Inicio Conciertos Crónica y Fotos de ROCK FEST BARCELONA – Viernes 30 de junio:...

Crónica y Fotos de ROCK FEST BARCELONA – Viernes 30 de junio: AVANTASIA, RUNNING WILD, ABBATH, PRETTY MAIDS, PARADISE LOST, QUEENSRYCHE, ENSIFERUM, etc

20
ROCK N ROCK
RRS PROMO - STRAVAGANZZA
RRS PROMO - DUNEDAIN
Madness Live!
ROCK N ROCK
RRS PROMO - STRAVAGANZZA
RRS PROMO - DUNEDAIN
Madness Live!
CELTIAN - Madrid

 

Viernes 30 de Junio, Sábado 1 y Domingo 2 de Julio  –  Parc de Can Zam – Santa Coloma de Gramenet – Barcelona

Viernes 30: ASTRAY VALLEY + DECAPITATED + PRETTY MAIDS + PARADISE LOST
+ QUEENSRYCHE + ENSIFERUM + METAL CHURCH + ANGELUS APATRIDA
+ ECLIPSE + S.A. + ABBATH + REINCIDENTES + KROKUS
+ RUNNING WILD + AVANTASIA + SAUROM

 

ASTRAY VALLEY

Comenzábamos la primera jornada arrancando -algo tarde tras el retraso en la apertura de puertas- con la primera banda, los locales ASTRAY VALLEY, oriundos de Santa Coloma.

El cuarteto venía presentando su death metal de corte actual, con la potente vocalista Clau Violette al frente. Estilo materializado dentro de su reciente trabajo “Singularity”.

No son canciones pegadizas y, ante la escasez de público y calor, se hacía complicado meterse en su idiosincrasia, aunque los catalanes bien que lo compensaron a base de tesón, sonrisas e infinitas dosis de ilusión, sacado toda la energía de sí para hacernos arrancar el festival de la mejor manera posible.

¡Toda una apuesta a futuro!

Texto: J. José Jiménez

Fotos: Carlos Oliver

 


 

DECAPITATED

Los encargados de abrir las actuaciones en el Rock Tent Stage fueron los polacos DECAPITATED. Con más de dos décadas a sus espaldas la formación capitaneada por el guitarrista Waclaw “Vogg” Kieltyka nos ofreció una descarga compacta y sin fisuras, en la que dieron buena cuenta de la brutalidad y la técnica que siempre les han caracterizado.

Sobreponiéndose al calor y con ganas de hacer mover al personal que poco a poco fue dando colorido a la carpa, los de Krosno basaron su repertorio en las composiciones de su última obra “Blood Mantra”, mostrándose expeditivos a la hora de atacar temas como “The Blasphemous Psalm To The Dummy God Creation”, “Nest” o “Instinct”, que se convirtieron en la excusa perfecta para que se formaran los primeros circle pits de la jornada.

Tampoco faltaría algún guiño a sus anteriores entregas con cortes como el clásico “Day 69”, la abrasiva “Post(¿) Organic” y “Spheres Of Madness”, que nos dejaba a Rafal “Rasta” Piotrowski animando al personal a que se sumara a la fiesta mientras no dejaba de agitar  sus larguísimos tirabuzones.

Con su nueva obra “Anticult” a las puertas, los polacos demostraro a su paso por el Rock Fest Barcelona el porque son una de las bandas más longevas y respetadas dentro de la escena del death metal técnico.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Carlos Oliver

 


 

PRETTY MAIDS

Fue la primera banda que pude ver de este ROCK FEST BARCELONA, del que ya hemos publicado un reportaje general de primeras impresiones previamente hace dos días y varios vídeos de opinión casi al instante.

PRETTY MAIDS tocaron muy pronto, con calor y un sol de justicia, pero en los festivales ya se sabe… Hay quien ocupa lugares en los carteles un poco incómodos e incluso injustos, pero como dice el refrán: “Es lo que hay”.

La banda del gran cantante Ronnie Atkins  ya han tocado en anteriores ocasiones en nuestro país, pero había una espina clavada, tras ls suspensión de su concierto en la gira pasada donde acompañaban como dobel cabezas de cartel a los suizos  GOTTHARD. Había ganas de ver a PRETTY MAIDS.

El mencionado Ronnie y su compañero de las seis cuerdas Ken Hammer ofrecieron un solvente concierto, aunque yo soy de los que opino que deberían haber tocado temas más heavies en un festival como este. En mi opinión hicieron un concierto “de sala”, pero no por ello lo hicieron mal, haciendo un balance bastante lógico de hits de su mítica etapa y algún tema de la nueva hornada.

El sonido les acompañó porque fue muy bueno, por lo que la descarga resultó más que atractiva para los fans que nos agolpamos delante del escenario a tan pronta hora.

Con el telón de fondo de la portada de su último álbum “Kingmaker” arrancaron con fuerza con “Mother of All Lies” de su álbum de 2013 “Motherland” y a continuación con el tema que da nombre a su reciente “Kingmaker”, un tema pesado, a medio tiempo, con algunos elementos power metaleros que le dieron vida sonora.

Los siguientes fueron los megaclásicos “Red, Hot and Heavy” y un “Back to Back” que consiguió que el público reaccionara muy positivamente. Me vinieron en este instante a la cabeza aquellas comparaciones que en en aquellos años algunos seguidores les equiparaban sonoramente como una mezcla entre EUROPE y RUNNING WILD. ¡Qué cosas!

Atkins con su clásica voz rasgada y Hammer con su guitarra echando fuego sonoro fueron tirando de la banda  con temas más desconocidos y no tan jaleados como  “Bull’s Eye”.

La bella  “I.N.V.U.” , entrelazada con un fragmento de “El Muro” de PINK FLOYD y “Little Drops of Heaven”  rindieron homenaje sonoro a su álbum de renacimiento como fue  “Pandemonium”

Felizmente para todos, se marcaron una buena versión de su inmortal e imprescindible “Future World”  que nos dejó con ganas de más cortes del estilo y con ansia por verlos en un concierto completo pronto

Texto: Rafa Basa

Fotos: Alvaro Ochoa


 

PARADISE LOST

Estaba claro que la sobremesa no era la mejor hora para disfrutar de la oscuridad musical y lírica de PARADISE LOST. De hecho, se hacía duro estar en primeras filas ante un sol de justicia amenazando la integridad de nuestra epidermis, pero allá que nos fuimos para deleitarnos con los de Halifax.

Los cinco, de negro impoluto, continúan presentando su hasta la fecha nuevo disco, “The Plague Within”, haciendo una gira de festivales una vez han finalizado de trabajar en la que será su siguiente obra para el mes de Septiembre.

Por cierto, que presentaron un telón con la portada de “The Plague” ridículamente pequeño para las dimensiones del escenario “FEST”.

Ví a una banda asentada, como en ellos viene siendo habitual, aunque en esta ocasión con un Greg Mackintosh apático, despistado, como si no fuera la cosa con él. Irreconocible, todo sea dicho, con su cambio de apariencia (pelo corto y teñido de rubio platino). Sin embargo, sus compañeros dieron todo un recital, animados y entregados a la causa, en especial el guitarrista rítmico Aaron Aedy (que no paró de sonreir, moverse e instarnos a cantar cada canción) y el vocalista Nick Holmes, quien estuvo simpático, tirando de su fino e irónico humor británico ("me he quedado calvo por el intenso sol”, decía) y sobre todo dio un gran recital, clavando cada una de sus partes, cantando con energía y pasión.

“No Hope in Sight” y “Pity the Sadness” iniciaron la fiesta. “One Second” fue un clamor, con Nick ironizando sobre la idea de que hiciéramos un mosh pit (que no casaría nada con dicho tema). “The Enemy” sonó como ese gran himno que es, así como la deliciosa cadencia de “Faith divides us, Death unites us”.

El momento de disfrutar de su aclamado disco “Draconian Times” llegaría gracias a “Hallowed Land”, mientras que “Return to the Sun” pondría la nota agresiva rubricada poco más tarde con “As I Die” y “Embers Fire”.

Encarábamos el final con “Say Just Words”, que nos puso a todos a bailar y botar, mientras que “Beneath Broken Earth” sería otro lugar de esparcimiento musical en su desarrollo, poniendo la guinda a una actuación magnífica con el himno “The Last Time”.

Texto: J. José Jiménez

Fotos: Alvaro Ochoa


 

QUEENSRYCHE

Una de las bandas que más ansiaba ver en este ROCK FEST BARCELONA eran sin duda ellos, y ciertamente me quedé muy satisfecho tras disfrutar de su más que sobresaliente concierto. Para mi fueron una de las bandas más destacadas de esta edición del festival de Santa Coloma.

Hace mucho que no se pasaban por estos lares, la última vez que yo los ví, -y ya ha llovido-, fue en un concierto bastante irregular aún con Geoff Tate en el Electric  Weekend celebrado en Getafe en 2008 con METALLICA como uno de los cabezas de cartel. Ahi la banda estaba en declive, desganada, con un Tate que cantó bien, pero sin actitud y convencimiento.

Afortunadamente el grupo ha ganado todo lo perdido y más desde que  Todd Latorre es su vocalista. El ex CRIMSON GLORY demostró porque fue el elegido para reemplazar a Tate. Es claro que tiene  menos años que éste, pero también es evidente que vive el heavy metal y la música que encumbró a QUEENSRYCHE y eso fue evidente tema a tema durante su gran actuación.

En la pantalla trasera gigante fueron proyectando estupendas y muy acertadas proyecciones acorde con los temas y algunos vídeos, lo que acompañaron para que el show fuera más atractivo aún.

 “Guardian” uno de los temas de su nueva etapa fue el primero en sonar para ir calentando motores, pero rápidamente la cosa estalló totalmente con la gran  “Operation: Mindcime”,  haciendo merecido homenaje a aquel álbum conceptual de 1988 basado en la historia del  drogadicto Nikki y su amor por la monja Mary, en su momento interpretada por Pamela Moore 

Seguidamente se marcaron un  “I Don’t Believe in Love” donde  Todd  nos hizo a todos vibrar.

Sus compañeros Wilton, Rockenfield, y Jackson demostraron estar a la par en cuanto a entrega y forma con LaTorre quien con sus tonos agudos sentó cátedra y encantó a todos. ¡¡Cómo canta este tío!!

Y más material   clásico: “Empire” la única pieza del disco del mismo título, interpretada con garra y poder.

Fueron colosales  “Take Hold to the Flame” y por supuesto una versión de  “Queen of the Reich” que nos hizo viajar a los tiempos más heavies de este gran grupo que felizmente ha retomado la senda tras aquella etapa nefasta marcada por  álbumes tan deprimentes como “Promise Land” o “Hear in the Now Frontier” que hicieron que sus verdaderos seguidores le dieran la espalda.

Un menos acertado  “Screaming in Digital” dio paso a la bestial y magnífica  “Revolution Calling” cantada con el alma por LaTorre.

Tristemente llegó la despedida  con un enorme  “Eyes of a Stranger” que certificó un espectacular show  y nos dejó a todos con unas ganas locas de volver a ver a la banda en vivo muy pronto. ¡¡Impresionantes QUEENSRYCHE!!

Texto: Rafa Basa

Fotos: Alvaro Ochoa


 

ENSIFERUM

Asiduos habituales de nuestros escenarios los finlandeses ENSIFERUM se han convertido en un referente obligado para todos los seguidores del folk y el viking, así que no me extrañó que a la hora de su actuación el Rock Tent Stage presentará un fantástico ambiente. Lamentablemente, un atascó propició que su actuación tuviera que retrasarse, lo que no hizo más que acrecentar la expectación entre sus seguidores.

Recibidos como auténticos héroes, Petri Lindroos y sus muchachos no tuvieron problemas para convertir la pista en una fiesta desde que dieran el pistoletazo de salida con “From Afar” y “Token Of Time”, que ponía a todo el mundo a dar palmas mientras el acordeón se encargaba de impregnar el recinto de aromas folk.

Varios fueron los momentos en que pudimos apreciar la conexión que la banda es capaz de crear con sus incondicionales, consiguiendo que temas como “Two Of Spades”,  “Warrior Without A War” o la inevitable ” In My Sword I Trust” , sirvieran como excusa para que la gente alzara los puños al aire para acompañar sus épicos  estribillos.

En definitiva fue una batalla corta pero intensa, en la que las hordas lideradas por Lindroos volvieron a salir victoriosas. Y la mejor prueba fue ese final apoteósico con la gente completamente desatada entonando junto a la banda “Lai Lai Hei”.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Carlos Oliver


 

METAL CHURCH

La suerte siempre fue esquiva con METAL CHURCH. Formados a principios de la década de los ochenta la banda capitaneada por el incombustible Kurdt Vanderhoof ha visto como muchos de sus compañeros de generación saboreaban las mieles del éxito mientras ellos permanecían siempre en un discreto segundo plano. Pese a intentarlo con diferentes vocalistas durante los últimos años, la banda repescaba en 2015 al carismático vocalista Mike Howe para grabar su onceavo trabajo “XI”.

Aunque para los más jóvenes la presencia de los americanos era una más para sumar al cartel de esta cuarta edición del ROCK FEST Barcelona, lo cierto es que para los más veteranos la visita de METAL CHURCH representaba una excelente oportunidad para calibrar el estado de forma de una banda clásica dentro de la escena americana.  Como era previsible el grueso del repertorio estuvo centrado en sus primeros trabajos, aunque personalmente no me acabó de convencer esa apuesta por los temas más directos y roqueros, dejando de lado su faceta más afilada y thrashera.

Otro factor que jugó en contra de los americanos fue un sonido que no les acabó de acompañar, ya que el viento les jugó alguna mala pasada. Sin embargo, me gustó mucho la actitud y la entrega que mostró Howe sobre las tablas, recorriendo incansablemente el escenario mientras nos invitaba a participar en temas como “In Mourning”, -una de las pocas referencias que se permitieron al material publicado durante la década de los noventa”.

Y es que pese a que muchos les perdieron la pista tras la edición de “Hanging In The Balance”, METAL CHURCH han seguido publicando álbumes. Así que dejando a un lado la nostalgia, también tendrían ocasión de repasar temas de su última entrega, dando buena cuenta de temas como el adictivo “Date With Poverty”.

 Pero, evidentemente, los momentos más vibrantes de su show llegarían cuando echaron la vista atrás y rescataron viejas gemas como “Start The Fire”, -cuyo estribillo fue de los más coreados, o la épica “Watch The Children Play”. El broche definitivo para una descarga que acabó convenciendo a los más veteranos llegaría con la novedosa “Fake Healer”, para la que contaron con la participación del vocalista de QUEENSRŸCHE, Todd LaTorre.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Alvaro Ochoa


 

ANGELUS APATRIDA

Haga sol, llueva, nieve o truene y ya sea en Barcelona, Madrid, Albacete o Sebastopol, lo de ANGELUS APATRIDA siempre es garantía de ver un conciertazo. El cuarteto no para de cosechar éxitos allá por donde pisa y ROCK FEST no iba a ser una excepción, pasando por su escenario como una exhalación, dejando impronta de la grandísima banda que desde hace años son.

Con el “You Can’t Bring me Down” de SUICIDAL TENDENCIES como introducción sonando por la P.A. poco tardarían Guillermo y compañía en tomar las armas y romper con “Inmortal” que también abre el que hasta el momento sigue siendo su último álbum, “Hidden Evolution”. “Violent Dawn” continuó con la fiesta, mientras que “Vomitive” sirvió como recordatorio de que su segundo larga duración ya tenía la friolera de diez años.

“End Man” fue otro cañonazo, todo un clásico ya dentro de sus temas de más reciente factura. “Till My Last Breath” nos regalaría su faceta más melódica,mientras que “Give ’em War” sería la excusa ideal para realizar el primer circle pit del festival.

“Serpents on Parade” sonó rápida, furiosa, violenta, rubricando otra gran acometida en tierras catalanas con la imprescindible “You Are Next”.

Nos dejaron con ganas de más y esperando las noticias de cara a su próximo DVD en directo y la materialización de nuevas canciones para un futuro disco. ¡Muy grandes!

Texto: J. José Jiménez

Fotos: Carlos Oliver

 


 

ECLIPSE

Me decidía a vivir mi primera experiencia dentro del escenario pequeño, en la carpa y chequear la actuación de los suecos ECLIPSE parecía un buen momento para ello.

Los de Estocolmo actualmente son una de las formaciones más laureadas en cuanto a hard rock melódico dentro de Europa y, si bien he de reconocer que el que firma no les ve nada especial, también es de recibo confirmar que la carpa estaba hasta los topes de personal deseoso de disfrutar de su música. Y doy fe de que lo hicieron.

Erik Martennsson se echó la actuación a sus espaldas, como buen maestro de ceremonias, haciendo las delicias de sus incondicionales desde el primer momento con temas como “Vertigo” o “Never Look Back”, ante un sonido demasiado alto para evitar que no se filtrara el sonido de las bandas que tocaban a la vez en los escenarios grandes. Huelga decir que no sólo no se conseguía el efecto deseado (se escuchaba y era molesto para público y músicos), sino que además se empeoraba la acústica de la carpa, con un volumen por encima del deseado para disfrutar de la experiencia.

“The Storm” y “Wake me Up” continuaron con las buenas sensaciones y recepción por parte de un público entregado. A continuación Erik tomó su guitarra para interpretar la que según es, era su canción favorita del nuevo álbum, “Hurt”, pasando a tocar la acústica en “Battle Ground”.

“Downfall of Eden”, “Killing Me”… la gente no paraba de disfrutar con el repertorio elegido, así como con la presteza de los músicos, poniendo la guinda de la diversión con la potente y heavy “I Don’t Wanna Say I’m Sorry”.

Texto: J. José Jiménez

Fotos: Carlos Oliver

 


 

S.A.

Tras unas primeras actuaciones marcadas por la “ortodoxia” metálica, con la descarga de SOZIEDAD ALKOHOLIKA llegaba el momento de abrir el abanico estilístico hacia otras sonoridades. Banda querida como pocas, los vitorianos se presentaban en el escenario Stage Fest con su flamante nuevo trabajo, “Sistema Antisocial”, bajo el brazo. Un álbum que sigue la senda crítica que siempre les ha caracterizado.

Así que la mejor prueba para comprobar que la banda no ha perdido ese filo Ácido y mordaz fue la rotundidad con la que sonaron temas como “Alienado”, “Causas Podridas” y la propia “Sistema Antisocial”. No habría durante su presentación tiempo para largas charlas ni extensas presentaciones, ya que los vitorianos imprimieron a su show un ritmo trepidante. Así que la gente se fue animando a medida que la banda enlazaba viejas favoritas como “Polvo En Los Ojos” o “Niebla De Guerra”.

Sin darnos ni un segundo de tregua y respaldados sobre un sonido arrollador el quinteto nos pondría en movimiento con proclamas de corte político como “Política Del Miedo”, “Palomas Y Buitres”, “No Kiero Participar” y “Piedra Contra Tijera”, que ponían de manifiesto que la situación política en nuestro país poco ha cambiado en los últimos años.

No se dejarían en el tintero su rotunda denuncia contra el maltrato animal con el clásico “Cienzia Asesina”, -con Juan tocando la armónica en el arranque-, ni la condena a los violadores en “Contra La Agresión Castración”. Tampoco se escaparían los ministros de la iglesia, convirtiéndose en el blanco de los estribillos de “Padre Black & Decker”, que el vocalista dedicó a los seguidores de la vieja escuela.

Juan invitaría a Guillermo Izquierdo a participar en “Ratas”, mientras que para el sprint final se reservarían un trío ganador como el que conformaron “Cuando Nada Vale Nada”, una celebradísima “S.H.A.K.T.A.L.E.”, que hizo retumbar intensamente el Parc de Can Zam, y remataron con la mítica “Nos Vimos En Berlín”.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Alvaro Ochoa

 


ABBATH

Había gran expectación por comprobar cómo era la representación en directo de una de las leyendas del black metal noruego, en este caso el otrora vocalista de INMORTAL, quien continúa su carrera allá donde lo dejara con la que fuera su banda, en una línea continuista con respecto a aquella.

En formato de cuarteto y con una puesta en escena bastante sencilla, protagonizada por el maquillaje facial de sus integrantes y sobre todo, la poderosa propuesta sonora, intercalaron los temas de su álbum debut junto a algunos clásicos de INMORTAL, para deleite del personal.

Bajo la música que el genio compositor Miklós Rózsa creara para la película Ben Hur, salía el vocalista antorcha en mano, escupiendo fuego, destacando en escena también la siempre imponente figura de King ov Hell como bajista del combo.

“To War” fue el primer misil sonoro en caérsenos encima, directamente sacado de su álbum, siguiéndole un portentoso “Winterbane”.

“In My Kingdom Cold” sería el primero de los temas de su anterior banda en caer, aunque tampoco dejaría en el baúl otros como “Tyrants” o “Nebular Ravens Winter”, dejando sin embargo, varios de su propia cosecha fuera y bastante interesantes, por cierto, como “Ashes of the Damned”; ¡una pena! Aunque por otro lado, apostaron sobre seguro tirando de repertorio clásico, sabiendo que es algo siempre bien recibido por los fans.

“Warriors” y “Count the Dead” volvieron a dejar buena impronta de que su etapa fuera de INMORTAL funciona y promete de cara al futuro, volviendo a jugar con nuestro recuerdo con “One by One” y “All Shall Fall”.

Gran concierto, aunque con una gran pega y es ese molesto sonido que salía de las pastillas de la guitarra que tocaba el mismo ABBATH y que no parábamos de sufrir cada vez que éste muteaba su instrumento o entre canción y canción. ¡Imperdonable dentro de una actuación profesional y menos dentro de un festival!

Texto: J. José Jiménez

Fotos: Carlos Oliver

 


REINCIDENTES

Aunque su propuesta poco tiene que ver con los esquemas tradicionales del hard rock y el heavy metal, lo cierto es que la veterana formación sevillana siempre se ha caracterizado por la ácida crítica contra los poderes establecidos. Así que mientras ABBATH se encargaban de incendiar el escenario Stage Rock un nutrido grupo de seguidores se encaminó a seguir de cerca las evoluciones de Fernando Medina y sus muchachos.

Quizás el mayor hándicap contra el que tuvieron que batallar REINCIDENTES fue un sonido pobre e insuficiente, ya que se colaba el sonido de ABBATH haciendo que resultara complicado seguir las charlas de Fernando. Pese a ello, la gente se animaría a cantar con el puño en alto los críticos estribillos que marcarían piezas como “Cuneta Olvido”, “Pablo Milanes” y “Refugiado”.

Pero, como era previsible, los momentos más animados de su actuación llegarían cuando Fernando anunció piezas que se han convertido en himnos imprescindibles para cualquier seguidor del rock nacional. De modo que el momento de comunión total entre banda y público llegaría con “Ay Dolores” y el imprescindible “Vicio”.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Carlos Oliver

 


KROKUS

Si en su primera aparición en la edición de 2015 del ROCK FEST BARCELONA, los suizos llegaron para cubrir la baja de última hora de Sebastian Bach, en esta ocasión, KROKUS lo hacían para suplir a Blackie Lawless y sus muchachos. Y lo cierto es que su descarga se acabó convirtiendo en una de las más celebradas de esta primera jornada, gracias al fantástico sonido del que gozaron y, sobre todo, a la elección de un repertorio que compaginó a la perfección viejos himnos y algunas versiones incluidas en su ultima entrega discográfica “Big Rocks”.

Veteranos, roqueros e incombustibles, KROKUS pueden presumir de tener un sonido clásico, sencillo y directo, que en directo gana en pegada y contundencia gracias al triple ataque de guitarras que nos ofrecieron  Mandy Meyer, Mark Kohler y Fernando Von Arb, logrando que temas como “Long Stick Goes Boom” o su cover del clásico “American Woman”, acabaran calando entre una audiencia que disfrutó al máximo de su actuación.

Como siempre al frente estuvo el incombustible Marc Storace, quien luciendo su habitual gorra nos hizo vibrar con esa voz rota y rasgada, que parece que se va a quebrar definitivamente en cualquier momento. Personalmente, me gustó mucho volver a disfrutar en directo de gemas como “Winning Man” y la marchosa “Hellraiser”, que lograba  que a más de uno se le fueran los pies.

Pero sería injusto decir que KROKUS son solo riffs directos y marcados a lo Ac Dc, de modo que con “Screaming In The Night”, los suizos darían rienda suelta a su faceta más melódica. El momento de aunar nuestras voces llegaría precedido de las sirenas que anunciaban la llegada del clásicos de Neil Young “Rockin´In The Free World”.

Una nuevo mirada sobre su “Metal Rendez-Vous”, serviría como excusa para volver a disfrutar de “Fire”, que nos dejaba con un fantástico solo de Meyer, para acto seguido dejar paso a la explosión guitarrera contenida en “Heatstrokes”, que lograba que la descarga recobrara toda su intensidad. Con la gente completamente entregada el vocalista nos haría levantar los brazos para acompañar “Easy Rocker”, mientras que el fin de fiesta definitivo correría por cuenta de “Hoodoo Woman” y “Quinn The Eskimo (The Mighty Quinn)”, que contó con la participación del guitarrista de GOTTHARD, Leo Leoni.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos:


RUNNING WILD

Llegaba el momento de una de las bandas más esperadas de esta edición de ROCK FEST BARCELONA 2017. Desde que se anunciara la actuación de los alemanes RUNNING WILD, la expectación estaba por lo más alto, ya que es una banda complicada para ver en directo debido a la escasa cantidad de conciertos que ofrecen, lo cual ha ayudado a subir su estatus a grupo de culto. De hecho, no eran pocos los fans que se paseaban por el festival ataviados con ropas piratas, pañuelos, parches… ¡Una gozada!

Rolf Kasparek está en buena forma, física y vocal. Y lo demostró ampliamente a lo largo de su actuación, dejándonos una excelente sensación a todos. Fue el perfecto frontman y, cómo no, maestro de ceremonias, manejando los tiempos de la actuación.

Pero la banda que lleva consigo no le va a la zaga, llevando el nombre de RUNNING WILD con estilo y dignidad. Peter Jordan fue un excelente guitarrista, calcando cada parte, cada solo, cada armonía desplegada junto al jefe Rolf. Michael y Ole hicieron una muy sólida base rítmica, sin huecos y aprovechando para lucirse cada vez que sendas guitarras se quedaban dobladas a terceras. Y no quiero pasar por alto la gran labor de todos haciendo coros, consiguiendo que sonaran poderosos, como en los discos. ¡Muy grande esta formación!

Unos bloques de luces a los lados y detrás de la batería dotaban de mayor espectacularidad al conjunto, sabiendo sacar buen provecho de ellos a lo largo de toda la actuación.

Comenzaba a sonar “Rock & Roll All Nite” de KISS (versión de su “Alive III”) a generoso volumen por la P.A. indicando que iba a ser usado como introducción para la salida de la banda, seguido de una mezcla con fragmentos de algunos de los temas más conocidos en la carrera de RUNNING WILD. A continuación, Kasparek ataviado con casaca del ejército húsar y pañuelo pirata a la cabeza, junto con sus huestes, abordarían el escenario y qué mejor manera para soltar amarras que con un clásico como “Fistful of Dynamite”. La rockera “Bad to the Bone” nos pondrían a todos las pilas, bailando y cantando al son, momento en el que comprobé lo bien que funcionaba la banda en conjunto, compacta y con especial mención hacia el ya reseñado trabajo en los coros.

“Rapid Foray” nos llevaría a una de mis canciones favoritas del que personalmente es su mejor álbum, con lo que nos tocaría pasear por la “Posada de la Mano Negra” de la mano de “Soulless”. ¡Qué temazo!

Volveríamos a la jerga pirata con “Lead or Gold”, pasando a la pegadiza “Locomotive” que cayó genial entre la noche barcelonesa, con un Rock’n’Rolf cantando genial, calcando cada parte del estudio. Con “Running Blood” dispararon un par de bengalas hacia el cielo en dirección al público haciéndonos corear su estribillo, desatando la locura cuando Rolf anunció que la siguiente canción estaba dedicada a la bandera pirata, lo cual no podría ser otro tema que “Under Jolly Roger”, con el que lo gozamos a base de bien.

Harían un corto mutis para volver e interpretar “Stick to your Guns”, saliendo de nuevo a escena para un segundo bis que, como no podría ser de otra manera, fue protagonizado por el clásico “Conquistadores”, dejándonos con la sensación de haber visto un gran concierto, algo corto sobre todo en relación a la expectación y la larga espera por tenerles tocando en frente nuestro, pero con la idea de que habíamos visto a una pedazo de banda excelente. ¡Muy grandes!

Texto: J. José Jiménez

Fotos: Carlos Oliver (www.facebook.com/Carlos.Oliver.Music.Photography)


AVANTASIA

Tobias Sammet ha logrado  que aquel extravagante sueño que su cabeza ideó  bajo la denominación de AVANTASIA se haya convertido en un espectáculo que todo seguidor del hard rock y el heavy metal quiere ver al menos una vez en la vida. Aunque el pequeño vocalista de Fulda ya había presentado “Ghostlights” en repetidas ocasiones en nuestro país, lo cierto es que a la hora prevista para su actuación los aledaños del Stage Fest presentaban un fantástico ambiente.

En cuanto al montaje escénico fue el mismo que en sus últimas visitas: con un escenario a dos niveles y una enorme escalinata central por la que fueron desfilando los diferentes invitados que aparecieron en escena. Precisamente, fue en el capítulo de los invitados donde nos encontramos las principales novedades, ya que debido a las ausencias de Michael Kiske y Eric Martin, tanto Herbie Langhans como Oliver Hartmann ganaron en protagonista junto al invitado estelar de la noche: Geoff Tate. Aunque muchos fantasearon con la posibilidad de que el mismísimo Alice Cooper apareciera en escena, (tocaba en el festival al día siguiente), lo cierto es que nadie vio en el recinto al mítico vocalista americano. Así que nos quedamos con la ganas de verle junto a Sammet interpretar “The Toy Master”.

Poco a poco y de forma parsimoniosa los músicos irían apareciendo en escena para tomar posiciones mientras sonaba de fondo “Also Sprach Zarathustra”. El último en hacer acto de presencia fue Sammet, quien desde la parte superior de la escalinata central cantó los primeros versos de “Mystery Of A Blood Red Rose”, haciendo explotar al público con la llegada de su fantástico estribillo. Tras recibir la primera ovación de la noche y dedicarnos un escueto “buenas noches”, la banda se abalanzó sobre el contundente “Invoke The Machine”, que era la escogida para que hiciera su triunfal aparición el primer invitado de la noche: Ronnie Atkins. Precisamente, sería el vocalista danés quien se encargaría de presentar y liderar a sus compañeros durante “Twisted Mind”.

Fue a partir de ese momento cuando Sammet se empeñó en ralentizar el ritmo del show a base de unos discursos  largos y tediosos, que hicieron que la descarga perdiera  ritmo e intensidad. Pese a ello, la gente respondió a la invitación del vocalista, así que todos nos sumamos a la fiesta durante “The Scarecrow”, justo antes de que apareciera en escena Jorn Lande para ofrecernos su habitual despliegue de potencia y épica. Con ambos vocalistas copando el centro del escenario arrancaba “Promise Land”, mientras el tándem de “coristas” que formaron Somerville y Langhans se posicionaba en la parte superior del escenario.

Aunque como comentaba anteriormente, una de las ausencias destacadas fue la de Eric Martin, no se cayó del repertorio “Dying For An Angel”, que fue interpretada por Sammet y un solvente Hartmann. Como ya sucediera en anteriores visitas, la nota de elegancia y distinción correría por cuenta del veterano Bob Catley, que fue quien se hizo cargo de la deliciosa “The Story Ain´t Over”. Pero sin duda uno de los momentos culminantes de la noche llegaría con ese himno que es “Reach Out For The Light”, que fue defendido magistralmente por Herbie Langhans en otro trepidante duelo con Sammet, lo que acabó provocando una cerrada ovación.

El testigo lo tomaría Amanda Somerville para seducirnos con su potencia y sentimiento a lo largo de “Farewell”, metiéndose a la gente en el bolsillo con su eterna sonrisa y su simpatía. Sobrepasada la mitad del show llegaría “Seduction Of Decay”, y con ella la aparición del invitado estelar de la noche: el mítico Geoff Tate, que demostró que no ha perdido ni un ápice de elegancia. Sonriente y exultante, Sammet agradeció su presencia al vocalista americano justo antes de que ambos interpretaran el tema que presta nombre a este faraónico proyecto: “AVANTASIA“.

Tras recibir una cálida ovación y después del enésimo speech de Sammet, tocaba encarar la recta final del show, dejando que Catley oficiara como anfitrión durante “Shelter From The Rain”. La segunda sorpresa de la velada y quizás la más llamativa, ya que en ella participaron Catley, Atkins y Lande, estaría reservada para la fantástica “Runaway Train”. Mientras que el punto y seguido lo puso la extensa “Let The Storm Descend Upon You”.

Era ya muy tarde, así que mientras algunos empezaban a enfilar la salida tras una larga jornada festivalera, Sammet reaparecía en escena para dar el pistoletazo de salida a los bises con la comercial “Lost In Space”, que según nos comentó durante los prolegómenos es su hit más exitoso hasta la fecha. La noche estaba terminando, pero antes de despedirse definitivamente por todo lo alto, Sammet volvería a convocar a todos  sus invitados para interpretar   el extenso medley que conformaron “Sign Of The Cross/ The Seven Angels”.

Una vez más, Tobias Sammet al frente de sus AVANTASIA volvió a salir victorioso de su cita ante el publico catalán, demostrando que pese a las notables ausencias el de Fulda tiene argumentos y contactos suficientes para confeccionar un espectáculo que logre colmar las expectativas de sus seguidores. Eso sí, por favor, Mr. Sammet la próxima vez no se extienda tanto en sus discursos. ¡Gracias!

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Alvaro Ochoa

 


SAUROM

A los gaditanos les tocó bailar con la más fea, cerrando el festival el viernes, a las 3 de la madrugada en la RockTent y más detrás del magnífico concierto de AVANTASIA , pero eso no fue inconveniente para que congregaran a un millar de personas y ofrecieran lo mejor de sí, triunfando, como tónica ya habitual en sus últimos tiempos.

A la banda no hay quien la pare, viven su mejor momento, y eso se trasmite y se palpó en ROCK FEST BARCELONA, además de su  estilo propio y el amor que posee su público por ellos, quienes “matan” por el grupo de Narci Lara.

Temas como  “Irae Dei” o “La posada del Pony Pisador” sonaron divinos e hicieron que los fans lo pasaran en grande. Su actuación rebosante de fiesta y energía, y una alta dosis de calidad interpretativa y escénica estuvo acompañada y rematada por un Miguel que cada día canta y trasmite mejor y tiene asumido su papel mejor rozando la matricula de honor a todos los niveles.

“El círculo juglar” y   “Dracum Nocte” fueron bestiales y los últimos temas que vi de su actuación. El cansancio y el sueño hicieron que me retirara con un sabor de boca excelente. Gran concierto de SAUROM!!!

Texto: Rafa Basa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

20 COMENTARIOS

  1. ¡Rafa! Como comenté en el adelanto de la crónica, Queensryche se me antojaban como una de las bandas más interesantes del festival y veo que no me equivocaba en absoluto.
    Compruebo que compartimos pasión por la banda y Todd la Torre, y por eso me ha llamado mucho la atención dos comentarios tuyos en la crónica:
    – “…tras aquella etapa nefasta marcada por álbumes tan deprimentes como “Promise Land” o “Hear in the Now Frontier” que hicieron que sus verdaderos seguidores le dieran la espalda”: te aseguro que los “verdaderos” Queensryche es de mis grupos favoritos, y Promise Land es un discazo, de hecho, su último gran disco de la etapa gloriosa. Coincido contigo en que justo a partir de Hear in the Now Frontier el grupo cayó en un absoluto declive. ¿No te estarías refiriendo a Q2K? Promised Land tiene joyitas como I Am I, Damaged, Someone Else? (Is There Anybody Listening? Part II 😉 y, sobre todo, la tremenda Lady Jane. No sé, cuestión de gustos.
    – “Un menos acertado “Screaming in Digital”…”. ¿Menos acertado a nivel interpretativo? ¿O te refieres al tema en sí? Screaming In Digital es un temazo de 10, de lo mejorcito del maravilloso Rage For Order. De nuevo, para gustos, colores.
    Me quedo con que, a pesar de tocar solo 9 temas, el conciertazo que dieron fue de escándalo.
    Salu2.

  2. Sólo anotar que en el concierto de Angelus Apatrida se le ocurrió al iluminado guitarrista tirar la lata de cerveza medio llena al público, que dio de lleno a mi pareja que se estaba atando las bambas. Me parece peligroso y al menos remarcable que puede darle a alguien en la cabeza y lastimarle.

    Vale que Airbourne tambien lanzaron pero al menos en vasos de plástico y con una cierta parábola que preveía su caida, pero la lata se tiró cerca de primera fila y suerte que le dio en un costado.. un error garrafal de esta bandaza que seguiremos disfrutando pero que cabe señalar que esto no es de recibo.

    un saludo

  3. Metal Church no tocaron Watch the children pray,eso seguro,que yo vi todo el bolo.Los Running por fin sonaron a banda,con actitud,ganas,buena base rítmica y coros,que ya era hora.

    Ya decía yo que algo pasaba con el foro que no veía topics nuevos.De hecho,ayer intenté poner uno y no me dejaba.Aprovecho y lo digo por aquí,jeje.Na’,que vendo un abono para el Leyendas.En principio lo que me costó,90€,pero es negociable.Con lo que sea un privado.