Inicio Conciertos FOREIGNER: Crónica y Fotos de su concierto en Marbella

FOREIGNER: Crónica y Fotos de su concierto en Marbella

0
ROCK N ROCK
RRS PROMO - STRAVAGANZZA
RRS PROMO - DUNEDAIN
Madness Live!
ROCK N ROCK
RRS PROMO - STRAVAGANZZA
RRS PROMO - DUNEDAIN
Madness Live!
CELTIAN - Madrid

 

FOREIGNER

Domingo 11 de Junio 2017 – Club de Tenis Puente Romano – Marbella – Málaga

Fue una tarde noche maravillosa. Tenía unas ganas enormes de ver de nuevo a FOREIGNER con el impresionante Kelly Hansen a la voz y el gran Mick Jones al frente, el único e inigualable superviviente de la formación clásica, y más tras las dos anteriores veces que les ví, sobre todo cuando aluciné literalmente con ellos en el Bang Your Head alemán de 2006 (ver crónica y fotos), donde dieron una lección de poderío, elegancia y efectividad en todos los sentidos, como pasó esta noche en el Club de Tenis  Puente Romano, un lugar peculiar para un concierto, la verdad, con un aforo que se llenó al 70%, con sillas y gradas en la totalidad de éste. El público asistente en su 95% era parte de la Jet Set marbellí y de procedencia foranea, con barra libre de champán en las primeras filas V.I,P., y unos precios de entradas que oscilaban entre 75 y  300 € .

A mi me dio igual, y lo digo con todos mis respetos hacia los asistentes, porque disfruté plenamente de la banda y su magnético y electrizante show, el cual fue muy corto, para tratarse de una Gira 40 Aniversario. Apenas 90 minutos, con bises y solo de teclados y batería incluidos es demasiado poco tiempo para disfrutar de esta banda histórica y repasar parte de todas sus inmensas canciones. De cualquier de las formas, su show, aunque muy corto, fue glorioso en cuanto a entrega de la banda, sonido, luces y resultado final, extraordinario. No quise enterarme previamente de su repertorio, para así sorprenderme, pero también es verdad que una gira que trata de celebrar sus 40 años debería de ofrecer espectáculos de al menos 2 horas y media, y así repasar más enteramente su historia canción tras canción, pero no fue así.

FOREIGNER salió puntual a las 22 horas, andando por un pasillo lateral que les daba acceso al escenario. Se colgaron sus instrumentos y saltaron a un escenario con un telón de fondo conmemorando los 40 años y un par de plataformas traseras para elevar los teclados y la batería.

La formación, aparte de los geniales Kelly Hansen a la voz y el gran Mick Jones a la guitarra y teclados, fue la habitual que últimamente compone el grupo: Jeff Pilson al bajo, Tom Gimbel  a las guitarras y saxo, Michael Bluestein  a los teclados, Bruce Watson a la guitarra y  Chris Frazier a la batería. Todos, incluyendo a Jones, hicieron unas fantásticas voces y coros, parte de sus mejores armas de estos renovados FOREIGNER que en este y todos los aspectos sonaron de lujo.

Desde el primer momento noté que aquello iba a ser el conciertazo que fue, con un sonido perfecto, (tras el show felicité a su técnico), y una banda que lo dio todo y más. Jones tranquilo, poco activo, pero luciendo su personalidad y gran carisma condujo toda la noche el portaaviones musical, con un Kelly Hansen brutal, que cantó como los ángeles, con una voz prodigiosa, y una puesta en escena arrebatador, a modo de cruce entre Mick Jagger de ROLLING STONES y Steven Tyler de AEROSMITH, por glamour, movimentos y energía. Es claro que “la voz” de FOREIGNER fue, es y será siempre la de Lou Gramm, pero siendo justos, en la actualidad el estado vocal y escénico de Hansen pienso que sería imposible para el gran Lou ; lo digo con mis máximos respetos, pero los años no perdonan, por ello lo mejor que hizo Mick Jones fue fichar al ex cantante de HURRICANE, quien está dando una talla inconmensurable, como la de esta noche.

El show empezó con un enérgico Double Vision, con un Kelly arrollador, bailón y haciendo posturas incesantes con su pie de micro, siendo cómplice con cada uno de sus compañeros, y cantando muy bien.  La ciclopea Head Games fue la siguiente, en el mismo tono elegante, y poderoso a la vez, con Jeff Pilson como tercer protagonista de una banda que sonaba a la perfección, con un Mick Fraser, que sin llegar a la talla de Jason Boham, demostró su gran pegada y clase. 

Con Cold as Ice el público chilló, cantó y hasta los que ni sabían quienes eran FOREIGNER dieron palmas, alentados por Kelly quien les invitó a que se levantaran de sus sillas y dejaran la copa de champán para participar del espectáculo y además bajó para darse un baño de multitudes entre el público de las primeras filas. Mick Jones se adueñó de los teclados, con el soporte del titular Michael Bluestein, formando un gran tandem. Fue una de las canciones que más disfruté de la velada, por elgo es mi favorita de FOREIGNER y una de mis preferidas de todos los tiempos en cuanto al AOR se refiere.

El concierto fue avanzando mientras la noche se aventuraba y sonaba una deliciosa, tierna y majestuosa Waiting for a Girl Like You que hizo que los más viejos del lugar levitaran. Yo me sentí un chaval al lado de los abuelos que estaban en el recinto. Como anécdota diré que delante de mi había una oronda señora de más de 70 años cantando como loca y emitiendo por Facebook Live  con el móvil, además de un montón de veteranas damas y caballeros ingleses, alemanes y de otros países que seguro en su infancia escucharon en las FM´s este o algún otro hit single de FOREIGNER.

Fue un “lujazo” la interpretación de Waiting for a Girl Like You, donde Kelly se volcó y dio el 200%. ¡¡Qué voz, elegancia y tronío!!

Una de las sorpresas, al menos para mi, fue That Was Yesterday, que les quedó perfecta, así como el clásico Dirty White Boy, con Kelly como dueño y señor del escenario, cantando maravillosamente, y moviéndose con estilo y sin parar un instante, especialmente casado escenicamente con un Pilson que también se vació y demostró que podría ser cantante solista de una banda perfectamente, porque posee una voz prodigiosa; sus coros, junto a sus compañeros fueron y son siempre básicos en el sonido de enorme calidad que posee la banda y hace que suenan con una riqueza y calidad sin límites.

Feels Like the First Time fue presentada por  Mick Jones, quien explicó que esta era la gira 40 Aniversario y que este tema fue uno de sus primeros éxitos. Sonó perfecto, genial, maravilloso.

La clase y el imán se adueñó de todos de nuevo con un Urgent adorable, mágico con Tom Gimbel al saxo como protagonista. Los coros fueron perfectos, y toda la banda hizo prueba fehaciente de su talla, distinción y categoría.

Cuando muchos esperábamos que tocaran Say You Will,  Can’t Slow Down, When It Comes To Love, Starrider u otro gran tema, llegó el turno para  un pesado solo de teclados y un sobrio pero buen solo de batería. Vale que las bandas tienen que darse un respiro y descansar, pero yo creo que no era para tanto. Tras 50 minutos pienso que esos solos sobraron y frenaron el show, ocupando el lugar de un par de canciones que podrían haber encumbrado aún más este gran concierto; pero supongo que Mick Jones debía descansar o incluso Kelly Hansen. En un show de 90 minutos me parece excesivo tanto solo, la verdad.

Por último, tocaron un divino Juke Box Hero, con el grupo dándolo todo, aunque en mi opinión hicieron una versión demasiado larga, con el público participando, pero vuelvo a decir que yo hubiera preferido algún tema más.

A los pocos instantes, Mick Jones volvió a subir al escenario, habló de los 40 años que la banda lleva en la carretera y tocaron un genial Long, Long Way From Home.

Para cerrar se despidieron con una sorpresa. Kelly anunció que estaba allí su bajista Rick Wills quien estuvo en el grupo desde 1964 a 1992. Hablo sin saber, pero supongo que el debe vivir en Marbella o cerca, y aprovechó la ocasión para recordar tiempos mozos, algo que hizo, ocupando el puesto de un Jeff Pilson que se puso en la tarima central, vestido con una túnica negra y con un libro (a modo de sacerdote) mientras la banda hizo una prodigiosa interpretación de su mega éxito I Want to Know What Love Is.

Como fin de fiesta, Hot Blooded puso el broche de oro a una actuación maravillosa.

Ndr.: Quiero agradecer el trato recibido a Theresa Bernabé, a todo su equipo y Crazy Music Productions

Texto y Fotos: Rafa Basa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.