Inicio Conciertos MÄGO DE OZ y DÉBLER : Crónica y Fotos de su concierto...

MÄGO DE OZ y DÉBLER : Crónica y Fotos de su concierto en el barrio de La Fortuna, Leganés, Madrid

1
ROCK THE NIGHT FESTIVAL

ESCENA ROCK FESTIVAL

PACO VENTURA - Madre Tierra

 

 

MÄGO DE OZ

+ DEBLER

Sábado 24 de Junio de 2017 – Recinto Ferial La Fortuna-Leganes – Madrid

Aprovechando que el festival en Alagón, Zaragoza donde iban a tocar AVALANCH, REGRESION, OKER, etc, se aplazó, me quedé en Madrid, reponiendo fuerzas cara a las próximas semanas que vienen fuertes con el ROCK FEST BARCELONA, RESURRECTION FEST, etc, pero al final, dado que vivo en Getafe y este concierto fue a pocos kilómetros de mi morada, agarré el carro y me planté en La Fortuna, barrio de Leganés, donde dentro de sus Fiestas programó la actuación de MÄGO DE OZ y DÉBLER.

A medianoche, los jóvenes DÉBLER saltaron al escenario, ataviados con las ropas que lucen en sus recientes fotos y vídeos relacionados con su segundo redondo, “Somnia”, disco que presentaron una vez más teloneando a MÄGO, a quienes últimamente están acompañando en este tramo de tour veraniego.

Tenía muchas ganas se verlos, ya que era la primera vez, y lo cierto es que su actuación resultó agridulce. La culpa de que no fuera tan buena como esperábamos todos la tuvo el nefasto sonido que sufrieron. No sonaba la guitarra, todo era un barullo, no se distinguía nada. Solo se distinguía la base de batería, pero mal, la voz, y el violín a tramos. Parece que el equipo de sonido exterior fallaba, y era prácticamente imposible manejarlo, incluso fue un tema ajeno al técnico responsable de la mesa en la actuación del grupo, quien hizo milagros y un buen trabajo. El fallo sonoro estaba relacionado con el mal estado del equipo en sí.

No obstante, yo ya ha vivido muchísimos conciertos, y se cuándo una banda vale y no vale, y tras ver a DÉBLER ayer en Leganés, puedo afirmar que el presente y futuro para ellos va a ser muy bueno porque poseen múltiples argumentos para convencer y vencer.

Demostraron actitud plena, unas ganas totales, no pararon de moverse, interactuar entre ellos y animar al público, tienen un nivel instrumental más que notable, su cantante Rubén Kelsen una voz fuerte, aguda y afinada, y además como frontman funciona de maravilla. Aparentemente no hay un líder escénico, pero por lo que yo ayer viví, este papel se lo reparten Rubén y el violinista Dani Fuentes, quien además de tocar muy bien, tiene muy bien aprendida la lección escénica, hasta luciendo un arco de violín luminoso.

Álex y Sergio García estuvieron muy bien, a la guitarra, bajo y coros, aunque como digo apenas se lucieron porque no se les oía con claridad. Y debo resaltar el trabajo del batería Nelson, tocando con la banda, como posteriormente reemplazando a Txus en MAGO DE OZ en un par de temas. Posee calidad, pegada y buen nivel. Llegará lejos!

Su corto y accidentado concierto estuvo protagonizado especialmente por los temas de “Somnia”. “Nada Nos Podrá Parar” fue la primera que tocaron. Demostraron que salían a por todas, plenos de energía y ganas de convencer, con Ruben pleno en agudos y seguridad vocal. La segunda fue “Mar De Lágrimas”, dando una lección de buen nivel instrumental y deleitándose en su melodía y magnético estribillo, con fragmentos folk donde  el violín de Daniel Fuentes fue imprescindible.

Un momento importante fue el que marcó su tema “Duelo Hasta Morir”, de su primer trabajo "Noctem Diaboli", donde el público participó especialmente.

Pero si hubo un instante más que sobresaliente "Sentencia Final" donde todos nos convencimos de que este grupo "mola, y mucho!!" a pesar del horrible sonido.

Seguro que en la presentación de "Somnia" en septiembre en Madrid brillan todo lo intensamente que merecen y nos deleitan escénica y sonoramente plenamente. Yo apuesto por ello.

El recinto ferial de La Fortuna se llenó para disfrutar con “la Fiesta” que supone una actuación en la actualidad de MÄGO DE OZ, una banda que guste más o menos, siempre da la talla y hace que el público se divierta, cante, salte y disfrute, como pasó anoche. Su cóctel de heavy metal, sus mejores temas de “Ilussia” y su mezcla de hard rock y folk convierten a la formación en eso: UNA FIESTA LOCA y desenfadada que gusta a un público mayoritario y sobre todo joven como el que asistió esta madrugada.

Minutos antes de salir a tocar, empezaron a caer algunas gotas de lluvia, (el escenario era descubierto), y además sabedores de que el equipo de sonido había dado serios problemas con DÉBLER, los responsables cruzaron los dedos y rezaron para que la actuación se celebrara, algo que felizmente pasó.

La destreza y sabiduría del técnico principal de MÄGO DE OZ hicieron que el equipo diera de sí, y desde el principio la banda sonó bien, infinitamente mejor que DÉBLER, llegando incluso a sonar de forma sobresaliente, aunque no a un volumen todo lo poderoso que a todos nos hubiera gustado. Según me contó Luis Miguel Garcia González, su sobresaliente técnico principal, el equipo que había instalado la organización era muy viejo, así como las las etapas y altavoces, por lo que para sacarle rendimiento no fue fácil, pero él lo hizo, ¡¡enhorabuena Luismi!!

Desde la introducción hasta el final, la noche fue una fiesta total, llena de canciones clásicas, himnos para todos los públicos y una banda que cada día es más solvente, suena mejor, con un Txus que mejora a la batería cada vez más, y un Zeta que canta muy bien en directo, pone todo lo que puede de su parte por ofrecer lo máximo que da de sí como frontman, aunque sus limitaciones siguen siendo notables en este aspecto aún, sobre todo cada vez que entre tema y tema se dirige al público, a veces con diálogos insulsos y forzados. Por lo demás Zeta lo hace genial, canta con gran voz, no desafina ni un ápice y como digo, no pierde la sonrisa y siempre intenta agradar a todo el mundo, cosechando una nota alta como vocalista, como mereció anoche en La Fortuna.

¿La banda? ¡¡Genial, perfecta!! No puedo decir nada más ya que hoy por hoy, y desde hace tiempo MÄGO funcionan como un reloj, como una máquina engrasada a la perfección. Cada músico cada vez lo hace mejor, sin destacar uno por encima de otro.  Cada cual juega su papel y lo hace más que bien.   Esta noche tuvimos el placer de contar con JoseMa Pizarro, el flautista titular, quien de momento seguirá tocando con MÄGO hasta que el equipo de El Circo del Sol le vuelva a llamar para su gira, que según parece será en otoño/invierno.

El concierto fue largo, lo cierto es que no miré el reloj, pero pasó de las dos horas “y pico” con creces. He visto últimamente a la banda en múltiples ocasiones, la última hasta esta noche fue en Barcelona, y lo cierto es que no puedo ponerle ni un “pero”, porque como he dicho, han encontrado la llave de la competencia, coherencia sonora e interpretativa, y dado que tocan una o dos veces por semana, o incluso más, el grupo tiene aprendida su lección de memoria y es fácil para ellos alcanzar el notable y sobresaliente cada noche, salvo cuando tienen que lidiar con un equipo de sonido que les hace sonar mal, como ha pasado bastantes veces en el pasado. Felizmente esta noche, disfrutamos de unos MÄGO en buenas condiciones, aunque sinceramente, podrían haber sonado a más volumen y mucho mejor, pero tras lo que he contado del equipo, demasiado bien sonaron!

La actuación arrancó con “Pensatorium” a la perfección, con Zeta muy bien, y toda la banda. El “momento lírico de Patri” fue brutal. Lo he dicho mil veces y lo seguiré diciendo: lo de Patricia Tapia es alucinante! Así como el trabajo guitarrero de Carlos y Frank, con la tercera guitarra y teclados del inefable Javier Díez y el “siempre pícaro” Fernando Mainer, impecable.

“Melodiam” fue la siguiente en plena fiesta, y “Abracadabra” con Mohamed luciéndose con su violín y su eterna sonrisa.

 Zeta invitó a Rubén Kelsen a subirse al escenario para cantar “Satania”, donde Rubén destacó escenicamente y dio la talla vocalmente. También subió a escena el baterista de DÉBLER Nelson, para completar una buena versión del powermetalero tema, entre llamaradas de fuego y una banda entregada, con Frank divirtiéndose con sus clásicas poses y Carlitos mostrándose como ese genial guitarrista clásico que es. No faltó la parte central donde la banda se pone en el centro de escena y mueve de lado a lado sus instrumentos, desafiantes.

Me encantó que tocaran la optimista “Hoy Toca Ser Feliz”, recordando su “Gaia II”, con Frank especialmente motivado con su acústica negra. La festiva “Hasta que el cuerpo aguante” hizo que el público siguiera volviéndose loco. Había muchísima gente joven, todos y cada uno cantaron todas las canciones y brincaron toda la noche.

Zeta desapareció de escena para que Txus se pusiera “sus plumas” para cantar con su voz garrasposa y actitud macarra “La Viuda de O´Brian”, con Nelson de DÉBLER a la batería. Lo cierto es que es un tema que nunca me gustó cuando lo grabaron y me sigue sin gustar. 

Zeta volvió se hizo de nuevo acompañar de Rubén de DÉBLER para interpretar una mágica “Desde Mi Cielo”, lujosa y bella. Ambos se lucieron especialmente.

 Frank y Carlitos arrancaron el motor de sus guitarras para darnos “cera” con “Cadaveria”, que puso a todo el mundo a saltar. “Vuela Alto”, con un Zeta que sufrió un poco vocalmente continuó la actuación con Mohamed muy motivado.

Y llegó otra delicia: “Astaroth” con Patricia Tapia y Zeta como máximos pontífices vocales. Ambos cantaron muy bien, especialmente Patri, quien nos llenó de magia, mientras las armonías de tan precioso tema nos iban hechizando a todos.

Zeta animó una vez más a participar al público, y dado que alguien del público tenía un hinchable gigante de una jarra de cerveza, sus chistes estuvieron basados en ella, mientras el mismo levantó en alto un bote de birra para presentar la jovial “La Posada De Los Muertos”, que produjo la locura colectiva.

Y llegó un “momentazo” con la irrupción en escena de Manuel Seoane, amigo de MÄGO DE OZ y guitarrista genial. Todos se marcaron un “Finisterra” impresionante, con un Zeta que intentó lo inalcanzable, ayudado por un a Patri imperial y un trio de guitarristas muy potente formado por Frank, Carlitos y Manu que explotaron el escenario con pólvora sonora. Seoane, -quien yo siempre dije que sería el “tercer” hacha de MÄGO ideal, recordando los tiempos en los que el gran Jorge Salán formó parte del equipo-, se marcó una intervención genial y un solo estratosférico.

Y llegaron los bises: “La Costa Del Silencio”, “Molinos de Viento” y “Fiesta Pagana”, con el público viviendo una juerga imparable final.

El triunfo de MÄGO DE OZ continuó en La Fortuna, Leganés. Pese a quien pese, la banda sigue en ascenso y no hay quien les pare.

Texto y fotos: Rafa Basa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 


Galería de Fotos:

 

 

 

 

 

 

1 COMENTARIO