Inicio Conciertos Crónica y Fotos de HAMLET en Zamora

Crónica y Fotos de HAMLET en Zamora

0

 

HAMLET

Sábado 11 de Febrero de 2017 – La Cueva Del Jazz – Zamora

Muchos condicionantes marcaban el concierto de HAMLET en La Cueva del Jazz de Zamora como una fecha muy especial.

Por un lado los madrileños volvían a una ciudad en la que unos meses antes habían reinado cerrando su festival  Z LIVEROCK FEST , dando un bolo antológico en sonido y energía. Además lo hacían en la fiesta de presentación de la edición 2017, que ha conseguido, para segundo año, elaborar un cartel de quilates con la presencia de una banda de categoría internacional, los finlandeses STRATOVARIUS, y lo más granado del metal nacional. De TIERRA SANTA a [IN MUTE] pasando por ANGELUS APÁTRIDA, SAUROM, QUAOAR y los renacidos AVALANCH, en una fecha, el 1 de Julio, marcada en rojo en todas las agendas metaleras nacionales.

Además son suficientemente conocidos, la propia banda los hizo públicos, los problemas medulares de su guitarrista Luis Tárraga, que les han obligado a suspender algunos de los conciertos de gira, entre ellos su aparición en Madrid donde tienen todo el papel vendido y que muestran un futuro a corto plazo un tanto incierto. La fecha de Zamora, como ellos mismos nos confesaron, era una pequeña prueba para calibrar en que estado se encuentra la salud de Tárraga y aunque le vimos aparecer en la sala ayudado por unas muletas, y el mismo reconoció que lo había pasado bastante mal y con dolores, seguro que fue un empujón moral comprobar que está en el camino correcto para volver a dar esos saltos espectaculares con los que lleva más de 20 años revolucionando los escenarios.

Las entradas estaban agotadas desde hace días y el ambiente en la pequeña Cueva del Jazz era excepcional. Ayudó la fiesta previa al concierto, donde se presentaron alguna de las bandas que abrirán el festival en su fecha previa, y con el nombre de Warm Up Party tendrá lugar en la Plaza de la Catedral de Zamora contando con SARATOGA, NOCTURNIA, CICONIA y SIN CONTROL (y además gratis), además los sorteos y chupitos de Jager que fluían con alegría por la sala la convirtieron en un auténtico hervidero cuando Molly y los suyos saltaron a las tablas.

Volver a ver a HAMLET en un recinto pequeño, con la banda a un palmo de tu cara y Molly, físicamente mucho más poderoso, balanceándose sobre los monitores de manera amenazante es una auténtica gozada. Fundamentalmente porque HAMLET no distinguen entre aforos y tamaños de salas y salen a matar. Sobre todo su vocalista, que se ha echado el peso de la formación a sus espaldas y literalmente se come a todos los presentes y aglutina de manera absoluta todas las miradas. Gestos amenazantes, poses agresivas y un despliegue de carisma, carácter y lo más importante voz, que difícilmente tienen parangón en el panorama musical. No hablamos de que cante más o mejor que otros sino que la combinación que forman su presencia escénica, su entrega y sus cualidades honran de manera clara la definición de frontmen total y justifican claramente el precio de la entrada.

En la hora y media, con un sonido cercano al sobresaliente, que duró el concierto, HAMLET hizo un perfecto ejercicio de equilibrio musical mezclando los grandes clásicos de su triunvirato discográfico (Revolución, Insomnio, Álbum Negro) con las piezas de su último trabajo, La Ira, que les ha devuelto a los ritmos rápidos, frescos y sobre todo directos. De esta manera no desentonaba que tras dos clásicos como Limítate o Vivo en Él, sonaran Imperfección o Mi Religión, en un up tempo de velocidad.

Tárraga no se dejó nada dentro y dio todo lo que es capaz en su situación. Estoy seguro que alguien que no hubiera visto nunca a HAMLET en directo no podría averiguar que se encuentra en una situación de rehabilitación física, e incluso hubo algún momento que llegué a pensar "está a punto de pegar uno de sus típicos saltos", un 10 para su actitud.

Antes y Después, su primer paso por el imprescindible Insomnio, hizo que La Cueva entrara en efervescencia, y a pesar de algunos problemas técnicos que tuvo Paco con su batería, hasta el punto de tener que cambiar los pedales de bombo, y que les hicieron parar en varias ocasiones, el ritmo del show no se resintió. Por cierto, Paco Sánchez y Álvaro Tenorio siguen siendo uno de los dúos rítmicos más sólidos del estado. Perfectamente compenetrados ofrecen un colchón en el que desde la fuerza y el empuje crean un compendio de melodías rítmicas como ninguna otra banda nacional. Además Ken HC ya está perfectamente integrado en la banda, no solo en las canciones de La Ira sino en los temas que originalmente no fueron grabados por él.

Deva Vu fue uno de sus pasos por Amnesia, un disco también sobresaliente pero con un ambiente más oscuro, y tras otro doblete de temas nuevos (Lamento y Ser o No ser, quizás dos de las composiciones más densas de su última pieza), llegó el momento de encadenar uno tras otro toda su artillería pesada.

Egoísmo desencadenó las hostilidades con Molly pidiendo (y logrando) un wall of death a pesar del corto espacio que disponíamos, Muérdesela fue un grito de rebelión en su garganta ("No quiere decir No" nos recordó a todos) y el triplete Dementes Cobardes, Denuncio a Dios y Tu Medicina acabó dejando roncos a todos menos al protagonista, que ya entonces se paseaba sobre la barra de la sala. Para los bises empezaron con Imaginé, único testigo de esa época de sonidos más "suaves" que desarrollaron en Syberia, y Pura Vida (disco que junto a La Puta Y El Diablo se quedaron fuera del set) y que es muy bien recibida por los fieles. Pero cuando la dupla Irracional (con parte de ella cantada a capella) y Jodido Facha pusieron punto y final al show, con el cantante literalmente a hombros de uno de los asistentes, no quedaron energías para más.

HAMLET llevan 25 años editando discos de metal en este país. Arriesgando e innovando en su propuesta, sacando discos diferentes estilísticamente entre ellos y obligando a evolucionar a sus seguidores. Y un cuarto de siglo después siguen en plena forma y dando lecciones sobre el escenario. Solo por eso tienen todo el respeto ganado. Actualmente revientan cabezas en los conciertos en un estado de forma excepcional. Deseando que Luis se recupere al 100% para seguir disfrutando de ellos. No es segunda juventud, es MADUREZ (así con mayúsculas).

Texto y fotos: Fran Cea

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

AZRAEL - GIRA 2022
BLOODHUNTER - GIRA 2022
HEAVY METAL HEART 2022 SPAIN
NURCRY - Sin Temer Al Sol
RRS PROMO - BARON ROJO - BILBAO-BARACELONA
GUADAÑA
XTASY
INDRID - De Dagas y Silencios
METAL PARADISE 2022
ROCK GUITAR EXPERIENCE
AGENCIA - AREA51METAL
KIVENTS