Inicio Conciertos Crónica y Fotos del festival + Q ROCK en Tenerife, con RAGE,...

Crónica y Fotos del festival + Q ROCK en Tenerife, con RAGE, KTULU, ESCLAVITUD, NEOMANIAC, etc

8
ROCK N ROCK
RRS PROMO - STRAVAGANZZA
RRS PROMO - DUNEDAIN
Madness Live!
ROCK N ROCK
RRS PROMO - STRAVAGANZZA
RRS PROMO - DUNEDAIN
Madness Live!
CELTIAN - Madrid

 

Q ROCK FEST

RAGE + KTULU + ESCLAVITUD + NEOMANIAC
+ ALEA JACTA + DISOOMNIA + BOOM PEYOTE
+ HEATER BROOKE + DOCTOR YAO

Sábado 11 de Junio de 2016 – Polígono Industrial De La Gañanía – Los Reflejos – Tenerife

Antes de nada, quiero pedir disculpas a los fans asistentes y sobre todo a las bandas y a la organización por la demora en publicar este artículo. A veces el exceso de viajes y trabajo diario me impiden poder escribir de forma más puntual. Mil disculpas por el retraso.

Fue un gran placer viajar a Tenerife para disfrutar de la quinta edición del + Q ROCK, además realizar una fiesta de metal dedicada al festival, la noche previa en el Pub Luz Oscura y sobre todo conocer gente estupenda y nuevas bandas locales de la zona.

Lo que más me gustó del viaje fue conocer a nuevas bandas. Entre ellas NEOMANIAC, quienes me sorprendieron gratamente, volver a ver en vivo a ESCLAVITUD, reencontrarme tras muchos años con Willy de KTULU, y  comprobar el gran estado en el que encontré a los renovados RAGE. Además tuve el placer de presentar el evento, lo cual me encantó.

También me gustó muchísimo comprobar cómo lucha por el rock en Tenerife y Canarias en general  El Ghetto, gracias a los cuales + Q ROCK lleva ya cinco años en la palestra. Su equipo está encabezado por July y Waky, que a su vez son líderes de NEOMANIAC. Tras el éxito de esta quinta edición, ya preparan la del próximo año, lo que me parece encomiable y genial.

Tras la fiesta de la noche anterior, donde hubo mucha gente y lo pasamos en grande, el festival comenzó a media tarde, con un pequeño retraso.

No me queda más remedio que felicitar efusivamente a El Ghetto por su trabajo. Este hizo posible que el festival fuera de nivel, así como las instalaciones, producción, escenario y sobre todo el sonido y luces. + Q ROCK me pareció un gran festival a la altura de los mejores. Seguro que en sucesivas ediciones, con las lógicas mejoras, el evento se convierte en una clara referencia del verano insular, y ojalá que europeo.

Arrancaron DOCTOR YAO, una banda de Hard Rock y Metal Alternativo con ciertas influencias sonoras de HÉROES DEL SILENCIO y algún toque tipo SÔBER, ubicada en Canarias, y que nació en 2010. Tras varios cambios de formación sacaron su primer EP Eternidad, y ahora, inmersos en su próximo trabajo discográfico, “Ángel Caído”, del que tocaron algunos temas.

Suenan bien, pero les falta, en mi opinión, un poco de consolidación, buscar un estilo más asentado y sobre todo más conciertos. La banda está formada por Ivan B. a la Voz y bajo, Martin L. a la Guitarra y Voces y Mario M. a la  Bateria  y Voces.

Tras ellos, fue el turno para HEATHER BROOKE, quienes practican un metal progresivo con guiños al estilo post metal muy particular.  Posee un buen nivel instrumental, y además le dan un toque de vistosidad a su show enmascarándose tras unas caretas. Su vocalista y su guitarrista fueron los más destacados de un show punzante y potente. Habrá que seguirles la pista. Si te gustan bandas del corte de Tool, Deftones, o Pantera, seguro que conectarías con ellos.  Su tema “Cocoon” me encantó.

BOOM PEYOTE fueron los siguientes. Su rap-metal potente y “brincón” gustó mucho a los asistentes. Los chicos de Los Realejos, -ciudad donde se realizó el festival-, tienen un directo arrollador, lo tienen muy claro y saben conectar a la perfección con el público, divirtiéndose ellos mismos y haciéndoselo pasar muy bien a los asistentes, que por cierto, en la hora punta de la noche, llegaron a ser unos 800. Su estribillo “Boom Peyote para ti” fue cantado por todos. La verdad es que fuero de las bandas que más gustaron, capitaneados por un activo Simón Negrín, su cantante y Tasio, su guitarrista.

DISOOMNIA demostraron estar muy asentados, tener muchas tablas y experiencia y eso hizo que su actuación también fuera de lo m´sa destacado de este + Q ROCK. Son de la localidad de Güimar, Tenerife, pero se han mopvido mucho, incluso se presentaron a la Batallas de Bandas de Wacken.

Me sonaron bastante a bandas tipo MESHUGGAH, con atmósferas envolventes, influencias del  rock progresivo y  la música electrónica. Su conglomerado musical es poderoso y hace que el grupo sea muy potente en vivo, y también destaca enormemente.

Presentaron temas de su álbum Planetary Concern de los que sobresalieron Dead Sun, Red Sea y Deimos.

Siguiendo con las bandas locales, ALEA JACTA fueron los que aparecieron a renglón seguido en le escenario, un grupo que bastante gente me dijo: “Son muy Buenos”, por lo que les presté especial atención, al igual que al resto.

Poseen una base metalera cercana a grupos como FEAR FACTORY, SEPULTURA, MACHINE HEAD, PANTERA, KILLSWITCH ENGAGE…¡¡Son puro METAL!!

Se formaron en 1994, en la ciudad universitaria de San Cristóbal de La Laguna. Lo cierto es que me gustaron mucho. Se les ve con mucho rodaje y con las ideas claras.

Tocaron tema de su “Enter the Chaos”, de “The Empire will fall de 2012 y su más reciente mini EP “The Loop” de 2014. Me gustaron "Enter of Chaos", "Insight" y "Hypteria".

Y llegó el turno para NEOMANIAC, la banda que puso patas arriba el festival, De repente llegó el vendaval y la tempestad con ellos. Poseen una caña y hacen un metal cercano a RAMMSTEIN, SLIPKNOT, MACHINE HEAD y los SEPULTURA de la era “Roots”, y sobre todo basan su show en una puesta en escena demoledora y muy consensuada. ¡Metal industrial, metalcore a tope!

Salieron a escena disfrazados con máscaras “tipo SLIPKNOT” y lo cierto es que se lo llevaron “de calle” de principio a fin.

Waki, su cantante, posee una férrea voz y es muy descarado. Provoca al público, salta, berrea, se baja del escenario y sus compañeros, aparte de tocar como una roca, no paran de moverse enérgicamente. Muy buena banda en directo.

Percusiones, guitarras roncas, una batería potente, y sobre todo un directo matador. Presentaron su álbum “Circus Hell”, con atronadores temas.

Los que me gustaron fueron “Fight Guanche”, “Cuernos to the people” o "Shit Boy".

Al día siguiente, les entrevisté para que me contaran detalles sobre su disco y futuro.

Tras ellos, los veteranos ESCLAVITUD dieron la pincelada heavy del festival. Llevan veinte años en el rock, y curiosamente esta era su primera actuación tras casi dos años de inactividad.

No pudieron hacer un show completo, debido al retraso que sufría el evento, pero en el poco tiempo del que dispusieron demostraron que ESCLAVITUD aún posee muchos y muy buenos argumentos sonoros para agradar a un público que les apoyó en todo momento.

Se les notó un poco la falta de conciertos, sobre todo a su vocalista Adrián, quién sufrió en los tonos más altos. No obstante su afilada y potente voz reinó esta noche en Los Realejos. Junto a él, los incombustibles Ramón al bajo, quien pone la cordura y sensatez musical en la banda, Alexis a la guitarra y Mauro a la batería; ambos cumpliendo con su gran labor, actitud y potencial instrumental.

Si esta banda, -como el resto-, tuvieran más oportunidades fuera de Canarias, seguro que triunfaban, porque temas y puesta en escena les sobran. Entre ellos, el clásico “Sin Perdón”, “Mi Decisión”, la nueva “Retorno al Edén”, y la final “Orgullo y Libertad”, donde subieron a escena un montón de músicos de otras bandas, y el público participó con sus cánticos.

Como digo, el tiempo hizo que la actuación de ESCLAVITUD fuera corto, pero no por ello la deslució. Seguro que pronto nos volvemos a encontrar en el camino, ya con su nuevo álbum bajo el brazo para seguir dando mucha caña, y de la buena, sobre los escenarios.

RAGE se presentaron esta noche con su nueva alineación, en la que además del veterano Peavy, lucieron a total intensidad el nuevo guitarrista Marcos Rodríguez, de procedencia canaria/venezolana, y el batería Vassilios "Lucky" Maniatopoulos. Ambos demostraron ser piezas muy acertadas y consistentes dentro de unos RAGE remozados, donde a su líder Wagner se le ve más feliz que con la anterior formación.

El hecho de que Marcos sea canario hizo que el entusiasmo entre los fans se multiplicara por mil, y que el guitarrista se motivara especialmente, quien se dirigió varias veces a los fans en castellano, arengándoles y produciendo una unión muy especial. A su vez, Peavy, bromeó varias veces llamándole a éste Marcos “Chopito”. Según me contaron, el bajista y cantante disfrutó de varias raciones de chopitos en su estancia la isla, inducido por el guitarrista. Eso hizo que Marcos se quedara con el cariñoso apodo, al menos durante esta noche.

El trió sonó atronador, poderoso… Ha ganado en buen rollo, en complicidad, y en cuanto a poderío, ahora RAGE suenan un poco más sobrios, menos técnicos, pero con más mordiente e intensidad. Ahora son más heavies. Marcos les aporta una fuerza muy directa, y los temas de su nuevo álbum “The Devil Strikes Again” le dan un sabor más añejo, más clásico, que en parte hacen que el grupo recupere el estilo de sus inicios, aunque sin llegar a recuperar el “rollo” de discos como “Perfect Man” o  “Trapped”.

La actuación fue soberana, muy buena, además el excelente sonido les ayudó mucho a ello. Peavy cantó con su característico timbre y entrega, tocó muy bien, acompañado por sus dos nuevos compañeros, quienes lo dieron todo. “Lucky” me pareció un gran batería, no tan técnico y estratosférico como Terrana, pero si superior al anterior André Hilgers.

Los temas fueron calentando la noche. Entre ellos sobresalieron  el tema con el que arrancaron: The Devil Strikes Again, de su última entrega, los clásicos Days of December y Black in Mind

Me llamó mucho la atención y me encantó que tocaran “Deep in the Blackest Hole”, que recuperaron para esta noche en el repertorio. Es un tema que no tocaban desde 1997, perteneciente al álbum “End of all Days”.

Así mismo, me gustó mucho la redonda versión que se marcaron del tema que da título a dicho disco, “End of All Days”

El final fue espectacular con Don’t Fear the Winter y Higher Than the Sky, com fin de fiesta.

Un gran concierto de RAGE, que entreabre un futura muy prometedor y duradero.

Desde que terminaron RAGE hasta que salieron a escena KTULU pasó demasiado tiempo. Problemas técnicos de diversa índole hicieron que la “guagua” que llevó a mucha gente desde Santa Cruz se tuviera que marchar, así como bastante parte del público por la tardía hora.

De todas formas, a pesar de la hora, la banda de Willy ofreció un más que notable concierto; un Willy que poco a poco se fue creciendo y sintiendo a gusto, cosa que produjo que sus seguidores apoyaran extremadamente a esta banda de la que solo queda su vocalista.

Me encantó como tocó su batería Riky, quien antes tocaba con AVULSED, así como sus dos guitarristas. Ellos apoyan en gran manera a un Willy que desprende solera y veteranía y sigue siendo el alma de estos KTULU, que, repito, a pesar de los retrasos, triunfaron en el final de este + Q ROCK.

Tenía muchas ganas de verles. Hace muchos años que no coincidía en la carretera con ellos. La primera vez que los vi fue en la Sala Mephisto de Barcelona, en un concierto que me asombró y maravilló.

Esta noche triunfaron y me gustaron de nuevo, a pesar de los años y sus cambios de formación. Siguen siendo en esencia lo que KTULU fue, y lo demostraron.

Movieron al público con temas como "Legítima defensa", "Mensaje subliminal", "Pura Vida", "El Latido del Miedo", y "Apocalipsis 25D.

¡Grandes!

No puedo despedir este artículo sin dar las gracias a Francisco Herrera.  El sabe por qué 🙂

Nos vemos el año próximo!!!

Texto y fotos: Rafa Basa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

 

 

 

 

 

8 COMENTARIOS