso “Finisterra” para esta banda, uno de los mejores trabajos a nivel nacional sin lugar a dudas y es algo que también se aprecia en el volumen del público. Una canción tan ‘happy’ y pegadiza como “Hoy toca ser feliz” no podía faltar, como la ‘folkie’ y muy bailable “Hasta que el cuerpo aguante”, ambas ponían el toque festivo a funcionar de lo lindo, con un público que ocupaba toda la primera mitad de la carpa y que se hacía notar con mucha fuerza.

Llegamos prácticamente a la mitad del show con la preciosa “Desde mi cielo”, bajando las revoluciones pero no la intensidad con Zeta ejerciendo a gran nivel vocal, muy bien secundado por la voz del respetable. La circense y animada “Cadaveria” nos devolvía a su actualidad musical con acierto, mientras “Vuela alto” a pesar de ser también de sus últimas composiciones tiene el sonido de MÄGO de siempre, haciéndonos saltar y disfrutar en un estribillo muy suyo. Un acertado medio tiempo celta como “Duerme” nos trae en primer plano a Patricia Tapia, acariciándonos con esa bonita melodía, la que precede a la versión de Janis Joplin de “Mercedes Benz” que da protagonismo a Patri de nuevo demostrando su talento vocal en solitario, en esta ocasión mucho más enérgica y poderosa, contrastando con la dulzura y sensibilidad inicial de la anterior. La fiesta absoluta se desataba con “La posada de los muertos”, probablemente uno de los últimos grandes himnos del grupo madrileño, con el público coreando y acompañando con palmas y saltando al ritmo de ese poderosísimo estribillo que no deja indiferente a nadie.

El final lo marcaba “El que quiera entender que entienda”, una de las canciones más completas en cuanto a cambios de ritmo, melodías, y distintas etapas que atraviesa, otro buen regalo para los fans de siempre de MÄGO. Así se despedían momentáneamente de las tablas ante la aclamación de un público disfrutando de lo lindo de un gran y poderoso show para lo que estamos habituados a ver en estas fiestas.

Los bises llegarían con “La Costa del Silencio”, otro tema muy folk y entretenido, todo un clásico que la gente coreó y celebró de lo lindo, enlazando con “Molinos de viento”, la canción que supuso el ‘boom’ de MÄGO en su día, y cómo no cantada y saltada por todos los presentes en la carpa majariega, sin duda junto a la siguiente en llegar, una tal “Fiesta pagana”, fueron las mejor acogidas y desplegaron la mayor juerga vivida en la pista de estas fiestas. Una carpa con una grandísima entrada despedía así a una leyenda como MÄGO DE OZ, en el que abuelos, padres, hijos y nietos (aunque en esta ocasión hubo mayoría de jóvenes y adolescentes) disfrutaron de lo lindo de una gran fiesta en la que los 10 euros de entrada quedaron más que justificados, y es que fueron los MÄGO DE OZ de las grandes noches: entregados, comunicativos, alegres y transmitiendo un buen rollo tremendo.

Es imposible no salir con una sonrisa en la cara tras un concierto como este.

Agradecer tanto al ayuntamiento como al management de la banda y al propio grupo el trato excelente que recibimos en todo momento, un placer ser parte de otra noche mágica de MÄGO DE OZ en Majadahonda. Otra vez volvió a quedar latente que el rock y el heavy metal siguen teniendo mucho poder incluso en una ciudad de ‘pijos’ como la catalogan muchos.

Texto y fotos: Óscar Gil Escobar

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.