Inicio Conciertos Crónica del concierto en Madrid de GLENN HUGHES. Fotos de Bilbao

Crónica del concierto en Madrid de GLENN HUGHES. Fotos de Bilbao

1

 

GLENN HUGHES

+ JARED JAMES NICHOLS

Sábado 10 de Octubre de 2015 – Sala Arena – Madrid

Dicen que las leyendas nunca mueren. También es sabido que para convertirse en una y que esta sea duradera, especialmente en el ambiente musical, hay que tener un fuerte impacto inicial, desaparecer rápido o en el peor de los casos, morir joven. Pues bien, siendo una leyenda viviente, GLENN HUGHES es la antítesis de todo ello.

A pesar de ser eternamente olvidado cuando se enumeran a muchos de los mejores vocalistas del rock, Hughes supo manejar, de manera algo irregular pero sin duda eficaz, su propio mito, llevándolo hoy por hoy a ser mucho más que un buen cantante o a simplemente sobrevivir gracias a un ilustre pasado. El músico británico ha sabido solventar incontables altibajos e inconvenientes a lo largo de su carrera para, de una forma u otra, seguir por el camino que hoy en día lo sitúa en un lugar de privilegio, es cierto que no tan popular o exitoso como el de alguno de sus compañeros de viaje de años atras, pero respetado y apreciado por un público conocedor de la calidad de su propuesta.

Con las localidades agotadas que demuestra el incondicional apoyo de sus seguidores, conformando un ambiente inmejorable, Hughes y el impactante nuevo grupo que lo acompaña en directo, llegó a Madrid para certificar (como si eso fuera necesario) que su propia historia está a la altura de las circunstancias y por momentos consigue superarla.

El guitarrista americano JARED JAMES NICHOLS fue junto a su trio, el encargado de abrir la noche con su potente hard-blues estilo sureño consiguiendo enganchar a todos los presentes sin demasiados problemas. Lejos del vano virtuosismo, mucho más cercano a la emoción y la sensibilidad melódica, Nichols fue lo suficientemente solvente como para dejar a todos con ganas de un poco más.

Puntualmente, a las 21:00 horas, los acordes de “Stormbringer” hicieron vibrar a una audiencia que desde ese mismo momento estuvo entregada a cada acción de Hughes sobre el escenario. Recorriendo gran parte de su carrera, desde Trapeze a Black Country Communion, pasando por temas de su carrera en solitario, Deep Purple e inclusive algo de aquel curioso proyecto llamado Hughes-Thrall, el bajista y cantante no deja de asombrar por la calidad, potencia, emotividad y expresividad que su voz aún posee además de su solidez como bajista.

Párrafo aparte merece el recién llegado Doug Aldrich, quien con su guitarra, como lo consiguió en sus gloriosas etapas junto a Lion, Hurricane, Bad Moon Rising, House of Lords, Dio o Whitesnake…Burning Rain., logra adaptarse de manera formidable más allá del estilo musical que desarrolle.

Totalmente ajustado y adecuado para la propuesta que actualmente Hughes ofrece, el músico americano hizo un verdadero derroche de calidad, buen gusto y habilidad sin caer en ningún momento en la monotonía de alguna ejecución demasiado prolongada o innecesaria. Injusto sería olvidarnos del batería Pontus Engborg (Voice Of Rock, Steve Augery, Confusion, Robin Beck….), muy contundente y preciso, como el nivel de sus compañeros y la música lo requiere.

Canciones como una renovada versión de “Firsrt Step of Love”, “Touch My LIfe”, “Orion”, “Soul Mover”, “Sail Away”, la siempre exquisita y vibrante “Mistreaded” e incluso una poderosa versión de “Good To Be Bad” de Whitesnake (en honor obviamente a Aldrich), fueron muy festejadas por una audiencia receptiva que disfrutó hasta el final marcado por el inmortal clásico “Burn”.

Dos horas de concierto como pocas veces se han visto. El mito, la leyenda, la historia viva de uno de los más importantes e irrepetibles músicos de rock se hizo presente en Madrid. Glenn Hughes dio pruebas que lejos parecen posicionarlo del final de su carrera ya que vocal, física y profesionalmente se lo ve en inmejorables condiciones, como pocas veces dentro de su ya dilatada trayectoria, intacto en todo sentido.

Su intención es recorrer medio mundo con logradas presentaciones como la que vivimos, que esperamos en poco tiempo, lo traiga nuevamente a España ya que fuimos afortunados testigos de otra noche de rock inolvidable.

Texto: Javier Izurieta – Force Magazine forcerock@yahoo.es

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo (www.musifota.com) (Correspondientes al concierto del Viernes 9 de Octubre de 2015  – Sala Santana 27 – Bilbao)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 


Galería de Fotos:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

AGENCIA - AREA51METAL
Tienda de Ropa - TELON DE ACERO
Jorge Salan - El Cielo es Lodo
LOS SUAVES
KIVENTS
GUADAÑA – Erytheia

1 COMENTARIO