Inicio Conciertos Crónica y Fotos de SCORPIONS, MEDINA AZAHARA y SABATON en Córdoba

Crónica y Fotos de SCORPIONS, MEDINA AZAHARA y SABATON en Córdoba

5
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION

 

SCORPIONS

+ MEDINA AZAHARA + SABATON

Sábado  2 de Julio de 2016 – Plaza de Toros – Córdoba

La Plaza de toros de “Los Califas” de Córdoba fue testigo en la tarde-noche del sábado 2 de julio, de una de las paradas que hacía la gira 50 aniversario de SCORPIONS a los que acompañan los suecos SABATON, y que para este concierto en concreto también contaron con la banda estandarte de la tierra, los cordobeses MEDINA AZAHARA. Las altas temperaturas que hay en Córdoba en estas fechas hacía parecer que el concierto se celebrara en una gigantesca sauna. Afortunadamente, tanto el público como las bandas estuvieron a la altura y no desmereció en nada o casi nada el espectáculo, si bien los suecos SABATON fueron posiblemente los que más lo sintieron en sus carnes.

Las puertas se abrían con un poco de retraso respecto a la hora indicada por la organización del evento. La primera sorpresa que todo el mundo se llevó fue un cambio en el que hubiera sido el orden natural del show, pues era SABATON quienes abrían con todo el sol aún sobre sus cabezas sobre las 19:30h de la tarde.

A pesar del calor, los suecos no renunciaron a su vestuario habitual de pantalones mimetizados, camisetas negras y además, en el caso de su front-man, Joakim Brodén, su chaleco con adornos metálicos.

SABATON salieron con todo, y prueba de ello es que abrieron con uno de sus himnos más conocidos, “Ghost Division”. La gente bastante bien en su respuesta y que, a pesar del calor, estuvo también dando la talla desde el principio.

Continuaron con “Gott mit Uns”, “Carlous Rex” y la pegadiza y animada “Swedish Pagans”. Siguieron su repertorio con “Resist and Bite” donde Joakim, salía con una tercera guitarra para acompañar el tema.

Otro de sus éxitos, “The Art of War”, que da título a su cuarto álbum de estudio, era la siguiente en caer. Después “To Hell and Back” y “Night Witches” ambos de su “Heroes” de 2014.

Para cerrar escogieron su ópera prima, su gran himno, “Primo Victoria” que ponía fin a su buena actuación. Su repertorio quedó de esta manera acortado respecto de shows anteriores de esta misma gira.

Posiblemente el calor fue un factor clave a la hora de valorar esta “rebaja” en su actuación. Estoy seguro de que a otras horas su show hubiera ganado muchos enteros, pero la verdad es que, siendo justos, fue un buen concierto de los suecos en el que la gente se lo pasó muy bien.

Era el turno entonces de los autóctonos MEDINA AZAHARA. Estaban en su territorio, y esto se notó desde el principio de su actuación. No había tema que el público en general no coreara.

Los cordobeses también salieron con todo y sus primeros acordes eran de su archiconocido “Necesito Respirar”, si bien fue solo a modo de aperitivo, pues el tema al completo lo volverían a tocar hacia la mitad de su actuación. No obstante, les valió para hacerse con el público desde el minuto 1. “Palabras de Libertad” fue la siguiente para después continuar con “Sé de un Lugar”, donde la gente se lo pasó en grande. Otro de los grandes éxitos de los “MEDINA”, “No quiero Pensar en ese Amor” era coreada también por el público.

Su cantante, Manuel Martínez, todo un icono en el panorama nacional, definía la siguiente en sus propias palabras como: “la más importante canción para la banda”. Ésta no era otra que “Paseando por la Mezquita” y la reacción del público así lo confirmaba. No había nadie en el coso que no se supiera la letra. “Velocidad” era la antesala de “Necesito Respirar”, esta vez sí tocada al completo y en la que Manuel Ibáñez sacaba un teclado curvo colgado a su cuerpo con el que podía moverse por el escenario con total libertad.

Para poner punto y final a su repertorio, estaba cantado que sacarían su artillería pesada, y “Todo tiene su Fin” hizo las delicias del público allí presente. Finalmente, MEDINA AZAHARA escogió un medley de varias canciones como “Jump” de Van Halen, “My Sharona” de Knack, o “The Trooper” de Iron Maiden para presentar a los miembros de la banda entre aplausos y vítores de la gente.

La plaza era un clamor cuando Manuel Martínez presentaba al grandísimo Paco Ventura, y viceversa. De este modo se despedía MEDINA AZAHARA de su público, tras una buena actuación.

Alemania jugaba contra Italia en la Eurocopa de fútbol, y este hecho que para muchos pasó desapercibido creo personalmente que fue el causante de que SCORPIONS salieran a actuar a las 23:00h en punto de la noche. El público que esperaba la actuación para las 22:30h según marcaba el horario oficial, se desesperaba.

Los pitidos y el malestar general eran ya más que palpables en el ambiente. El calor era sofocante y no contribuía a hacer más llevadera la espera. Como digo, SCORPIONS salían con media hora de retraso, y además su apertura fría con “Going Out With a Band” de su último trabajo de estudio, tampoco ayudó mucho. Posiblemente aún estaban con la incertidumbre del partido que tuvieron que dejar en la prórroga. Sin embargo, Klaus Meine sabe tirar de galones y le bastó un solo grito tras este primer tema para meterse al público en el bolsillo.

El gran Mikkey Dee ocupando el asiento de la batería no podía dejar indiferente a nadie, y así fue a posteriori. El repertorio, iba a ser un tanto especial respecto al resto de la gira, aunque no al principio, y así “Make it Real” sonó mientras la bandera de España, que tanto que hablar dio en Barcelona el año pasado, se podía ver en las pantallas gigantes que lleva SCORPIONS en sus shows.

Algo le faltaba al sonido en esos primeros compases. Sin embargo “The Zoo” ya sonaba mucho mejor, en lo que a potencia se refiere. A partir de aquí, el concierto entró en una fase de contundencia sonora demoledora. No hubo tregua.

Los Escorpiones no habían venido de turismo a Córdoba, a pesar de que como todos sabemos, son amantes del flamenco y de la cultura andaluza, cosa que a posteriori pudimos comprobar. Pero no vamos a adelantar acontecimientos. “Coast to Coast” sonó sublime con Klaus guitarra en mano en la parte derecha cediendo todo el protagonismo a Rudolf Schenker y Matthias Jabs blandiendo sus guitarras en el epicentro de la pasarela del majestuoso escenario que SCORPIONS lució anoche en Córdoba. El momento fue tan apoteósico que parecía que el público justo en ese momento perdonaba definitivamente el retraso del comienzo.

Ahora sí, el público estaba totalmente entregado a la causa, y más aún cuando antes de empezar con un medley, Klaus saludaba a Andalucía. Como digo seguidamente los germanos hicieron un medley incluyendo “Top of The Bill”, “Steamrock Fever”, “Speedy´s Coming” y “Catch Your Train”.

El emblema de su último trabajo “We Built This House” era la siguiente y no era desconocida para el público a pesar de que como digo pertenece a su más reciente álbum de estudio, de tal modo que fue coreada. Aquí aparece de nuevo el Alemania-Italia. ¿Cómo es posible?. No hay problema, SCORPIONS se las sabe todas, y sale un guitarra desconocido para el gran público que junto con Matthias Jabs, Pawel Maciwoda y el enorme Mikkey Dee comienzan a enlazar ritmos entreteniendo al personal ajenos a que es lo que está pasando en realidad.

Mis sospechas se confirman, Rudolf y Klaus salieron corriendo a ver la tanda de penaltis del Alemania-Italia, mientras el público se entretiene con lo que está viendo en el escenario. Mis sospechas me las termina de confirmar Klaus al salir triunfante al escenario con los ánimos a tope por la clasificación de Alemania.

En este punto SCORPIONS nos sorprende a todos con el primero de los cambios en el setlist. “Always Somewhere” en medley con “Eye Of The Storm” reúne a todos los componentes de la banda en el centro de la pasarela. Rudolf y Matthias con acústicas, Klaus con su pandereta y Mikkey sobre una caja acústica al modo en que solía tocar “Whorehouse Blues” con MOTÖRHEAD. El momento es sobrecogedor, después, un silencio precede al posterior aplauso y alboroto generalizado del respetable. La conexión público-banda es total. “Send Me An Angel” es la siguiente y no menos aplaudida.

Por si esto fuera poco el gran himno de SCORPIONS hace que miles de voces se fundan en una, y tras el inicial silbido que da entrada a “Winds of Changes”, Klaus cede todo el protagonismo a las miles de personas que llenaban “Los Califas” y que comienzan a cantar todos a una como digo. Cuando entra el punteo de las guitarras, los pocos que aún quedaban sentados, se levantan de sus asientos siendo este otro de los momentos álgidos de la noche sin duda. La animada “Rock and Roll Band” hace que todo el mundo no pueda dejar de moverse.

“Dynamite” la siguió y hay que decir que sonó atronadora. Para entonces el coso se venía abajo. Cabe destacar que Klaus Meine estuvo lanzando baquetas al público durante varias canciones. Decenas de ellas. ¿Podía tener SCORPIONS más sorpresas preparadas?. La duda ofende.

Todo el mundo se queda boquiabierto cuando la plataforma que sostiene la batería, se eleva varios metros portando a grandísimo Mikkey Dee que nos deleita con un solo de batería “desde el cielo” de Córdoba. La gente no para de aplaudir durante todo el solo, y en las pantallas gigantes van apareciendo las portadas de los discos de SCORPIONS con cada golpe de bombo. La plataforma vuelve su posición original, que ya era elevada, y ante el asombro de todos que aún no daban crédito tras el imponente solo, sale al escenario un cuadro flamenco compuesto por tres bailaoras y un bailaor que flanquean la batería de Mikkey Dee, mientras éste marca con la batería los pasos de los bailaores. En un momento determinado, sujetando en sus manos una baqueta, las bailaoras redoblan en la batería a Mikkey.

Una sirena marca el inicio de la legendaria “Blackout” con un público aún asimilando el espectáculo que acaba de ver arranca de nuevo a corear. Rudolf usa para la ocasión su guitarra con tubo de escape humeante y lo descarga sonora vuelve a enloquecer a la gente. “No one Like You” se dejó caer siendo muy celebrada también.

Personalmente “Big City Nights” me pareció acertadísima a estas alturas de la noche y la disfruté muchísimo y la banda se entregó al 200% en ella. Sonó con fuerza. Imponente. Sublime. Claro que casi todo el repertorio sonó a este nivel, pero “Big City Nights” fue el apoteósis en cuanto  a mi humilde opinión se refiere. Pero no acabó aquí la cosa.

Tras despedirse del público y retirarse una primera vez, el público clamaba: – “otra, otra…!”, y SCORPIONS volvió a escena. “Still Loving You” sonó lentamente, tal vez a una velocidad menos de lo normal, pero se hizo más solemne si cabe. Para cerrar quedaba un auténtico tornado. El “as en la manga” de los germanos para terminar de liquidar la noche fue por supuesto “Rock You Like A Hurricane”, que haciendo honor a su nombre nos poseyó a todos haciéndonos volar en un demoledor huracán sonoro.

La despedida final con Rudolf haciendo el”molinillo” con su guitarra desde cada unos de los rincones del escenario, acompañado por el bombo de Mikkey Dee mientras Klaus agradecía en español al público su asistencia y apoyo a la causa, fue el ultimo subidón de una apasionante noche en la que el ESCORPION volvió a inyectarnos su mejor veneno. Por otros 50 años de estos colosos del rock.

Texto: Alfonso De La Osa

Fotos: Adrian Alonso

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.


Galería de Fotos:

 

SABATON

 

 

 

 

 


 

MEDINA AZAHARA

 

 


 

SCORPIONS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

5 COMENTARIOS

  1. Que buen concierto que vimos, pese al calor salvaje y a algunas de las habituales cagadas de la organización; a ver si en Andalucía se ponen las pilas porque vaya tela: sin vallas para separar las colas de entrada, que tuvimos que hacerlas nosotros mismos hasta que los típicos graciosos se colaron y ya llegó el maricón el último; bebidas calientes con hielo porque se acababan las frías; no había cerveza si alcohol, luego dicen que salimos borrachos y cogemos el coche; no había venta de comida, 6 horas dentro con ese calor y no vi venta de bocatas o algo. Mucho que mejorar en el Sur, y soy de allí, pero sales y no hay color.

    Y en concierto, muy bien los tres grupos, Sabaton se iban a morir del calor, pero se defendieron. Medina un cañón en directo como siempre. Scorpions geniales. No entiendo algunas de las cosas que comenta el cronista, aunque la crónica me parece muy acertada. El set list no tuvo sorpresas, si buscas en Internet, es lo que han tocado en muchos de los conciertos de estos últimos meses, las mismas canciones, los mismos medleys y el mismo orden. El momento ese en que salió otro guitarra a tocar, es un tema que en el setlist tocan siempre en ese momento del show, al que llaman Delicate Dance, creo recordar. Otra cosa es que sea cierto que estaban viendo los penalties, pero bueno, ahí no entro. En cualquier caso pedazo de concierto de una banda que nos acordaremos cuando no estén.

  2. Lo de salir media hora tarde con el calor que hacía, y faltar a una canción para ver los penaltis, eso se llama en mi pueblo falta de profesionalidad. No quita que se pegasen un conciertazo, de los mejores que he visto en Córdoba, pero una cosa no quita la otra. Que estábamos casi a 40 grados esperando a que salieran, y las bebidas para consumir mientras esperábamos costaban la friolera de 3 euros el vasito de cocacola de botella de dos litros (caliente y si gas)… aunque la estafa de las bebidas es otra historia….
    La gente que llegó tarde, en vez de irse a los gallineros de la plaza de toros que es lo que le tocaba por orden de llegada, empezarón a sentarse en las escaleras y quedarse de pie en las bocas de los tendidos, causando aparte de peligro al taponar esas salidas, coñazo para la gente que estabamos sentados en nuestras butacas pegando a esa gente que se quedó de pie en las que sufrimos caídas de cervezas varias sobre nosotros, empujones, etc. Debería haber habido guardias de seguridad desalojando a esa gente y llevándosela al sitio que le corresponde…
    La organización debe de ponerse las pilas o la próxima vez veré si me merece la pena…..

  3. Auténtica falta de respeto al personal!!Si al menos después lo hubieran recompensado con media hora más de concierto…pues todos en paz y bonito detalle,pero ni eso,a la vista está que estaban más pendientes del partidito de turno…por otra parte,si este gesto lo tiene otro grupo,por ejemplo:METALLICA,se le pone a parir…pero no,son Scorpions,esa banda de 40 años de trayectoria que hacen conciertos de 1 h 40 min y que decían que se iban a retirar hace nada…

    Que poca vergüenza!Y que poca honestidad!

  4. Soy de México DF, yo solo quiero decir que me da mucho gusto ver a los maravillosos MEDINA triunfar a lo grande, son unos musicos perfectos y deberian de tener mucho más éxito internacional que el que tienen, pero en fin…
    Y que decir del disco que acaba de sacar Paco Ventura, de lo mejor que se ha hecho en el rock/metal de todos los tiempos. Saludos.

  5. Estimado Alfonso.
    ¿De verdad crees que el retraso es debido a que estaban viendo el partido de fútbol? ¿Tienes alguna fuente que te lo haya confirmado?

    Que Rudolf abandone el escenario durante la instrumental “Delicate Dance” (correcto Kiske22) es normal, lo lleva haciendo durante toda la gira, también lo hizo en Madrid (que fue el concierto que yo asistí). De hecho, si ves los DVDs de la gira que vienen en la edición especial del CD “Return To Forever” grabados en 2015 en Nueva York y en el Hellfest, si mal no recuerdo cuando los vi también deja el escenario.

    Sinceramente dudo mucho que una banda como Scorpions salga tarde a un escenario (y mucho menos lo abandone durante el espectáculo) por ver un partido de fútbol. Bien es cierto que en tu crónica dices que “creo personalmente que fue el causante de…” pero ese tipo de opiniones confunden a los lectores.

    Saludos.