Inicio Entrevistas Entrevista con Dave Meniketti de Y&T

Entrevista con Dave Meniketti de Y&T

5

 

Y&T

 Entrevista con Dave Meniketti de Y&T

A pesar de no haber venido mucho en los 80 o en los 90, en los últimos años Y&T es un grupo que se ha aficionado a visitar España. El cuarteto liderado por Dave Meniketti sigue en muy buena forma, aunque puedan carecer de cierta regularidad en lo que a sacar discos se refiere, la banda sigue dando grandes conciertos y manteniendo las expectativas en todas y cada una de sus actuaciones.

 Dave Meniketti de Y&T – Con motivo de su inminente visita, hablamos con Meniketti acerca de esas actuaciones pero también sobre el esperado documental, un nuevo disco, el futuro y aprovechamos para hacer un poco de historia.

Vamos a comenzar con vuestros próximos conciertos. Nos visitaréis a primeros de octubre, para empezar, cuéntanos como van a ser esos conciertos.

Dave.- Yo creo que van a estar muy bien. Nos encanta tocar en España, el público es fantástico, y nos encanta empezar nuestra gira europea en España. Confiamos en que van a estar muy bien.

– Teniendo en cuenta que vuestro último trabajo “Facemelter” tiene ya cinco años, ¿cómo va a ser el repertorio? ¿Repasaréis ese último lanzamiento o vais a aprovechar para repasar toda vuestra carrera?

Dave.- Creo que la mayor parte del concierto nos dedicaremos a rememorar nuestra historia. No hemos tocado demasiado de los discos que hicimos en los 70, y no creo que haya mucha gente que recuerde esos temas, pero sí es cierto que ocasionalmente nos solicitan material de esos trabajos. Normalmente tendemos a centrarnos en los discos a partir de “Earthshaker” como “Meanstreak”, “Black Tiger” y todo eso hasta el último álbum que hayamos sacado, afortunadamente somos una banda que toca alrededor de dos horas, lo que nos permite poder elegir muchos temas. Esta vez vamos a ofrecer un repertorio un tanto distinto a lo que hemos venido tocando en los últimos años, y habrá cosas no tan habituales de escuchar en directo.

– Metiéndonos ya con la actualidad del grupo, ¿cómo va ese documental?

Dave.- Está yendo fantástico. Ya prácticamente hemos completado todas mis entrevistas y las de los antiguos miembros, y ahora mismo estamos con las de los componentes actuales. También estamos grabando a algunos músicos y fans del grupo, y está yendo muy bien. Creo que todavía quedan por filmar unas 200 horas, y luego comenzaremos una sesión de edición maratoniana para conseguir dejarlo en una hora y media o dos. Va a ser una historia muy entretenida y un documental muy interesante.

– ¿Tenéis una fecha de publicación aproximada?

Dave.- Creo que es realista decir que estará hacia primavera, pero hay que editar mucho, así que ya veremos. Hay que emplear mucho tiempo para dejarlo todo en condiciones, pero se puede decir que estará listo hacia mayo.

– Aparte de ese documental, ¿habéis pensado alguna vez en recopilar vuestros videoclips antiguos y editarlos en un DVD?

 Dave Meniketti de Y&T Dave.- La verdad es que sí que lo hemos considerado en alguna ocasión, y hay más posibilidades de que suceda hoy en día porque hemos recopilado muchos vídeos para el documental. Tenemos conciertos antiguos completos, conciertos a la mitad, pero mucho material en cualquier caso, suficiente para hacer algo como lo que mencionas.

En cualquier caso sería una vez estuviera terminado el documental, eso seguro. Habría que discutirlo y ver que tenemos exactamente, pero creo que sería divertido e interesante sacar todo ese material antiguo.

– He leído en algunas entrevistas que estáis ya preparando un nuevo trabajo, ¿qué nos puedes anticipar del material?

Dave.- La verdad es que me gustaría decir que hemos empezado a trabajar, pero no es así (risas). Todos los planes que teníamos para el nuevo álbum no se han concretado porque estamos muy ocupados haciendo otras cosas, pero confiamos en empezar a componer el año que viene para intentar descansar de las giras el próximo verano de cara a reunirnos y ponernos a trabajar en ello para sacar el material un par de meses después.

No puedo hablar de como va a sonar o de la dirección que llevará porque no tengo ni idea, eso es algo que va saliendo según componemos, según la inspiración del momento, pero creo que será algo cercano a “Facemelter”.

– ¿Cómo ves el momento actual del grupo? Lo cierto es que no paráis de tocar y seguís siendo una banda solicitada.

Dave.- Sí, sin duda, y esperamos que no cambie, por nuestra parte no lo va a hacer desde luego. Quiero pensar que seguiremos girando año tras año, si todo el mundo tiene buena salud no veo que cambiemos, es lo que más nos gusta hacer. Mientras los fans quieran vernos, seguiremos tocando año tras año, tanto por nuestra cuenta como en los festivales en Europa.

– Después de editar “Ten” en 1990 sufristeis un parón de cinco años hasta que sacasteis “Musically Incorrect”. Aunque pareció que habíais recuperado la regularidad cuando publicasteis “Endangered Species” en 1997, volvisteis a parar nada menos que 13 años. ¿Qué sucedió para que no continuarais en aquel momento y qué os hizo volver en el 2010?

Dave.- Lo cierto es que entre “Ten” y “Musically Incorrect”, el grupo estuvo tocando ocasionalmente, sobre todo por California, por lo que aunque no pareciera que estuviéramos muy activos, seguimos juntos como banda por lo menos hasta pasados un par de años. Luego sí es cierto que nos disolvimos, pero solo fue durante otros dos años, después nos reunimos para hacer algunas actuaciones y sacar esos dos discos que mencionas, “Musically Incorrect” y “Endangered Species”. A pesar de haber editado esos dos trabajos, no conseguimos girar mucho en aquella época, eran los 90, y fue un momento duro con el Grunge y todo eso, y sobre todo en EE UU era muy difícil para grupos como nosotros conseguir fechas. No estoy seguro porque no estuve allí, pero tampoco nos llamaron de Europa, así que supongo que la situación allí sería muy parecida.

De repente, a partir del año 2000 comenzamos a ir a Europa de nuevo, y ahí fue cuando decidimos cambiar de management. No estábamos consiguiendo todos los conciertos que esperábamos y tampoco recibíamos la atención que creíamos que merecíamos, así que hacia 2004 mi mujer Jill comenzó a llevar al grupo. Desde ese momento tocamos como nos gusta, haciendo muchos conciertos al año por todo el mundo, pero entre todo esto, tuvimos otro cambio de formación. En el 2006, Leonard (Haze, batería) nos dejó por segunda vez, yo pensaba que la nueva formación iba a ser la última del grupo, pero Phil Kennemore murió en el 2011 a causa de un cáncer, y el caso es que nos llevó más tiempo del planeado conseguir la versión del grupo que queríamos. Compusimos “Facemelter” con Phil, pero luego falleció y reclutamos a Brad Lang, que lleva con nosotros desde 2011, y el año que viene haremos otro disco… lo que quiero decir es que no es fácil mantener la regularidad con los trabajos en el estudio como hacíamos en los 70 o en los 80. Eso no significa que creamos que no son importantes, pero sí que pienso que para un grupo como nosotros es más prioritario tocar. Somos una banda con 18 o 19 discos repletos de grandes canciones, podemos elegir y cambiar el repertorio cuando queramos, y siendo realista, los fans están más interesados en escuchar el material antiguo que el nuevo.

Mucha gente me pregunta cuando vamos a sacar un nuevo disco, a lo que yo respondo preguntando si compraron el último, “Facemelter”, si me dice que no, siempre pregunto que para qué quieren un nuevo disco si no compraron el anterior (risas).

Ahí está el quid de la cuestión, todo el mundo quiere un disco nuevo, pero ¿lo quieren de verdad?  

– Repasando la trayectoria musical del grupo, para mí la banda tiene cuatro etapas musicalmente hablando. Una primera con los dos primeros discos más setentera, un acercamiento a un sonido más metálico, aunque sin perder la esencia, a partir de 1981 y sobre todo en “Meanstreak” y “Black Tiger”, un rollo más americano y ochentero en “Contagious” y “Ten”, y de algún modo un retorno a las raíces con los tres últimos discos. Aunque el grupo siempre tuvo un sonido propio, sí creo que de alguna manera trató de evolucionar con las épocas y adaptarse a los tiempos. Dave Meniketti de Y&T

Dave.- Bueno, sí y no. Tuvimos más problemas a finales de los 80, la compañía, A&M en aquel momento, nos presionaba mucho para que sacáramos material más comercial. A pesar de nuestra oposición, ellos seguían apretando proponiendo versiones, forzándonos a hacer canciones que nosotros no queríamos o intentando meter compositores externos. Más que a finales de los 80, diría que fue más complicado a mediados, hacia el 85 o el 86, al menos para nosotros. A&M no sabía como promocionarnos de forma adecuada, y la única forma de trabajar que conocían era intentar convertirnos en la banda que ellos querían en lugar de aceptar el tipo de grupo que éramos. Eso evidentemente se convirtió en un problema, creo que “Down For The Count” es el mayor ejemplo de esa situación.

Después de eso, con “Contagious” y “Ten”, nos dejaron prácticamente a nuestro rollo para componer, sobre todo con “Ten”. En ese disco, aunque quizá esté demasiado producido, el álbum es básicamente lo que el grupo quería hacer en aquella época.

Pero los tiempos cambian, y con ellos tu actitud lo largo de los años, y en los 90, cuando sacamos los dos discos independientes; “Musically Incorrect” y “Endangered Species”, estábamos muy frustrados con la escena musical de aquella época, de hecho fue un momento que acabó con la carrera de muchas bandas, así que hicimos lo que nos apetecía y lo sacamos, esto es lo que hay. Ya con “Facemelter” fue otro rollo, estábamos muy inspirados por todo lo que habíamos tocado en la última década, por los grandes momentos que habíamos vivido, por nuestro regreso a la música a tiempo completo, y eso quedó reflejado. Es muy posible que el próximo trabajo siga unas directrices parecidas porque estamos moviéndonos constantemente.

– Hablando ahora de la faceta como solista de Dave Meniketti, ¿tienes planes de retomar tu carrera en solitario en algún momento?

Dave.- Me gustaría, y de hecho tengo algunas canciones preparadas para ello, pero la realidad es que para ponerme con eso, tengo que ser capaz de hacerlo, y cada vez que se me pasa por la cabeza o estamos girando, o hay que hacer otro disco de Y&T, ahora estamos metidos con el documental, etc., y lo normal es que vayan apareciendo cosas que se interponen en el camino y que me mantienen ocupado.

No voy a decir que no va a pasar nunca, pero sí es cierto que se tienen que dar una serie de circunstancias propicias para hacer un disco en solitario de Meniketti. Tal y como lo veo ahora, es posible que en 2017.

– Y&T es un grupo con una carrera muy larga, 40 años ya. ¿Ves todavía a la banda tocando y manteniéndose activa muchos años?

Dave.- Sí, desde luego no veo un final. No puedo predecir el futuro, pero tal y como me siento, pensando en el grupo cuando está en el escenario junto y teniendo en cuenta nuestras personalidades, no veo un momento en el que te pueda decir “llegado este punto lo dejaríamos”. Creo que mientras sigamos juntos siempre vamos a querer componer nuevo material y seguir tocando.

No sé cuando llegará el final, supongo que lo decidiremos nosotros ya que nadie va a echarnos de este negocio. A no ser que los fans ya no tengan interés o alguno de nosotros se ponga enfermo o algo así. Es nuestro trabajo, seguimos tocando año tras año y esperamos seguir haciéndolo. En este momento tenemos muchos planes, el nuevo disco, el documental, etc., y nadie habla de dejarlo en ningún momento. Seguimos adelante.

– Muy bien Dave, muchas gracias. Algo más que quieras añadir antes de terminar la entrevista.

Dave.- Lo diré una y otra vez y no me cansaré porque de verdad creo que los fans españoles son de los mejores que hemos tenido a lo largo de nuestra carrera. Me lo paso muy bien tocando en España, no importa en que parte del país estemos, siempre es fantástico. Espero que repitan este año porque cada concierto es nuevo para nosotros, el grupo mejora con los años y esta vez seguro que nadie saldrá decepcionado.

Por supuesto muchas gracias a ti también por tu apoyo.

Antonio Cerezuela

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

5 COMENTARIOS

  1. Le encanta tocar en España (como a todos, claro) pero que cuando sacaban sus mejores discos, los buenos, los de los 80, los que les dieron el nombre que aún tienen hoy, no venían por España ni a tiros, será porque ya ganaban bastante en EStados Unidos. ¿Cuánta gente mete ahora Y & T en los USA? No creo que mucha más que aquí. Por eso viene, no porque le “encante”, sino por la pasta, joder, igual que Ratt y otros muchos, que ahora que nadie les hace caso en el mercado americano se dedican a explorar territorios tercermundistas. Qué le vamos a hacer. Más vale unos Y & T devaluados que ver, qué sé yo, a Sergio Dalma, Beyoncé o NIGHTWISH.
    Un saluti a tuti y tónica per tuti.

    • EMILIOMORO,Y&T nunca pasó por España como tantísimas bandas por sus nefastos managements y por que solo los conocían desgraciadamente 4 gatos,que sus discos tenian que venir de importación,si no no llegaban.En el caso de Y&T fue por la poquísima fama que tenían desgraciadamente.En USA meten el doble de lo que meten aquí fácilmente y no vienen por la pasta,sino por su amor a la música,tan solo hay que ver a Meniketti en el escenario como disfruta.
      Te lo comento todo por palabras de Dave,siempre me hacia las mismas preguntas e ideas hasta que se las plantee y me contestó a todo sin tapujos,un señor y persona Dave. 😀
      Saludos!! 😀

  2. Perdona, pero yo no lo veo así. Los grupos han de tener cierto grado de libertad a la hora de elegir donde tocan, muchas cancelaciones de conciertos, a las que desgraciadamente estamos acostumbrados en España, se deben a “problemas personales” de los músicos, esto es: que no les ha apetecido tocar, e igual que hacen eso pueden hacer lo contrario. Neil Peart de Rush es honesto en ese sentido: dice que no tocan ni probablemente tocarán en España jamás porque no les pagan lo que piden, y luego añade que no pueden llevar su espectáculo, etc. Lo que pasa con Y & T es lo mismo que le pasa a CINDERELLA. Yo todavía recuerdo cuando fui a verlos con JUDAS PRIEST en 1988 en el Rockódromo, y no llegaron a tocar ni se dieron explicaciones de ninguna clase, los sustituyeron los excelentes BONFIRE, pero no era lo que queríamos ver. Sencillamente, CINDERELLA llenaban estadios en USA mientras que aquí tenían que pasar fronteras, etc y NO LES APETECIÓ TOCAR.

    ¿Cuánta gente hubiera metido Y & T en Madrid en 1984? Yo todavía recuerdo la Sala Canciller petada de gente cantando el himno “Forever” de su espléndido “Black Tiger”, y me atrevo a asegurar que en esos años Y & T hubieran reventado un sitio como La Riviera. Os recuerdo que en 1985 vinieron juntos ACCEPT y DOKKEN y llenaron el pabellón de los deportes de Madrid, o sea que te cagas por las patas abajo el poder de convocatoria que tenían esos grupos en los años dorados del metal, los 80.

    No, no es tan sencillo. Y & T eran un grupo venerado en España, lo que pasa es que ganaban tantísimo dinero en USA que pasaron de nosotros como lo que ya sabes, y ahora viene este hombre, por otra parte un músico competente, y dice que “le encanta” tocar en España. ¡Venga ya!

    Un saluti a tuti y tónica per tuti.