Inicio Conciertos Crónica y fotos de BLUES PILLS, KADAVAR y STRAY TRAIN en Madrid

Crónica y fotos de BLUES PILLS, KADAVAR y STRAY TRAIN en Madrid

0

 

+ KADAVAR + STRAY TRAIN

Martes 25 de Octubre de 2016 – Sala Joy Eslava – Madrid

La madrileña y céntrica Joy Eslava se vestía de gala en el último martes del mes de octubre para acoger una de las citas más esperadas en lo que restaba de año. Y no es para menos, pues el cartel versaba principalmente sobre dos bandas que, aún siendo relativamente prematuras, ya no necesitan demasiada presentación. En primer lugar, por aparecer en esta ocasión en la parte alta de dicho cartel y por ser realmente los protagonistas de la noche, los alumnos aventajados de la escena sueca más bluesrockera, BLUES PILLS, plenamente inmersos en la presentación de su más reciente trabajo, “Lady in Gold”, que da nombre también al tour que nos ocupa y que expondrán por todo el viejo continente junto a sus más que acertadamente elegidos acompañantes. A saber, los teutones KADAVAR, que ya tuvieron su momento de gloria hace apenas un año, cuando colapsaron la Penélope con su colosal “Berlin”, escoltados por otros suecos de alto nivel como HORRISONT, aunque estos no gozan de la popularidad y el tirón de estas dos superbandas. Parece que todo queda en familia. Cerrando la alineación, y como toque de frescura, abrirían la velada unos forasteros cuasianónimos que se hacen llamar STRAY TRAIN, dejando claro que tienen mucho que decir. Así, de esta guisa, con esta particular mezcolanza de indumentarias, procedencias y estilos; estaba el negocio preparado para que desde media tarde recibiéramos una buena dosis de blues, rock y psicodelia de lo más setentero, en sus diferentes facetas.

Pasajeros al tren, no lo vayan a perder. Como sí se perdió alguno a unos jóvenes eslovenos que inauguraron la velada con su sencilla, pero fresca y convincente propuesta. Eso es STRAY TRAIN, cinco chavales que empezaron coqueteando con versiones de blues rock y que en apenas un año de existencia ya están por aquí descargando lo que es su primer larga duración de más largo nombre aún: “Just ‘Cause You Got The Monkey Off Your Back Doesn´t Mean The Circus Has Left Town”, sobre el que basaron su actuación, escrutando potentes temas de rock clasicote de lo más americanizado. Melosa y armoniosa amalgama de sólidos riffs, finos punteos y la más que notoria capacidad vocal de su cantante Luka Lamut. Los de Ljubljana cuajaron un buen concierto de poco más de media hora en la que apenas un par de temas de su LP quedaron en el tintero, empezando por la inicial y animada Soulseller, para seguir prácticamente la ordenación de los temas en el disco hasta llegar a Blow, tema muy funky que me habría gustado escuchar en directo, aunque desde luego el bajista Niko Jug se hizo cargo de que no faltaran buenos grooves del estilo durante todo el concierto.  Antes de acabar, no querían irse sin regalarnos un final digno concorde con lo que había sido su actuación, interpretando una versión del tema Preasure and Time de los californianos RIVAL SONS, que también estarán por nuestro país el próximo año; así como la verdadera joya que es Man or Stone, que bien podía haber salido de la cabeza de Slash y que puso final a una correcta actuación que augura un sugestivo futuro para estos tíos, conforme vayan adquiriendo experiencia y presencia sobre el escenario.

A continuación, los siguientes en manifestarse serían el trío de tudescos melenudos que conforman KADAVAR, con su arcaica pero a la vez actualizada propuesta de contundente rock oxidado cargado de densos riffs y una buena dosis psicodelia.  Para su turno, la sala ya estaba a rebosar, con los dos anfiteatros también repletos, esperando empalagarse con la descarga que se avecinaba. La gran afluencia para aquella hora me hizo plantearme cuál era realmente el principal atractivo de la noche, porque el de los alemanes probablemente fuera el concierto más sentido, incluso animado, con una comunión público-banda imposible de explicar, a pesar de que el concierto no fue todo lo perfecto que podría haber sido.

En esta gira y concretamente en esta ocasión, KADAVAR nos deleitó con un show algo más desmarcado de su último trabajo “Berlin” (aunque cargado de temas de éste). Supongo que en parte por no quitar protagonismo al disco que realmente se viene presentando en este tour, y también porque el resto de su todavía corta discografía tiene nivel de sobra y merece ser exhibida. Así, con toda la banda en primera línea de batalla, con la batería de Tiger en el mismo centro y a escasos centímetros del borde del escenario, Lupus a su diestra y Dragon a su siniestra, la santísima trinidad estaba lista para dar rienda suelta a sus frondosos paisajes musicales comenzando como viene siendo habitual con la dupla Come Back Life y Pale Blue Eyes entre oscuridad y luces monocromáticas, demostrando que pasado y presente de la banda casan a la perfección. Una de las primeras sorpresas vendría con Doomsday Machine, una verdadera maravilla de tema que no estaba siendo habitual en su setlist y que el público sin duda disfrutó y agradeció; seguida de Living In Your Head, de su premonitorio álbum homónimo, que ya casi alcanza el lustro de vida. De esta forma tan heterogénea se fueron sucediendo temas de sus tres trabajos editados hasta la fecha como Black Sun, Forgotten Past  o  Thousand Miles Away From Home; bien interpretados y complementados con su vigorosa puesta en escena y su estética retro, que terminan por transportarte a otra época y otro lugar en un onírico viaje que forma parte de la esencia de la banda.

Aunque la falta de luz y de voz fueron la tónica dominante del concierto, nada les impidió meterse al respetable madrileño en el bolsillo  y arrasar con su show. Cabe destacar la actitud del batería Cristoph que fue el centro de todas las miradas con su poderosa y vistosa forma de aporrear su modesta batería, menuda mala bestia.  Y así, entre luces estroboscópicas y con los ánimos por las nubes, los germanos dispusieron un apoteósico final cuya ignición sería All Our Thoughts, enlazada con su fraternal Creature Of The Demon, que seguiría subiendo la intensidad hasta llegar a una muy personal versión del clásico Helter Skelter, que acabaría con Lindemann concluyendo el concierto sobre las manos de un enfebrecido publico. Monumental reafirmación de este genial power trío en la capital, aseverando  su altísimo nivel a pesar de que el sonido fuera mejorable en muchos momentos dejaron bien claro la otra noche por qué se han convertido en tan poco tiempo en unos verdaderos colosos de la escena europea. 

De esta manera, dejando el listón bien alto y el ambiente caldeado de forma inmejorable, cederían los alemanes el turno a sus compañeros, vecinos, protagonistas y últimos intérpretes de la noche, BLUES PILLS, otros que también dejan huella por allá donde van. Tras lo pertinentes cambios de equipo y terminar de montar la sencilla decoración del escenario que nos había acompañado durante el resto de bandas, todo estaba listo para poner el broche de oro a una sensitiva velada que acabó por todo lo alto con los temas de esta joven formación que ha celebrado su lustro de existencia con un nuevo trabajo digno de ser enmarcado, que básicamente es el culpable de que todos estuviéramos allí esa noche. 

Por supuesto estoy hablando del formidable disco “Lady In Gold”, cuyo single homónimo abrió la tanda para el cuarteto sueco, completado eso sí por el polifacético músico Rickard Nygren, quien está detrás de las teclas tanto en el plástico como en esta gira y que ha sido capaz de integrar una nueva dimensión en las composiciones de la banda, así que esperemos que haya venido para quedarse, pues su aptitud quedó demostrada tanto en el primer tema como en el siguiente Little Boy Preacher. El sonido inicial no fue el mejor posible, y con el segundo tema ya notaba una cierta carencia de garra de la que desde luego disponen en estudio, algo faltaba y era notable, hasta que con Bad Talkers caí en la cuenta de que lo que estaba echando de menos eran los envolventes e importantes coros de los que el disco está plagado, pues no olvidemos que uno de los atractivos de la banda es la fusión del blues rock con una imponente parte vocal de lo más soul. Casi sin tiempo para respirar vendría la veloz Won’t Go Back, tras la que sí había oportunidad para parloteos y halagos varios antes de empezar con una serie de temas de trabajos anteriores como Black Smoke o Bliss

A pesar de todo, estoy seguro de que si todos los allí presentes coincidimos en algo fue en la innegable actitud y talento de la apuesta vocalista Elin Larsson, que con su energía, carisma y su sobrenatural voz compensó toda falta de gracia de sus compañeros, demasiado estáticos, casi expectantes, que aunque musicalmente rindieran a un gran nivel, siempre viene bien algo de salero.  Desde su aparición inicial, toda ella vestida de oro, se adueñó por completo de todo el escenario y se hizo con el público: saltó, bailó, interactuó, no dejó de moverse en todo el concierto y lo más importante, su candorosa e impresionante voz rayó a altísimas cotas durante prácticamente todos los temas, de verdad que lo de esta chica es un verdadero don (muy trabajado eso sí). Únicamente bajaría un ápice el nivel cuando le tocó concentrarse en el piano para inaugurar los bises con una emotiva I Felt A Change, que interpretaría sola sobre las tablas al abandonar el escenario el resto de miembros tras tocar varios de los temas más representativos del combo como High Class Woman o Devil Man.

Solo restarían Rejection y Go So Long del final de un atestado concierto con una pletórica Elin como protagonista comandando a los suyos hasta el éxito rotundo, que terminaría secundado con una contundente ovación que intentó agradecer la inclusión de nuestro país en su maratoniana gira; así como con el impasible deseo de que no cesen en su empeño de visitarnos asiduamente, sobre todo si es con un LP tan meritorio como “Lady In Gold” bajo el brazo y con unos acompañantes de tan alta talla.

Setlist STRAY TRAIN:

  1. Soulseller
  2. I Wish I Could Be Free
  3. Wander Man
  4. Green Card Paradise
  5. Plastic Princess
  6. Pressure And Time (RIVAL SONS)
  7. Man Or Stone

Setlist KADAVAR:

  1. Come Back Life
  2. Pale Blue Eyes
  3. Doomsday Machine
  4. Living In Your Head
  5. Last Living Dinosaur
  6. Black Sun
  7. Forgotten Past
  8. The Old Man
  9. Thousand Miles Away From Home
  10. All Our Thoughts
  11. Creature Of The Demon
  12. Helter Skelter (THE BEATLES)

Setlist BLUES PILLS:

  1. Lady In Gold
  2. Little Boy Preacher
  3. Bad Talkers
  4. Won’t Go Back
  5. Black Smoke
  6. Bliss
  7. Little Sun
  8. Elements and Things (TONY JOE WHITE)
  9. You Gotta Try
  10. High Class Woman
  11. Ain’t No Change
  12. Devil Man
  13. I Felt A Change
  14. Rejection
  15. Go So Long

Texto: Carlos Esteban (@mapexvsmeinl)

Fotos: Yalinku Melero

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

MAGO DE OZ - Bandera Negra
INFAMIA - Crisálida
Dino Jelusick
KIVENTS
AGENCIA - AREA51METAL
ROCK GUITAR EXPERIENCE – COLECCIÓN DE LIBROS
ROCK GUITAR EXPERIENCE