Inicio Noticias Studio Report Estuvimos en la escucha del nuevo disco de Leo Jiménez, “La Factoría...

Estuvimos en la escucha del nuevo disco de Leo Jiménez, “La Factoría del Contraste”

7
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION

 

Leo Jiménez

Escucha del nuevo disco de Leo Jiménez, La Factoría del Contraste

El próximo 1 de abril, Leo Jiménez se estrenará con su nueva discográfica, Rock Estatal Records, publicando La Factoría del Contraste, que será el segundo álbum de estudio en su etapa como Leo Jiménez a secas. Estuvimos en la escucha para prensa organizada en Madrid y, aunque ya lo analizaremos en profundidad, ahí van las primeras impresiones que nos ha causado.

Leo Jiménez

El propio Leo nos comentaba en la presentación que se trata de un "trabajo especial, hecho desde el corazón y que requiere más de una escucha" y, sí, es un álbum atrevido, sincero y que, por todo ello, causará bastante polémica. ¿En qué se aprecia esto? En primer lugar, en la producción y el sonido. Lamentablemente, y a esto también hacía referencia el artista, estamos acostumbrados a escuchar discos muy artificiales, con todo perfecto y lejos de lo humano. Desde baterías programadas, pasando por guitarras casi digitales e irreales hasta llegar al bien conocido auto-tune en las voces. Que nos puede gustar o menos, pero el caso es que La Factoría del Contraste huye de todo eso. Y se nota desde el primer segundo. La batería suena muy orgánica, muy de garaje, muy noventera. Tiene una calidez especial y algo más de protagonismo en la mezcla de lo que es habitual en el metal (algo que disfrutarán los seguidores de las buenas baterías porque, la verdad, Carlos Expósito se sale en cada canción).  Las guitarras, que son, en su mayoría y salvo los solos, las que el propio Leo grabó en la maqueta de preproducción, tienen un sonido muy característico, casi vintage, no parecen de una banda actual.  Y las voces, aparte de coros, algunos discretos reverb o delays, suenan muy naturales y bien encajadas en la mezcla de sonido.

Es una clara intención de producción y que el propio Leo resumía diciendo "quiero que cuando la gente escuche el disco y venga a vernos en directo, vea que somos los mismos, que sonamos a lo mismo".  Aunque hay algunos arreglos de teclado y orquestaciones de Manuel Ibáñez de MEDINA AZAHARA, el grueso del CD son guitarras, bajo, batería y voces sin más artificios ni retoques. La Factoría del Contraste tiene un sonido muy crudo y con mucha personalidad, y justo por ese motivo causará reacciones muy diversas. No dejará indiferente.

Pero es que si ya de por sí tiene un sonido muy particular, la dirección musical seguro que traerá cola. Leo se reía cuando presentaba "Ojos Así", una versión de la conocida canción de Shakira con la que, según él mismo, "los mismos talibanes del metal que la critican acabarán masturbándose con ella en privado".  Como es lógico, la versión tiene un tratamiento totalmente metalero y el resultado es muy STRAVAGANZZA, muy raro pero a la vez rico e interesante para el que escucha. Y justo después de esta versión suena "El Dilema", un trallazo extremo de hardcore y metal core en el que participa Tony de CUERNOS DE CHIVO que, además, tiene toques árabes en el estribillo. Ésa es la esencia resumida del CD: un viaje musical en el que no hay tabúes ni esquemas que cumplir.

Leo Jiménez - La Factoría del Contraste

De los 16 temas que incluirá el disco (12 ‘normales’ más 4 bonus tracks), no escuchamos todos, pero sí la gran mayoría. "Soy Libertad", que será el próximo single y que incluirá un videoclip en blanco y negro con bastante fuerza que también pudimos disfrutar, pasa del metal extremo al principio (no exageramos, los riffs y los ritmos de batería beben de FEAR FACTORY) a los aires aflamencados de la voz a un breakdown metal core hasta voces guturales. Es muy cañero pero, al mismo tiempo, tiene un estribillo pegadizo que entra a la primera.

"Hambre", cuya letra habla del hambre en el mundo y especialmente la que pasan niños de países subdesarrollados, puede recordar al Leo de Tierra de Lobos de SARATOGA, pero la música suena a un metal o incluso hard rock más actualizado (que contrasta con el sonido ‘casero’ que comentábamos hace unas líneas) y nada previsible (atentos al estribillo; la primera vez descoloca mucho, no te esperas un cambio así). 

"D.E.P", un tributo a Dimebag Darrell, que habla del fanatismo de muchas personas por querer entrometerse en la vida de las personas famosas, suena a numetal, con partes susurradas y narradas por Tony de CUERNOS DE CHIVO (que prácticamente es el cantante principal del corte), con giros muy oscuros, un juego de guitarras muy interesante y un aire a metal industrial que la convierte en una de las canciones más raras de toda la discografía de Leo.

"Un día más" es una medio tiempo oscura, casi balada, que no suena a nada de lo que le hemos escuchado nunca a Leo. Él mismo reconoce que tiene inspiración en formaciones más alternativas y, desde luego, el resultado es curioso, pero no entra a la primera. Es una nueva faceta de un Leo que canta con una calidez especial, pero bastante alejado del metal. Tiene una letra crítica con la sociedad occidental, en las vidas acomodadas que llevamos y en lo mucho que nos quejamos por ‘tonterías’, en sus propias palabras.

"Que Me Digas Ven" será otra de las causantes de la discordia. Es la balada del álbum y en ella participa la cantante pop Merche, que tenía muy buena relación con Carlos Expósito, quien llegó a grabar la batería del disco Cal y Arena de la cantante. ¿A qué suena? A pop ‘enrockecido’. Es muy bonita, tiene una producción muy cuidada, el dueto entre Leo y Merche es genial, pero no deja de ser pop y seguro que los truemetaleros no lo perdonarán. ¿Cómo de pop es? Podría sonar y triunfar en cualquier radio comercial de España. Para mí, lo importante es que es una buena canción y que Leo se ha atrevido a meterla en el CD pero, como digo, seguro que, por desgracia, provocará polémica.

La Factoría del Contraste

"Keroseno" es una canción cañera en la que la banda parece pisar el acelerador cada vez un poquito más, y aquí se nota mucho la labor de un Carlos Expósito muy animal, pero sin perder un ápice de su técnica. Me ha gustado la dinámica que tiene, la manera en la que evoluciona de un pasaje musical a otro y me ha recordado bastante a STRAVAGANZZA.

También pudimos escuchar tres de los cuatro bonus tracks. Empezamos por "Neon Knights", una versión de BLACK SABBATH que el propio Leo interpretó en la gira Heavy Metal Orchestra y que es bastante continuista con la original (guiños de voz al bueno de Dio incluidos). La siguiente es "Tierra de Nadie", versión de BARÓN ROJO muy apropiada para un disco como este, y es que no deja de ser un tema heavy clásico pero ‘raro’. Suena muy bien, con un Leo que recuerda mucho a Camilo Sesto al principio con esos giros de voz y que, en general, está interpretada con mucho feeling por parte de todo el grupo. Y, por último, "Getsemaní", del musical Jesucristo Superstar, que protagonizara Leo hace varios años en España. Leo comentó una anécdota de la grabación y es que su toma de voz fue grabada a la primera: "Cuando acabé de grabar, vi a Anti llorando y diciéndome que no me iba a dejar grabar otra toma". Ya la escucharéis, pero, ciertamente, su interpretación es sensacional y demuestra lo grandísimo cantante que es. Aquí brilla mucho, pero es que en todo el álbum su trabajo es camaleónico, adaptándose a la situación con gran maestría (más heavy, con voz más rota, con algún gutural, con voces más graves, más agudas, más melódicas…).

En general, y para no extendernos más en lo que no deja de ser una primera escucha: La Factoría del Contrastees el disco más arriesgado de Leo hasta la fecha, causará polémica, pero la banda sigue mostrando un camino musical sincero, honesto y sin complejos. Como siempre, será el público quien decida, pero ya avisamos de que hay que tener una mentalidad muy abierta para disfrutar del CD.

César Muela Twitter

Tracklist La Factoría del Contraste

  1. Soy Libertad
  2. Hambre
  3. Con Razón o Sin Razón
  4. D.E.P.
  5. Caballo Viejo (Electric Version)
  6. Ojos Así (versión de Shakira)
  7. El Dilema
  8. Un Día Más
  9. Quién Le Pregunta a Él
  10. Que Me Digas Ven (con Merche)
  11. Keroseno
  12. Ascensión

Bonus tracks

  1. Neon Knights (versión de Black Sabbath)
  2. Tierra de Nadie (versión de Barón Rojo)
  3. Getsemaní (Jesucristo Superstar)
  4. Es Por Ti (demo)

 

 

7 COMENTARIOS

  1. Cuando escuche el disco opinaré… Pero ahora es necesaria una reflexión… Admiro muchísimo a Leo a pesar de que en mi opinión su discografía tiene muchos altibajos… Leo es un cantante brutal, espectacular, de eso no hay ninguna duda… y ahora está arropado de la mejor forma… Antonio y Carlos son dos auténticos fuera de series… Pero, qué necesidad había de meter una versión de Shakira o la participación de la tal Merche??… La música tiene que ser amplia de miras, no lo dudo, pero no se pueden confundir las cosas, el Rock es el Rock y como tal hay que respetarlo… Sinceramente, me parece ridículo… y puede que la canción sea buena, no lo discuto, pero hay que tener respeto por la historia…

  2. Que tendra que ver la historia del rock y el respeto con meter una versión de un tema de Shakira o con colaborar con una artista de Pop?, no hay cosa mas rockera que hacer lo que te salga de las pelotas y en esto el señor Jimenez es un maestro y ya ha dejado claro que este disco es precisamente eso, Leo haciendo lo que quiere, como quiere. No pasa nada por escuchar distintos géneros musicales y que te influencien. A mi personalmente me produce el mismo placer escuchar un tema de Iron Maiden que uno de Kraftwerk o un tema de Pantera y otro de Ludovico Einaudi.

  3. Sea como fuere de lo que no cabe duda es que Leo es como poco honesto y está haciendo musicalmente lo que quiere con independencia de si luego tiene mayor o menor éxito comercial.

    Hace bien en colaborar con artistas de otros géneros musicales si así lo desea;hay mucho talento en el mundo de la música y a estas alturas el hecho de ponerse “barreras” por temor a que a uno le tilden de no ser “auténtico” “realmente Heavy” y demás pues como que…Me resulta harto caduco.Jamás he entendido aquello de “yo sólo escucho Heavy y si me atrevo a que me gusten otros estilos ya no soy un Heavy de verdad”;siempre me ha parecido una chorrada,ciertamente.Yo,como amante de la música en general disfruto con todo aquello que me llega al corazón…sea Rock,Heavy,Pop o lo que sea.En verda que no hay nada peor que ser un “talibán” en lo respectivo al Arte y Cultura en general.