Inicio Conciertos Crónica y Fotos de DEVIN TOWNSEND, BETWEEN BURIED AND ME y FALLUJAH...

Crónica y Fotos de DEVIN TOWNSEND, BETWEEN BURIED AND ME y FALLUJAH en Portland – Oregon – EEUU

0
Madness Live!
NIGHTFEAR - Apocalypse
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
CENTURY MEDIA
ROCK N ROCK
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
PACO VENTURA - GIRA 2020
Madness Live!
NIGHTFEAR - Apocalypse
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
CENTURY MEDIA
ROCK N ROCK
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
PACO VENTURA - GIRA 2020
ROCK THE NIGHT FESTIVAL

PACO VENTURA - GIRA 2020

 

DEVIN TOWNSEND

+ BETWEEN BURIED AND ME + FALLUJAH

Jueves 13 de Octubre de 2016 –  Crystal Ballroom – Portland – Oregon – EEUU

Empezar por el principio debería ser en este caso empezar a hablar de la alerta por tormenta que predecían en todos los medios americanos. Cuando en la costa oeste dan alerta por tormenta estamos hablando de cosas serias, y lamentablemente, eso afecta al tráfico de manera sobre humana, y más si hablamos de Portland (ciudad de moda pero no preparada para esa moda). Eso hizo que el que abajo suscribe se perdiese a FALLUJAH completamente y los primeros temas de BETWEEN BURIED AND ME lo cual me impidió acceder al foso para hacer fotos. Así que, no podré ofrecer nada nuevo de FALLUJAH y ningún reportaje gráfico de BTBAM pero si os podré decir que los americanos me hicieron quitarme el sombrero. Pero, no anticipemos.

En una sala no totalmente abarrotada pero con un aforo más que considerable (Crystall Ballroom es una sala un poco más pequeña que nuestra La Riviera) estaban en el escenario BTBAM con “The Coma Machine” una de mis favoritas de su último plástico. Solo necesité 1 minuto para darme cuenta que, lamentablemente, los discos de estudio no hacen tanta justicia como el directo de BTBAM. Siempre diré que sus álbumes son tan variopintos que a veces cuesta encontrar el eje que lo unes, en directo, el eje es la pura pegada, el empaque, el unísono. La banda suena como un reloj y todo lo que hacen lo hacen por el conjunto, mientras que en sus discos, a veces, no da esa sensación.

Tenía muchas ganas de evaluar las voces de Tommy Rogers respecto a sus guturales y son tal cual en el disco. Espectacularmente profundas y ásperas, combinación bastante difíciles para los growls.

Solo tras “Famine Wolf” la banda decidió dirigirse al público. Y sería la única vez. Eso demuestra que BTBAM va a lo que va: a tocar. Tema tras tema, nota tras nota la banda nos deleitó con todo su último lanzamiento, “COMA ECLEPTIC”. Por eso, me atrevo a decir que, definitivamente el directo de BTBAM hizo que, para mí, “COMA ECLEPTIC” haya ascendido muchísimos enteros como álbum de estudio. Totalmente recomendable la experiencia. Ojito con el futuro de esta banda (¡manda narices que haya necesitado verles en directo para darme cuenta! Con la cantidad de años que llego escuchando aquí y allá sus discos). Continuando con esa sobriedad iría muy ligado el aspecto visual con unas simples luces blancas tras los miembros de la banda y en muchos momentos una “simple lámpara” iluminando a Rogers cuando se ponía a los teclados.

Espectacular el final con “Life Velvet” y su pegada doble bombo. La compleja “Turn On The Darkness” sonó como un reloj suizo y eso es mucho decir para un tema tan cambiante. Fue aquí cuando me di cuenta de lo bien que clavaban los “breakdowns” y cambios súbitos. El ámbito electrónico fue llevado sobremanera con un Rogers e, incluso, en ocasiones Dan Briggs aparcaba su bajo para aportar más contrapunto.

Set List (álbum Coma Ecleptic)

  • Node
  • The Coma Machine
  • Dim Ignition
  • Famine Wolf
  • King Redeem / Queen Serene
  • Turn on the Darkness
  • The Ectopic Stroll
  • Rapid Calm
  • Option Oblivion
  • Life in Velvet

Pero allí había más gente con ganas de ver a DEVIN TOWNSEND que a BETWEEN THE BURIED AND ME y era el momento del genio, el arlequín, el inagotable, el perfeccionista, el canadiense Devin.

Supongo que antes de empezar debería mencionar lo sabido por todos, pero que yo, personalmente, no había experimentado nunca. Devin es el Jim Carrey del metal. Y digo Jim Carrey con todo el respeto del mundo y digo metal con todo el pleno derecho del mundo. Devin no paró de poner su amplio e inagotable repertorio de caras mientras tocaba y en otras unas cuantas ocasiones se dirigió al público con su sentido del humor tan… irónico-lascivo-surrealista-cómico en lo que bien podría ser un monólogo. Y también dije metal porque, realmente, llamadlo progresivo, llamadlo industrial, llamadlo ambiental pero lo que respira Devin es “sobrecreatividad” metalera (el mismo se aseguró más de una vez de mencionar que había hecho 30 albumes en 25 años, poca gente puede afirmar lo mismo).

El primer golpetazo sonoro fue con “Night”, demasiado forzado para mi gusto, y más teniendo un pasaje introductorio tan bonito en su último “TRASNCENDENCE” como “Truth”. Supongo que fue una buena prueba de fuego para chequear todo el sistema de sonido de la sala. Le sigió la épica Zeltoid y “By Your Command” así que ya teníamos en la ecuación la pegada épica Zeltoid y la orquestalidad epopeyita de la aventura intergalaxica del “ball sack” como le llamó. Tema que aprovechó para darse un paseo por el foro. Esto merece una pequeña puntualidad típicamente americana.

Aquí en Oregón, por ley, en los conciertos debe estar separada físicamente la zona de la gente que bebe de la gente que no bebe en un concierto. Por lo que, había un pasillo de vallas que cruzaba la sala dejando de un lado a los cerveceros y a los no cerveceros. Aunque el propio Devin puntualizo, que en la capital del hipster (Sturbkacs nació en Seattle, a poca distancia de aquí) le extrañaba que la gente no estuviese con un café en mano en lugar de una cerveza. Quizás no sepa que Oregón es uno de los estados con más cantidad de “micro-cervecerías” (no tan micro en realidad) de EEUU. En cualquier caso, excelente respuesta del público a un dardo tan hiriente, irónico y quisquilloso; porque, en realidad, nunca te puedes enfadar con Devin si se mete contigo con esa teatralidad y exageración.

“TRASCENDENCE”  entró en juego con “Failure” aunque sería por poco tiempo. Visitamos “ADDICTED” y “Zz” hasta que llegó la fantástica “Stormbending” para devolvernos a su último redondo. Ya podría coger mis bártulos e irme porque con lo visto ya habían demostrado que la noche había merecido la pena pero aún quedaba tela que cortar. “Where We Belong”, “Ziltoid Goes Home” y “March of the Poozers” serían las siguientes demostrando la gran calidad sonorosa y sobre las tablas del quinteto. Esto nos dejó con “Kingdom” uno de los mejores temas de las discografía de Devin llevado a cabo de manera magistral. Creando escuela. Haciendo fans. Con esas reapareció Devin con una acústica en mano y monólogo antes de tocar “Ih-ha!” un momento que debería ser emotivo y sentimental Devin fue capaz de transformarlo y manejarlo a su antojo con uno de los momento más cómicos de la noche. Y es que alguien se le ocurrió hacer uno de esos gritos tan típicos de “felicidad” en mitad de un show, a lo que Devin solo pudo parar de tocar y decir:

“¡gua! Has hecho que me moje. ¿Puedes repetirlo? (el personaje lo repite). Sabes, ese grito es el típico grito agudo de una persona que se pilla los huevos en un avión. Lo peor de todo, es que debería ser de una mujer pero todos sabemos que es un hombre. ¿A ver otra vez? (el personaje lo repite). Sí, definitivamente un hombre. Continuemos.”

Y así engancha el señor Devin una broma con un estribillo de categoría como el de “Ih-ha”. No hace falta decir nada más.

Le siguió la épica “HIgher” y Devin aun así tuvo tiempo de presentar a la banda y agradecer a todos y cada uno de los pipas por su nombre su trabajo porque “mientras que ellos estarían comiendo pizza en el autobús y quejándose de las giras los pipas son los que recogerán toda esta mierda bajo una tormenta de cojones”.

Set List:

  1. Night
  2. By Your Command
  3. Failure
  4. Rejoice
  5. Hyperdrive
  6. Stormbending
  7. Where We Belong
  8. Ziltoid Goes Home
  9. March of the Poozers
  10. Kingdom
  11. Ih-Ah! (acoustic)
  12. Higher

Texto y fotos: Jorge Carcamo desde E.E.U.U.

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.