Inicio Lanzamientos A-Z Crítica del CD de IMPELLITTERI – Venom

Crítica del CD de IMPELLITTERI – Venom

6
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
AYRA - Silent Veil
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

 

IMPELLITTERI – Venom

Discográfica: Frontiers Records

 IMPELLITTERI - VenomHacía ya tiempo que no teníamos noticias en forma de nuevo material del guitarrista Chris Impellitteri. Desde que en 2009 pusiera en circulación su anterior entrega “Wicked Maiden” no hemos sabido prácticamente nada del hacha norteamericano. Su regreso a la actividad discográfica se ve materializado en este “Venom”, un potente y atractivo trabajo en el que IMPELLITTERI expone todas sus virtudes y clichés habituales, dejándonos un trabajo algo más rápido y duro que su predecesor, pero en la línea habitual de su carrera que se vio un tanto sobresaltada cuando publicó “Pedal To The Metal” en 2004, su obra más experimental y sorprendente con el histriónico Curtis Skeleton haciéndose cargo de las voces.

Ya en “Wicked Maiden” volvió a contar con Rob Rock, el vocalista que creo que mejor se adapta a las composiciones de Chris y con el que ha publicado sus mejores trabajos, amén del primigenio “Stand In Line” con Graham Bonnet en plenitud. Ahora Rob sigue siendo uno de los puntales de la banda cantando con su energía habitual mostrando una muy buena forma y dando réplica a las cabalgadas y exhibiciones técnicas del titular del grupo. El bajista James Pulli y el batería Jon Dette completan la nómina de músicos del disco cumpliendo con nota.

Un disco a la vieja usanza, cortito, treinta y cinco minutos de duración, diez temas y sin apenas respiro manteniendo un ritmo muy alto en todo su desarrollo. Comenzando por el tema título que arrolla con su veloz sucesión de escalas sobre una poderosísima base rítmica junto a la agresiva voz de Rob pero siempre con la melodía muy marcada incluso con algún adorno algo barroco tan del gusto de Impellitteri.

Sigue la caña con la más machacona “Empire Of Lies” con la distorsión más marcada pero también con mucha melodía en su estribillo doblado, desembocando en un endiablado solo de guitarra, prolongándose con la power metalera USA stlyle “We Own The Night” poderosa con su guerrero estribillo quedón, resultona y previsible.

El sonido se torna inquietante y teatral en “Nightmare” con una ambientación y unos cambios de tono desafiantes junto a unos afiladísimos riffs recordándome ligeramente al maestro King Diamond, siendo de las que más se quedan en el recuerdo. Algo menos atrayente me ha resultado “Face The Enemy” más pesada con la voz más agria pero expresiva y limpia, recuperando pegada y velocidad con la incisiva “Domino Theory” marcada por su claro estribillo arriba.

Con “Jehova”, además de mostrar sus creencias religiosas, recupera la vena más pomposa de nuevo con algún que otro arpegio barroco, que desaparecen en curiosa y actual “Rise” golpeando con sus desafiantes coros sobre unos pesados riffs, reapareciendo en la trabajada “Time Machine” de ritmo cabalgante casi frenético cortado por rotundos golpes de voz hasta llegar a un estribillo perfectamente reconocible.

Se cierra el disco con “Holding On” otro buen tema marca de la casa de rítmicas cortantes con virtuosos dibujos de guitarra por encima acompañando la voz más plana de Rob sobre la poderosa pegada de Dette a la batería. Buen final para un disco que creo gustará bastante a los seguidores habituales de IMPELLITTERI.

Mariano Palomo

Lista de Temas:

  1. Venom
  2. Empire Of Lies
  3. We Own The Night
  4. Nightmare
  5. Face The Enemy
  6. Domino Theory
  7. Jehovah
  8. Rise
  9. Time Machine
  10. Holding On

 

 

 

 

 

6 COMENTARIOS

  1. En líneas generales el álbum es la perfecta continuación de discos tales como “Eye of the Hurricane” o su anterior “Wicked Maiden”;es decir,caña a raudales en lo rítmico,solos ultra rápidos y con un Rob Rock a la altura de lo esperado pero muy lineal en sus partes vocales,usando su rango de voz habitual,sin aportar nada nuevo pero al menos bien hecho.