Inicio Lanzamientos A-Z Crítica del CD de NIGHT RANGER – 35 Years and a Night...

Crítica del CD de NIGHT RANGER – 35 Years and a Night in Chicago

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - PAIN OF SALVATION
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - PAIN OF SALVATION

 

 

NIGHT RANGER – 35 Years and a Night in Chicago
Discográfica: Frontiers Music

Puntuación Popular

(1 votos) 10/10

NIGHT RANGER - 35 Years and a Night in Chicago Afortunadamente para los seguidores de NIGHT RANGER los treinta y cinco años que llevan dándonos satisfacciones musicales parecen no pesarles en absoluto, todo lo contrario. De hecho han sabido revitalizarse y recuperar su mejor nivel después de atravesar algunos periodos oscuros con sus tres pilares fundamentales algo despistados con proyectos paralelos en los noventa y publicando discos bastante inferiores a lo que nos tenían acostumbrados hasta que hace cinco años recuperaron su mejor versión compositiva para alegría de los que llevamos disfrutando con su música desde los primeros ochenta.

Esta vuelta a los orígenes empezó a quedar palpable con su disco “Somewhere In California” (2011), y refrendada con otro muy buen trabajo como “High Road” (2014), dejando entre medias el delicioso acústico “24 Strings & a Drummer” (2013), con el trío de ases fundadores al mando, Jack Blades (bajo y voz), Kelly Keagy (batería y voz) y Brad Gillis (guitarra), acompañados por Eric Levy (teclados) y por Joel Hoekstra (guitarra), que éste dejó su puesto definitivamente a Keri Kelly (Alice Cooper, John Waite, Slash) hace dos años aunque ya le había sustituido para algunos conciertos en 2012 y 2013.

Con esta última formación están girando por Estados Unidos celebrando su trigésimo quinto aniversario, dicha gira comenzó el pasado siete de mayo en el House Of Blues de Marina City (Chicago) ante más de un millar de fieles. Este concierto podemos disfrutarlo ahora ya que acaba de ser publicado en formato doble CD, DVD y Blu Ray. Evidentemente la edición más completa es la que se presenta brillantemente en un completo digipack con los dos CDs de audio y el DVD.

Se abre con una breve presentación enlatada de un speaker al más puro estilo Kiss que da paso a la enérgica melodía de "Touch Of Madness” con Blades haciéndose cargo de la voz principal, que como es habitual irá alternando en los con Keagy según el tema, secundado por las guitarras de Gillis y Kelly afiladas entre las misteriosas teclas de Levy. Sin pausa continúan con la más melódica “Sing Me Away” una delicia de armonías vocales e instrumentales, a la que sucede la no menos emocionante y vibrante “Four In The Morning” mi tema favorito del grupo que nunca me canso de escuchar, perfecta definición de lo que tiene que ser un medio tiempo.

Tras esta terna de temazos, primera charla de Blades haciendo referencia a los orígenes californianos de la banda para introducir la festiva “Growing Up In California” que contagia con su tremendo ritmo y sus alternancias vocales dejando además un señor solo de guitarra marca de la casa. Tras este guiño a sus últimos discos, vuelta a los clásicos con la más sinfónica “Rumors In The Air” que comienza muy suave para ir creciendo con fuerza hasta su estribillo y su duelo de teclas y guitarras hasta que meten parón de ritmo en el que Keagy arenga al público que sigue disfrutando con la tremendamente pegadiza “The Secret Of My Success” perteneciente a la banda sonora de la película del mismo título.

Nueva charla de Jack Blades en este caso para recordar al recientemente fallecido Prince antes de llevarnos hasta el año 1985 con otro de los temas del álbum “Seven Wishes”, la preciosa balada “Sentimental Street” con Kelly Keagy derrochando fuerza y sentimiento en su interpretación vocal llegando hasta un estribillo a capela con el resto de la banda antes de la entrada de toda la instrumentación creando un emotivo clímax.

Momento más festivo con Blades marcando el ritmo a base de “yeahs” interactuando con el público en “High Road” demostrando su sencilla y contagiosa efectividad, siendo el segundo y último tema de su cosecha más reciente, el resto todo clasicazos ochenteros de los cuatro primeros discos, bueno básicamente de los tres primeros, y un tema nuevo que comentaré más adelante. Uno de esos clásicos es que sigue a continuación, “Eddie’s Comin’ Out Tonight”, dedicada a un fan de la banda que les seguía en sus primeras actuaciones en San Francisco y que refleja la entrega y ganas de pasarlo bien, con unas guitarras crudas y nítidas perfectas para imprimirla un carácter más rockero sin olvidar nunca la melodía para cerrar el primer CD.

El segundo CD se inicia con otro de los baladones del grupo, “Goodbye”, canción presentada como muy especial para ellos y que interpretan con un gusto y elegancia enormes, iniciando en modo acústico y desnudo con Keagy todo melodía y fuerza a la voz antes de la entrada de toda la carga eléctrica instrumental creando un momento realmente emocionante. Después de este pedazo de recuerdo, el tema nuevo al que me refería antes, “Night & Day”, un corte bastante cañero que será incluido en su próxima entrega en estudio que está prevista para la primavera de 2017, con las guitarras de Kelli y Gillis con la distorsión alta y con la voz de Keagy más áspera, todo tratado con la clase y melodía acostumbradas, pero tendré que escucharlo más porque se me queda un poco corto comparado con los otros dos más recientes.

De aquí en adelante temazo tras temazo cayendo uno tras otro, comenzando por “Night Ranger” pomposidad y melodía con las teclas y los coros envolviéndolo la dureza de sus guitarras y de la voz principal, pasando por “When You Close Your Eyes” otro medio tiempo perfecto con sus embaucadores acordes de guitarra atrapándonos desde su inicio y con unas armonías vocales Top que deberían enseñarse en las escuelas de música, hasta la festiva “Don’t Tell Me You Love Me” con el público totalmente metido coreando su contagioso estribillo y con un solo de guitarra doblado para lucimiento de la pareja de hachas, antes de despedirse hasta los bises dejando unos innecesarios minutos en blanco sin editar que hacen que el corte se alargue excesivamente hasta que aparece Keagy para presentar a los miembros del grupo.

Tras la presentación enganchan con la directa y divertida “Penny” en la que las guitarras y teclas comparten primeros planos junto a los buenísimos coros de siempre creando otro tema hard A.O.R. de manual, que sirve como brillante previo a los dos singles por excelencia de la banda incluidos en su segundo trabajo “Midnight Madness” (1983), “Sister Christian” y “(You Can Still) Rock In America”. Para la primera Blades pone en situación el año en el que triunfó el tema, 1984, refiriéndose que por aquel entonces presidía los Estados Unidos Ronald Reagan y que las películas más taquilleras eran “Beverly Hills Cop” (Superdetective en Hollywood) y “Ghostbusters” (Los Cazafantasmas), y que la canción que rompía las listas era “Sister Christian”, otro baladón lleno de intensidad y sentimiento con el que conquistaron y siguen conquistando, una vez más con Keagy dejándose la voz con un poderío brutal.

El fin de fiesta como no puede ser de otra manera, lo pone la mencionada “(You Can Still) Rock In America”, himno total de autoafirmación que transmite optimismo y ganas de rockear como pocos con un Blades desatado, perfectamente apoyado por sus compañeros en los coros y con un Gillis frenético por momentos. Cierre perfecto para un excelente documento, tanto sonora como visualmente, en el que se recoge toda la esencia, calidad y fuerza de una de las mejores formaciones de hard melódico de la historia.

Mariano Palomo

Lista de Temas:

Disc: 1

  1. Intro
  2. Touch Of Madness
  3. Sing Me Away
  4. Four In The Morning
  5. Growing Up In California
  6. Rumors In The Air
  7. Secret Of My Success
  8. Sentimental Street
  9. High Road
  10. Eddie’s Comin’ Out Tonight
  11. Goodbye
  12. Night & Day
  13. Night Ranger
  14. When You Close Your Eyes
  15. Don’t Tell Me You Love Me
  16. Penny
  17. Sister Christian
  18. Rock In America
  19. 7 Wishes