Inicio Lanzamientos A-Z Crítica del CD de SPIRITUAL BEGGARS – Sunrise To Sundown

Crítica del CD de SPIRITUAL BEGGARS – Sunrise To Sundown

2

 

SPIRITUAL BEGGARS – Sunrise To Sundown
Discográfica: InsideOut Music

Puntuación Popular

(2 votos) 8/10

 SPIRITUAL BEGGARS – Sunrise To SundownAunque SPIRITUAL BEGGARS llevan en la lucha de forma ininterrumpida desde 1992, parece como si en estos últimos 6 años, sobre todo desde la entrada de Apollo, la banda hubiese dado un gran salto a nivel de visibilidad y reconocimiento, por motivos que desconozco, como si en los otros casi 20 no hubieran cosechado maravillas. Es cierto, los BEGGARS también han dado un pequeño giro a su sonido en los últimos tiempos que les ha acercado en buena medida a un público más amplio, y se pudo ver tanto con “Return To Zero” (2010), como sobre todo con “Earth Blues” (2013), un trabajo impactante, redondo, que dejó una impronta imborrable en la discografía del grupo y que a su vez les propuso el gran reto de superarse o, al menos, igualarse en un noveno disco que ya tenemos entre nosotros y que, adelanto, trae una pequeña revolución en el sonido al que nos tenían acostumbrados estos años. Nunca viene del todo mal, todo hay que decirlo.

La formación de Halmstad regresa en esta ocasión sin novedades en lo que a su formación se refiere, esa que les lleva dando tan buenos resultados desde 2010, pero sí con una pequeña renovación en su propuesta, desde mi punto de vista muy acertada, y que creo casi con total seguridad que va a obtener respuesta unánime por parte de todo el público en general. Antes, me resulta obligatorio hablar de la portada del disco, una de las más sugerentes que he visto en mucho tiempo, es obra del diseñador Costin Chioreanu, con quien además pudimos hablar hace poco, y refleja fielmente lo que es un trabajo de ‘hard rock’ luminoso, brillante, pulido, y con un gusto por el sonido clásico del género que queda patente en la magnífica producción que ha llevado a término Steffan Karlsson, al vuelo, como antes, lo que deja una sensación de unidad, dinamismo y directo muy evidente. Como se suele decir, sin trampa ni cartón.

Hay que reconocer que para una banda hecha a retazos, como quien dice, que se ven cada varios meses cuando consiguen juntarse para tocar en un local de ensayo habiendo compuesto cada uno por su cuenta, el resultado es una pasada. Cualquiera podría decir que el disco viene dado después de 3 años de un trabajo compositivo minucioso, de un trabajo de “banda”, propiamente dicha, porque la cohesión en los temas, ese gusto por la estructura clásica, por el estribillo adecuado, el tempo cambiante, así nos lo indica. No hay nada que nos haga pensar en que habría que haber trabajado más esto o lo otro. “Sunrise To Sundown” es un trabajo redondo, que se podría haber facturado sin ningún problema hace 30 o 40 años tanto por su forma de ser grabado como por el aroma que desprenden sus temas, y gran parte de culpa la tiene Per Wilberg, que tanto por sus propias composiciones como por  su enorme protagonismo esta vez en los arreglos y partes de teclado, que le han dado un pequeño lavado de cara al sonido del grupo, que ahora recuerda mucho (más) a aquellos grandes DEEP PURPLE de sus mejores años o a formaciones contemporáneas como URIAH HEEP, UFO o NAZARETH. El tino de Michael Amott a la hora de facturar riffs sencillos pero eficaces esta vez es todavía mayor, y lo hace con una facilidad pasmosa para engancharnos desde el primer segundo a sus temas y además no repetirse. Es verdad que habrá quien eche en falta algo de material más lento, un poco más de esa psicodelia oscura que a veces los BEGGARS hacían como nadie, pero hace ya tiempo que la dinámica compositiva de la banda cambió, y esto se ajusta mucho más a los parámetros actuales. Aun así, podemos diseccionar este disco en dos mitades perfectamente, siendo la primera mucho más ‘hardrockera” y directa, y la segunda más pausada, más comedida.

Temas como “Sunrise To Sundown”, “Diamond Under Pressure”, “Hard Road” son muy diferentes entre sí, pero todos se disfrutan enormemente de un modo diferente porque todos tienen ese buen gusto de Amott y Wilberg principalmente, pero también de Sharlee y de un Ludwig Witt que se ha estrenado como compositor después de llegar casi toda la vida de la banda ahí. Cabalgueos intensos, cambios de tempo, un Apollo que suena un poco más “monocolor” que otras veces, pero sobre todo estribillos y puentes de los de toda la vida se funden en un disco que no da tregua, que engancha de primeras pero que va enganchando aún más según pasan las escuchas.

Una fórmula desde luego que parece sencilla pero que no lo es, especialmente teniendo en cuenta las circunstancias tan particulares y peculiares de SPIRITUAL BEGGARS. Ya sólo queda disfrutar de su directo y de palpar el potencial de estos temas, que no me cabe duda de que van a convencer a propios y a extraños.

Jorge del Amo Mazarío (Jorge_del_amo@rafabasa.com) – Twitter: @Jorge_del_amo

  1. Sunrise To Sundown
  2. Diamond Under Pressure
  3. What Doesn’t Kill You
  4. Hard Road
  5. Still Hunter
  6. No Man’s Land
  7. I Turn To Stone
  8. Dark Light Child
  9. Lonely Freedom
  10. You’ve Been Fooled
  11. Southern Star

 

 

AZRAEL - GIRA 2022
BLOODHUNTER - GIRA 2022
HEAVY METAL HEART 2022 SPAIN
NURCRY - Sin Temer Al Sol
RRS PROMO - BARON ROJO - BILBAO-BARACELONA
GUADAÑA
XTASY
INDRID - De Dagas y Silencios
METAL PARADISE 2022
ROCK GUITAR EXPERIENCE
AGENCIA - AREA51METAL
KIVENTS

2 COMENTARIOS

  1. Este nuevo álbum borra de un plumazo al resto de su discografía.
    Han pasado de ser un grupo de Stoner Rock mal producido (a posta) para sonar a unos primitivos Black Sabbath; a parir un álbum de Hard Rock setentero que mezcla de forma excelente el sonido de WhiteSnake, Rainbow o Deep Purple.