Inicio Conciertos Crónica y Fotos de KING KOBRA, TEQUILA SUNRISE y SUNSËT en Madrid

Crónica y Fotos de KING KOBRA, TEQUILA SUNRISE y SUNSËT en Madrid

6

 

 

KING KOBRA

+ TEQUILA SUNRISE + SUNSËT

Martes 7 de Junio de 2016 – Sala Penélope – Madrid

Creo que hablo por muchos cuando digo que la palabra decepción es la más adecuada para describir el concierto de anoche. KING KOBRA estuvieron muy lejos de cumplir con las expectativas y realizaron un concierto sin ritmo, ramplón y desestructurado con momentos literalmente inexplicables impropios de los profesionales que se supone que son.

Antes de explicar mi lapidario comienzo, empezaré hablando de las bandas que abrían la velada, los madrileños SUNSËT y TEQUILA SUNRISE.

Los primeros eran SUNSËT, una banda muy novel que aunque no hizo un mal papel, sí se les notó bastante que les faltan muchos conciertos para conseguir impactar al público. Por separado no parecían malos instrumentistas y en los temas se podía atisbar buenas ideas, sobre todo en los riffs, pero al grupo le faltaba empaque y no sonaban todo lo compactos que debieran. El sonido tampoco les ayudó demasiado, pero además el cantante Héctor Santiago parecía algo nervioso en ocasiones y la puesta en escena en general se notaba poco trabajada.

El grupo presentó su único lanzamiento hasta la fecha, su EP homónimo, y añadieron dos versiones; el clásico de BON JOVI “You Give Love A Bad Name” que quedó un poco flojo, y “Here I Go Again” de WHITESNAKE, una apuesta arriesgada teniendo en cuenta que la banda no lleva teclados y el tema se apoya mucho en ese instrumento. Tampoco lució como debería la segunda versión y desde luego no ayudó que el vocalista confundiera la letra en ambos temas.

La puesta de largo de SUNSËT no fue ni mucho menos mala, pero está claro que les queda mucho camino por delante y tienen que desarrollar más esas buenas ideas que parecen albergar.

Los siguientes eran la banda del guitarrista de ANKHARA Cecilio Sánchez Robles, TEQUILA SUNRISE, un grupo que tiene ya bastante rodaje al menos en la capital.

Su actuación no difirió demasiado de las anteriores veces que les he visto, presentación de su EP y temas de lo que supongo será el nuevo trabajo que están grabando.

Huelga decir que los madrileños estuvieron lejísimos de hacerlo mal, todos son músicos muy buenos y el grupo está totalmente asentado y compenetrado, pero entre que era martes y que la banda se ha prodigado mucho por la capital, su actuación no despertó la expectación de ocasiones pretéritas.

El sonido fue mejorando a medida que avanzaba el concierto, y el quinteto mostraba mucha confianza. El cantante Jorge Cortés estaba bastante suelto, y los guitarristas Cecilio y Ramón Blein hicieron un gran trabajo, pero quizá el público tenía demasiadas ganas de KING KOBRA.

TEQUILA SUNRISE se despidieron con su tema mejor recibido, el que da título a su EP de debut “Nasty Habits”, con el que sí consiguieron despertar a la concurrencia. Está claro que la canción funciona muy bien, quizá sin abandonar su lado más melódico, deberían intentar hacer temas más pegadizos en el estilo de la mencionada.

Ni que decir tiene que TEQUILA SUNRISE cumplieron a un gran nivel como siempre, pero es posible que deban dejar descansar Madrid una temporada.

Ya solo quedaban KING KOBRA, la sala estaba bastante animada en lo que a público se refiere ya que su segunda visita a España (30 años después de la primera), había levantado mucha expectación, pero al final mucho ruido y pocas nueces.

Tras la introducción arremetieron con “Ready To Strike”, un comienzo esperanzador a pesar de continuar con “Tear Down The Walls” de su disco homónimo y “Knock Em Dead” de su última obra “II”. Ni siquiera que la introducción siguiera sonando tras el primer tema consiguió amargar tan notable inicio, aunque como veríamos luego era un genuino presagio del desastre que se avecinaba. No habían empezado mal, aunque David Michael Philips estaba un poco pasota, el bajista Johnny Rod corría desenfrenado de un lado a otro, y el sustituto de Mick Sweda, un jovencito llamado Jordan Ziff, se ganaba el sueldo a pulso y fue sin duda uno de los mejores de la noche.

“Shadow Rider” volvió a desatar la locura, pero se apagó tan pronto como comenzó “Live Forever”. A partir de aquí el concierto se tornó anodino, insulso y en ocasiones hasta inexplicable. El ritmo se cortó por completo y ya no solo por la elección y el orden de los temas que también, si no por las numerosas interrupciones a modo de solos o medias versiones con las que adormecieron el concierto. La primera de estas extrañezas fue un amago de versión del tema de W.A.S.P. “Wild Child” cantada por Johnny Rod, algo inexplicable teniendo en cuenta que Rod no grabó ese disco y ni mucho menos compuso el tema.

Tras lo que parecía un desliz nos obsequiaron “Hunger”, una canción que yo habría guardado para más adelante pero que sin duda cumplió su cometido despertando de nuevo a los asistentes. No obstante fue un espejismo, ya que inmediatamente después del clásico el cantante Paul Shortino hizo una breve versión a capela del himno de BLACK SABBATH “Heaven And Hell”. El single de 2010 “Monsters And Heroes” falló irremisiblemente en arreglar el desaguisado en el que se estaba convirtiendo el concierto, y después un descafeinado  “Iron Eagle” nos dio el último cartucho que le quedaba al grupo.

A partir de aquí no levantaron cabeza, Shortino cantó todo “Iron Eagle” de espaldas al público porque tenía que leer la letra, lo mismo que hizo con “Raise Your Hands To Rock” de “Thrill Of A Lifetime”, dando un espectáculo bochornoso indigno del profesional que se supone que es. El solo de batería de Carmine Appice tampoco fue nada del otro jueves, y de nuevo volvimos a las versiones innecesarias con un fragmento de “Highway Star” de DEEP PURPLE realizado por Michael Philips y Ziff.

Para el final se dejaron “Midnight Woman” y “Have A Good Time” de sus dos últimos discos, quedando la mayoría de los asistentes como poco fríos y creo que puedo decir bastante decepcionados.

Puedo entender que quieran defender su época actual con Shortino al frente, además no hay duda de que es un gran vocalista, pero después de 30 años creo que sin obviar sus dos últimos discos, podrían haber dado al público un poco más de lo que quería. No sonó “Breakin’ Out” u “Overnight Sensation”, ignoraron por completo su injustamente denostado tercer álbum que tiene temas sensacionales como “Mean Street Machine”, “Take It Off”, “Walls Of Silence” o “Burning In Her Fire”, y para colmo colocaron las canciones antiguas esparcidas por el repertorio como si quisieran incluso restarles notoriedad.

Mucho ruido y pocas nueces y una espera demasiado larga para prácticamente nada.

Texto: Antonio Cerezuela

Fotos: Alvaro Ochoa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

6 COMENTARIOS

  1. Respeto lo que dices de Mark Free, pero cuando vinieron a España hace mil años a la Sala Canciller, lo hicieron con Mark Torien, (BULLET BOYS) y lo hieron GENIAL!!! De hecho fue una de mis actuaciones mejores que vi en años; pero claro, fue en diciembre de 1986 . Los años pasan y no veas como…
    Los comentarios de gente que fue al concierto de Madrid y Barcelona coinciden en decir que no estuvieron nada afortunados; basicamente coinciden con la opinión de nuestro periodista Antonio Cerezuela.
    Me alegro de no haber ido 🙂
    Salud y metal
    Rafa Basa

  2. Buenas.Realmente no entiendo este tipo de critica, que esperan de una banda de rock como King Kobra, una mezcla entre Mozart y Beethoven??
    Algunos son demasiado exigentes con los demás , eso si, solo con el trabajo de otros, con lo que escriben ellos , en este caso, totalmente indulgentes¡¡¡
    Puedo entender que digas: no me ha gustado el repertorio, pero de ahí a denostarlos hay un gran trecho¡¡¡
    A mi y a mis colegas nos gusto el show, y gente con la que hable también¡Ademas muy amables todos al final del concierto firmando y haciéndose fotos con todos¡¡
    Asi que , para nada de acuerdo con la crónica y eso que no soy un gran fan de la banda, aclarado¡¡

  3. Yo estuve el martes en Madrid, y no me pareció tan malo como dicen por aquí ,PERO… sí que me pareción que podía haber estado mejor.

    De entrada, no tenía ni idea de que venían con un guitarrista nuevo. Que tocaba muy bien, dicho sea de paso. Y que no pegaba con el resto del grupo ni por asomo, dicho sea también de paso. Ni por edad, ni por imagen, ni por actitud. Era muy niño, y se le veía cortadísimo, salvo ya hacia el final de la actuación. Comparado con la actitud que tenían los músicos de los años 80 cuando tenían más o menos la edad de este chico, pues como que no tiene ni comparación.

    Les costó mucho calentar, sobre todo a Paul Shortino, quien hasta la mitad del concierto no se le vió cómodo. Además, llevaba en una bolsa que tenía detrás, un artilugio, que podría ser donde leía las letras, como decían por aquí. Yo pensé que sería algo peor, tipo un dispositivo con voces grabadas. Y en general, no demostró para nada ser el magnífico vocalista que es. Y mucho menos frontman, porque no tuvo ningún carisma a lo largo de la actuación.

    Johnny Rod fue el alma de la fiesta, pero la verdad es que estaba demasiado exagerado en todo.

    Carmine Appice estuvo tremendo todo el concierto, sólo por verle tocar merecía la pena haber ido.

    El set list efectivamente estuvo muy mal elegido, y dejar dos canciones nuevas para el final fue todo un despropósito.

    Sin embargo, para mí, sí que mereció la pena ir.

    El problema que le veo a este grupo, y a otros muchos, es la edad que tienen, y que es muy dificil envejecer como músicos, sobre todo cuando un valor importante que tenían estas bandas de los 80 eran su imagen y su actitud en el escenario. A estos además no les hemos visto envejecer, por lo que el impacto es mayor. No ha sucedido como con Europe, que hemos visto año tras año una evolución.

    Es cruel decirlo, pero el paso del tiempo le sienta muy mal a muchas personas. Johnny Rod lo dió todo el otro día, pero en muchas ocasiones daba la sensación de que estaba haciendo el ridículo más espantoso. Intentando hacer las mismas poses que de joven, cuando ahora es un señor muy mayor pesimamente conservado, con un aspecto cochambroso.

    Sin embargo me alegro de haber visto la actuación de ayer, porque no les pude ver la ocasión anterior en el Canciller.

    Dejó un enlace en YouTune de una de las actuaciones, con soundcheck, y con entrevistas al final. Pese a la mala calidad de imagen y sonido, nos creemos lo que dice el Basa, de que estuvieron tremendos.

    Por cierto, Rafa: ¿Tocaron en Canciller dos días, o sólo uno? ¿No volvieron a tocar más en España, verdad?

    https://www.youtube.com/watch?v=6Qvw1tognTg