Inicio Conciertos Crónica y Fotos de CRISIX, DR. LIVING DEAD! y BELLjAKO en Barcelona

Crónica y Fotos de CRISIX, DR. LIVING DEAD! y BELLjAKO en Barcelona

0

 

CRISIX

+ DR. LIVING DEAD! + BELLAKO

Sabado 9 de Abril de 2016 – Sala Bikini – Barcelona

La ascensión de CRISIX parece imparable. Tras situarse en el mapa al alzarse con el triunfo en el W:O:A: Metal Battle de 2009 y publicar su prometedor debut "The Menace", los thrashers catalanes se doctoraron con "Rise… Then Rest", ratificando que estaban preparados para seguir los pasos de sus hermanos manchegos ANGELUS APATRIDA. Sus incendiarios directos y alguna incursión en el viejo continente fueron claves para su fichaje por el sello francés Listenable Records, con quienes acaban de lanzar su nueva obra "From Blue To Black". Tal y como comentó el propio Juli hacia mucho tiempo que no tocaban en casa, de modo que una Sala Bikini abarrotada hasta la bandera fue el enclave perfecto para la presentación en sociedad de su nuevo plástico en la Ciudad Condal.

No llegaban solos los de Igualada a la cita, ya que para ir calentando al personal antes de su salida contarían con el concurso de  BELLAKO, quienes estrenarían algunas de las composiciones de lo que será su próximo trabajo; y con una banda que nos ha visitado en repetidas ocasiones durante los últimos años y cuyo directo es sinónimo de diversión y buen rollo, los enmascarados suecos DR. LIVING DEAD!.

Aunque, a priori, poco tenía que ver el estilo de BELLAKO con el de las estrellas de la noche, los mataroneses aparecieron en escena dispuestos a montar una buena fiesta, desplegando con total convicción su rabioso hard core de guitarras metalizadas. Capitaneados por su vocalista Rober, quien invitó en repetidas ocasiones al respetable a que se acercara al escenario, Bellako se mostraron como un colectivo sólido y con tablas. Con muchas ganas y mostrándose muy activos sobre el escenario, especialmente su bajista Negro, el combo del Maresme nos abordaba en el inicio con la rabiosa visceralidad  de "A Fallo", para que acto seguido aparecieran los primeros circle- pits acompañando a "Al Infierno", que se convertiría en el primer guiño a su debut "Zombieland".

Durante los últimos meses BELLAKO han estado trabajando en lo que será su próximo trabajo, de modo que no quisieron dejar pasar la ocasión de presentarnos algunas de sus nuevas composiciones. La primera en sonar sería "El Nieto", que acabaría con su hiperactivo bajista entre el publico, siendo parte activa del desmadre que se montó en las primeras filas. Tampoco quisieron dejarse en el tintero algunos de los temas de su anterior EP "Infection", mostrando su faceta más bizarra en "Pollos Radiactivos", que animaba el ambiente en una sala que poco a poco iba tomando colorido.

El contraste lo pondría «El Precio De Existir», con la que nos proponían un rotundo cambio de registro mostrándonos su lado más seminal y agresivo. Mientras que su faceta más crítica quedaría plasmada en otra de sus nuevas composiciones, "Manos Arriba". Aprovechando la entrega del respetable la banda no dudaría en darnos las instrucciones para formar el wall of death que acompañaría a "Finde En La Granja", para rápidamente retornar sobre su último EP y abordarnos con el incendiario "Infected".

Para la recta final de su presentación nos pondrían a todos a botar siguiendo el desenfadado ritmo de "Whiskey Abbey", que se convertiría en el preámbulo del último tema de la noche, "La Muerte". Potencia, entrega y un directo demoledor es lo que nos ofrecieron BELLAKO. En pocas semanas publicarán su nuevo trabajo, y a tenor de lo que nos mostraron la cosa promete, y mucho.

Tas un rápido cambio de equipo y con más gente en la sala llegaba el turno del cuarteto de Estocolmo, DR. LIVING DEAD!. No era esta la primera vez que los suecos se dejaban caer por estos lares, y eso se notó en la entrega de unos fans que animaron al máximo y se dejaron la piel a la hora de correr en círculos o corear sus efectivos coros marca de la casa. Sin duda, lo primero que llama la atención del cuarteto es su llamativo look, con todos sus componentes enmascarados. Pero es esa mezcla de thrash metal «old school», corrosivo crossover y unas letras en torno a la películas de ficción de la década de los ochenta el mejor reclamo para sus explosivos directos.

Implacables, pero irradiando buen rollo y camaradería, DR. LIVING DEAD! aparecían en escena para ofrecernos una buena muestra de su último redondo, captando la atención del respetable con un imponente "Crush The Sublime Gods", que fundía su endiablada velocidad y los registros más rabiosos  de su vocalista, Dr. Mania. Pese a lo que pueda parecer los suecos nos ofrecieron un set de lo más variado, así que después de incendiar la sala llegaba el momento de sacar a relucir los riffs más densos y titánicos que marcarían «Another Life», que sería el elegido para desplegar sus raíces más netamente metaleras.

Aunque los suecos tuvieron que lidiar con bastantes problemas de sonido, lo cierto es que no tuvieron problemas para conectar con una audiencia que parecía predispuesta a abandonarse a la locura que nos propusieron en temas como "Gremlins Night", que representaba su primer guiño a su debut homónimo de 2011. Sobreponiéndose a las adversidades, Mr. Mania no paró de pasearse por el escenario mientras increpaba a las primeras filas para que se pusieran a danzar siguiendo la estela del primerizo "Dead End Life". Pero si algo destacaría de la descarga del cuarteto sueco fue la irascible brutalidad que rezumaron trallazos incontestables como "TEAMxDEADx», con la batería liderando su vertiginosa acometida mientras su bajista, un desatado Dr. Slam, botaba por todo el escenario sin dejar de castigar su instrumento.

Mucho más comedido estuvo su compañero Dr. Toxic, quien se mostró más sobrio y concentrado a la hora de atacar su guitarra. Como era de esperar el grueso de su repertorio estuvo centrado en el material de su tercer largo «Crush The Sublime Gods», que vio la luz a finales del pasado año. De modo que continuarían desgranando piezas como el contagioso "Forced Fed", en la que reaparecerían los problemas técnicos en el micro de Dr. Mania, o el hiper metalero "No Way Out", que hacía que el ambiente no decreciese en el recinto.

Entre pogos, circle-pits y brazos alzados coreando sus potentes estribillos llegaba el momento de encarar la recta final del show, haciéndonos cantar como si nos fuera la vida en ello los rotundos estribillos de "Civilizated To Death", para después someternos a los aniquiladores fraseos de "Suffering". Para poner el broche definitivo a una descarga que se nos hizo muy corta, los suecos optarían por la pieza que presta su nombre a la banda «Dr. Living Dead!», tras la que se marcharían acompañados de una gran ovación mientras nos anunciaban un pronto regreso a nuestros escenarios.

Habiendo recuperado el aliento tras las brutales descargas de BELLAKO y DR. LIVING DEAD!, había que enfrentarse al último asalto de la noche, la descarga de los igualadinos CRISIX. Con un gran telón de fondo que reproducía la portada de su ultimo plástico y con tres pequeñas plataformas repartidas a lo largo del escenario, las luces del recinto se apagaban para que la habitual introducción «A.S.F.H.», pusiese a todo el público a cantar. Como un vendaval desatado y acompañados de un sonido atronador el quinteto aparecía en escena dispuesto a rompernos las cervicales disparando inmisericordemente su primera ráfaga de speedicos riffs con «Conspiranoia», dejando claro que, lejos de repetir la formula de sus anteriores entregas, han optado por introducir nuevos  elementos que no han hecho más que enriquecer su propuesta. Lo que si que no ha cambiado es la actitud y la entrega que siempre han exhibido en directo, tal y como demostraron con ese arrollador dinamismo que contagió rápidamente a  una audiencia que parecían conocerse al dedillo temas novedosos como «Journey Through The Fire", que nos dejaría a Juli encaramado sobre una de las tarimas mientras sus compañeros machacaban sus instrumentos sin descuidar sus adictivos coros.

Y es que si durante todo el show el frontman se mostró absolutamente intratable, sus compañeros Busi y Requena tampoco se quedaron atrás, intercambiando constantemente sus posiciones mientras se batían en unos intensos duelos de guitarra. Pero sin duda si hubo una puesta en escena que destacó por encima del resto fue la del bajista Dani Ramis, quien, además de formar un tándem absolutamente imparable con el batería Javi Carrión, no paró de buscar la complicidad de las primeras filas. Tras presentarnos sus nuevas armas llegaba el momento de echar la vista atrás, concretamente a su anterior trabajo del que nos ofrecerían la pieza que le daba título «Rise… Then Rest», que era la elegida para ponernos a todos a cantar mientras Juli elevaba sus brazos al aire para invocar a la bestia. Mas atrás en el tiempo nos conduciría el demoledor «Death By The Fistful Of Violence», con Busi quemando su guitarra mientras el enérgico frontman nos ofrecía su micrófono para que coreáramos su arrollador estribillo.

Tras volver a agradecernos nuestra presencia, el vocalista se dirigía a la audiencia para presentarnos el siguiente tema de la noche «Strange», que según nos comentó fue el primero que compusieron de cara a este tercer trabajo, siendo el que marca las líneas maestras de «From Blue To Black». Como no podía de ser de otra forma la respuesta de sus incondicionales fue absolutamente memorable, con toda la sala danzando compulsivamente durante las partes más rápidas para después abandonarse al mosh durante los pasajes más crudos y descarnados. De entre sus nuevas composiciones la que gozó de una mejor acogida fue «G.M.M. – The Great Metal Motherfucker», que nos volaría la cabeza con sus asesinos riffs mientras presentaba su candidatura para  convertirse en un clásico dentro de su discografía.

Tampoco faltarían esos deliciosos guiños hacía el cine y las series televisivas que siempre han acompañado a los textos del quinteto. Así que siguiendo el bajo de Dani, Juli nos iría introduciendo en el oscuro universo dominado por «Frieza The Tyrant», con el que ponían de manifiesto que, además de pisar el acelerador al máximo, el quinteto tiene recursos y calidad suficientes para atacar pasajes más melódicos sin que por ello decrezca el nivel de intensidad. Sin apenas tiempo para reponernos llegaría las invocaciones de Juli hacía Sarah Connor mientras la guitarra de Requena hacía un guiño a la banda sonora de Terminator durante el arranque de «T-Terror Era».

Uno de los momentos más hilarantes del show llegaría cuando Dani y Javi se quedaron solos en escena para juguetear con el cachondo ritmo funkero que nos anunciaba la llegada de «Brutal Gadget», para la que el vocalista nos pondría a todos a cantar antes de que la banda se perdiera entre bambalinas mientras que a través del P.A. sonaba la versión salsera del tema. No tardarían en retornar sobre las tablas, pero en esta ocasión Juli lo haría en silla de ruedas y con camisa de fuerza, siendo empujado por un uniformado enfermero. Sin duda, tan cuidada puesta en escena nos indicaba que llegaba el momento de afrontar uno de los momentos álgidos del show con el demencial «Psycho Crisix World».

Con el público absolutamente desatado y con la banda completamente enchufada, el ultimo guiño a su nuevo trabajo estaría reservado para «Fallen». Todos sabemos que el quinteto de igualada es un gran amante del deporte, de modo que para encarar la recta final del show no podía faltar un poco de entrenamiento de ese deporte que ellos mismos han bautizado como «Football Of Death». Así que era el momento de dividir la sala  en dos partes bien diferenciadas y lanzar entre la hambrienta audiencia unas cuantas pelotas para patear siguiendo los mosheantes desarrollos de «Brig´Em To The Pit». La fiesta se estaba acabando, pero todavía faltaba algo. Todos sabíamos que para poner la rúbrica a una fantástica velada el quinteto emplearía ese himno que se ha convertido en toda una declaración de intenciones y que es la mejor definición de su estilo "Ultra Thrash», que nos dejaría a gran parte de la audiencia invadiendo el escenario para protagonizar junto a los músicos un bizarro fin de fiesta.

A la salida caras sonrientes, cuerpos sudorosos y la certeza de haber presenciado el directo de una banda que esta llamada a convertirse en referente del metal nacional. No creo que a estas alturas nadie pueda discutir la calidad y la entrega de los catalanes, así que ahora solo hace falta  que en el resto de Europa se enteren y les den la oportunidad de demostrar lo que valen.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Carlos Oliver (www.facebook.com/Carlos.Oliver.Music.Photography)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

LEGION
KIVENTS
ALGARROBA ROCK 2022
ROCK GUITAR EXPERIENCE
NURCRY - Sin Temer Al Sol