Inicio Conciertos Crónica y Fotos de DELAIN, EVERGREY y KOBRA AND THE LOTUS en...

Crónica y Fotos de DELAIN, EVERGREY y KOBRA AND THE LOTUS en Madrid

4
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION

 

DELAIN

 

+ EVERGREY + KOBRA AND THE LOTUS

Miércoles 2 de Noviembre de 2016 – Sala Arena – Madrid 

Gran expectación la del concierto del pasado miércoles, aun siendo un día entre semana en la capital, con una larga cola de personas esperando a la apertura de puertas en la céntrica Sala Arena, desde una hora antes. DELAIN están creciendo con el paso de los años y con ellos, su poder de convocatoria, teniendo una nutrida base de fans que va a más en cuanto a número. Además, siguen conservando un buen directo, cada vez mejor, sabiendo cómo transmitir sus mejores sentimientos a sus fans, quienes pasaron una más que agradable velada en Madrid.

Para la ocasión venían acompañados de dos bandas altamente conocidas como son EVERGREY, toda una institución del metal europeo y los canadienses KOBRA AND THE LOTUS, a quienes llevábamos cuatro años sin tener en nuestras tierras, desde aquel lejano SONISPHERE getafense.

Lamentablemente, y esto no tiene por qué ser responsabilidad de la banda principal, se volvió a dar la circunstancia de que ambas bandas teloneras sonaron increíblemente mal para, al final, poder disfrutar de una ecualización y volumen correctos en el acto principal. No creo que esto ayude a otra cosa que no sea fastidiar el concierto a los espectadores, quienes además en su mayoría estaban ocupando ya a primeras horas el foso y aledaños de la sala para disfrutar de una noche de buena música.

En cuanto al escenario, me llamaron la atención dos cosas: primero, que no hicieran uso de la pantalla trasera de la que dispone la sala (algo que prácticamente todas las bandas que he visto allí hacen) y la taparan con un enorme telón con la portada del último lanzamiento de DELAIN “Moonbathers”; y en segundo lugar, que ampliaran la parte delantera, quitándole cierto espacio a la pista, para incluir una enorme tarima que al fondo contendría tanto la batería como el kit  de teclados.

El quinteto canadiense comandado por Kobra Paige (de un plateado impoluto, poniéndoselo difícil a los compañeros fotógrafos al ser el centro de todos los reflejos en las luces) salía dispuesto a abrir la velada dejándonos un buen sabor de boca, el cual terminó siendo agridulce por la calidad del sonido antes indicada.

Dieron un corto repaso a su discografía con temas como “Gotham”, la potente “Battle of Wrath”, “Hold On”, “Soldier” (donde Paige luciría una gorra militar a juego con su vestimenta), “Trigger Pulse” (donde el mal sonido, sin ecualizar y con una voz falta de cuerpo ni matiz comenzaba a ser alarmante) y “50 Shades of Evil”.

Por lo tanto, un diez para la banda y su entrega y una pena no haber podido disfrutar como era de recibo a una banda tan prometedora como KOBRA AND THE LOTUS.

Pareja suerte correrían EVERGREY, con un sonido algo mejor, pero para nada aceptable y menos en comparación a la inmensa calidad que atesoran los suecos. Sumemos a esto un pobre juego de luces, monocromático en su mayoría. Tom S. Englund y los suyos no se amilanarían ante la situación, dando rienda suelta a su contagiosa pasión por el metal y su interpretación de una manera personal.

“Passing Through” abriría su actuación y ya pronto quedaría claro que su propuesta era bien recibida por los asistentes. “The Fire” les quedó muy bien, como un melódico “Leave it Behind Us” que caló hondo.

“In Orbit” sería toda una muestra de señorío y elegancia, preciosa aun sin contar para la ocasión con la voz ni presencia de Floor Jansen. “Broken Wings” nos sumergiría dentro del mejor progresivo, mientras que “A Touch of Blessing” (precedida de un solo de guitarra con colchón de teclado) aportaría las texturas múltiples con las que nutren su música, finalizando por todo lo alto con “King of Errors”, en la que participaría un buen número de los asistentes.

Y de repente todo cambió: el sonido (al que aún así le costaría unas cuatro canciones adquirir los parámetros óptimos) y las luces por fin se mostrarían en todo su esplendor para poder disfrutar de la actuación de DELAIN, quienes dieron un señor concierto, muy superior al que tuve ocasión de comprobar hace unos años en la gira presentación de “We Are The Others”.

Martjin Westerholt ha conseguido formar una banda sólida cuyo éxito ha sido progresivo con el paso del tiempo, destacando la, cada vez mejor cantante y frontwoman Charlotte Wessels, irradiando simpatía y sonrisas por doquier, mientras nos regalaba con su preciosa voz.

Mostrándonos el pie de micro que luciría la pelirroja vocalista, el cual se iluminaba en color blanco, arrancaría la actuación con la portentosa “Hands Of Gold”, a la que seguiría un “Suckerpunch” coreado por todos, mientras sus compañeros comenzaban a hacer uso de la tarima, subiéndose a tocar junto a Martijn y Rubén.

Sin perder su simpatía (aderezada por el elegante vestido que lucía esa noche), Charlotte aprovechó para hablarnos en español para darnos la bienvenida, confesarnos lo felices que estaban esa noche y presentar “The Glory and the Scum”. Por su parte, “Get the Devil Out of Me” fue toda una fiesta, cantada a pleno pulmón por toda la sala.

“Pendulum” nos mostraría su faceta más dura, aportando los guturales del bajista Otto como elemento diferenciador. “Army of Dolls” y “The Hurricane” continuarían con las buenas impresiones, “April Rain” sería recibida como el himno que por derecho ya es, dejándonos destellos de clase y elegancia con un “Here Come The Vultures” enorme, interpretado con dejes dramáticos que le hacían parecer parte de un musical de Broadway.

“Fire with Fire”, “Danse Macabre”, “Sleepwalker’s Dream”, aquello era un no parar de grandes temas, uniendo cada uno de ellos la comunión entre banda y público, llegando el momento álgido con “The Gathering”, donde toda la sala estuvo cantando y dando botes, rematando con la épica “Pristine” antes de salir para un corto bis.

La vuelta a escena llegó con un potente “Mother Machine” -¡qué pedazo de estribillo!- seguida de “Don’t Let Go” (según la vocalista, la canción idónea para conseguir que nos cansáramos y sudáramos antes de emprender el camino a casa) y, como broche de oro, un “We Are The Others” como himno final, terminando por todo lo alto una sobresaliente actuación, denotando que estamos ante una de las bandas más prometedoras a futuro. ¡Grandes DELAIN!

Texto: J. José JiménezJ_Jose_Jimenez@RafaBasa.comTwitter.com

Fotos: Yalinku Melero

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

4 COMENTARIOS

  1. Es una pena que fuera entre semana, si hubiera sido un finde, voy sin dudarlo. Es un grupazo en directo, nunca defraudan y después del conce te firman y se hacen fotos contigo sin problema, de la formación inicial sólo quedan Martjin y Charlotte y la verdad me parecieron un encanto, entonces sólo habían grabado un par de discos y me alegro mucho que les vaya tan bien porque son fantásticos y se merecen lo mejor.