Inicio Conciertos Crónica y Fotos de MOTORES y SARATOGA en Coruña y Vigo

Crónica y Fotos de MOTORES y SARATOGA en Coruña y Vigo

6

 

 

SARATOGA
Motores

 

Viernes 6 en la Sala Leclub en La Coruña y Sábado 7 de 2015 de Marzo en Sala Masterclub, Vigo

Un fin de semana roquero en Galicia con MOTORES y SARATOGA.

Viajé a tierras gallegas, concretamente a La Coruña y Vigo, para disfrutar de dos conciertos protagonizados por los legendarios MOTORES, quienes me encantaron en Madrid,  y los reunidos SARATOGA, a los que aún no había visto en vivo.  El caso es que Carlos del Río y yo hablamos unos días antes, y decidimos que sería genial compartir unos días en su tierra y comprobar en primera persona como se la gastan los de Vigo en sus «dominios». La aventura resultó genial.

Tras muchos años separados, MOTORES regresaban no hace mucho, y dado que su retorno fue celebrado por su público, la banda se creció y decidió volver a la carretera. De hecho lo hicieron llenando todos los conciertos celebrados en Galicia e incluso decidieron festejarlo con la grabación de un DVD en vivo que reflejó dicha alta temperatura. En Madrid, cuando se presentaron junto a Pacho Brea, hace meses, no pasó lo mismo, pues apenas fuimos un centenar de personas los que disfrutamos de su gran concierto. Una pena…

Las citas de La Coruña y Vigo fueron perfectas para ver su espléndido estado de forma. MOTORES, liderados por Carlos del Río,  presentaron una formación con el regresado guitarrista Tony Lápidas, quien le dio  unos nuevos bríos importantes. Junto a ambos siguen «dando guerra» Tito a la batería, genial y muy bueno en su trabajo, Gonzalo del Río al bajo y Gerardo a la guitarra solista. El combo sonó perfecto, poderoso e hizo que su público se lo pasara en grande en las dos citas consecutivas, incluso triunfando  en Coruña, a pesar de la rivalidad entre ciudades. 

En Coruña, al ser un escenario y una sala bastante pequeña, no lucieron tanto escénica y sonoramente como en Vigo, pero estuvieron a gran altura, casi pareja. Lo mismo le pasó a SARATOGA.

El show del viernes fue directo, brutal, aunque más corto. En Vigo se les sumó Pacho Brea para cantar con ellos el tema «El Redentor», «amigo del alma» de MOTORES. Los repertorios también fueron muy similares, aunque en Coruña tocaron la directa «Debajo de mi casa», la cual fue reemplazada en Vigo por «Mala Hierba».

MOTORES demostraron ambas noches vivir un momento muy sólido. Temas como «Cartas Marcadas», «Noche de Lobos», «Si quieres un amigo, cómprate un perro» o la gran «Nunca quise ser como tú», -de corte más melódico-, nos encantaron a todos.

En lo artístico, decir que Tito dio un recital con sus tambores. Lo de este catalán afincado en Galicia es «muy grande», como la labor de todos sus compañeros. Carlos escupe fuego con su boca cantando sus letras ácidas, criticas y urbanas, mientras Lápidas rebosa felicidad y buen rollo y tiene su «sociedad privada» con el bajista Gonzalo, y Gerardo «lo vive» y hace unos solos demoledores. La banda está «de 10» en estos momentos. ¡Ojalá dure este gran momento mucho tiempo!

Hablaré a continuación de los madrileños…

No había visto a SARATOGA con su reformada formación hasta ahora, por lo que el viaje fue doblemente gratificante.

Me imaginaba que el resultado final iba a ser muy satisfactorio, y así fue. SARATOGA son «mucho SARATOGA«, y más interpretando un repertorio de grandes éxitos tan certeros y victoriosos como hicieron.

Sus engranajes han encajado a la perfección. La pregunta era como sonarían los SARATOGA de la etapa «Agotarás» con Tete Novoa. Pues la respuesta es clara: ¡¡¡GENIALES!!! Tete además cantó las dos noches de forma bestial, demostrando con creces que su nivel es máximo, así como su entrega, simpatía y estado de forma vocal y escénico.

Niko fue el de siempre, Jero dotó a la banda de su veteranía y sonido particular, y Dani fue la mortal locomotora percutora que algunos recordábamos de tiempos atrás, pero multiplicando su técnica y potencia por dos. ¡¡Qué mala bestia es Dani!!

Como ya he dicho, en Coruña, al ser un escenario y aforo más pequeño, todo lució un poco menos. En Vigo si disfrutamos de un concierto mucho más brillante y apoteósico. El sonido fue bueno, aunque parte del público se quejó del elevado volumen.

La asistencia disfrutó plenamente en las dos ciudades de unos SARATOGA que se entregaron en cuerpo y alma, como si de su última actuación se tratara, demostrando actitud plena. O sea, fueron dos noches geniales…

En cuanto al set list, cada cual tendrá sus predilecciones y gustos, y seguro que muchos echamos algunas canciones de menos, o hubiéramos preferido otras, pero ya se sabe…Una banda con tan larga trayectoria posee muchos temas, y a la hora de elegir cuáles tocar, la cosa no resulta sencilla. De todas formas, la mayoría hubiéramos elegido el 90% de las que interpretaron.

Fueron dos shows sin fisuras, sin fallos destacables, con entrega total. A Jero le noté especialmente feliz. Es claro que el guitarrista tenía muchas ganas de volver a tocar sus maravillosas composiciones de nuevo en directo, y eso se palpó claramente.

Hablaré del show de Vigo, aunque el inicio ambas noches fue matador, con «Con Mano Izquierda», «Tras las Rejas», -especialmente bien recibida y con una guitarra aniquiladora-, y una genial «A Sangre y Fuego» que a mi particularmente me gustó sobremanera.

«Angel de Barro» y «Mi ciudad» fueron dos campanazos. Siempre es de agradecer que una banda recuerde hits como el tema que originalmente cantó Gaby Boente, para mi uno de los más clásicos del grupo. Como no podía ser de otra forma, en ambas «ciudades» fue dedicado a los locales.

«Lágrimas de Dolor» dio paso a otro clásico:  «Rojo Fuego», cantado por Tete muy bien, así como «Contigo, sin ti», de «Tierra de Lobos».

«A morir» fue una catapulta, con unas guitarras que sonaron como cuchillas, Tete haciendo molinillos y Dani matando literalmente. «El vuelo del halcón» dio paso a la emocionante y bonita «Lejos de ti», donde Tete «se salió» demostrando que no solo es un cantante de niveles y fragmentos agudos, y que sabe muy bien modular y cantar en tonos medios, deleitando con sus melodías.

Jero y Niko fueron los protagonistas en la instrumental siguiente, que recuperaron del pasado tal cual la tocaban tiempo atrás, con fragmentos de clásicos del metal. Esta precedió al aguijón «Maldito Corazón» que Tete cantó sobrado de fuerzas y voz amabas noches. Con él, los fans saltaron y botaron a tope, y a «Heavy Metal», una de las piezas más directas de todo el show.

Después de que Tete hiciera que el público participara en sus batallas de gritos, llegó el final con «No sufriré jamás por ti», y «Resurreccción», altamente violenta y loca.

Tras un breve respiro, llegó el triple bis. Tanto en Coruña como en Vigo esperaba con ansia volver a disfrutar una canción tan especial y mágica como «Si Amaneciera», pero siento decir que en ambas veladas le falto «algo». Incluso la tocaron a más rapidez, lo que en mi opinión particular, le restó emoción. Tete tocando la guitarra de apoyo, intentó trasmitirnos lo máximo y cantar esa letra tan íntima, pero a mí me supo a poco. Y cuidado, que lo mismo me pasó en Fuenlabrada hace meses cuando Leo Jiménez la cantó dentro de su set. ¿Posiblemente porque la versión original sea tan perfecta o porque yo soy muy exigente? Todo es posible…

El final aplastante y demoledor lo pusieron «Vientos de Guerra» y «Perro Traidor». ¡¡¡Fue bestial!!

MOTORES y SARATOGA estuvieron sobresalientes, en mi opinión.

No puedo despedir este artículo sin pedir disculpas por las malas fotos que acompañan la crónica. Días antes del viaje se me estropeó el objetivo de mi cámara habitual, y tuve que llevarme una antigua que en su día deseché porque me daba problemas, y así fue. La cámara «me la jugó» en Galicia.

Texto y fotos: Rafa Basa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

LEGION
KIVENTS
ALGARROBA ROCK 2022
ROCK GUITAR EXPERIENCE
NURCRY - Sin Temer Al Sol

6 COMENTARIOS

  1. Me alegra leer que estos renovados Saratoga-de-siempre lo siguen petando. Y también me alegro de no ser el único que lo pensara, habiendo visto los videos, que Si Amaneciera no está sonando como deberían, precisamente por rapidez… se toca muy acelerada y así pierde. Yo creo que la correcta velocidad es ese «algo» que comenta Rafa Basa que falta.