Inicio Conciertos Crónica y Fotos de LEYENDAS DEL ROCK. Viernes día 12: AVANTASIA,...

Crónica y Fotos de LEYENDAS DEL ROCK. Viernes día 12: AVANTASIA, CHILDREN OF BODOM, DIRKSCHNEIDER, DARK TRANQUILLITY, BARÓN ROJO, AVULSED, SAUROM, TYGERS OF PAN TANG, ELUVEITIE, FLOTSAM AND JETSAM, GRAVE DIGGER, CENTINELA, LEIZE, SKINDRED, HEIDEVOLK, ANAAL NATHRAKH, ATLAS, MAYHEM, BELLA BESTIA…

14

 

 

 

RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA 2019
ROCK THE COAST FESTIVAL
¡HYSTERIA! TU DISCOTECA DE ROCK & METAL EN PLENO CORAZÓN DE ARGÜELLES
IRON MAIDEN - Discografía remasterizada en ediciones CD Digipack
RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA 2019
ROCK THE COAST FESTIVAL
¡HYSTERIA! TU DISCOTECA DE ROCK & METAL EN PLENO CORAZÓN DE ARGÜELLES
IRON MAIDEN - Discografía remasterizada en ediciones CD Digipack
ON FIRE ROCK - INCURSED
CENTURY MEDIA
PENDEJO
OBUS - 8 de Diciembre BARCELONA
ROCK N ROCK
Madness Live!
ON FIRE ROCK - INCURSED
CENTURY MEDIA
PENDEJO
OBUS - 8 de Diciembre BARCELONA
ROCK N ROCK
Madness Live!
ON FIRE ROCK - INCURSED
CENTURY MEDIA
PENDEJO
OBUS - 8 de Diciembre BARCELONA
ROCK N ROCK
Madness Live!

 

LEYENDAS DEL ROCK

Miercoles 9, Jueves 10, Viernes 11, Sábado 12 y Domingo 13 de Agosto de 2016 – Policeportivo Municipal – Villena – Alicante

 + GRAVE DIGGER + CENTINELA + DARK TRANQUILLITY + LEIZE + SKINDRED
+ HEIDEVOLK + DIRKSCHNEIDER + TYGERS OF PAN TANG + ELUVEITIE
+ FLOTSAM AND JETSAM + CHILDREN OF BODOM + ANAAL NATHRAKH
+ AVANTASIA+ ATLAS + MAYHEM + BELLA BESTIA
+ BARÓN ROJO + AVULSED + SAUROM

Viernes 12 de Agosto

GRAVE DIGGER

Bajo un sol de justicia la banda alemana salía al escenario dispuesta a descargar su heavy metal. Si bien es cierto que musicalmente GRAVE DIGGER no han cambiado apenas a lo largo de su historia, la banda liderada por el incombustible Chris Bottendhal (el cual por cierto se mantiene igual física y vocalmente) ofrecieron sus mejores canciones a un público entregado donde además el teclista Marcus Kniep apareció disfrazado como la mascota de la banda.

Así de su repertorio destacaron cortes como "The Round Table (Forever), "Ballad Of a Hangman", "Excalibur" o "Wedding Day", dejando como fin de fiesta sus dos canciones más conocidas, la coreada "Rebellion (The Clans Are Marching) y "Heavy Metal Breakdown".

Así pues un concierto sin sorpresas pero correcto de una banda que se mantiene impasible ante el paso del tiempo.

Texto: Alejandro Alapont

 


 

CENTINELA

En el escenario Mark Reale compitieron grandes grupos naciones a horas muy espaciadas que ofrecieron conciertos realmente interesantes. La jornada la arrancó CENTINELA, una banda con prolífica carrera y un género bien amarrado.

Las actuaciones de la banda nunca dejan insatisfecho ni indiferente gracias a todos los componentes del grupo que ejercen una labor encomiable. El cantante José Cano suelta agudos sólidos e impresionante que sorprenden en todo momento. A pesar de las irregularidades sonoras siempre presentes en ese escenario, el concierto progresó con soltura y, entre temas, se agradeció la asistencia inicialmente escasa pero en aumento gradual.

Se repasaron canciones de todos sus discos como "Huevo y piel" sin desprenderse de su última facturación "El lamento del diablo" donde se imprimieron grandes composiciones como "Valor" o "Me verás", muy bien interpretadas en el directo.

Como hecho resañable la banda le dedicó la sorprendente "Como un huracán" a un seguidor de la banda que falleció tristemente el año pasado. El fan se sentirá agradecido allí dónde esté…

Texto: Jorge Albalate

 


 

DARK TRANQUILLITY

En esta undécima edición del Leyendas el death metal melódico ha gozado de una representación muy especial, contando con dos bandas clave para su desarrollo y que fueron pilares indiscutibles de lo que se conoció como sonido Göteborg. Si ya en la jornada del jueves AT THE GATES dejaron una buena muestra de su arrollador potencial, el viernes, a una hora más temprana, aparecerían sobre las tablas Dark Tranquillity dispuestos a ratificar que la escena europea del death melódico sigue contando con el beneplácito de los fans.

Durante los últimos meses la formación sueca ha estado apartada de los escenarios, ya que ha estado grabando y dando los últimos retoques a su próximo trabajo "Atoma", que verá la luz a principios del próximo mes de Noviembre. Como siempre mucha expectación había suscitado la presencia del combo sueco, ya que su evolución a lo largo de los años no ha acabado de convencer a sus seguidores más veteranos.

Difícil tarea suponía repasar más de veinticinco años de trayectoria y diez álbumes en poco mas de cincuenta minutos, así que su actuación tuvo un ritmo dinámico desde que la banda apareciera en escena para abrir fuego con "The Science Of Noise". Desde el mismo arranque Mikael Stanne se mostró como ese frontman sólido y resolutivo, capaz de captar la atención de las primeras filas para manejarlas a su antojo a lo largo de "White Noise/Black Silence".

Amparados sobre una sobria puesta escena y respaldados sobre un sonido potente y nítido DARK TRANQUILLITY dejaron patente que la contundencia no tiene que estar reñida con esos pasajes más melódicos que fueron introducidos por los teclados grabados que acompañaron a "The Lesser Faith" o "The Silence In Between". Aunque evidentemente los temas más celebrados fueron los que nos mostraron la faceta más agresiva de los suecos, y una buena muestra fue la brutal acogida que recibió "Terminus (Where Death Is Most Alive"), que se convertiría en el primer punto álgido del show con Mikael Stanne clavando las rodillas en el escenario para dar mayor dramatismo a su interpretación.

Con un complacido Stanne paseándose por el escenario, un desgarrador rugido nos adentraba en  "The Wonders At Your Feet", que marcaría el equilibrio perfecto entre contundencia y melodía, contando con el respaldo de una audiencia que parecía estar disfrutando al máximo. Mas fieras y amenazantes se tornarían las guitarras de apertura de  la camaleónica  "Therein", único recuerdo que se permitieron hacia aquel lejano "Projector" de 1999. 

Una última mirada sobre su último trabajo "Construct" nos adentraría sobre un compacto  "State Of Trust", durante el que el vocalista combinó a la perfección registros limpios y sus habituales rugidos. Para completar su actuación los suecos optarían por ofrecernos una doble ración de nostalgia recurriendo a la  demoledora "Final Resistance", que volvía a poner en acción a las primeras filas, y una de las piezas que mejor puede definir la evolución que ha seguido el sonido de la banda "Misery´s Crown".

Texto: Alejandro Alapont

 


 

LEIZE

 

Si hay una banda que ha conseguido ganarse el respeto y el reconocimiento del público nacional esos son los guipuzcoanos LEIZE. Con más de tres décadas a sus espaldas la formación capitaneada por el incombustible Félix Lasa sigue gozando del respaldo de sus seguidores, tal y como quedó patente con el fantástico aspecto que presentaba el "Mark Reale- Riot Stage desde minutos antes del arranque de su show. Entre el público asistente podían apreciarse dos generaciones de seguidores. Los más veteranos tendrían su buena ración de clásicos gracias a una serie de himnos extraídos  de sus primeros trabajos publicados a finales de los ochenta, mientras que los más jóvenes tendrían ocasión de dejarse la garganta coreando algunos de los temas de su último redondo "Cuando Te Muerden".

Con la gente muy animada y con muchas ganas de fiesta, la descarga del cuarteto de Zarauz daba el pistoletazo de salida con "Sin Sitio", dejando claro que la tripleta que conforman Felix, Patxi y el hiperactivo Toño, no ha perdido ese punto de frescura y espontaneidad que siempre les ha caracterizado. Tras recibir las primeras muestras de cariño de una audiencia  que se entregó al máximo con ellos la descarga proseguiría con la primera mirada al pasado de manos de "Futuro Para Mí", que desataba la euforia entre su parroquia más veterana.

Los encargados de acercarnos a la más candente actualidad del cuarteto serían el reivindicativo "Donde Está", que se convertiría en la excusa perfecta para ponernos a todos a botar, y "Sospechoso", que fue coreado como si fuera un himno más de su extensa trayectoria. No había mucho tiempo y si mucho material que repasar, así que no se entretendrían en charlas. Quizás, una de las más extensas fue  la que sirvió como introducción para "Hundiéndome En La Noche", que fue convenientemente adaptada por Félix para convertirla en "Hundiéndome En La Tarde de Villena".

Si durante la primera parte del show el cuarteto había aprovechado para presentarnos algunas de sus nuevas composiciones el tramo final de su presentación estaría reservado para himnos míticos como "A Tu Lado", que Félix dedicó a su hija presente entre el publico; y  un coreadísimo "Buscando… Mirando", ambos rescatados de su segundo trabajo de 1989.

La fiesta estaba tocando a su fin, pero antes de abandonar las tablas de un recinto abarrotado todavía tendrían ocasión de volver hacernos cantar con "Devorando Las Calles", impresionante ver a toda la pista cantar al unísono mientras Toño llevaba la melodía con su bajo. Mientras que para el cierre definitivo se dejarían otro de esos trallazos marca de la casa, repleto de rabia y compromiso social "Muros", que dejaba  patente que casi tres décadas después de su publicación su critica letra sigue gozando de plena vigencia.

Texto: Alfonso Díaz

 


 

SKINDRED

Llegaba el momento de una de las bandas más subversivas del festival cuya hibridez musical escandalizó y agitó al público en partes proporcionales. SKINDRED se caracterizan por no poseer un estilo definido ni seguir un esquema conceptual en sus composiciones, la mezcla de géneros danza entre poderosos ritmos agitadores hasta bases electrónicas dispuestas sobre una estructura de hip-hop. Tampoco falta la adherencia al reggae o al ska, estilos más implícitos que aderezan los temas con melodías danzantes. Los británicos se erigen como una banda tendenciosa y povocativa que juega con los estereotipos del heavy proponiendo a los asistentes la posibilidad de escuchar música satánica.

Entre los mayores alardes de la actuación debemos remarcar la incombustible mezcla de delirio y agradecimiento de Benji Webben, vocalista de la banda que no cesó ni un segundo en su empeño de  estimular a un público expectante en todo momento. El grupo, con una poderosa base heavy, proyectó canciones marchosas y moviditas intercalando adornos melódicos con algunos tintes guturales cuyo resultado final fue una explosión de sonidos fácilmente danzables.

La intencionalidad burlona de la banda se destapó tras la irónica presentación de una canción de Justin Bieber, con indudable pretensión desacreditadora. Otros tanteos fueron más serios y homenajeadores, como los dirigidos a METALLICA o BLACK SABBATH, bandas de renombre en la puesta heavy internacional.

Sus propios temas  relucieron chispeantes en todo momento, con un público entregado y abierto a todas las variantes estilísticas producidas por la banda.

Texto: Jorge Albalate

 


 

HEIDEVOLK

No pudimos ver su actuación, pero si puedimos hacer unas cuantas fotos.

Pedimos disculpas a la banda y a sus seguidores.

 

Texto: Jorge Albalate

 


 

DIRKSCHNEIDER

Parece que el pequeño teutón está dispuesto a cerrar su etapa con ACCEPT con su gira donde hace un repaso a la carrera de su ex banda. Aunque algunos no terminan de creerlo, lo cierto es que había mucha expectación por volver a escuchar a Udo cantar esas canciones, ya que algunas de ellas llevan años sin ser interpretadas ya sea por ACCEPT o por el propio Udo.

La banda que lleva consigo es básicamente la misma que le acompaña en su carrera en solitario, destacando a su hijo Sven a la batería, el cual guarda un parecido indiscutible con su padre.

Vocalmente Udo demostró seguir en forma a pesar del paso de los años e interpretó todas las canciones con pasmosa facilidad. A pesar de que ACCEPT actualmente está viviendo una segunda juventud, uno no puede evitar preguntarse cómo sonarían con su ex vocalista en la actualidad.

En cuanto al repertorio no faltaron clásicos de banda como "Starlight", "London Leatherboys", "Princess Of the Dawm", o "Metal Heart" (siendo estas dos últimas alargadas a mi gusto demasiado) junto con canciones menos típicas como fueron "Midnight Mover", "Son Of A Bitch" o "Living For A Love-Bite" que muchos fans de ACCEPT agradecimos poder escucharlas de nuevo o por primera vez con la voz de Udo.

Para cerrar el concierto no faltaron los dos grandes himnos de la banda germana: "Fast As A Shark", con la introducción cantada por el público y "Balls To The Wall" que pusieron supuestamente el final a una etapa en la carrera musical de Udo Dirkschneider.

Texto: Alejandro Alapont

 


TYGERS OF PAN TANG

Tocaba trasladarse al escenario Mark Reale para disfrutar de uno de los mejores conciertos del día, y es que si algo tiene de especial el Leyendas del Rock es el poder ver en directo a bandas que se hacen difíciles de ver en los escenarios españoles y más aún en festivales.

Hasta ahora nunca había podido ver en directo a TYGERS OF PAN TANG, una de las bandas punteras de la denominada NWOBHM y aunque no sabía qué esperar de su actuación, la sorpresa fue más que grata al encontrarme a una banda bien engrasada. Aunque bien es cierto que actualmente de la formación original únicamente está el guitarrista y fundador de la banda Robb Weir, consiguen mantener el espíritu de aquella época.

Pese a ser breve, su concierto estuvo cargado de energía y no faltaron a la cita sus mejores temas como "Euthanasia", "Gangland", "Paris By Air", "Raised On Rock" o "Hellbound".

Toda una sorpresa y un gran concierto que disfrutamos todos los amantes del heavy metal más clásico.

Texto: Alejandro Alapont

 


 

ELUVEITIE

La formación suiza  parece tener un idilio especial con el público del Leyendas. Si ya en ediciones anteriores, 2012 y 2014, Chrigel Glanzmann y sus muchachos sorprendieron a más de uno con sus fantásticas presentaciones, en esta ocasión la banda nos ofrecería dos  actuaciones. La primera fue al medio día  en la plaza Mayor de Villena,  donde en formato acústico e instrumental repasarían algunos de sus temas más emblemáticos. Mientras que la segunda estaría programada para última hora de la tarde del jueves  en el escenario Azucena.

Durante las últimas semanas se han sucedido las noticias en torno a los cambios en el seno de la formación, ya que la banda ha sufrido una importante remodelación  de cara a este nuevo periplo de  festivales por el viejo continente. Afortunadamente, los nuevos miembros de la banda, – Michalina Malisz, Jonas Wolf  y Alain Ackermann-, rayaron a un buen nivel, demostrando  que se han acoplado a la perfección con el resto de sus compañeros. La segunda incógnita era saber si la vocalista Liv Kristine les acompañaría en algunos temas, tal y como sucedió   en su presentación  en Wacken, pero desafortunadamente esta vez no pudo ser.

Cabe remarcar que el show que plantearon ELUVEITIE fue muy completo, proponiéndonos un primer segmento en el se concentraron en sus composiciones  más festivas y de cariz folk. Mientras que el tramo final estaría reservado para sus temas más potentes. Recibidos de forma efusiva la banda apareció en escena para revolucionar al personal y convertir el recinto en una fiesta gracias a las suntuosas melodías de "King", dejando que la zanfoña, la flauta y el violín se encargarán de dar esos matices tan característicos en su propuesta. Como siempre, al frente de la nave estuvo Chrigel Glanzmann que, ataviado con su inseparable gorro y luciendo sus larguísimas rastas, se mostró simpático y comunicativo, interactuando constantemente con la audiencia para hacernos partícipes de temas como el furibundo "The Siege".

Pese al protagonismo del que gozaron instrumentos poco habituales en las descargas metaleras, lo cierto es que los suizos  disfrutaron de un sonido potente y nítido, en el que se podían distinguir a la perfección cada uno de los instrumentos, algo que acabó  propiciando que temas como "Thousandfold" sonarán absolutamente apabullantes. Tras habernos hecho mover los pies llegaba el momento de cambiar radicalmente de registro para adentranos en las ambientaciones más oscuras de "The Uprising", que servía para que Chrigel nos hiciera elevar los cuernos al aire para escenificar  la excelente conexión  entre banda y público.

Aunque el grueso del repertorio de los suizos estuvo centrado en el material de sus tres últimas entregas, la banda tuvo el detalle de rescatar el tema "Tegernakô", que formaba parte de su segundo trabajo "Spirit", y que a la postre se convertiría en el tema más antiguo que interpretaron. Tras habernos puesto a bailar con ese final cada vez más rápido y alocado había que variar el rumbo y regresar sobre el material de su último trabajo "Origins" del que nos ofrecerían el desgarrador "Sucellos".

La dinámica ascendente que estaba llevando el show no se detendría gracias a la contundencia que los suizos desplegaron en temas como "Kingdom Coe Undone", que les servía para volver a incidir en su trabajo de 2010, "Everything Remains (As It Never Was)"; y la desquiciante "Meet The Enemy". Como colofón para una actuación que sirvió para ratificar que los suizos siguen creciendo en popularidad año a año nos ofrecerían el delicioso "Havok". Satisfecho y muy complacido con la respuesta del respetable Chrigel regresaría sobre las tablas para protagonizar uno de los momentos de esta undécima edición del Leyendas, un "Inis Mona" que fue coreado con absoluta devoción por una audiencia que cantó, bailó y se entregó al máximo con la personal propuesta de unos ELUVEITIE que siguen escalando posiciones dentro de la escena europea. 

Texto: Alfonso Díaz

 


 

FLOTSAM AND JETSAM

Para muchos el nombre de la mítica banda de Phoenix es simplemente un apunte biográfico en la historia de los todo poderosos METALLICA, ya que en sus filas militó  el ex-bajista de la banda Jason Newsted. Afortunadamente, viendo el aspecto que presentaba el recinto donde estaba ubicado el escenario Mark Reale-Riot resultaba evidente que muchos seguidores del thrash metal old school decidieron acercarse para comprobar en primera persona  que tal sonaban los temas de su  nuevo trabajo homónimo.

Aunque resulta evidente que las composiciones  más conocidas  del quinteto son los que conformaron sus dos primeras obras, "Doomsday For The Deceiver"(1986) y "No Place For Disgrace" (1988), lo cierto es que los americanos salieron con la consigna clara de hacer que sus nuevas composiciones tuvieran un papel relevante a lo largo del show, con lo que temas como la inicial "Seven Seal", el implacable "Life Is A Mess", o "Iron Maiden", con un fantástico juego de guitarras dobladas, acabaron recibiendo una magnífica acogida.

Potentes, dinámicos y funcionando como un reloj de alta precisión,  las huestes comandadas por el guitarrista Michael Gilbert y el vocalista Erik A.K. nos hicieron menear la cabeza con fuerza siguiendo esas tormentosas andanadas thrasheras que supusieron cortes como  "Hammerhead", "Doomsday For The Deceiver" o el metalero "Desecrator", que ponían de manifiesto que el material clásico de la banda ha superado muy bien el inexorable paso del tiempo.

De su segundo redondo "No Place For Disgrace", no se olvidarían de "Dreams Of Death", la pieza que presta su nombre al plástico, y la inevitable "I Live You Die", que servía para Erik A.K., nos pusiera a todos a cantar antes de que la dupla Simpson/Gilbert nos volara la cabeza con otra sucesión de humeantes desarrollos solistas.

Como representación del material facturado durante la década de los noventa el quinteto se decantaría por incidir sobre el material de "Drift" del que desgranarían piezas como "Me", "Empty Air" o una coreadísima "Smoked Out", ya en la recta final del show.

En definitiva, buena descarga de los thrashers americanos que ratificaron en directo las buenas sensaciones dejadas en su última visita a nuestro país. Esperemos que no tarden en regresar por nuestros escenarios  para liderar su propio show.

Texto: Alfonso Díaz

 


 

CHILDREN OF BODOM

Era sin duda uno de los conciertos más esperados por el público del festival y es que CHILDREN OF BODOM pueden presumir de tener una enorme legión de seguidores incondicionales que abarrotaron el escenario Jesús de la Rosa.

Aunque la banda estuvo correcta, el mal sonido y los parones entre canciones mermaron el show de la banda liderada por Alexi Laiho el cual por cierto se atrevió a dirigirse al público en castellano y que le hizo ganar puntos entre sus admiradores.

En las primeras canciones del concierto es cuando más se advirtieron los problemas de sonido y Alexi Laiho tuvo varios problemas con su guitarra, siendo sustituida y no se le vio cómodo hasta pasados unos cuantos temas.

La banda tampoco arriesgó en cuanto al repertorio y tiró de sus canciones más reconocidas, haciendo hincapié en los álbumes "Follow The Repaer" y "Hate Crew Deathroll" metiéndose al público en el bolsillo gracias a cortes como "Follow The Reaper", "In Your Face", "Lake Bodom"," Needled 24/7 ", "Angels Don’t Kill", "Hate Me" o "Downfall" entre otras y dejando tiempo para temas del último disco como "Morrigan" "I hurt" y "I worship Chaos".

Sin ser el mejor concierto que he visto de CHILDREN OF BODOM, consiguieron la aprobación del público y salieron airosos a pesar de las dificultades técnicas.

Texto: Alejandro Alapont

 

 


 

AVANTASIA

Poco podía imaginarse Tobias Sammet cuando empezó a barruntar en su cabeza la posibilidad de crear un proyecto sinfónico bajo el nombre de AVANTASIA, que aquella criatura acabaría escapándosele de las manos eclipsando a los propios Edguy. Y es que en cada una de sus producciones el pequeño vocalista de Fulda ha ido sumando nuevos invitados que no han hecho más que acrecentar la fama y la popularidad de un proyecto que a día de hoy parece no tener techo. Tras el rotundo éxito de sus conciertos en nuestro país el pasado mes de Marzo, la descarga de AVANTASIA significaba una de las grandes atracciones de esta undécima edición del Leyendas.

Cabe remarcar que  su montaje fue el más grande y ambicioso de todo el festival, con un espectacular escenario a dos niveles que se comunicaban  por una escalera central. En la parte intermedia su ubicarían sendos balconcillos enrejados desde los que los  "coristas", Herbie Langhans y Amanda Somerville, realizarían sus aportaciones. Y todo ello presidido por la imponente ilustración que Rodney Matthews diseñó  para la portada de "Ghostlights".

Con la tensión mascándose en el ambiente fue durante los instantes previos al arranque del show  cuando los que estábamos más cerca del escenario vivimos una de las anécdotas del festival, ya que de forma sorpresiva se disparó uno de los aspersores empapando a un buen numero de fans que se llevaron un buen susto. Afortunadamente, el contratiempo  pudo resolverse rápidamente, así que cuando empezó a sonar a través del P.A. "Also Sprach Zerathustra", todos estábamos ya pendientes del escenario.

Capitaneados por el batería  Felix Bohnke los músicos irían ocupando sus posiciones para abrir con la grandilocuente introducción que serviría como preámbulo para "Mystery Of A Blood Red Rose". El último en aparecer, descendiendo por la escalera central, sería Sammet ataviado con una larga chaqueta y un sombrero que no se quitaría hasta bien avanzada la velada. La reacción del público no pudo ser más entusiasta, y más cuando todo el recinto explotó para acompañar al vocalista en su pegadizo estribillo.

Tras comprobar complacido la inmensa cantidad de público que se había congregado para seguir la descarga de su banda, Sammet nos daba las buenas noches antes de que las guitarras empezaran a  rugir intensamente para anunciarnos "Invoke The Machine". No tardaría en hacer acto de presencia el primer invitado de la noche, Ronnie Atkins, que sería uno de los que mas minutos permaneció en escena.

Si algo caracteriza la propuesta de AVANTASIA es la variedad de sus composiciones, así que la encargada de mostrarnos su faceta más netamente power metalera sería "Ghostlights", durante la que Sammet nos haría calentar las gargantas antes de que apareciera en escena uno de los invitados estrella de la noche, Michael Kiske, que volvía a hacer realidad el sueño de aquel joven Sammet que fantaseaba con su ídolo mientras coreaba los "Keepers".

Tras la calurosa bienvenida que el respetable tributo a Kiske, Sammet se dedicó durante unos minutos a bromear con su sombrero. El cambio hacia tesituras más baladísticas estaría marcado por "The Great Mystery", que contaría con el concurso de Bob Catley, que sería el encargado de poner la nota de elegancia antes de que entre ambos pusieran al público a mover los brazos de izquierda a derecha. Con Sammet desprovisto de su sombrero llegaba el momento de bailar siguiendo el contagioso ritmo de un celebradísimo "The Scarecrow", que hacia que el show volviera a ganar en intensidad gracias a la aportación  de un soberbio Jorn Lande.

Con la pareja formada por Herbie Langhans y Amanda Somerville ocupando la parte superior del escenario llegaría el momento de "Promise Land", con Sammet repitiendo pareja por primera vez en la velada. El último de los invitados en aparecer en escena sería el incombustible Eric Martin que irrumpiría elegantemente vestido para hacer suyas algunas de las estrofas de "Dying For An Angel". Si durante la primera parte del show Sammet se había dedicado a presentarnos a cada uno de sus invitados, de cara a  la segunda parte nos esperaban algunos de los momentos más memorables del show, con todos ellos interactuando entre si para dar una emoción especial a temas como "Twisted Mind".

El momento de Amanda Somerville llegaría con la emotiva "Farewell", en la que compartiría la parte baja del escenario para interpretar un sentido dueto con Sammet que se vería rematado por la aparición de un Kiske imperial. Ese ambientación más  propia de los musicales regresaría con la mágica "The Story Ain´t Over", con Bob Catley volviendo a dejar una buena muestra de su indiscutible clase.

Tras recibir una de las mayores ovaciones de la noche Sammet se acercaba al filo del escenario para anunciarnos que el siguiente tema fue el que reconcilió  a Kiske con el metal "Reach Out For The Light", provocando la explosión de euforia de una audiencia que volvió a vibrar intensamente con los agudos que nos ofrecieron  ambos vocalistas. Impresionado por la respuesta del respetable Sammet no vaciló a la hora de subir las escaleras para inmortalizar la imagen de la audiencia con su teléfono. Pero dejando a un lado estos parones puntuales, lo cierto es que el show tuvo un ritmo trepidante. De modo que para poner el punto y seguido a la velada optarían por la intrigante "Let The Storm Descend Upon You", para la que Sammet volvería a batirse el cobre con Atkins y Lande.

 Tras unos instantes de tensa espera Sammet regresaría para agradecer la ayuda  de todos sus compañeros antes de interpretar el único top ten dentro de la carrera de AVANTASIA, -tal y como remarcó con orgullo el propio vocalista-, "Lost In Space". Mientras que la encargada de poner el brillante colofón a una actuación insuperable fue el medley que formaron "Sign Of The Cross" y "The Seven Angels", con todos los invitados en escena.

Impresionante, AVANTASIA volvieron a ofrecernos un gran espectáculo, un concierto redondo en el que la banda y todos sus invitados rayaron  a un excelente  nivel bajo la batuta  de un Mr. Sammet que poco a poco va agrandando su leyenda. ¿Hasta donde puede llegar?

Texto: Alfonso Díaz

 


 

ATLAS

Algunos grupos minoritarios se ven obligados a lastrar su actuación por el ensombrecimiento de un grupo superior. En el caso de ATLAS fue AVANTASIA quien fagocitó gran parte del público hasta la 1 que cerraron su extenso show. Una vez finalizado el concierto del gran Tobias, la gente empezó a llenar el escenario Mark Reale para gozar del poderío heavy que emana esta banda que reorganizó su formación original en 2014 tras varios cambios en su composición.

La madurez del grupo fue palpable durante todo el espectáculo, destacando la poderosa voz de Ignacio que, además de proferir poderosos alaridos, jugó con el público estimulándolo y haciéndole partícipe directo de la actuación. De su último disco interpretaron "Somos una misma voz" con su hechura ochentera y sus ritmos machacones. "Contra viento y marea" agitó a la asistencia demostrando la agudeza vocal del cantante con su particular timbre y la mordazidad de la guitarra. Los agudos más exigentes se alcanzaron con solvencia, y los ritmos cadenciosos contagiaron al público que saltaba con energía. A mi parecer, ATLAS es un grupo con un gran potencial que necesita algunos temas emblemáticos que les catapulte fuera del subsuelo.

Texto: Jorge Albalate

 


 

MAYHEM

La década de los noventa fue un periodo convulso  para la escena del black metal noruego. Suicidios, asesinatos, quemas de iglesias, acusaciones de nazismo …, todos estos argumentos acabaron propiciando  que una banda como MAYHEM tuviera a su alrededor un oscuro halo  de misterio. Tras la explosión de luz y melodía que supuso  la descarga de AVANTASIA, muchos fueron los que decidieron alargar la velada  atraídos por la mística del nombre de la banda capitaneada  por el controvertido Attila Csihar.

Con el escenario completamente a oscuras y con un telón de fondo que nos retrotraía a la portada de "De Mysteriis Dom Sathanas", los noruegos se dedicaron a desgranar en el mismo orden y de forma integra el material de su debut. Entre unas luces de tonalidades azules y el intenso humo que cubría todo el escenario el show arrancaba con "Funeral Fog", con todos los miembros de la banda encapuchados mientras Attila, desde su pequeño púlpito, daba inicio a su ritual blasfemo y demoniaco.

El cansancio y la poca visibilidad de los músicos sobre el escenario acabaron  propiciando que hubiera una buena desbandada de gente, lo que provocó que entre la audiencia los incondicionales de los noruegos se dejarán notar con fuerzas en trallazos incontestables como "Freezing Moon" o "Cursed In Eternity".

Fríos, distantes y poco comunicativos, los noruegos ni siquiera se dirigieron al respetable, limitándose a celebrar su oscuro ceremonial ante una audiencia que se mantuvo inmóvil y expectante mientras asistía atónita a los infernales desarrollos contenidos en "Pagan Fears", dominado por ese bajo sucio y enfermizo;  y "Life Eternal", que nos dejaría la figura del vocalista deambulando por el escenario cual alma en pena mientras no dejaba de agitarse en uno de sus espasmódicos bailes.

Tampoco faltarían las  dosis de épica instrumental de "From The Dark Past" o la intensidad aplastante de "Buried By Time". Mientras que la elegida para dar el carpetazo definitivo a una actuación seminal sería la propia "De Mysteriis Dom Sathanas". Nunca fueron una banda accesible para las grandes audiencias, y aunque muchos optaran por emprender la retirada tras un par de temas, lo cierto es que los noruegos plantearon un show que parecía diseñado para satisfacer a sus más fieles seguidores.

Texto: Alfonso Díaz

 


 

BELLA BESTIA

Tras un ligero parón de 20 minutos para ajustar el sonido, salió en escena BELLA BESTIA, un grupo con gran presencia asistencial. A pesar de ofrecer un concierto sustancioso, el grupo estuvo atenazado por terribles problemas técnicos y descompensaciones musicales donde la voz sobresalía excesivamente. Algunos chispazos repentinos reventaban los tímpanos y palidecían la experiencia.

Cuando se subsanó parte del estropicio, el sonido general seguía descompensado. Estos deslices no son atribuibles al grupo, que se trabajó un conciertazo, sino al equipo de sonido y a las condiciones nefasta que siempre azotan al escenario pequeño.

Los músicos salieron ataviados con indumentaria clasicista, aunque su sonido tiende a ser moderno. La actitud con el público demostró el agradecimiento del grupo que compartió conversaciones chistosas y distendidas. Temas como "Súbete a mi piel" respaldaron la veteranía del grupo.

Texto: Jorge Albalate

 


 

BARÓN ROJO

Las últimas veces en las que he estado viendo en directo a BARÓN ROJO he salido bastante decepcionado de sus conciertos, por lo que no me esperaba nada extraordinario de su actuación en el Leyendas del Rock.

Pese a que en esta ocasión venían con un repertorio basado en su álbum "Volumen Brutal" que siempre es algo de agradecer, la sensación volvió a ser la misma que en ocasiones anteriores, encontrándome con una banda que ya lleva tiempo arrastrando signos de debilidad.

El principal problema reside en la voz de Carlos De Castro, la cual ha perdido mucho fuelle y se le nota que le cuesta en algunos momentos llegar a ciertos tonos. Tampoco ayuda que la banda se muestra cada vez más estática y menos comunicativa con el público. Aunque me alegra ver de nuevo a Ángel Arias militando en la banda (quien había estado actuando con su banda ATLAS horas antes) se nota que lo que salva actualmente al grupo son sus imperecederos clásicos que mantienen vivo el espíritu del barón.

En cuanto al repertorio como era de esperar ninguna sorpresa, interpretando el "Volumen Brutal" de principio a fin y en el orden del disco. Está claro que tocar uno de los mejores álbumes de la historia del rock español es siempre una garantía gracias a himnos como "Incomunicación", "Los Rockeros Van Al Infierno", "Son Como Hormigas", "Resistiré" o "Concierto Para Ellos" los cuales fueron cantados por el público que se entregaba al concierto y que habían decidido aguantar hasta altas horas de la noche para presenciar tal ocasión.

También hubo tiempo para que la banda interpretara otras canciones y decidieron mantenerse en los clásicos con cortes como "Con Botas Sucias" "Tierra De Vándalos" (otra canción que me hizo gozo escuchar tras mucho tiempo sin oírla), "Cuerdas De Acero" y para terminar "Barón Rojo"

Una vez más el Barón voló sobre Villena, pero cada vez su avión vuela más bajo y en algún momento le tocará aterrizar. Quizás sería buen momento el replantearse llegar a un hangar y tomarse el merecido descanso.

Texto: Alejandro Alapont

 


 

AVULSED

La historia de la música extrema en nuestro país no sería la misma sin el concurso de AVULSED. Pioneros indiscutibles de los sonidos más extremos y radicales las huestes del incombustible Dave Rotten llevan un cuarto de siglo azotando nuestras cervicales con su rotundo death metal. Aunque eran los encargados de cerrar el escenario Mark Reale, lo cierto es que los madrileños consiguieron congregar a un buen numero de incondicionales que disfrutaron a tope de uno de los mejores conciertos de la jornada.

Como si de una condena se tratara la descarga daba arranque con las amenazantes melodías que nos abocarían sobre la locura que provocó "Stabwound Orgasm", con toda la banda machacando intensamente sus instrumentos mientras   Rotten no dejaba de hacer molinillos a la vez que encaraba  cada una de sus estrofas. La respuesta de los fans no pudo ser más expeditiva, y los circle pits se irían sucediendo uno tras otro para acompañar piezas como "Breaking Hymens" mientras el vocalista se encaraba por primera vez a la valla de seguridad para animar a sus seguidores.

Ingenioso y dicharachero en sus presentaciones, el "frontman" nos comentó que la banda está celebrando su vigesimoquinto aniversario. De modo que la siguiente en hacer acto de presencia sería "Carnivoracity", que prestaba título a  aquel lejano EP de 1994. El contraste entre el pasado y el presente de la formación madrileña quería plasmado a lo largo del estremecedor "Dead Flesh Awakened", que sirvió para que pudiéramos apreciar las excelentes aptitudes  de su nuevo batería Arjan Van Der Wist.

A medida que fue avanzando el show tanto el publico como la banda, especialmente Rotten, se fueron animando. Así  que el vocalista organizaría el primer wall of death para acompañar el desquiciante "Blessed By Gore". La fiesta no se detendría y para "Devourer Of The Dead", el vocalista bautizaría el circle pit como " el folladero" provocando la hilaridad de gran parte de los presentes. Aún iría un paso más allá el vocalista al bajarse del escenario para sumarse a la frenética carrera de sus seguidores durante "Nullo (The Pleasure Of Self-Mutilation)", que concluiría  con Rotten cantando desde la pista.

El momento de comunión perfecto entre AVULSED y sus seguidores llegaría con una celebradísima "Sick Sick Sex", que servía para que todos los presentes alzaran sus puños al aire para corear su estribillo. El remate definitivo para una actuación incendiaria vendría de la mano de  "Burnt But Not Carbonized" y el imprescindible "Exorcismo Vaginal", para que el vocalista volvería a lanzarse sobre la audiencia  para protagonizar un final bizarro y desternillante. Era tarde, estábamos cansados, pero Dave Rotten y sus muchachos nos demostraron  porque llevan 25 años en esto del death metal, … ¡y los que les quedan!.

Texto: Alfonso Díaz

 


 

SAUROM

Como ya era habitual en esta edición, las últimas sesiones de la jornada corrían a cargo de grupos nacionales, quienes espero sobremanera que nunca lleguen a desaparecer totalmente de próximos carteles. Después de la empobrecida actuación de BARÓN ROJO llegaba el turno de los risueños Saurom, una banda fielmente agasajada por el público leyendero que siempre pide a gritos la presencia del grupo en todas las ediciones. Y no es de menos, pues SAUROM saben llegar a las personas con sus ritmos anímicos y danzantes envueltos por la lírica medieval, protestante y gentil. Aunque rozaran las 4 de la mañana, la banda despegó con energía y serenidad conscientes de su repercusión en el ámbito nacional y, sobre todo, de su inexpugnable preponderancia en el género folk, aunque ellos se catalogan como juglar metal.

La variopinta cantidad de discos con pequeñas sutilezas musicales dan juego a confeccionar un repertorio adaptado a diferentes gustos, desde la mayor presencia de canciones meramente celtas hasta otras más apesadumbradas como las constituyentes de su disco Once romances desde al-Ándalus.

Para esta ocasión, como lleva siendo habitual en los últimos festivales, el cariz musical derivó a temas con gran notoriedad folk con intención de fomentar las danzas y el desparpajo inherente. "Noche de Halloween", "El santimbanqui" o "El círculo juglar" remarcaron sus intenciones verbeneras, destacando el último tema mencionado donde la aglomeración de gente se concentró en un imponente círculo repleto de danzas y bailes.

La jarana se desvanecía con canciones más guitarriles y cantables como "El carnaval del diablo", tema de su último disco. El vocalista Miguel no dejó de despachar su sonrisa de agradecimiento ni de espolear al público. Su voz es muy particular, pero su gentileza escénica rebasa lo común. El espectáculo estuvo, además, engalanado por auténticos artistas como malabaristas y actores que amenizaron la velada. Tampoco faltó el paseo de un gigante dragón por el escenario. Y es que Saurom saben trascender de lo genuinamente musical para alcanzar la espectacularidad, sin excesivas florituras ni saturación y con especial encanto.

Tampoco faltaron temas concienciadores como "Cambia el mundo", toda una declaración de intenciones a la que deberíamos atender. Canciones más festejas como "Fiesta" o "La taberna"potenciaron el éxtasis vigente y perfilaron el cansancio de los asistentes más aguerridos que aguantaron hasta el último acorde entre saltos y bailoteos.

Texto: Jorge Albalate

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo (www.musifota.com)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

14 COMENTARIOS

  1. Dos cosas, lo de Avantasia es una cosa grandiosa, increíble el concierto, que buenos músicos, que sonido, ganas,…. el mejor concierto del festival de largo
    Y segunda, que los organizadores tengan a bien a poner a Saurom en un horario mejor, el grupo que mas ganas le echan y que mas espectáculo montan y relegados a tocar por detrás incluso de Barón que son infumables, a las 4:00 de la mañana, es para hacérselo mirar como tratan a este grupo, que por cierto en mi opinión le da sopas con ondas a Korpiklani o eluveitie

      • Cuando interpretamos comentarios irónicos o jocosos de forma literal se corre el riesgo de no entender lo que se ha intentado decir con dicho comentario. No sé si en tu caso esa interpretación extremadamente literal era una forma de buscar tener razón y reducir al absurdo mi comentario, pero cualquiera que lea entre líneas un poco lo que he dicho, sabe interpretarlo correctamente.

        La comparación que hice obviamente no es casual… Avantasia es el grupo al que se le ha estado dando más bombo previamente al festival y, en relación a eso poco, o mucho menos de lo que se debería, se ha hablado sobre otros grupos o propuestas que también se dieron cita en el Leyendas.

        Anaal Nathrakh, grupo mítico en la escena extrema y que pisaban España por vez primera, coincidió con Avantasia y, en consonancia con ello, Rafabasa ha ignorado abiertamente la actuación de Anaal Nathrakh (parece que el mundo se paró y no importaba nada mas cuando salió a escena Avantasia). Nos encontramos una pormenorizada descripción del show de Avantasia, mientras que ni siquiera mencionan que Anaal Nathrakh se encontraban tocando simultáneamente en el escenario Mark Reale. Podrían haber puesto, al menos, que no pudieron estar y rescatar algunas fotos si hubiera sido posible… pero no, mejor no existen

  2. Lamentablemente un año más no he podido asistir al Leyendas, y mira que había bandas que me gustan a rabiar, con Helloween a la cabeza.

    Por la crítica y comentarios, conciertazo brutal el que me perdí de Avantasia. Lástima, otra vez será (porque habrá más, ¿verdad Tobi?).

    Respecto a Barón Rojo, me da mucha pena ver como un grupo tan legendario lleva tanto tiempo dando tumbos y vagando sin destino. Es cierto que desde la primera mitad de los 80 (sin lugar a dudas, su época dorada) no han vuelto a ser los mismos, pero la actual decadencia es preocupante.

    Por cierto, con Barón Rojo me pasa un poco como con los Maiden: para mucha gente su mejor disco es el Volumen Brutal (The Number of the Beast en Maiden), cuando en mi opinión los siguientes, Metalmorfosis y, sobre todo, su obra cumbre En un Lugar de la Marcha, le superan con creces (en el caso de Maiden, todos los discos hasta el Seventh Son incluido).

    Salu2.

    • Aveces también es por el momento en que se publica el disco lo q lo marca como su mejor disco. En el caso del volumen fue disco de oro puede q sea el disco heavy que más españoles tuviesen en su casa en los 80s. A mí me gusta mucho metalmorfosis me pasa lo q a ti, aunque no creo ni por asomo que en un lugar sea su obra cumbre. Es una pena q actualmente estén tan acabados, ya es hora de q alguien se lo diga toca cambiar de actitud, cantante o digna retirada.

  3. Por cierto, la próxima vez buscad redactores que manejen un mínimo la historia de las bandas sobre las que hablan. Sobre Mayhem jamás han caído acusaciones de nazismo, ni sobre el Black Metal de la ola noruega de los años 90 propiamente dicha.

    Que Varg Vikernes (único miembro de Burzum), perteneciente a dicha escena durante aquella época y convertido a una especie de neonazismo pagano durante su estancia en prisión, haya desarrollado ideologías de ese tipo, no significa que la ola inicial de black metal noruega (y me refiero a bandas como Mayhem, Darkthrone, Emperor, Hades o incluso Burzum, en sus orígenes) se caracterizara por ello