Inicio Conciertos Crónica y fotos de ROCK IN VIENNA, con KISS, METALLICA, MUSE, WITHIN...

Crónica y fotos de ROCK IN VIENNA, con KISS, METALLICA, MUSE, WITHIN TEMPTATION, etc

11
ROCK N ROCK
RRS PROMO - STRAVAGANZZA
RRS PROMO - DUNEDAIN
Madness Live!
ROCK N ROCK
RRS PROMO - STRAVAGANZZA
RRS PROMO - DUNEDAIN
Madness Live!
CELTIAN - Madrid

 

Rock In Vienna

Jueves 4, Viernes 5 y Sábado 6 de Junio de 2015  – Isla Danubio – Viena

Llegamos a la ciudad de Viena para presenciar el debut de un nuevo festival, ROCK IN VIENNA. Para ser su primero año, el cartel contaba con nombres de altísimo nivel como KISS, METALLICA, MUSE, WITHIN TEMPTATION, INCUBUS, LIMP BIZKIT y un largo etcétera repartidos en tres jornadas de festival.

El emplazamiento es único, la Isla Danubio, isla artificial situada entre el río Danubio y un canal paralelo llamado “Nuevo Danubio”. Allí encontramos dos escenarios, además de una divertida zona de ocio y atracciones, así como bares y stands de todo tipo.

Para empezar, recalcar que la organización para tratarse de la primera edición de este festival fue bastante buena. Sin embargo, al llegar a la entrada para recoger nuestra pulsera tuvimos que esperar una cola unificada interminable que nos impidió llegar a tiempo de ver el primero de los platos fuertes del festival, GOJIRA. Teniendo la posibilidad de crear varios accesos y salidas al contar con tres puentes cercanos al área de festival, únicamente existía una salida y una entrada para todo el público. Aun así y gracias a la seguridad tanto las salidas como entradas eran bastante bien dosificadas y por tanto ordenadas dentro del desorden.

Pues bien, tras acceder al festival, el cual contaba además con césped y puestos de comida y bebida en todas las instalaciones, nos encontramos con una valla divisoria en plena mitad de pista, algo que también sucede en otros festivales como Rock Am Ring y que permite al público una mayor seguridad y comodidad a la vez. Como caso curioso además he de señalar que hay un gran número de servicios y aseos por todo el lugar, contando también con los encargados de seguridad del foso para rellenar vasos de agua a un ritmo realmente eficiente, esto solventó nuestra duda de por qué no vendían botellas ni vasos de agua en los puestos.

Día 1

Tras esta introducción, vamos a lo que realmente interesa, el festival en sí. Como digo, la extensa cola de entrada y la mala organización en ese aspecto impidió que pudiésemos disfrutar de GOJIRA, los cuales nada más entrar finalizaban su show con “Vacuity”.

THREE DAYS GRACE (7/10)

Si pudimos entrar y disfrutar del concierto completo de THREE DAYS GRACE, quienes con un sol abrasador caldeaban más el ambiente gracias a la potente y pegadiza “I Am Machine”, con la que abrían su actuación, y otros clásicos como “Animal I Have Become” y su hit “Riot” pusieron a saltar a toda la pista en el estribillo de ambas. Concierto breve pero bien trabajado para el poco tiempo con el que contaban.

TESTAMENT (7’5/10)

Cerca de las cuatro de la tarde, aparecían los thrashers TESTAMENT que solventaron una actuación que fue de menos a más, motivada por el agobiante calor que hacía durante sus primeros minutos de presentación.

El público comenzó muy estático y mientras cedía el calor un poco, Chuck Billy y los suyos desgranaban clásicos como “Over The Wall” o “The Preacher”, o himnos de sus últimos discos entre los que encontramos “More Than Meets The Eye” o la más reciente “Native Blood”.

BODY COUNT FT. ICE-T (6/10)

Cambiábamos de escenario para ver el show de BODY COUNT junto a ICE-T. La banda conseguía trasladarnos al mismo Bronx con una banda que despliega una actitud arrolladora sobre el escenario, y que además cuenta con un sonido demoledor, contundente y pesado. Pero parece ser que no consiguieron llegar al público como esperaban, el cual no se mostró muy receptivo hasta “Talk Shit, Get Shot” o “Cop Killer”, su último corte. Esa desconexión fue muy fácil de observar, ya que Body Count es una banda que se caracteriza por mostrarse muy comunicativa con su público en todo momento. Fueron estos dos temas los que lograron solventar la papeleta, despertar al público y salvar una actuación un tanto desacertada, ya que los propios músicos tuvieron algunos fallos de coordinación y rítmicos suponemos que por falta de rodaje.

A DAY TO REMEMBER (8/10)

Retornábamos al Mindstage para, rodeado de niñas que no superaban en ningún caso los 20 años, presenciar el concierto de A DAY TO REMEMBER, uno de los grupos de la escena metalcore actual que pega con más fuerza. Los de Ocala nos brindaron sorprendentemente un gran show, entretenido y divertido con constante lluvia de camisetas al público, lanzamiento de pelotas de playa… además musicalmente con temas como “The Downfall of Us All”, todo un éxito con el que arrancaban, “2nd Sucks”, o la genial “All I Want”, pura adrenalina. Nos hicieron saltar para despedir el sol que tanta guerra nos había dado y seguiría dando en días posteriores.

FAITH NO MORE (8’5/10)

Y ahora haré alusión al refrán “lo bueno si breve dos veces bueno”. Este refrán es aplicable al concierto que dieron FAITH NO MORE esta velada, que con un set de una hora escasa, dieron un recital muy acertado en cuanto al setlist (muy bien elegido) y a las típicas apariciones humorísticas de Mike Patton, las cuales fueron breves pero efectivas. En su set se intercalaban temas nuevos de su “Sol Invictus” como “Motherfucker”, con la que iniciaban o “Superhero”, entre clásicos como “Epic”, “Midlife Crisis” o “Ashes To Ashes”. Gran puesta en escena, vestidos de punta en blanco con motivos florales adornando todo el escenario y gran sonido del que gozaron los de San Francisco en una tarde muy inspirada para ellos.

BROILERS (9/10)

Nos acercábamos al final del primer día con para muchos la gran sorpresa del festival, BROILERS. Esta banda germana son ya referentes en su país, y en este festival contaron con una hora de actuación en la que demostraron por qué merecen tocar justo antes que el cabeza de cartel del día. Su estilo es punk rock, pero se mueven por reggae o ska también, y así lo demostraron con temas como la inicial y coreable “Zurück Zum Beton” o “Harter Weg”, que nos puso a bailar sin parar y a crear el circle pit más grande del día (curioso con bandas como A DAY TO REMEMBER o TESTAMENT). Otros cortes destacables fueron la pegadiza “Tanzt Du Noch Einmal Mit Mir?”, muy coreada, o “Meine Sache” que subió a hombros a cientos de personas. Todo ello acompañado por una puesta en escena muy acorde a la época, y es que el escenario estaba ambientado en una playa de verano. Grandísima presentación, muy alegre, muy divertida y que además conectó en todo momento con el respetable.

METALLICA (9/10)

Tras un pequeño retraso, James Hetfield, Kirk Hammet, Lars Ulrich y Robert Trujillo, o lo que es lo mismo METALLICA, llegaban a Viena para cerrar este primer día. Su show arrancaba con “Fuel” y sin llamaradas, algo realmente raro, y es que durante su actuación prácticamente no contaron con pirotecnia, pero no importaba porque el sonido era magnífico y la voz de Hetfield se mantiene brillante. Las campanas sonaban para dar paso a “For Whom The Bell Tolls” y “No Remorse”, veloz y directa.

Primera sorpresa con “King Nothing”, muy celebrada por los fans que coreaban ese poderoso estribillo, dando paso a “Disponsable Heroes”, más velocidad. Para devolvernos a la tranquilidad, qué mejor que la joya de “The Unforgiven II”, una de esas piezas olvidadas últimamente en directo y que rescataban los californianos para esta gira.

Vuelta a los últimos tiempos de METALLICA con la efectiva “Cyanide” que tuvieron que reanudar por un problema técnico y la nueva “Lords Of Summer” que suena formidablemente bien en directo, volviendo a los clásicos con una canción de “amor y felicidad” como rezaba el propio Hetfield antes de iniciar “Sad But True”. El directo estaba siendo realmente bueno aunque echábamos en falta algún que otro tema, además de la pirotecnia habitual, algo que se acusó en “The Frayed Eyes of Sanity” y sobre todo en “One”. A pesar de todo ello, musicalmente hacía tiempo que no se les escuchaba tan compactos como banda, sin ningún fallo y rallando la perfección en temas como “Master of Puppets” o “Damage, Inc.”. Lamentándonos todavía de esa falta de pirotecnia, llegaba uno de los grandes momentos de la noche, y es que “Fade To Black” siempre lo es cuando está en su set. Nos acercábamos peligrosamente a las 23, la hora acordada por el festival con el Ayuntamiento para finalizar las actuaciones y aún faltaban temas por sonar.

Con “Seek And Destroy” se despedían momentáneamente y es cuando eran informados de que deberían excluir al menos una canción de sus bises. Se decantaron por la asentada “Creeping Death”, que contó con la mayor respuesta por parte del público, para cerrar con “Enter Sandman” y la ya mítica lluvia de pelotas de playa que despedía a una banda que se dejaba un clásico por excelencia como “Nothing Else Matters”, algo que quizás al verles en más ocasiones importa menos, pero en Viena sentó realmente mal. Echamos en falta un espectáculo más a la altura de una superbanda como METALLICA, pero siguen siendo METALLICA y siguen mostrando un nivel envidiable.

Día 2

Segunda jornada de festival con el gran reclamo de MUSE, entre otras bandas de primer nivel como INCUBUS, THE HIVES o WITHIN TEMPTATION. Día caluroso y con una gran cantidad de entradas de día vendidas, algo que se notó de una forma importante a lo largo de la jornada.

BONAPARTE (7/10)

Arrancábamos el día con BONAPARTE, un músico un tanto particular que ofrece diversión y espectáculo allá donde va. Chicas semidesnudas con cajas de palomitas en la cabeza, hombres disfrazados de código de barras… todo un showman que siempre pretende llamar la atención. Letras y música sencillas, directas, facilonas y repetitivas hasta la extenuación como dos de sus grandes canciones, “Anti Anti”, con la que abrían su actuación, o “Too Much”, con la que la cerraba su show bajando a cantar entre el público saltándose la valla de seguridad.

TRIGGERFINGER (7/10)

Y con el calor que hacía, pasábamos del bañador y camisetas de tirantes a la elegancia de TRIGGERFINGER instantáneamente. Concierto breve, con un sol muy intenso de nuevo y con un público bastante frío y más preocupado por no quemarse. Este trío belga aun así consiguió hacernos disfrutar de su música, que se mueve entre varios estilos como el stoner, el blues, o el rock and roll, realmente son unos músicos brillantes y es una lástima que no pudiésemos disfrutar en plenas condiciones de su show. Destacar de su set temas como “By Abscence of the Sun” o “All This Dancin’ Around”, con la cual cerraron un concierto de calidad aunque demasiado breve.

El poderoso rock ‘n’ roll de Danko Jones nos esperaba tras unas horas de descanso y con los últimos minutos de sol del día. Sólo pudimos ver algunos temas como “Cadillac” o “Legs”, pero no lo suficiente para hacer una valoración de su show.

 

WITHIN TEMPTATION (9’5/10)

Los holandeses WITHIN TEMPTATION eran los siguientes en llegar. Sharon y los suyos se presentaban en la capital austriaca con un espectacular montaje como a lo largo de esta última gira de presentación de su nuevo disco “Hydra”. Su setlist se debatía entre cortes de su aclamado nuevo disco como “Paradise (What About Us?)” o “Dangerous”, y entre otros más clásicos como “Faster” o “The Cross”.

El sonido, como casi durante la totalidad del festival, fue perfecto, mientras que los juegos de luces y pirotecnia también ayudaron a hacer de esta una de las actuaciones para recordar del Rock In Vienna. La voz de Sharon merece una mención especial y es que brilla con luz propia como siempre, espectacular. Cerraron su actuación con “Mother Earth” como es habitual. Excelente concierto de los tulipanes que atraviesan un estado de forma increíble.

THE HIVES (8’5/10)

Los míticos The Hives sorprendieron al respetable con un show cargado de energía y adrenalina, acompañados por un curioso telón en el que aparecía un personaje manejando los hilos de los títeres que en este caso eran los miembros de la propia banda, además de las letras del logo de la banda. Sonido potente en temas como “C’mon” o “Tick Tick Boom”, dos clásicos que hacen perder la cabeza a los fans del grupo sueco que no se veían sometidos a ni un mínimo descanso. Muy energéticos y muy acertados dejando todo en las tablas y haciendo vibrar al numeroso público que se iba concentrando en los escenarios para ver lo que quedaba en el día, algo que afectó también a su show, y es que la ida y venida de gente era constante.

INCUBUS (9/10)

Otro de los platos fuertes de la noche era sin duda INCUBUS. La banda norteamericana recorría gran parte de sus éxitos como “Anna Molly” o su “Wish You Were Here” con las que abrieron su actuación, pero sin olvidarse tampoco de sus nuevos temas como su exitoso ya “Absolution Calling”. La limpia y nítida voz de Brandon Boyd se mezclaba entre melodías y ritmos maravillosos para no parar de deleitarnos con canciones como la celebrada “Drive” o “Pardon Me” que arrancaba con un set acústico. Era magia sobre el escenario escuchar melodías y ritmos tan impredecibles y a la vez bellos, sin duda superaron nuestras expectativas.

MUSE (10/10)

Con la entrada más numerosa de todo el festival, superando los días de METALLICA y KISS, recibíamos a MUSE, quienes hacían una parada en Viena para presentar su nuevo álbum “Drones”. La banda británica está compuesta por Matt Bellamy, Dominic Howard y Chris Wolstenholme, y año tras año y disco tras disco va abriéndose nuevas fronteras, llegando cada vez a más público y con cada vez más y más material de calidad. Estamos quizás ante la banda más grande salida en los últimos años, y ese puesto de cabeza de cartel entre dos leyendas como KISS o METALLICA suponía también un pequeño hándicap para ellos que veremos cómo se resolvía.

Saltaban a las tablas del Soulstage con “Psycho” haciendo saltar a todo el público desde el primer riff y acentuándose estos saltos con la llegada de un estribillo de lo más coreado, pinta a clásico. Continuaban con “New Born” y quizás el primer hit de la banda, “Supermassive Black Hole”, cantada a una sola voz por el público en buena parte de su interpretación. Puesta en escena sencilla, con videos reproducidos muy trabajados también hay que decirlo y para qué más con el espectáculo sonoro que estaban dando. La nueva “Dead Inside” bajó un poco las revoluciones, pero fue comenzar a sonar el bajo en “Hysteria” y volver al estado de locura.

“Map Of The Problematique” fue una sorpresa en el setlist muy agradecida por los fans vieneses, y “Animals” nos cautiva con esas preciosas melodías tanto vocales como instrumentales para estallar a mitad de canción haciéndonos alzar los puños y agitar nuestras melenas al ritmo de la composición. Tras un jam que daba descanso a Matt y nos dejaba a Chris y Dominic haciendo diabluras con ritmos y melodías únicas, reaparecía para interpretar la épica “Apocalypse Please” donde la armonización de las voces era simplemente perfecta, ¡qué forma de empastar las voces! Otro tema de ese mismo disco “Absolution” como es “Stockholm Syndrome” fue también de lo más celebrado de la noche, con un Matt haciendo un excelente trabajo en las notas más agudas. “Plug In Baby” daba paso al que tiene pinta de ser un nuevo himno de Muse, muy en la línea “Starlight” encontramos este “Mercy” en el que comienza a caer confeti por todas partes inundando la pista con los colores de la bandera de Viena.

Nos acercamos al final con “Time Is Running Out”, poniendo de nuevo a saltar a la pista, para encontrarnos con otra nueva obra como “Reapers”, sublime con un solo que demuestra las habilidades como solista de Matt en el que hace diabluras con el wah wah. Despedida temporal de una banda aclamada hasta la extenuación por los fans que querían mucho más. Lamentablemente encarábamos el final con tres bises, empezando por “Uprising” acompañada por puños y palmas al ritmo de la batería durante toda la canción mientras era coreado el estribillo sin la voz de Matt por todo el público. Turno ahora para “Starlight”, otra preciosa obra que es todo un himno y en el que las palmas acompañaron también todo el tiempo. El cierre fue mítico, y es que tras ese solo de armónica de Chris, suenan los primeros acordes y armonizaciones de voces de “Knights Of Cydonia” que consiguen erizar nuestros vellos, con esa armonización de voces brillante en la parte final que da paso a la locura con más de 10.000 personas saltando a la vez, daba miedo mirar para atrás y ver todo lo que se venía. Desde algún concierto de AC/DC pasado no veía algo similar en directo. Están marcando la diferencia en esta última gira, y es que crecen y no paran de crecer estos británicos que demuestran un altísimo nivel en directo, a la altura de pocos en la actualidad. Sin tratarse de un show propio y realmente lo bordaron.

 


 

Día 3

Llegamos al último y más intenso día de festival, y es que desde primera hora del mediodía (con el sol golpeando en todo lo alto), podíamos disfrutar de bandas como THE DEAD DAISIES, HELLYEAH, BABY METAL, OPETH, HEAVEN SHALL BURN, AIRBOURNE, SABATON, LIMP BIZKIT o KISS, quienes cerrarían no sólo la velada, sino el festival por completo.

THE DEAD DAISIES (8/10)

Como digo, de nuevo calor insoportable para recibir poco antes de las 13 a THE DEAD DAISIES, banda compuesta por músicos del nivel de Richard Fortus (GUNS ‘N’ ROSES), John Corabi (ex MOTLEY CRUE) o Marco Mendoza (ex- WHITESNAKE), entre otros. Su show fue breve (unos 30 minutos), pero suficiente para ver las intenciones y la calidad de esta nueva superbanda. Su nuevo disco “Revolución” cuenta con temas tan interesantes como “México”, que fue la primera en sonar a la que siguió “Evil”. Además incluyeron versiones tan exitosas como “Helter Skelter con la que cerraban su presentación. Gran directo deslucido por el intenso calor.

HELLYEAH (8’5/10)

Turno ahora para Hellyeah. La banda americana a pesar de contar con continuos cambios de formación, sigue mostrando un nivel de demolición en todos los escenarios que pisan alucinante. No era la mejor hora (13:15), ni había excesiva asistencia de público, pero la suficiente para llevarse poco a poco a su terreno a los presentes con un concierto que fue ganando adeptos con el paso de los minutos. “Sangre por Sangre (Blood for Blood)” es un martillo, la relajada “Moth” o su clásico “You Wouldn’t Know” fueron algunos de los cortes que interpretaron y fueron mejor recibidas. Gran presentación de nuevo deslucida por la poca asistencia de público que todavía aprovechaba para resguardarse del poderoso sol que se apoderó de todo el festival.

Después de comer, llegábamos a ver “The Grand Conjuration” de OPETH, la única obra que pudimos escuchar de Mikael Åkerfeldt y los suyos. Poco tiempo para poder valorar una actuación empañada por la poca afluencia de público, y es que la gran masa de gente se concentró para acceder al recinto para la próxima actuación.

BABYMETAL (9/10)

Vuelta al tostadero con una importantísima masa de público para recibir a BABYMETAL, sin lugar a dudas una de las bandas más esperadas del festival y es que era su primera aparición en Austria. La banda encabezada por las tres ya famosas jovencitas japonesas están muy bien secundadas por una banda que muestra una calidad enorme y por una increíble masa de fans japoneses que les acompañan durante toda su gira, tiene mucho mérito. La puesta en escena es brillante, el sonido era perfecto y su actuación alternaba videos con mensajes diversos que precedían a cada canción. Diversión, dinamismo, entrega, coreografías imposibles y un público entregado para la causa a pesar del calor. “Megitsune”, la divertida “Doki Doki Morning” o “Road To Resistance” fueron algunos de los temas que nos hicieron bailar y cantar junto a las tres frontwoman que nos hicieron vibrar como pocas bandas.

HEAVEN SHALL BURN (10/10)

Esta nota tiene su justificación y eso que HEAVEN SHALL BURN salieron al escenario sin dar el conciertazo al que nos tienen acostumbrados, ya sea por el calor, por la pasividad de parte del público, o por otros motivos. Los alemanes caldearon aun así pronto el ambiente gracias a “Hunters Will Be Hunted” o “Godiva” de su último disco, para contrarrestar con un ya clásico “Counterweight”. Pero fue con “Voice Of The Voiceless” cuando se fue toda la luz y el sonido, teniendo que detener su actuación. Lejos de enfadarse, Marcus (su vocalista) se dedicó a alentar al público con buen humor cuando las esperanzas de continuar eran mínimas. Desde hacer la ola, hasta lanzar botellas de agua a los valientes que aguantaban al sol, incluso bajando a saludar a sus fans de las primeras filas. Tras 15 minutos de incertidumbre, se hizo la luz y la voz y pudieron interpretar un tema más. Cómo no, el elegido era “Endzeit”, éxito entre éxitos que desató las hostilidades en un campo de batalla que estaba ya descansado tras la espera para hacer vibrar la Isla una vez más. Un diez para una banda que supo guardar la compostura a pesar de la mala suerte que tuvo en esta ocasión. Su capacidad para ver el lado positivo de las cosas y la tranquilidad y sosiego que mostraron merecen ser reconocidos. Aun así, tardó aún en restablecerse el sistema eléctrico por completo, de hecho hasta la mitad del concierto posterior no se recuperó al cien por cien.

AIRBOURNE (9’5/10)

Ese concierto posterior se trataba del de los australianos AIRBOURNE. Liderados por los hermanos O’Keeffe, salieron dispuestos como siempre a hacer vibrar con su hard rock a todos los allí presentes que volvían a no ser pocos. “Ready To Rock” es el nuevo y último himno con el que arrancaba una montaña rusa que sin descanso nos mantendría con la adrenalina por las nubes hasta el final. “Girls In Black” hacía a Joel ascender hasta lo alto del escenario escalando como habitualmente para continuar con su solo de guitarra en lo más alto del mismo. “Stand Up For Rock ‘n’ Roll” nos hacía perder la cabeza mientras Joel no paraba de estamparse cervezas en la cabeza y de corretear por el foso, con David, Justin y Ryan marcando un ritmo vertiginoso y constante. Así se gestó una actuación perfecta, solamente afectada por el sonido en la primera mitad de su show, restableciéndose lentamente tras el apagón. Un público enfervorecido se mostró en una constante comunión con la banda de Oceanía.

LIMP BIZKIT (6/10)

Un servidor no es demasiado fan de bandas como LIMP BIZKIT, pero aun así he tratado de ser objetivo. Concierto bastante pesado de unos LIMP BIZKIT que no contaron con una respuesta bastante buena por parte del respetable, el cual en repetidos momentos coreaba los nombres de KISS o SABATON, las bandas que posteriormente actuarían, algo que no gustó del todo a Fred Durst, vocalista de la banda que se mostraba enfadado en algunos tramos de actuación ante estas reacciones espontáneas. La banda de nu metal seguía decidida a continuar con su show marcado por cortes como “My Generation” o “Break Stuff”, dos de los que consiguieron enganchar un poco al público y hacerlo reaccionar. El cierre llegaba con la potente “Rollin’ (Air Raid Vehicle)”, poniendo a saltar a buena parte del público para despedirse dejando un mensajito al público diciendo que ya tenía lo que quería, y es que la banda se despedía así de un show que no pasará a la historia.

SABATON (10/10)

Y tras una de cal y una de arena, nos topamos con uno de los grandes conciertos del festival, sin duda en muchas quinielas estarán en el top3 con total seguridad. SABATON desplegaban un concierto muy especial con pirotecnia, tanque, orquesta, humor y cerveza, mucha cerveza. Con motivo de tratarse del día 6 de Junio (como reza uno de sus temas más exitosos), era un día de celebración y por lo tanto había que tirar la casa por la ventana con un show tan especial como este.

Una legión de fans de SABATON innumerable se presentaba frente al segundo escenario para alentar a su banda con una entrega única en el festival, sólo comparable con la del concierto de Muse. La banda sinfónica de Praga comenzaba el show con una de las mejores intros como es “The March To War”, para dar paso a la banda y a las primeras muestras de pirotecnia con la movida “Ghost Division”. Su concierto no nos daba respiro ya sea haciéndonos saltar, alzando los puños al ritmo de sus pegadizas melodías, o acompañando con palmas mientras se coreaba cada palabra, ejemplo de ello fueron “To Hell And Back” o “40:1”. Joakim no paraba de bromear y de recordarnos que siempre había soñado con tocar en directo con una orquesta y eso se estaba cumpliendo hoy, y en concreto soñaba con escuchar una canción interpretada únicamente por la orquesta como es “The Final Solution”, que quedó redonda y preciosa.

Para acabar, más pirotecnia, más cerveza y un ritmo veloz acompañado por melodías pegadizas que nos llevaba hasta la especial en el día de hoy “Primo Victoria” o la final “Metal Crue”. Conciertazo de una banda que ha crecido muchísimo en estos años, tanto en España como en Europa, y es que la legión de seguidores de SABATON cada día es más numerosa gracias a conciertos como este, una lástima que no haya sido grabado para un DVD porque la ocasión lo pedía.

KISS (8/10)

Y ya estaba aquí la última banda del festival, KISS. Paul Stanley, Gene Simmons, Tommy Thayer y Eric Singer se acercaban a las tablas de Viena para hacernos disfrutar de su gira 40 aniversario. Caras pintadas desfiguradas por el calor aguardaban la salida de los ídolos o héroes americanos, que finalmente aparecían tras un telón con su nombre a ritmo de “Detroit Rock City”, a la que seguía “Deuce”, clásico tras clásico perfecto para encender al público. Momento que daba bastante pena, y era escuchar a Paul Stanley cantar en “Psycho Circus” o “Creatures Of The Night”, una lástima el estado vocal de Paul y es que se ha deteriorado muchísimo en estos últimos años, es totalmente irreconocible en ambos temas.

Gene se lanzaba al rescate con la tremenda “I Love It Loud”, con el público contestando al propio Simmons en esa estrofa tan pegadiza. “War Machine” fue bastante aclamada a pesar de un tema más nuevo, y “Do You Love Me” nos daba un respiro. “Hell Or Hallelujah” recuperaba un poco al Stanley en cuanto a voz, para dar paso a una “Calling Dr. Love” que nos volvía a dejar un tanto fríos. Pero con “Lick It Up” recuperábamos las mejores sensaciones de los mejores KISS, una bendición este tema en directo. De nuevo protagonismo para Gene Simmons y su show al bajo mientras escupe sangre, uno de los solos más tétricos e impactantes del planeta, para tras ello ser subido a lo alto del escenario desde donde interpretaría “God Of Thunder”, ¡qué deleite para los oídos de nuevo! “Parasite” volvía a suponer un importante parón, que pronto se recuperaría gracias a cortes como “Love Gun” o una “Black Diamond” en la que Stanley recuperaba sensaciones, y es que sin brillar como recordábamos pero al menos superaba el trámite, no como en los temas iniciales.

Llegábamos a los bises con una petición no demasiado entusiasta, pero fue comenzar a sonar “Shout It Out Loud” y desatarse la locura, con un público coreando ese estribillo mientras la banda interpretaba a la perfección un tema que resucitaba por completo su actuación. “I Was Made For Lovin’ You” arrancaba quizás la mejor recepción del show por parte del público, mucho más receptivo desde unos pocos temas atrás, para finalizar con otro clásico como “Rock And Roll All Nite” que coreaba Viena a una sola voz acompañando con palmas.

En definitiva, un concierto salvado por el show que siempre lleva la banda americana, por la labor de Gene Simmons y de Eric Singer, quien incluso se atrevió a cantar un tema al completo, además de hacer maravillas a la batería y ayudar constantemente en los coros. Una pequeña gran decepción la que nos llevamos con el estado vocal de Paul en la parte inicial del show, nos dio la sensación de estar muy muy justito. Esperemos que con el paso de las actuaciones recupere voz y no la siga perdiendo porque por momentos es realmente ridículo.

Y hasta aquí un festival de lo más completo, con música de todos los estilos, con diversión a mansalva, y con un sol que golpeaba directamente en nuestra piel sin ningún atisbo de viento. Un cartel envidiable, una ciudad preciosa y con un emplazamiento único para este evento y una organización que para ser el primer año se merece una puntuación de notable. Esperemos que este festival siga adelante porque el listón ha quedado bastante alto y queremos ser testigos el año que viene de si ese listón puede ser superado. Agradecer a Josef el encargado de prensa su colaboración en todo momento, así como a la organización.

Esperamos poderos contar una nueva edición de este novato festival, ha sido un placer formar parte de esta primera edición de un exitoso Rock In Vienna 2015 en el que MUSE y SABATON han marcado la diferencia, bien secundados por los shows de AIRBOURNE, BABYMETAL, WITHIN TEMPTATION, INCUBUS o METALLICA, además de alguna sorpresa como es el caso de Broilers. En definitiva, sólo nos quedaría pedir que el año que viene tampoco nos llueva, pero que suavice un poco la temperatura o que al menos corra un poco el viento para poder disfrutar por completo de bandas tan espectaculares como las que recogía el cartel de esta edición.

Texto: Óscar Gil Escobar

Fotos: Cortesia de Rock In Viena

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

 

11 COMENTARIOS

    • Es claro que cuando cubrimos festivales intentamos hablar de las bandas más roqueras o metaleras.
      Posiblemente MUSE no sea una banda muy de esta web, pero también es claro que son una bandaza de matrícula de honor. Yo los vi en el Vicente Calderón cuando tocaron y dieron un concierto impresionante con un montaje fuera de lo normal, superior a todo lo que he visto hasta el momento, por encima de U2, Stones, AC/DC, etc.
      Salud y metal
      Rafa Basa

  1. El estado vocal de Paul Stanley es más que lamentable,los directos de Kiss son muy flojitos siendo benevolentes,para ser profesionales y llevar tanto tiempo en la industria no suenan tan bien como los Muse que suenan claramente limpios y elegantes.Parece que muchos se conforman con ver el maquillaje y la parafernalia.El espectáculo claro que lo dan,pero de malas maneras,sus conciertos son cortísimos,las entradas son carísimas,la puesta en escena es más bien quietista y encima el set list casi no lo tocan.

    A ver si refinamos un poco el oído para diferenciar un buen concierto de uno malo!

    Muse,esos si que valen.

      • Yo creo que Muse es una bandaza de rock, como dice Basa, dan más espectáculo que muchos de los dinosaurios que siguen, ahora, entiendo que igual no encaje en una web que es más de metal o sonidos clásicos, pero poco a poco igual se hacen un hueco también por estos lares. Los últimos discos tienen mucho de rock también, solo que Muse son muy eclécticos y juegan con muchos sonidos electrónicos, y eso parece repeler al talibán más clásico. Pero son muy buenos.

  2. Respecto a Kiss; les he visto dos veces y en la gira del Sonic Boom de 2010 Paul estuvo bastante bien, no dudo que ahora esté peor. La voz se desgasta y como cualquier aspecto de la salud, y con la edad, hay un momento a partir del cual el deterioro se acelera. Lo que no entiendo es el despotricar contra los cantantes que no llegan a su nivel de los 25 años, es totalmente lógico y es una decisión nuestra el asumirlo o no ir a verlos y conservar el recuerdo de los días de gloria.

    Y disiento con un comentario anterior de que Kiss son sólo parafernalia y maquillaje, precisamente lo primero que me sorprendió cuando les vi por primera vez en directo fue lo rockeros que suenan, sin aditivos y sin el sonido edulcorado de algunas producciones ochenteras de ellos. Me encontré con cuatro tíos; batería, guitarra, bajo y cantante haciendo ROCK duro y despachándonos algunos temas inmortales por los que muchos matarían al menos por tener sólo uno en su carrera: Love gun, Detroit rock city, Black diamond, Lick it up, I love it loud…

    Y respecto a Muse, bueno, son otra cosa no es hard rock, heavy metal ni hard melódico. Es otra cosa, y el que los disfrute que les aproveche. A mi no me dicen nada, me gustan otras músicas alejadas de lo nuestro ( Pink Floyd son inmensos, los Marillion de los 80, The Pólice entre otros ) pero estos tíos son pretenciosos y en el fondo vacíos. Estoy convencido que en el 2080 habrá bandas tributo llenando salas con canciones de Kiss ( y Maiden, Sabbath, AC/DC…) y Muse habrán pasado al olvido más absoluto.