Inicio Conciertos Crónica y fotos de RIVERSIDE en Madrid

Crónica y fotos de RIVERSIDE en Madrid

0
Century Media - LIQUID TENSION EXPERIMENT
Century Media - BAEST - WITHERFALL - EYEHATEGOD
Century Media - LIQUID TENSION EXPERIMENT
Century Media - BAEST - WITHERFALL - EYEHATEGOD

 

RIVERSIDE

Sábado 13 de Mayo de 2017 – Teatro Barceló – Madrid

Cuando RIVERSIDE anunciaron su gira, la cual pasaría por Madrid, en solitario, sin teloneros y honrando al fallecido Piotr Grudzinski, guitarrista de la banda, la fecha estaba marcada en rojo en muchos calendarios: el 13 de Mayo de 2017.

Esa fecha será recordada como una de esas noches en las que sales de un concierto exultante, satisfecho y con una sensación de que la música aún tiene mucho que ofrecer y sobre todo en un estilo tan profundo y trabajado como el Metal Progresivo.

Desde primeras horas de la tarde, la cola daba la vuelta a la manzana a las puertas del teatro Barceló en la capital, que abrió puntual y como un torrente, llenó la sala. La espera fue larga, una hora donde la expectación crecía por momentos, pues la simpleza del escenario auguraba un concierto íntimo e inolvidable. Y vaya que si lo fue.

Tras una intro musical que nos iba preparando para lo que venía, el trío salío a escena, presentando al cuarto miembro, amigo de la banda y guitarrista para esta gira, Maciej Meller. Fueron recibidos con una sonora ovación y las emociones inundaron la sala en cuanto los polacos iniciaron el concierto, con el recuerdo de un amigo flotando en el aire, con la melancólica melodía de “Coda”. El sonido fue, desde el minuto uno, el gran aliciente del concierto, pues una banda donde la importancia de las emociones se transmite por cada instrumento, necesitaba un sonido como el que ofreció la sala esa noche, simplemente espectacular, bien medido, nítido y que envolvió rapidamente a los asistentes. Así quedó patente con “Second Life Syndrome” y “Conceiving You”, con el teclado acompañando maravillosamente y con un sólo de guitarra que hizo saltar las lágrimas a más de uno, recordando que muchos grupos, además de profesionales, son amigos, y para los polacos la pérdida de su guitarrista el año pasado fue la pérdida de un amigo y un hermano.

Con las emociones a flor de piel, los temas fueron cayendo uno a uno, acompañados por un montaje de luces que eran un instrumento más y cumpliendo las expectativas del respetable.

“Caterpillar and the Barbed Wire” es para mí uno de los temas fetiche de esa obra de arte que es “Love, Fear and the Time Machine”, canción que tiene tantos matices que, en directo, se te mete en la piel por cada poro hasta llegarte al corazón, arrebatarte la conciencia y llevarte por un mar de sensaciones. Y así fue esa noche, sonando la voz de Mariusz Duda con ese desgarrador sentimiento que imprime a sus cuerdas vocales, marcando en el camino el ritmo con un bajo que ha convertido a la banda en una referencia en el mundo del Metal más progresivo.

El resto de la banda no se quedaba atrás, pues Michat Lapaj es capaz de arrancar riffs únicos en los teclados y de darle esa personalidad que tiene la música de RIVERSIDE en todo momento.

Apenas había empezado la noche y llegó uno de los momentos más esperados de los fans, sonando “The Depth of Self-Delusion”, que fue acompañada a coro por más de uno de los presentes y seguida de una jam que unió perfectamente con e primer momento acústico de la noche, con “Los (Why Should I Be Fightened By a Hat)”, otro temazo del que para mí es el mejor disco de la banda y que he citado anteriormente, y del que también tocaron “Saturate Me”.

Pasado el ecuador de su actuación nadie quería que se acabara, pero con “Escalator Shrine”, se acercaba el final y con ella llegaba la oscuridad y las tinieblas envolvían la sala, hipnotizados todos por las primeras notas del bajo y con una canción que, llena de cambios de ritmo y con un final que parecía no llegar nunca, siendo una de las canciones más largas de la noche y que marcó el camino hacia un final inevitable, que llegó, en principio, con “Before”, suave como la seda y preciosa en todas sus tonalidades.

Pero aún quedaba el postre, y que mejor cierre que volver a “Love, Fear and the Time Machine” con  “Towards the Blue Horizon” y cerrando una sublime actuación con “Coda” y dejando el escenario con “Where the River Flows” sonando de fondo.

Impresionante muestra de calidad, melancolía y buen gusto por la música la que nos ofrecieron RIVERSIDE, una de esas bandas a las que ver en directo es un auténtico privilegio y una experiencia única.

El setlist fue:

  1. Coda
  2. Second Life Syndrome
  3. Conceiving You
  4. Caterpillar and the Barbed Wire
  5. The Depth of Self-Delusion
  6. Lost (Why Should I Be Fightened By a Hat
  7. 02 Panic Room
  8. Saturate Me
  9. Escalator Shrine
  10. Before
  11. Towards Th Blue Horizon
  12. Coda

Texto y fotos: Yalinku Melero

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.