Inicio Conciertos Crónica y fotos de Sweden Rock. 1ª Parte con MÖTLEY CRÜE, DEF...

Crónica y fotos de Sweden Rock. 1ª Parte con MÖTLEY CRÜE, DEF LEPPARD, HELL, OPETH etc

0
ROCK THE NIGHT FESTIVAL

ESCENA ROCK FESTIVAL

PACO VENTURA - Madre Tierra

 

 

SWEDEN ROCK FESTIVAL 2015

Miercoles 3, Jueves 4, Viernes 5 y Sàbado 6 de Junio 2015 – Sölvesborg – Suecia

El gran Jorge del Amo fue a Sweden Rock para disfrutar de uno de los mejores festivales metaleros del mundo. Estas son sus impresiones sobre el evento y las bandas que pudo ver durante sus cuatro agotadores días. Evidentementre faltan bandas y fotos; fotos que nos ha facilitado la organización. Esta es la primera parte del artículo de Sweden Rock 2015:

BREVES IMPRESIONES GENERALES

Como cada año, y sin perder un ápice de interés ni esencia, comenzaba la temporada de festivales europeos con la primera gran cita del año, un SWEDEN ROCK FESTIVAL que como de costumbre aglutinaba algunos de los nombres más codiciados de toda la cartelería del viejo continente; y al mismo tiempo bandas que son el relevo natural de tantas y tantas otras. Cada edición más abierto a sonidos más extremos y variopintos, el festival sueco por excelencia es una oportunidad de oro de pasar una semana en un marco idílico, viendo bandas de estilos muy dispares pero siempre con una comodidad y una familiaridad ciertamente impropios de un festival con nombres como los que han pasado por allí a lo largo de más de 2 décadas. Es simple, SWEDEN ROCK es un festival diametralmente diferente a todos los demás, uno con un cartel muy escogido, para amantes de todas las vertientes del rock que quepa imaginar… y algo más.

Era mi primera vez en Norje, y salí encantado con lo que vi y escuché durante 4 intensos días plagados de bandas míticas y buena música en general, pero tampoco quiero hacer un tedio de las impresiones generales y demás tópicos de este tipo de crónicas porque desde RafaBasa.com no es la primera vez que se cubre este festival, ni desde luego será la última. Tan sólo profundizar en el hecho de que, mirases donde mirases, todo eran comodidades, organización pura y dura pero sobre todo mucho sentido común, que precisamente es el menos común de los sentidos. Un festival pensado para que la gente DISFRUTE de bandas que generalmente no son nada sencillas de ver en muchos casos, enfocado a un público muy entendido, mucho más que en cualquier otro festival en que yo haya estado, y sin agobios ni problemas para hacer vida dentro del recinto durante el tiempo que fuera necesario. Ni agobios, ni calor, ni broncas, ni sofocos en las primeras filas tocase quien tocase (desde el foso se regalaban botellas de agua que la gente compartía civilizadamente)… En definitiva, todo enfocado a la gente, que es la que paga casi 300 euros de entrada por ver, eso sí, uno de los carteles más interesantes que se recuerdan en los últimos años, aunque echando la vista atrás resulta complicado quedarse con alguno. Buena señal…

Tan sólo lamentar el sábado la caída de última hora de MY DYING BRIDE, quienes se quedaron en el aeropuerto de Copenhague por problemas de visado, sin tiempo para ser sustituidos, y cuyo slot fue reemplazado por ELUVEITIE, que retrasaron su actuación saliendo perdiendo claramente con el cambio, porque pasaron a solaparse en horarios con los PRIEST. Lo demás ya es sabido: precios muy caros para lo que estamos acostumbrados en España, variedad enorme de puestos de comida, acampada de ensueño y hasta baños de porcelana escrupulosamente limpios a cualquier hora dentro del recinto del festival, vamos, lo que es preocuparse de verdad por la gente que acude al evento. Con eso, 4 escenarios como 4 soles, y un cartel que habla por sí solo, el resultado es fácilmente imaginable…


 

Miércoles 3 de Junio:

En la jornada del miércoles las puertas se abrían por primera vez con un cielo amenazador, con fresco, y con una fina lluvia intermitente que no tardaría en dejarnos para el resto del fin de semana. Era la jornada inicial, algo más “relajada” que las otras, y todavía con el Rock Stage y el Festival Stage cerrados, con el recinto parcialmente vallado también. Aun así, el día deparó sorpresas, muy buenos momentos y un nivel por parte de las bandas estratosférico, donde el sonido acompañó siempre independientemente de estilos u horarios.


KEE MAN HAWK

Para nosotros el día empezaba en el 4Sound Stage, presenciando en las primeras horas de la tarde un concierto más que correcto de una banda que nos era bastante desconocida, KEE MAN HAWK, un grupo sueco con 2 LP’s en el mercado que tiene un rollo southern/ blues a lo TED NUGENT más que apreciable, y apreciado. Poquita gente todavía, la que pudo degustar un concierto netamente clásico, muy comedido, y donde brilló su vocalista, Joe K Rich por encima de todo. Pura actitud y esencia la de este cuarteto de Sala, Västmanland.

 


HAZY/ DIZZY

No somos muy amigos de reseñar bandas tributo en RafaBasa.com, pero sí quería hacer un pequeño paréntesis con HAZY/ DIZZY. Hacía tan sólo 3 días que habíamos presenciado la primera fecha de AC/ DC en el Vicente Calderón de su “Rock Or Bust Tour”, y quizás por eso, o quizás porque fue el primer concierto con asistencia ya masiva del festival, que la banda tributo nos cayó tan simpática. Lo cierto es que lo clavaron, tanto a nivel interpretativo como en lo que a puesta en escena se refiere. Su vocalista bordaba el registro de Brian Johnson, literalmente, y también sus tics y sus movimientos en el escenario, mientras que su guitarrista solista iba vestido igual que Angus Young (algo más pasado de kilos, más calvo y más rubio). Además me gustó también comprobar que el grupo toca temas también de ahora, como la propia “Rock Or Bust”, por ejemplo, y por supuesto temas clásicos. El concierto fue una fiesta, y no faltaron no campanas ni cañonazos finales. Muy simpáticos ellos…

 


 

MORBUS CHRON

Tocaba visitar la carpa por vez primera, una carpa que llevaba por nombre Rockklassiker Stage y que, en general, no sonó del todo bien en las ocasiones en las que nos acercamos por allí a lo largo del festival. Tan sólo el concierto de unos MORBUS CHRON descomunales estuvo a la altura en cuando a sonorización se refiere; en cuanto a sonorización y en cuanto a absolutamente todo, porque la banda de Estocolmo fue una de las sorpresas del día aun cuando sabíamos que son una de las revelaciones del death técnico en los últimos años. Hubo poca gente, eso sí, pero la suya fue una demostración de death metal progresivo como pocas he visto últimamente, una faceta que no conocía de ellos yo que tengo más controlado su primer CD que el segundo. Si cerrabas los ojos, parecía como estar escuchando a los propios DEATH en sus mejores días, con estatismo escénico incluido, eso sí. El protagonismo fue absoluto para “Sweven”, como es lógico, y fue una pena tanto la hora, como el día, como el escenario como la poca afluencia, porque esta gente definitivamente está para más.

 


 

HELL

Faltaba un cuarto de hora para las 20h cuando HELL destapaban el tarro de las esencias en el 4Sound Stage, con gran expectación principalmente de público sueco, cuando acababa la intro y empezaban, como de costumbre, con “The Age Of Nefarious”. Como en la última vez, que creo que fue en el Leyendas del pasado año, fue un gran concierto, pero quizás esperaba algo más por parte de la banda británica sobre todo en cuanto a escenografía y efectos especiales se refiere. HELL en el Swedem estuvieron sobrios, pero efectivos, con un David Bower tan teatral y soberbio como de costumbre y un Tony Speakman al bajo que tuvo bastante más presencia y notoriedad que Andy y Kev juntos. Su repertorio tampoco distó apenas del que vienen haciendo desde hace tiempo, por lo que se puede decir que, sin zancos ni fogonazos demasiado estrambóticos, HELL dieron un buen concierto de heavy metal, que es de lo que se trata.

Setlist:

  • Gehennae Incendiis
  • The Age of Nefarious
  • The Oppressors
  • Blasphemy and the Master
  • Darkhangel
  • Something Wicked This Way Comes
  • The Quest
  • Land of the Living Dead
  • End Ov Days
  • On Earth as It Is in Hell
  • The Devil’s Deadly Weapon

 


 

THE QUIREBOYS

Con los QUIREBOYS la fiesta comenzaba a tomar una dirección sin retorno. No fallan. Spike y su inmensa banda abrían con “There She Comes Again”, sí, con el vocalista algo pasado de cervezas, vale, pero cantando progresivamente mejor y mejor, con un público entregado a la magia de esta mítica banda en directo, y nuevamente con un sonido que hacía que todo lo que había pasado hasta ese momento para estar justo allí mereciera la pena. ¡Qué gran concierto! Seguían con “Misled”, si mal no recuerdo, luego “Roses And Rings”, “Devil Of A Man”, “Mona Lisa Smiled”… y así una detrás de otra con la gente súper metida en su concierto sin parar de saltar y pasarlo bien. Al propio Spike se le venía disfrutar de la oportunidad, divertirse de lo lindo, y eso se plasmó en un concierto sincero, con sus imperfecciones, pero auténtico al fin y al cabo. ¿De qué va el rock si no?

 

 


 

EVERGREY

Con la gran actuación de THE QUIREBOYS todavía en la retina nos apresuramos hasta el 4Sound Stage para disfrutar de unos EVERGREY muy inéditos en nuestro país, desde hace años, además. Ya metidos en la vorágine vespertina de buenas bandas, comprobamos cómo a Tom Englund y a sus chicos se les hacía pequeño un escenario que llenaron con la pasión que tanto les distingue, y es que una banda tan icónica del metal sueco quizás hubiese merecido un hueco un poco mejor. En cualquier caso, su público disfrutó con sus canciones, con su magia y delicadeza en directo y con la voz de Tom, que está mejor que nunca y supo mantener un nivel razonablemente alto durante todo el concierto.

La noche nos tenía ya casi casi la partida ganada, cuando entre el gritería la banda arremetía con “King Of Errors”, siempre muy respaldada por un público que les conoce bien y que les aprecia. Especial mención para temas algo más clásicos como “Leave It Behind Us”, por ejemplo; o “Blinded” o “The Masterplan”, que cayeron poco después. Fueron intercalándose con cortes de “Hymns For The Broken”, “Glorious Collision”, oincluso de “Torn”, del que rescataron ese “Broken Wings” que ya es un himno, con temas más antiguos, confeccionando un repertorio variado que gustó mucho.

Setlist:

  • King of Errors
  • Leave It Behind Us
  • The Fire
  • Black Undertow
  • Blinded
  • The Masterplan
  • Wake a Change
  • A New Dawn
      Bises:
  • When the Walls Go Down
  • Recreation Day
  • Broken Wings / solo guitarra
  • A Touch of Blessing
      Bis 2:
  • The Grand Collapse

Fotos: Anders Olsson

 


 

D.A.D.

D.A.D. supuso un final de fiesta verdaderamente épico a muchos niveles, un concierto de rock con un auténtico sonidazo y enormemente divertido, también con un público super entregado por la cercanía con Dinamarca y porque por supuesto había muchos daneses por allí. ¡Todo un icono! Mención especial a la iluminación en este concierto, que fue altamente vistosa.

Setlist:

  • Evil Twin
  • Rock ‘n’ Rock Radar
  • Everything Glows
  • Helpyourselfish
  • A New Age Moving In
  • Something Good
  • Grow or Pay
  • Reconstrucdead
  • Monster Philosophy
  • I Want What She’s Got
  • I Won’t Cut My Hair
  • Jihad
  • Bises:
  • Bad Craziness
  • Sleeping My Day Away
  • Laugh ‘n’ a ½

 


 

Jueves 4 de Junio:

STEVE N’ SEAGULLS

Después de curiosear un rato en el Sweden Stage con GRAN afluencia para ver a DELAIN, y por primera vez en el Rock Stage con un concierto bastante soso de los ALL THAT REMAINS, decidimos empezar fuertes el día viendo los primeros temas de esta genial banda finesa de rednecks al más puro estilo HAYSEED DIXIE. El rollo es el mismo, pintas sureñas y versiones de temas mega- conocidos interpretados al banjo, guitarra acústica, y demás instrumentos sin enchufar.

Abrieron con la intro de Bonanza, y le siguió versiones del “Paradise City”, “Over The Hills And Far Away”, y “The Trooper”, para deleite del público mañanero que estaba ya por allí. Curioso sin más, pero ya habíamos hecho tiempo suficiente para nuestra primera visita al Festival Stage, para presenciar el que iba a ser uno de los conciertos más exclusivos y esperados del SRF 2015… ¿O no?

 


 

SPIKE’S FREE HOUSE

No sé si por la temprana hora, pero me descolocó enormemente la floja asistencia que tuvo Spike en su segunda aparición en el festival, esta vez acompañado de una formación de lujo, única, con Simon Kirke (FREE) a la batería, Luke Morley a la guitarra (THUNDER), Nick Mailing (hermano de Pip, de los QUIREBOYS) al bajo sustituyendo al tristemente fallecido Andy Fraser, de FREE, y Mark Stanway (MAGNUM) a las teclas, con Spike Gray por supuesto al frente.

La formación se presentó sin telón de fondo, de un modo muy sobrio y elegante, y comenzaron a desgranar los temas de “100% Pure Frankie Miller” uno tras otro, sin subir el tono en ningún momento y con un buen gusto exagerado. Sonido cristalino, perfecto, y un Spike mucho más tranquilo y apasionado que la noche anterior, rodeado de grandes amigos y de músicos superlativos. Algunos temas perdieron algo con respecto a aquel LP, como “Fortune”, por ejemplo (sin Bonnie Tyler… obvio), pero en general su concierto se disfrutó y mucho, un concierto dedicado, de corazón, tanto al recientemente fallecido Andy Fraser, que tenía que haber estado en ese escenario, como al propio Frankie Miller, cómo no. La sonrisas de la gente tanto en “Wishing Well” como en “All Right Now”, que no sorprendió a nadie, hablaron de una música que es más grande que todos nosotros, que siempre estará ahí. Así sea.

PD: De las pocas que se quedaron fuera de su repertorio fue “Amsterdam Woman”, para mí una de las mejores de ese cuarto trabajo de Spike en forma de tributo.

Setlist:

  • Be Good To Yourself
  • Wishing Well (FREE)
  • Cocaine
  • My Brother Jake
  • Intensive Care
  • Fortune
  • Mr. Big
  • The Other Side of Town
  • Cheap Hotel
  • Darlin’ (con Mikael Fässberg de BONAFIDE)
  • The Hunter
  • Brooklyn Bridge
  • All Right Now (FREE)

 


 

STEVE GRIMMET’S GRIM REAPER

Después de comer tranquilamente viendo un concierto de FISH que no sirvió para que me interesase más por su trayectoria, tocaba cambiar de tercio para reencontrarnos con un viejo conocido de la escena NWOBHM, unos GRIM REAPER que venían con su guitarrista original, Nick Bowcott, quien a la postre sería una de las mejores noticias de un concierto que cumplió con las expectativas, pero que evidenció que Steve Grimmet ya no va tan sobrado como hace 2 o 3 años.

Fue en el 4Sound, y creo que todos agradecimos inmensamente un setlist tan diferente a lo que venía haciendo en sus últimas giras, si es que se le pueden llamar giras. Realmente fue rebuscado, incluyendo temas como “All Hell Let Loose”, que hacía 31 años que no la tocaba, o un temón como “Let The Thunder Roar”, que llevaba 30 años sin sonar en un escenario, en palabras del propio Grimmet. El vocalista no estuvo mal del todo, pero empezó cantando varios tonos más alto el “Rock You To Hell”, y después se hizo obvio que no llega a los agudos, que son de otra galaxia. En los tonos medios se defiende bien, y con Bowcott y Nash a las guitarras la banda tiene un rollo muy interesnate en escena, por lo que estuvo bastante entretenido.

Setlist:

  • Rock You to Hell
  • Night of the Vampire
  • Fear No Evil
  • Wrath of the Ripper
  • All Hell Let Loose
  • Never Coming Back
  • Lay It on the Line
  • Let the Thunder Roar
  • Final Scream
  • Matter of Time
  • Rock Me ’till I Die
  • Don’t Talk to Strangers (Dio)
  • See You in Hell

 


 

AIRBOURNE

Habíamos sacrificado a SLASH para ver un poco de buen heavy metal clásico de la mano de GRIM REAPER, así que después de alucinar con la masa de gente que había viendo al ex – GUNS N’ ROSES, y de ver el final de su concierto, tomábamos posiciones para otra actuación de peso dentro del cartel de este año, los australianos AIRBOURNE tomando el Rock Stage.

Honestamente, siempre he flipado con las pelotas que gastan estos muchachos tanto en directo como en el estudio, desde que empezaron, y probablemente sean the next big thing, pero esvergonzoso que una banda joven lleve tantos años haciendo ya no sólo el mismo repertorio salvo contadas excepciones, sino literalmente el mismo concierto. Al menos en festivales… Vale, el comienzo con “Ready To Rock” es una pasada, y han sabido integrar en su set auténticos temazos de sus dos 2 últimos trabajos como “Black Dog Barking”, “Bottom Of The Well” o “Live It Up”, pero no entiendo que sigan dependiendo tanto de su primer LP en sus conciertos. Además, mismas “gracias” en los mismos temas, que si me reviento una lata de cerveza en “Chewin’ The Fat”, que si en “Girls In Black” me subo a lo más alto de la estructura del escenario… Qué sí, la banda estuvo arrolladora, que son un puto F16 encima del escenario, que nos dejaron algunos de los mejores momentos de este año… Pero ya lo habíamos visto.

Setlist AIRBOURNE:

  • Ready to Rock
  • Too Much, Too Young, Too Fast
  • Chewin’ the Fat
  • Blonde, Bad and Beautiful
  • Girls In Black
  • Cheap Wine & Cheaper Women
  • Black Dog Barking
  • Bottom of the Well
  • Stand Up for Rock ‘N’ Roll
  • Bises:
  • Live It Up
  • Runnin’ Wild

 


 

TOTO

De vuelta en el Festival Stage, la oportunidad que el Sweden de este año nos presentaba de ver a TOTO era difícilmente rechazable: en el mejor de sus escenarios, en una buena franja y con una hora y media por delante, que ni que decir tiene que se nos hizo muy corta a todos. Nada más salir, con “Running Out Of Time” sonando tras la intro, las sonrisas comenzaron a dibujarse en las caras de todo el mundo mientras la mítica banda estadounidense llenaba por completo el escenario, literalmente, con un sonido delicioso, seguramente el más pulcro del toda la edición 2015. Por su parte, Joseph Williams salió cantando como los ángeles, y hora y media después se fue cantando como Dios, y lo mismo puede decirse del gran David Paich (cantando en “Stranger In Town”), muy mayor pero tan brillante como siempre a los teclados y coros, y por supuesto de Mr. Steve Lukather, que sigue siendo un imán encima del escenario atrayéndolo todo para sí, y un guitarrista irrepetible. Respaldando el elenco de grandes voces, dos coristas afroamericanos, Mabvuto Carpenter y Jenny Douglas – Foote, esta última inconmensurable también a lo largo de toda la actuación, el primero más tapado.

No hubo alardes de escenografía, no va con ellos, pero el concierto que se marcaron quedará como uno de los mejores que pudimos presenciar este año principalmente gracias a un repertorio idílico, perfecto, y una interpretación apasionada y generosa en todos los aspectos, incluido el técnico, por supuesto. No vale la pena destacar momentos, todo el concierto fue un momento. Especialmente emocionante fue “The Road Goes On”, que dedicaron a Mike Porcaro, pero no lo fueron menos temas clásicos como “I’ll Supply The Love”, “Orphan”, “Great Expectations”, y por supuesto el trío más esperado por todos, que desató las palmas y la fiesta sueca. ¡Qué gentío y qué actuación!

Setlist TOTO:

  • Running Out of Time
  • I’ll Supply the Love
  • Never Enough
  • Stranger in Town
  • Hold the Line
  • On the Run / Goodbye Elenore
  • Pamela
  • Caught in the Balance
  • Without Your Love Little/ Wing (The Jimi Hendrix Experience cover)
  • Orphan
  • The Road Goes On
  • Great Expectations
  • Rosanna
  • Africa

Fotos: Stefan Johansson

 


 

EXODUS

Tras un breve momento de relax volvíamos al Sweden Stage con la noche echándosenos encima para ver cómo seguía la gira veraniega de los renovados EXODUS, y digo seguía porque hacía tan sólo unos días que pudimos verles en Madrid. Honestamente, si vimos a EXODUS en Suecia fue porque no coincidían con nadie que apeteciera más, y bien que nos alegramos después. Su concierto de la Arena y el del Sweden… como el agua y el aceite.

Salieron con el primer single de su último trabajo, “Blood In Blood Out”, y por arte de magia, o porque el escenario se les hacía más cómodo, o porque la ocasión era pintiparada para liarla parda, EXODUS parecía una verdadera banda grande de ‘thrash metal’. ‘Zetro’ se comía el micrófono, la banda sonaba engrasada y en esas que tras “Iconoclasm” y “Children Of A Worthless God”, caía “Piranha” y el escenario se venía abajo. ¡Hasta Lee Altus estuvo súper activo durante todo el bolo sin parar de cabecear y alentar a la gente! Hubo además varios temas que no sonaron en Madrid, como “Pleasures Of The Flesh”, “Metal Command”… Una sorpresa, aun cuando no esperábamos nada excepcional de ellos.

Setlist EXODUS:

  • Black 13
  • Blood In, Blood Out
  • Iconoclasm
  • Children of a Worthless God
  • Piranha
  • Salt the Wound
  • Pleasures of the Flesh
  • Body Harvest
  • Metal Command
  • The Last Act of Defiance
  • Blacklist
  • A Lesson in Violence
  • Bonded by Blood
  • War Is My Shepherd
  • The Toxic Waltz
  • Strike of the Beast

 


 

DEF LEPPARD

A la carrera, llegábamos al momento cumbre de la jornada del jueves con la actuación de unos DEF LEPPARD que venían presentando su set especial para la ocasión, plagado de grandes éxitos. Para mí era la primera vez, y a tenor de lo que se comenta sobre su última vez en España, íbamos algo timoratos. Creo que no hizo falta más que ver el ESPECTACULAR escenario que la banda británica tenía montado y medio “Rock Rock” para descubrir que estábamos ante algo muy grande, y no nos equivocamos.

Lo primero que destaco por encima de todo es el modo en que sonó el grupo. Ese eco en la batería, esa afinación en las guitarras, el volumen… ¡parecíamos de vuelta en los 80’s! Lo mismo la iluminación, masiva, muy colorida y especialmente intensa en la parte alta del escenario, era imposible no quedarse embelesado con todo lo que sucedía encima de las tablas, y si encima la banda acompañó con un concierto más que serio el resultado sólo podía ser bueno, y más con un set plagado de ‘hits’ confeccionado especialmente para una ocasión como aquella.

El grupo está fuerte, mucho más de lo que esperaba, con un Joe Elliot en muy buena forma vocal y un Phil Collen que se come a Vivian Campbell por los pies. La banda supo estar, se mostró muy compacta en todo momento y disfrutó haciendo disfrutar. “Animal” fue la primera gran sorpresa de la noche, pero es que con “Foolin'”, “Paper Sun”, una escalofriante “Love Bites” o un “Armageddon It” que mostraba en el telón una cuenta hacia arriba con el sobrepeso que soporta el mundo, mientras Phil, Vivian y ‘Sav’ no paraban de cruzar el escenario a uno y otro lado. Hubo momento también para el sosiego con “Two Steps Behind”, con Joe cantando en acústico sólo en escena, pero rápido volvía la fiesta y los videos de fondo con efectos ‘retro’ con “Rocket”, y de ahí delirio hasta el final. Primer cabeza, y sin novedades bajo la luna sueca. Hard rock de altos vuelos, como tiene que ser. Así da gusto.

Setlist DEF LEPPARD:

  • Won’t Get Fooled Again (The Who) (Intro)
  • Disintegrate (Intro 2)
  • Rock! Rock! (Till You Drop)
  • Animal
  • Let It Go
  • Foolin’
  • Promises
  • Paper Sun
  • Love Bites
  • Armageddon It
  • Bass Solo
  • Rock On (version David Essex)
  • Two Steps Behind
  • Rocket
  • Bringin’ on the Heartbreak
  • Switch 625
  • Hysteria
  • Let’s Get Rocked
  • Pour Some Sugar on Me
      Bises:
  • Rock of Ages
  • Photograph
  • Kings of the World

Fotos: Josefine Larsson

 


 

MICHAEL MONROE

Tras el gran concierto de la banda inglesa, ya de noche y refrescando, teníamos que elegir entre la presentación en sociedad de Papa Emeritus III, nuevo vocalista de GHOST en concierto, o el egocentrismo caprichoso glam/ punk de un MICHAEL MONROE que siempre la lía, por lo que la decisión estaba tomada.

El ex- HANOI ROCKS, aparte de deleitarnos con un par de temas de su difunta banda (“Malibu Beach Nightmare” y “Oriental Beat”), nos dejó una actuación frenética, con buen sonido, en la que no dudó en lanzarse al público en multitud de ocasiones, trepar por la estructura del escenario como lo había hecho Joey O’Keefee esa misma tarde, y siempre con esa actitud de “locaza” caprichosa que le caracteriza. Buen concierto para despedir una jornada inicial que no podría haber sido mejor. ¡Rise up, child of the Revolution!

 


 

Viernes 5 de Junio

El viernes amaneció soleado, optimista, y con un día épico en lo que a bandas se refiere. Así, después de curiosear un poco viendo a M.O.B. en el 4Sound, teníamos que elegir entre 3 bandas muy diferentes que a mí personalmente me apetecían mucho, SCOTT H. BIRAM, DARK TRANQUILLITY, y DARE. Finalmente elegimos estos últimos, quizás por la tradición del festival y por la exclusividad del show, y es que no es fácil ver un concierto de los DARE a pesar de que últimamente sí que han estado en España.

La banda de Darren Wharton completó un concierto casi diría que perfecto, acompañados por el buen tiempo y un sonido cristalino que hizo relucir un set muy de festival, con los mejores temas de la banda con carácter de urgencia y siempre una sonrisa en la boca de sus miembros, a los que se les veía muy a gusto en el entorno. Incluso hubo tiempo para una sorpresa como el “Emerald” de THIN LIZZY, que supuso una conexión perfecta para Darren entre su glorioso pasado y su presente. Por cierto, que fue un placer volver a ver a Vinny Burns y además en tan buena forma. De veras que la conexión entre su guitarra y la cristalina voz de Wharton nos embrujó a todos.

Setlist DARE:

  • Sea of Roses
  • Storm Wind
  • Where Darkness Ends
  • Beneath the Shining Water
  • Emerald (Thin Lizzy)
  • Wings of Fire
  • We Don’t Need a Reason
  • Abandon
  • Into the Fire
  • The Raindance
  • King of Spades
  • Return the Heart

Fotos:


 

MOLLY HATCHET

Hora del vermouth, sol, y MOLLY HATCHET encima del escenario principal de Sweden Rock. Éxito asegurado.

Cambiábamos completamente de tercio para encontrarnos con la mítica banda de Jacksonville, FL, ante un público todavía bastante escaso por aquellas horas, un poco lo sucedido con SPIKE en la jornada anterior. La banda salía a escena de la forma más campechana posible, se les veía cómodos allí, y descargaron un “Whiskey Man” que sentó las bases de uno de los conciertos del día. Phil McCormack acaparaba toda mirada, con un estado vocal muy solvente y estrujando la armónica a su antojo una y otra vez.

Fue un show sencillo, inmediato y con un repertorio enfocado mucho más al público que a ellos, centrado especialmente en sus 2 primeros trabajos y en “Devil’s Canyon”. Una pena la ausencia de Dave Hlubek, a pesar de la solvencia de Bobby Ingram durante toda la actuación, se le echó mucho de menos. Por cierto, el ‘singalong’ en “Son Of The South” me sigue pareciendo cansino a más no poder. Menos mal que terminaron con “Flirtin’ With Disaster”…

Setlist MOLLY HATCHET:

  • Whiskey Man
  • Bounty Hunter
  • Gator Country
  • Fall of the Peacemakers
  • Devil’s Canyon
  • Beatin’ the Odds
  • Son of the South
  • Jukin’ City
  • Dreams (The Allman Brothers Band)
  • The Journey
  • Flirtin’ With Disaster

Después hubo tiempo para ver cómo durante un breve espacio de tiempo Jamey Jasta y sus HATEBREED se evaporaban sobre el Rock Stage, y también para presenciar en la carpa cómo EVERGREY aburrían al más pintado con un show acústico que no se entiende en el marco de un festival, antes de comer algo y prepararnos para ver un concierto de esos exclusivos tan del Sweden y que nos gustan tanto. Era el momento de ROCK GODDESS

Fotos: Anders Olsson

 


 

ROCK GODDESS

La banda londinense ha vuelto con ganas de tocar y ya veremos si de nuevo trabajo, pero desde luego, por lo visto en Norje, voluntad tienen de sobra para seguir por donde lo dejaron en 1995. El trío se marcó un concierto muy destacado, lleno de pundonor, rabia y actitud marcadamente 80’s, con un repertorio excepcional muy centrado a su aclamado primer trabajo, como ha de ser.

Jody Turner se mostró como una ‘frontwoman’ incontestable, poniéndole una pasión desmedida a unos temas que se nota que siente como suyos, correctamente respaldada por su hermana Julie a la batería y por Tracey al bajo, más tapada. Buen sonido, y muy buenos momentos con gran apoyo por parte de la gente especialmente en los 3 bises, que fueron una fiesta de verdadero heavy metal.

Setlist ROCK GODDESS:

  • Satisfied Then Crucified
  • God Be With You
  • Two Wrongs Don’t Make a Right
  • This Time
  • You’ve Got Fire
  • To Be Betrayed
  • Flying To See You
  • Take Your Love Away
  • Make My Night
  • Drive Me Away
  • This is the Day
  • Unfinished Business
  • Back to You
  • Bises:
  • Heavy Metal Rock ‘n’ Roll
  • My Angel
  • Love is a Bitch

Fotos: Stefan Johansson

 


 

BLACKBERRY SMOKE

Se nos presentaba otra disyuntiva complicada a eso de las 17.30H, apostar por el futuro del rock sureño con BLACKBERRY SMOKE o ponernos nostálgicos con DOKKEN, a quien por cierto cada vez se le ve menos en Europa. Decidimos mirar adelante y decantarnos por los primeros, sobre todo porque la expectación era alta frente a una banda a la que tampoco se ha podido ver demasiado en el viejo continente hasta ahora. El grupo va sobrado de actitud en el escenario, porque de su excelsa calidad en LP ya no hace falta decir nada.

Charlie Starr fue ese frontman con actitud que todo grupo grande demanda, y la atmósfera que creó el grupo nos remontó unas cuantas décadas atrás con un escenario increíblemente bien iluminado, un telón enorme y tapices repartidos muy a lo BLACK CROWES, que sin duda son una influencia importante para esta promesa del southern rock/ country, y además con una sonorización perfecta que recordaba también a grandes del género. El concierto además fue oscilando entre temas más movidos como “Six Ways To Sunday”, con la que empezaron, la espectacular “Crimson Moon” o “Rock And Roll Again”, que parece compuesta hace 35 o 40 años pero adaptada a los tiempos, con temas más nostálgicos como su ya himno “One Horse Town”, que sonó hacia el final. ¡Todo el mundo contento!

Setlist BLACKBERRY SMOKE:

  • Six Ways to Sunday
  • Let Me Help You (Find the Door)
  • Like I Am
  • Crimson Moon
  • Pretty Little Lie
  • Fire in the Hole
  • Rock and Roll Again
  • Good One Comin’ On
  • Sleeping Dogs
  • Shakin’ Hands With the Holy Ghost
  • Wish in One Hand
  • Ain’t Got the Blues
  • Up in Smoke
  • One Horse Town
  • Payback’s a Bitch
  • Ain’t Much Left of Me

Fotos: Anders Olsson

 


 

OPETH

Sin quererlo, han pasado varios años desde que pude ver a OPETH en concierto por última vez, y todo ha cambiado en el seno del grupo, desde su formación hasta su enfoque estilístico. Para mí plantarme en la primera fila del Sweden Stage, en su casa, frente a una banda de la talla de la de Mikael Åkerfeldt en pleno 2015 era un reto y un privilegio al mismo tiempo, realmente no sabía qué tipo de concierto nos íbamos a encontrar, y todo resultó más familiar que lo esperado.

El grupo salió tranquilo, seguro, abriendo con un “Eternal Rains Will Come” que sonó a gloria. Mikael, en trance, parecía comunicarse con Joakim Svalberg a los teclados, por quien reconozco que no daba un duro pero que ha hecho olvidar a ‘Per’ Wilberg en buena medida. Como en “Pale Communion”, “Cusp Of Eternity” siguió su curso, con Mikael (visiblemente más delgado) cantando como nunca ha cantado y el grupo sonando exquisito, compacto, a otro nivel. La banda salió por cierto con un telón tríptico, el de la portada de su último disco, y en ese momento parecía que estábamos ante un concierto exclusivamente centrado en su último trabajo o en su última etapa, pero no fue así. En ese momento la cosa se fue recrudeciendo, fueron brotando “The Drapery Falls”, nada menos que “The Moor” del Still Life, “The Devil’s Orchard”… ¡hasta hubo referencia al “Damnation” con “Windowpane”! Fueron cayendo temas de uno y otro disco, y su público se fue viniendo arriba hasta el gran final con “The Grand Conjuration” y “Deliverance”. A eso le llamo yo una banda consecuente consigo misma, orgullosa de su presente, y también de su pasado.

Setlist OPETH:

  • Eternal Rains Will Come
  • Cusp of Eternity
  • The Drapery Falls
  • The Moor
  • Windowpane
  • The Devil’s Orchard
  • The Lotus Eater
  • The Grand Conjuration
  • Deliverance

Fotos: Josefine Larsson


 

BACKYARD BABIES

Tras la descarga de los suecos pudimos ver un rato a los BACKYARD BABIES regresar a casa (mientras cenábamos), ante una expectación máxima y unas ganas de cachondeo muy serias a pocos minutos de que comenzaran MÖTLEY CRÜE. Buen concierto de una banda que por cierto tendremos a mediados de Julio en el RESURRECTION FEST y agosto en LEYENDAS DEL ROCK .

 


 

MÖTLEY CRÜE

Llegado el momento, todo pareció desvanecerse demasiado pronto. Demasiado.

El escenario ya montado, luces fuera, unas 40.000 almas sujetando el aliento para la que a priori iba a ser la última vez de MÖTLEY CRÜE en un país que siempre les ha querido tanto como Suecia, y no estuvieron a la altura. De hecho, y con todas las ganas que todos teníamos de ver a la banda californiana despedirse a lo grande, creo que sólo estuvieron bien en lo que el dinero puede comprar. En todo lo demás, más que a una banda propiamente dicha, pudimos ver a cuatro músicos con las facultades mermadas (unos más que otros), sin compenetración ninguna, cada uno a su bola, y sin transmitir más de lo que sus himnos transmiten.

Tras la intro, “Saints Of Los Angeles” fue un espectáculo de luz, plataformas y escenografía que representó fielmente la decadencia de la banda. Vince cantaba más agudo incluso que de costumbre, quería moverse y lo hacía, pero se ahogaba al cantar. Y eso que tenía un volumen considerable en las voces. En “Wild Side” pudimos ver su primera gran gamba, y luego siguieron más en “Shout At The Devil” (donde se quemó gasolina para abastecer el estado de California durante un mes) o Dr. Feelgood, con “piradas de letra épicas”. No fue la noche de Vince Neil tampoco. Mientras, la gente se lo pasaba en grande con sus temas, claro, que todo hay que decirlo.

Si nos atenemos al repertorio, hay que reconocer que fue el que tenía que ser. Extenso, bien escogido y representativo de todas sus épocas, eso sí que fue un acierto, aunque la banda no le hiciera justicia. Tommy Lee por su parte (sin batería giratoria) fue lo mejor del grupo, con mucha diferencia, lo que seguramente no sorprendió a nadie.

Por su parte, Mick Mars sigue siendo solvente a las seis cuerdas, incluso nos ofreció un solo digno de mención tras el “Don’t Go Away” donde dejó claro que no se le ha olvidado tocar, pero verle sobre el escenario da verdadera angustia. Encogido, estático, parecía un muerto viviente al que le costaba incluso mantenerse en pie, absolutamente ajeno a sus compañeros, como si saliera a tocar sus partes, que sea rápido, y a poner la mano hueca. Estoy convencido que algún día lo contará en otro libro… Por cierto, también hay que comentar el tema de las dos bailarinas, que lo de bailar muy bien pero lo de cantar lo fingimos menos bien… Fueron cayendo clásico tras clásico, “Same Ol’ Situation”, “Looks That Kill”, “Too Fast For Love”… con un despliegue de montaje enorme, eso sí. “Shout At The Devil” fue de lo más impresionante que se pudo ver, con el famoso bajo lanzallamas al hombro de un Nikki Sixx que pasó sin pena ni gloria por el Sweden, a pesar de encontrarse bien aparentemente.

El final fue bonito, con “Girls, Girls, Girls”, “Kickstart My Heart” (con mucha pirotecnia también), y luego con el “Home Sweet Home" como único bis.

Sinceramente, con la mano en el corazón: tampoco pasa tanto porque no se despidan de España…  

Setlist MÖTLEY CRÜE:

  • So Long, Farewell (Rodgers & Hammerstein) (Intro)
  • Saints of Los Angeles
  • Wild Side
  • Primal Scream
  • Same Ol’ Situation (S.O.S.)
  • Looks That Kill
  • On With the Show
  • Too Fast for Love
  • Smokin’ in the Boys’ Room
  • Mutherfucker of the Year
  • Anarchy in the U.K. (Sex Pistols)
  • T.N.T. (Terror ‘N Tinseltown)
  • Dr. Feelgood
  • In the Beginning
  • Shout at the Devil
  • Don’t Go Away Mad (Just Go Away)
  • Guitar Solo
  • Live Wire
  • Too Young to Fall in Love
  • Girls, Girls, Girls
  • Kickstart My Heart
  • Bises:
  • Home Sweet Home
  • My Way (Frank Sinatra) (Outro)

Fotos: Maria Johansson

 


 

H.E.A.T.

Desde que comenzaron con “Point Of No Return”, los H.E.A.T. fueron todo lo que sus predecesores en el festival debían haber sido. Muchísima gente para ver una de las mejores noticias que nos ha dejado el hard rock sueco en los últimos años, una banda en estado de gracia, en trayectoria claramente ascendente y que sólo con verles dejan esa sensación de los que quieren comerse el mundo por los pies, sensación encarnada en Erik, un frontman carismático, eléctrico, y que además cantó como Dios.

Su concierto fue amplio, seguramente el mejor que les he visto hasta ahora, con un set variado, extenso, y su público sin parar de festejar durante todo el concierto. Había muchas ganas de cachondeo… Por cierto, el concierto se grabó con varios drones, que no paraban de subir y bajar distrayendo bastante la atención, todo sea dicho…

Setlist H.E.A.T:

  • The Heat is On (Intro)
  • Point of No Return
  • A Shot At Redemption
  • Better Off Alone
  • Heartbreaker
  • It’s All About Tonight
  • Inferno
  • The Wreckoning
  • Tearing Down the Walls
  • Mannequin Show
  • Late Night Lady
  • Beg Beg Beg
  • All the Nights
  • Downtown
  • Enemy in Me
  • Emergency
      Bises:
  • Breaking the Silence
  • Living on the Run
  • Laughing at Tomorrow

Fotos: Maria Johansson

Texto: Jorge del Amo Mazarío (Jorge_del_amo@rafabasa.com) – Twitter: @Jorge_del_amo

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.