Inicio Lanzamientos A-Z Crítica del CD de FAITH NO MORE – Sol Invictus

Crítica del CD de FAITH NO MORE – Sol Invictus

6
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity

 

FAITH NO MORE – Sol Invictus

 Discográfica: Reclamation Records 

 FAITH NO MORE - Sol InvictusHablar de FAITH NO MORE es hacerlo de una banda que cambió radicalmente mi forma de ver la música, cuando allá por 1992 con la edición de “Angel Dust” y siendo yo un adolescente fanático de bandas de heavy metal clásico y thrash, me di cuenta de que hay otras formas de entender el rock alejándose de patrones y convencionalismos.  ¡Y todo ello a raíz de ver dos videoclips donde un tipo extraño con un aro en la ceja (algo nada común en aquellos tiempos) tan pronto le cantaba con voz ronca a la crisis de mediana edad, como justo después demostraba sus dotes para el soul en una versión de The Commodores! Me impactaron de tal manera, que después de aquello sólo podía amarlos u odiarlos, optando por la primera de dichas opciones y siendo una de mis bandas icónicas hasta la fecha. Por todo ello, y tras los años de separación y posterior reunión (teniendo la oportunidad de por fin verles en directo en el festival Sonisphere de Getafe), ¡quién me iba a decir que tendría la oportunidad de poder reseñar un disco suyo!

Su anterior disco, “Album of the Year”, es del año 1997 y en él se atrevieron a introducir algunos elementos, hasta la fecha ajenos a la banda, como la música electrónica, lo que les granjeó su buen puñado de críticas hacia un trabajo quizás demasiado aséptico en comparación con el anterior, más rockero e incluso punk “King for a Day, Fool for a Lifetime”. Pero digo yo una cosa: ¿acaso hay dos discos de FAITH NO MORE iguales? Es más, ¿podemos establecer una definición estandarizada de a qué suena FAITH NO MORE, cuando constantemente están incorporando influencias de cualquier estilo musical para nutrir su ya amplio abanico sonoro? Si hubiera que poner una foto en el diccionario junto a la palabra eclecticismo, que sea la del quinteto norteamericano. Y lo mismo que hago este razonamiento para “Album of the Year” o cualquiera de sus hermanos mayores, la aplico también para “Sol Invictus”. 

 El tema homónimo abre el disco, protagonizado por piano, redobles de caja y voces ultra graves en la estrofa, que mutan a un estribillo melódico. La calma inicial se rompe con “Superhero”, un tema rockero, duro con unas estrofas donde el camaleónico Patton incluye sus primeros gruñidos panoramizados en la mezcla final y un coro que engancha a la primera.  Le sigue una bizarrada de nombre “Sunny Side Up” que cuanto más la escucho, más me encanta, con bajo, batería y teclados mandando en gran parte de ella en un ritmo muy original. En “Separation Anxiety” es, sin embargo, la guitarra la protagonista, construyendo un buen riff junto al bajo de Billy Gould, uno de los alumnos más aventajados de Geezer Butler que ha dado la historia.

“Cone of Shame”, durante su primera parte nos trae una vez más los redobles de caja que, junto al sencillo arpegio construido por Jon Hudson y la forma de cantar de Mike tiene cierto toque a Elvis. Es durante su segunda mitad cuando el tema se desata entre rock y psicodelia. “Rise of the Fall” mezcla el rock con bossa nova, metiendo castañuelas entre medias, en una mezcla tan extraña como interesante. “Black Friday” es una pasada de rock acústico y aunque su estribillo me encanta, por el ritmo de la estrofa no puedo evitar imaginarme que ésta va a terminar cantando “mi pelo parece una pastilla de Starlux” (en referencia al grupo maño Los Berzas y porque le encuentro cierta semejanza a una canción de su segundo disco “Amándome”).

“Motherfucker” es el single y deciros que cuando la oí hace unos meses me dejó con cara de “¿pero esto qué es?” y, tanto con el paso del tiempo como ubicándola ahora dentro del disco, me encanta la manera en cómo está basada principalmente en la voz y cómo ésta va creciendo, así como por el número de armonías-melodías que se van sumando a la fiesta; es casi hipnótico escuchar a Mike cantando “get the motherfucker on the phone, on the phone…” “Matador” comienza como una balada de piano y desemboca en un tema de rock que, sin estar mal, me parece quizás lo menos destacable del disco. Por último “From the Dead” es una canción de pop-rock que bien podría haber estado incluida en “Fool for a Day…” porque conserva la idiosincrasia de las canciones más lentas de aquel, aunque sin la epicidad de “Just a Man”.

Sumemos a todo ello la portada más horrenda de su discografía, y es que si se trataba de ver piernas, mejor la del recopilatorio con Benny Hill, y tenemos lo que FAITH NO MORE nos propone musicalmente para este 2015, dieciocho años después de su anterior obra. ¿Un deseo? Que tengamos la oportunidad de verlos en directo en España. Algunos los esperamos sonriendo con la boca del océano y saludándolos con los brazos de la montaña.

J. José JiménezJ_Jose_Jimenez@RafaBasa.comTwitter.com

Lista de Temas:

  1. Sol Invictus
  2. Superhero
  3. Sunny Side Up
  4. Separation Anxiety
  5. Cone of Shame
  6. Rise of the Fall
  7. Black Friday
  8. Motherfucker
  9. Matador
  10. From the Dead

 

6 COMENTARIOS

  1. Gran álbum que va ganando con las escuchas. A mi me parece su disco menos guitarrero, donde la mayor parte del tiempo este instrumento esta en un segundo o tercer lugar. El tema “motherfucker” me parecía y me sigue pareciendo un horror.
    Y sobre la portada, así a primera vista puede no gustar, pero si indagas un poco y lees de que va, aunque las hay mucho mejores, la idea termina encajando para una banda tan bizarra como FNM

  2. La primera escucha me dejó bastane frio, pero a medida que le he ido dando caña me ha dejado maravillado, el disco se escucha practicamente solo.
    Da igual como lo hagan y lo que les de por tocar que siempre hacen discazos. Muy fan en especial de Sunny Side Up y sobre todo de Black Friday.