Inicio Conciertos Crónica y Fotos del ROCKTUBRE FEST 2015. LOS SUAVES, DORO, ASFALTO, SINKOPE,...

Crónica y Fotos del ROCKTUBRE FEST 2015. LOS SUAVES, DORO, ASFALTO, SINKOPE, LORDS OF BLACK , LEIZE y KHY

2
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - Triptikon
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - Triptikon

 

Sábado 10 de Octubre de 2015 – Plaza de Toros – Torres de la Alameda – Madrid

+ LOS SUAVES + DORO + ASFALTO + SINKOPE
+ LORDS OF BLACK + LEIZE + KHY

Estuvimos en la primera edición del ROCKTUBRE FEST 2015, que quiere llenar el hueco festivalero que hay en Madrid en lo que se refiere a rock y metal. Se celebró en la plaza de toros de la localidad de Torres de la Alameda, a menos de 15 km de Alcalá de Henares y a 35 min en coche de Madrid capital. DORO y LOS SUAVES hicieron de cabezas de cartel, aunque completaron la variada oferta musical KHY, SÍNKOPEASFALTOLEIZE Y LORDS OF BLACK.

Como toda primera vez, hay muchas cosas que mejorar: facilitar algún método de transporte que conecte Torres con Madrid (especialmente para la vuelta), intentar encontrar una fecha en la que no haya puente de por medio o no coincidan eventos potencialmente competidores (en Madrid esa misma noche tocaban bandas como ANNIHILATOR, Glenn Hughes o MÄGO DE OZ -en Leganés-), habilitar mejor el recinto para que ir al servicio no implique salir de la plaza, dar un rodeo y volver a entrar por otro lado (con los riesgos de seguridad que eso plantea), organizar de otra manera los horarios para que los grupos grandes sean los últimos en actuar (lo que sucedió en el festival es que los que vinieron después de las bandas principales se enfrentaron al ‘efecto éxodo’) o agilizar el proceso entre concierto y concierto (como, por ejemplo, que los primeros grupos compartan batería o amplis) serían quizá los asuntos más prioritarios.

A pesar de todos estos puntos que acabamos de comentar, se nota que hay hambre por un festival rockero en la zona, algo que influyó en la predisposición de la gente, que animó a todos los grupos y disfrutó con muy buen ambiente desde la primera hasta la última actuación. No hubo ningún incidente destacable, la asistencia, aunque no astronómica (unas 700 personas), seguro que sentó las bases para futuras ediciones y, en resumen, se podría decir que es un buen primer paso para construir un evento con futuro dentro de la comunidad madrileña.

Hablemos ahora sobre qué tal lo hicieron los grupos del cartel.

KHY

Debido a que BURDEL KING tuvo que cancelar su actuación en el festival a última hora por incompatibilidad con el concierto de MÄGO DE OZ de Leganés, los horarios se vieron afectados. Así, Patricia Tapia KHY adelantó su concierto a las 15.30h y pudieron tocar más tiempo del inicialmente previsto. Arrancaron con media hora de retraso ante un público aún escaso y un sol de justicia, pero la banda de Patricia salió a por todas desde el primer momento, desbordando buen rollo y energía.

Repasaron temas de sus tres trabajos hasta ahora editados (Volver a Creer, Irrompible y GÉNESIS), de los que funcionaron especialmente la remozada “Al Otro Lado del Papel”, “En Mi Locura” y “Revolución”. Su versión del “Left Outside Alone” de Anastasia sonó muy cañera y fue bastante bien recibida.

Aunque el grupo tuvo algún que otro percance con el sonido (acoples, los coros del guitarrista Juan Sánchez apenas se apreciaban), KHY ofreció un show contundente y animado y Patricia demostró una vez más su chorro de voz.

 


 

SÍNKOPE

El veterano grupo extremeño tiró de experiencia y de su rock urbano guitarrero y poesía para animar a un público creciente que cantó especialmente temas como “Matar Se Me Olvida” o “En Tarros de Miel”.

De nuevo, hubo algún problema con el sonido, aunque lo solventaron bastante bien con el carisma de su líder, el vocalista Vito.

 


 

ASFALTO

Poco antes del concierto de ASFALTO cayeron algunas gotas de lluvia y a partir de ese momento se nubló y la temperatura comenzó a bajar, haciendo algo más soportable los conciertos (al fin y al cabo eran todavía las 6 o 7 de la tarde).

Julio Castejón y los suyos arrancaron con la experimental “Secuencia para un gran momento”, a la que enseguida siguió el clásico “Más que una intención”, alargado con partes a lo PINK FLOYD (se nota que Julio bebe de David Gilmour) y que animó mucho al público. En general, fue una actuación densa, llena de buena música y de una interpretación magistral por la banda (en la que está el hijo de Julio, Paul, que toca la guitarra y la flauta travesera) en la que no faltaron temas tan populares como “Días de Escuela”, “Capitán Trueno” o “Rocinante”.

Gozaron de muy buen sonido y Julio estuvo visiblemente emocionado, que se mostró en todo momento agradecido por el calor y la voz de la gente. Se apreciaron las influencias progresivas de Julio (desde Génesis a los citados PINK FLOYD) y, en resumen, fue un concierto orientado a los más nostálgicos. Por cierto, casi al final del show empezó a llover con algo más fuerza que al principio y se notó cierto ambiente de preocupación en la organización, aunque luego escampó y no hubo más problemas para continuar.

 


 

DORO

Qué gran concierto ofreció DORO. Creo que hay pocos artistas en el heavy metal con tanto carisma, profesionalidad y buen hacer como ella. Ahora mismo, además, lleva a una banda excepcional, que sonó a cañón, que no dejó de moverse ni de interactuar con el público. Si sumamos una larga lista de trallazos de WARLOCK y una selección representativa de DORO en solitario, el resultado es bestial.

Ya era de noche, así que el juego de luces arropaba de otra manera el escenario, la mayor parte del público ya había llegado y DORO no permitió ni un segundo que nadie se relajara. Empezó a saco con “I Rule the Ruin”, “Burning The Witches” y “Fight For Rock”. Como es habitual, hizo gala de su correcto español para animar al respetable (“todos juntos”, “de puta madre”, “fenomenal”) y, en general, nos hizo saltar y disfrutar de ese heavy metal clásico tan directo y festivalero.

Su interpretación del hit “Für Immer”, la versión de JUDAS PRIEST del “Breaking The Law” o el famosísimo “All We Are” hicieron de la de DORO la actuación más brillante del festival.

 


 

LOS SUAVES

Ahora sí que sí, 35 años después, LOS SUAVES dicen adiós para siempre con una última gira que de momento concluye el 29 de diciembre en La Riviera. La del ROCKTUBRE fue, por tanto, su penúltima visita por Madrid, así que no es de extrañar que muchos de los asistentes llevaran camisetas con ese famoso e icónico gato.

Estuvieron más de hora y media descargando su rock entruncado, guitarrero y lleno de letras con significado. La debilidad del grupo en directo la confesó el propio Yosi: “hace tiempo me dijeron que hablara poco y que nos aseguráramos de que Alberto afina bien su guitarra, ¡así que a ello vamos!”.

Dicho eso, Cereijo tocó impresionante, como siempre, y sus compañeros no se quedaron atrás. Grandes melodías, solos doblados, una base rítmica genial y un público que cantó los versos de “Dolores se llamaba Lola”, “Mi Casa”, “Pobre Jugador” o “Maldita Sea Mi Suerte”.

Acabaron con una lluvia de confeti y “Adiós, Adiós”. Cumplieron su papel y dejaron felices a sus fieles.

 


 

LEIZE

Como decíamos al principio, después de LOS SUAVES, el último cabeza de cartel en tocar, hubo escapada general de personas, pero como apuntaba después el propio Félix Lasa de LEIZE “nuestro público no es el mejor, pero es el nuestro”.

Y se notó. Éramos pocos, pero bien avenidos. Disfrutamos de un sonido contundente y de la poderosa mezcla de rock y heavy de una banda que lleva 33 años en activo y que cuenta con temazos en su haber como “Devorando las calles”, “A Tu Lado”, “Hundiéndome en la noche” o “Buscando… Mirando”.

Una pena que no hubiera tanta gente como se merecen.

 


 

LORDS OF BLACK

Lo mismo sucedió con LORDS OF BLACK, que tuvieron la mala fortuna de cerrar el festival pasadas las dos de la mañana. Me atrevería a decir que fueron los que mejor sonaron del ROCKTUBRE, con una profesionalidad, una técnica y unas composiciones que, claramente, están a otro nivel en el metal nacional.

Se nota que todos son musicazos, aunque quizá que sus letras sean en inglés y que no tengan estribillos excesivamente comerciales sea un impedimento para festivales españoles, donde priman otro tipo de bandas. Eso no quiere decir que no haya que quitarse el sombrero ante ellos, pues no desentonarían en cualquier festival metalero internacional.

Ojalá y consigan hacerse su hueco porque, sin duda, tienen un potencial inmenso.

En resumen: si ROCKTUBRE FEST logra implantar las necesarias mejoras, podría convertirse en un referente dentro del rock y metal Madrileño y nacional. Esperemos que así sea.

Texto: César Muela Twitter

Fotos: Alvaro Ochoa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

2 COMENTARIOS