Inicio Lanzamientos A-Z Crítica del CD de PARADISE LOST – The Plague Within

Crítica del CD de PARADISE LOST – The Plague Within

6
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
AYRA - Silent Veil
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

 

 

PARADISE LOST – The Plague Within

Discográfica:

 PARADISE LOST - The Plague WithinAvanzaba nuestro compañero Alfonso Díaz allá por el lejano 11 de Marzo las mieles del que algunos vaticinaban sería el disco del año. Nuestro compañero, desplazado a Berlín junto a un nutrido grupo de periodistas especializados de distintos medios europeos, experimentaba en primicia y de primera mano y después relataba en su correspondiente studio report los temas de "The Plague Within", el nuevo y prometedor trabajo de estudio de los ingleses PARADISE LOST. Y nació el hype. Y con él las declaraciones de los integrantes de la banda, que no venían sino a acrecentarlo. Adrian Erlandsson (batería), anunciaba: "abrazaremos los primerísimos días del grupo […] en un disco muy oscuro aunque muy melódico, pero esta vez hay muchas canciones que tienen, definitivamenteun toque de death metal, que es algo que no hemos hecho desde hace mucho en PARADISE LOST". Se quejaba entonces Alfonso de no haber tenido la ocasión de darle a "The Plague Within" más escuchas. Pues bien, unos días después del lanzamiento y con el redondo ya entre nuestros dedos, ya podemos cumplir sus deseos y los nuestros y girar hasta rallar el que es sin duda uno de los lanzamientos del año, constatando por una vez y sin que sirva de precedente que todo (o casi todo) lo que se apuntaba de él tiene, de un modo u otro, reflejo en la realidad.

Muchos alzamos la ceja cuando desde el seno de BLOODBATH  se anunciaba el nombre de Nick Holmes como nuevo vocalista de la formación sueca de death metal. Sin rasgar siquiera la voz desde los tiempos del "Shades of God" (PARADISE LOST, 1992), la idea de ver al británico involucrado en nada que oliera a metal extremo a estas alturas de la película nos parecía cuanto menos hilarante. Cuando los de Halifax apuntaban a un sonido regresivo integrando elementos de sus primeros discos para su nueva obra, por poco nos da la risa. No en vano, los problemas sufridos especialmente en directo por Nick años atrás no hacían presagiar nada bueno. Sin embargo, lo que parecían bravuconadas y ganchos típicos para atrapar al público han terminado por ser verdades como puños. Sí, podemos afirmar que en general, "The Plague Within" recuerda a los PARADISE LOST de principios de los 90’s. Efectivamente, el disco tiene canciones deudoras del más puro death metal, pero también temas que respiran doom e incluso gothic metal. Todo ello, y aquí viene lo realmente meritorio, integrado dentro de la marca PARADISE LOST. Esto es, sin perder un ápice de su identidad, esa que te permitía, gracias a la inconfundible afinación de Greg Mackintosh o el característico timbre vocal de Nick, reconocerlos incluso si versionaran el mismísimo "Paquito el Chocolatero".

Grabado en los Orgone Studios de Londres junto al productor Jaime Gomez Arellano ( GHOST, CATHEDRAL o ANGEL WITCH), el disco empieza con "No Hope In Sight", tema que pasa por ser uno de los temas, quizá con "Punishment Through Time", que mejor engloban las líneas de su "nuevo" sonido. Alternancia entre voces limpias, ya clásicas, con no guturales sino "growls", o fraseos muy rasgados, agresivos y que confieren a la atmósfera lúgubre y fría de un extra de crudeza y extremismo. Ambos recuerdan a la época del "Draconian Times" y el "Icon", con melodías limpias, lentas y bien definidas, marcando las bases del gothic que después interpretarían a su manera tantas y tantas otras bandas.  Un ramillete de sonidos extremos que, como veremos, tendrá un desarrollo bicefálico muy definido.

El peso específico de las voces rasgadas en "Terminal" aumenta sobremanera, y las líneas del tema ya se van ajustando más a las del prometido death metal. Sin embargo, todo vestigio de duda se disipa al llegar a "Flesh From Bone", un tema que, tras la intro angustiosa rompe en el tema más extremo que la banda ha grabado desde los tiempos del "Shades of God", nada menos que 23 años atrás en el tiempo. Death metal puro y duro, con impases lentos, pesados y altamente densos que, pese al contraste, siguen sonando a PARADISE LOST.

Pero es que el doom metal, el otro género extremo del que los ingleses siempre han ondeado bandera, también está muy presente en "The Plague Within". "An Eternity of Lies", con sus voces limpias, sus coros femeninos y su sección de cuerda, ya se ajusta más a los esquemas doom/goth que a otra cosa. "Beneath Broken Earth", por su parte, confirma la tendencia, y se destapa como un tema de de doom metal melódico estremecedor en el que Greg brilla con unas composiciones sencillamente estremecedoras. Nick a su vez, baja un par de tonos para acercarse todavía un poquito más al auténtico gutural, el cual casi diríamos que clava en el desarrollo del tema. "Sacrifice The Flame" solo viene a confirmar que no se les ha olvidado a hacer auténticos trallazos de doom metal. Sencillamente genial. Para coronar el muestrario de registros extremos, encontramos "Victims Of The Past", corte que alterna voz limpia con los (ahora sí) mejores guturales del disco, que incluye numerosos arreglos orquestales y respira dramatismo como pocos. Un tanto inclasificable, la afinación de la guitarra de Greg inspira por momentos incluso black metal. Completo, muy completo.

Sin ser una continuación de su debut "Lost Paradise" allá por 1990, "The Plague Within" ha logrado confirmar los adelantos que tan pretenciosos sonaban por parte de sus integrantes. Su línea integra la tendencia que venía siguiendo la formación en  los últimos tiempos, pero en mucha mayor medida aglutina la más pura esencia doom/death de la banda en sus primeras obras, revisada a la versión 2015, con una producción sublime. Con la única duda de no saber hasta qué punto el trabajo de post-producción ha posibilitado la vuelta de Nick Holmes a los registros más extremos, lo que parece claro es que PARADISE LOST, para regocijo de muchos. parecen haber dejado atrás su época gothic rock para volver por los fueros del doom/death que les vio nacer. Sea como fuere, lo que parece obvio es que, etiquetas aparte, el mundo del metal ha recuperado a uno de sus grandes pilares después de muchos años de travesías por el desierto.

Raúl del Amo (@raulamazario)

Lista de Temas:

  1. No Hope in Sight
  2. Terminal
  3. An Eternity of Lies
  4. Punishment Through Time
  5. Beneath Broken Earth
  6. Sacrifice the Flame
  7. Victim of the Past
  8. Flesh From Bone
  9. Cry Out
  10. Return to the Sun
  11. Fear the Silence  
  12. Never Look Away 
  13. Victim of the Past (Orchestra Version)

 

 

 

 

6 COMENTARIOS

  1. De lo mejorcito del año este disco aunque para mi gusto no supera a su anterior Tragic Idol y está ahí mano a mano con el Faith Divides Us. Desde luego que esta banda desde que sacó su disco homónimo (sin desmerecer trabajos anteriores) no ha dejado de ir más. Eso sí, prefiero a Nick cantando de forma rasgada que con los growls de este álbum, ya que en canciones como An eternity of lies no empastan muy allá.

  2. Estos junto a dark tranquillity son mis grupos extranjeros preferidos. Pedazo de DISCAZO, le pongo un 9,5
    Increíble, la primera canción es un orgasmo sonoro. Solo hay un par de canciones excesivamente lentas y doom, pero salvo eso es la combinación perfecta con su etapa gótica y su etapa doom death. Muestrao mejor del grupo. Aún así me quedo con el draconian times.

  3. Discazo mayúsculo el que acaban de sacar. Para mi, junto con Icon Draconian, lo mejor de la banda. Ya superar el disco anterior, ha estas alturas se veía tarea imposible, pero en mi opinión lo lograron (acá entra netamente una opinión subjetiva en atención a lo que uno quería escuchar de los ingleses a estas alturas). Mi pega a la crítica es que omite opinar sobre la joya escondida del disco: Cry Out, un tema donde se dan el lujo de presentar un sonido distinto, más orientado al stoner (sin quebrar la tónica doomer del disco). Esos riffs son realmente mastodónicos.

    Sobre el tema del directo, pareciera que el señor Holmes se preparó al entrar en Bloodbath (sabiendo que con su estado de voz actual daría pena en los directos de esa banda), por que viendo videos en directo (de los suecos y de su banda principal) la verdad es que clava los guturales. En youtube hay un par de temas de este nuevo disco tocados en directo (como terminal por ejemplo) y suena brutal!