Inicio Conciertos Crónica y fotos de NIGHTFEAR y ALEX&CO en Barakaldo

Crónica y fotos de NIGHTFEAR y ALEX&CO en Barakaldo

0
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION

 

NIGHTFEAR

+ ALEX&CO

Sábado 4 de Junio de 2016 – Sala Edaska – Barakaldo – Bizkaia

NIGHTFEAR no pudieron encontrar mejores anfitriones para acompañarles en esta nueva visita a Bizkaia. Si ya de por sí la presencia de los madrileños es un atractivo para cualquier amante del puro heavy metal, a ellos se unía ALEX&CO, la banda del veterano guitarrista Josu Alesanco, que ha regresado a la actividad con una pedazo de banda  a la que tras la inclusión de Iker Lanz como vocalista y haber registrado uno de los discos más destacados de los últimos meses en un medio camino entre el hard rock y el heavy metal de título “From The Inside”, ha conseguido reclutar a unos músicos con experiencia y calidad para defender en directo la propuesta y que esto empiece a andar con paradas en distintos escenarios, como debe ser.

Ellos se encargaron de abrir la calurosa noche en la sala Edaska, siendo este su segundo concierto como banda. Eso hace que se note cierta falta de rodaje, no lo podemos negar ni ocultar, pero no por ello dejan de saber a gloria estas melódicas canciones facturadas con una tremenda clase por parte de un grupo que rezuma lo mejor de los años 80, pero con el lógico poso de actualidad.

Ante una audiencia que disfrutó de lo lindo con sus canciones la banda desgranó de manera prácticamente íntegra su “From The Inside”, comenzando con un “Save Me” que a la larga está siendo uno de los que más calado tienen, un temazo que atrapa de primeras, con un gran estribillo y un riff de los que te enganchan. Condimentos muy clásicos, pero efectivos, como quedó claro en “Crazy Nights”, “New Life” o “Private Fantasy”.

Se pudo notar en la banda las ganas de agradar, lo que tal vez les atenazó en parte. Ese nerviosismo propio de una nueva situación en la que se pretende estar a la altura. Aun así, difícil resulta no caer rendido ante la calidad guitarrera de temas como “Break Your Chains”, con un Josu capaz de aunar técnica y sentimiento. No quiero dejar de destacar a un Iker con un registro que no pasa desapercibido, con un timbre que recuerda mucho a Tobias Sammet, aunque con un deje más chillón que me recuerda a MIDNIGHT de CRIMSON GLORY. Hay que decir que le costó alcanzar algunos tonos altos, sobre todo en la parte final del concierto. Tal vez incluso fueran prescindibles a mi modo de ver, ante su registro natural de por sí bastante agudo y privilegiado, independientemente de estas matizaciones

“Toxic Woman” nos acercaba a una recta final en la que cayó el medio tiempo “One Step From Heaven” y la versión del “Dream Warriors” de Dokken, que sin ser necesariamente la influencia más directa sí que deja entrever cuales son las fuentes de las que ha mamado su música. Terminaron con el heavy “Warriors” de su disco, cerrando una descarga que les permite ir cogiendo rodaje para una historia que ya brilla desde el principio con su disco y que, a mi modo de ver, va a coger mucho más empaque en vivo en el futuro próximo, aunque esta actuación ya sembró entre los presentes ese encanto de la ilusión renacida en un grupo que debe encandilar a los más clásicos, buscadores de algo nuevo sin perder la esencia. ALEX&CO es garantía de que lo encontrarán.

Pese a contar con tan solo dos discos editados NIGHTFEAR llevan una intensa carrera. Han teloneado ya a varias bandas de renombre y se han movido para hacer llegar su música lo más lejos posible. Y la verdad que a esos dos discos no les falta absolutamente nada. Practican un heavy metal cargado de fuerza que, al igual que decíamos con los anteriores, puede revitalizar este estilo que tanto bebe de la escuela alemana, aunque con pinceladas británicas. Es decir, heavy metal puro y duro de nuevo cuño.

“Drums Of War” ha venido a reafirmar las buenas sensaciones de su debut “Inception” permitiéndoles confeccionar un extenso repertorio en el que uno no encuentra tacha alguna. La banda tiene tremendas composiciones, que acompañadas por un directo tan consolidado como el que nos mostraron, solo hacen crecer esas buenas sensaciones cuando les tenemos sobre un escenario. Banda muy bien armada desde atrás con Oscar Bravo a la batería, provocando terremotos con su pegada, fuerza y técnica.

La base rítmica la completa un Manuel Moreno que de vez en cuando también aporta algunas segundas voces cargadas de fuerza. La pareja de hachas la componen el recién incorporado Victor Duran e Ismael Retana, diestros con los solos cuando toca y sólidos en los riffs de guitarra. Y para culminar todo ese torrente de sonido cuentan con un vocalista portentoso como es Lorenzo Mutiozabal, que hoy volvía a su tierra para demostrar su capacidad vocal, resultando abrumador su registro, el cual domina perfectamente y lo expone con una potencia y limpieza descomunal, además de tener mucho aplomo en el escenario.

Desgranaron tenas de sus dos discos en una descarga impecable, con un sonido que les fue favorable en el que se puede comprobar que estamos ante un grupo capaz de suponer una firme realidad del heavy metal en la actualidad. Presentaron “Drums Of War”, pero resultando igualmente destacados los temas de su debut, “Inception”.

Pasaron por canciones como “The Prophecy”, que es todo un estruendo de heavy metal, como lo son “Sands Of Fire” o “Steel Warrior”. Su descarga iba de lo más fluida, con una concurrencia cada vez más entregada a temas tan rompedores como ese “Breakout”, de lo más cañero y con un final arrasador, al cual continuó “Farewell”. Sin embargo, ocurrió un percance de los que te dejan completamente con el culo al aire en el tremendo “Storm Watcher” donde petó completamente el sonido.

Tras unos momentos de desconcierto y con el asunto solucionado Lorenzo nos preguntaba si queríamos pasar a la siguiente o retomar el anterior. Por supuesto no hubo dudas de que había que interpretar el tema entero, y es que de lo contrario nos hubiéramos perdido un final apoteósico donde el vocalista esgrime sus registros más altos.

No decayó en absoluto la descarga exponiendo temas de sus dos trabajos como  fueron “Wrath Of The Gods”, “Black Rose”, “Immortal y “Drums Of War”, con el que ya comenzaban a despedirse. Sin embargo, la sorpresa fue cuando nos preguntaron qué tema de JUDAS PRIEST queríamos escuchar y estos se marcan ni más ni menos que el “Painkiller”, su particular manera de terminar por montar una fiesta. Y estos distan mucho de buscar uno de los temas más versionados y sencillos, sino que se curran una pedazo versión de la que no salen mal parados para nada.

Aunque eso sí, el final definitivo llegaría con uno de sus temas propios como “Pride”, que muestra a la perfección el potencial de un grupo de heavy metal con mayúsculas, con cualidades contrastadas para llevar adelante este estilo con pureza sin resultar para nada trasnochados. Todo lo contrario, una banda con grandes condiciones, fortificada por todos los flancos y con una solvencia a todas luces admirable.

Texto y fotos: Antonio Refoyo (www.lamiradanegra.es)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

Set list ALEX&CO:

  1. Intro
  2. Save Me
  3. Crazy Nights
  4. New Life
  5. Private Fantasy
  6. Break Your Chains
  7. Toxic Woman
  8. One Step From Heaven
  9. Dream Worriors (Dokken)
  10. Warriors

Set list :

  1. Path Of  Victory
  2. The Prophecy
  3. Sands Of Fire
  4. The Duel
  5. Steel Warrior
  6. Breakout
  7. Farewell
  8. Storm Watcher
  9. Wrath Of The Gods
  10. Black Rose
  11. Immortal
  12. Drums Of War
  13. Painkiller (Judas Priest)
  14. Pride