Inicio Conciertos Crónica y Fotos de JEFF SCOTT SOTO, Terry Ilous y Jorge Salán...

Crónica y Fotos de JEFF SCOTT SOTO, Terry Ilous y Jorge Salán en Barcelona

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil

 

Jeff Scott Soto + Terry Ilous + Jorge Salán

Viernes 13 de Febrero de 2015 – Sala Monasterio – Barcelona

Mientras que en el mundo del rock la mayoría de los músicos prefieren vincular   su nombre al de una banda, hay otros que optan por  el peregrinaje, embarcándose en diferentes proyectos en los que dejar patente su  huella y su calidad individual. Desde que  JEFF SCOTT SOTO uniera su camino  al del virtuoso guitarrista sueco Yngwie J. Malmsteen la carrera del vocalista neoyorquino ha sido un trasiego constante de múltiples proyectos y colaboraciones, lo que le ha permitido compartir estudio y escenario con multitud de músicos, participando en bandas como EYES, TALISMAN,  TAKARA, AXEL RUDI PELL, SOUL SIRKUS, W.E.T.,… amén de su propia carrera como artista en solitario.

Con semejante currículum a sus espaldas el vocalista de origen puertorriqueño se ha convertido en uno de los vocalistas más prolíficos y respetados de la escena hard n’ heavy internacional. Para este nuevo paso por  la Ciudad Condal Soto apostaría por el intimísimo de la Sala Monasterio del Port  Olimpic, un marco idóneo para presentarnos algunas de sus “al desnudo”, apostando por el formato acústico. Para acabar de redondear una velada verdaderamente atractiva también contaríamos con
la  presencia de otro ilustre veterano de la escena, el vocalista TERRY ILOUS  (XYZ, GREAT WHITE). Mientras que el encargado de abrir la velada y ejercer como maestro de ceremonias sería el talentoso guitarrista  JORGE SALÁN.

Pese a tener una longeva trayectoria como artista en solitario el "hacha" madrileño nos dio la bienvenida con una composición de sus "Satánicas Majestades", pero sorpresivamente, lejos de optar por uno de sus temas legendarios Salan se decantó por el más novedoso "Doom And Gloom", con el que rompía el hielo y nos hacía mover los pies. El talento del genial guitarrista quedaría plasmado en el homenaje que tributó al maestro de la guitarra clásica, Paco de Lucía, ofreciéndonos un extenso desarrollo instrumental que incluyó pasajes  de algunos de sus temas más conocidos. Poco tiempo dispuso Salán sobre las tablas,  pero antes de que el primero de sus compañeros se le uniera sobre el escenario todavía tendría tiempo de ofrecernos "The Thrill Is Gone", un nuevo guiño a otro de los guitarristas más influyente del siglo XX, el “bluesman” B.B. King.

Con el público ya metido en situación  y con la sala irradiando  ese distendido  ambiente propio de una reunión entre  amigos salía a escena un bromista Terry Ilous, copa de vino en mano, quien rápidamente tomó posiciones  a la derecha de Salán para empezar a desgranar piezas como "Come On ‘n´ Love Me", rescatada del debut homónimo de XYZ, o la delicada "When I Found Love", con las que el vocalista dejaba claro su buen gusto a la hora de imprimir  ese “feeling” íntimo y roquero a sus interpretaciones.

Aunque la mayoría de las composiciones que interpretó Iluos estuvieron marcadas por los aromas baladísticos,  como ese sugerente y elegante "After The Rain", también tuvimos ocasión de cantar todos juntos los contagiosos estribillos de piezas como la marchosa "Face Down In The Gutter",  de la que el vocalista nos explicó su disparata génesis. Tampoco quiso Iluos dejarse en el tintero alguna de las composición que recientemente grabará con Great White para el álbum "Elation",  de modo que no faltó la deliciosa  "Hard To Say Goodbye", que dedicadó a su hija. Sin abandonar el material de su actual banda la siguiente en sonar fue el clásico "Once Bitten, Twice Shy", que con su contagioso ritmo hard roquero volvía a ponernos a todos a cantar convirtiendo el auditorio en una fiesta, mientras Soto tomaba posiciones junto a sus compañeros para acompañar en los estribillos.

Con la tripleta formada por Soto, Salán y Ilous llegaba el momento de la despedida del vocalista americano, y la elegida para ello sería una marchosa versión  de "Inside Out", único guiño que el vocalista tuvo hacia el material de  “Letter To God”. Elegante, simpático y distendido Terry Ilous desplegó todo su carisma y calidad sobre el pequeño escenario de la Sala Monasterio convenciendo con sus argumentos a los presentes y dejándonos un fantástico sabor de boca.

Tras escenificarse el cambio de tercio, con Terry Ilous abandonando el escenario para dejar en escena a la pareja Salán/Soto, era el propio guitarrista madrileño el encargado de presentarnos al principal protagonista de la noche, Jeff Scott Soto. Tras un pequeño “speech”, durante el que el vocalista  agradeció nuestra presencia,  el dúo se ponía manos a la obra dispuesto a hacer las delicias de un auditorio expectante. La encargada de dar inicio al repaso de la carrera del prolífico vocalista neoyorquino  sería uno de los himnos clásicos de TALISMAN, "Mysterious (This Time It´s Serious)", desplegando toda su magia y clase ante un auditorio que coreó reverencialmente cada uno de sus estribillos ante la cara de satisfacción de un complacido Soto. Aunque el formato propuesto para el recital de esta noche era el acústico, los músicos decidieron  acompañarse de una caja de ritmo, disparada desde un Ipad, con lo que algunos de los temas, los más marchosos, sonaron más dinámicos y animados, como sucedería con "Eyes Of Love", que significaba su primera mirada a su material en solitario, concretamente al álbum "Prism".

Tras unos primeros compases marcados por el ritmo roquero llegaba el momento de rebajar los ánimos,  de modo que  la elegida para adentrarnos en terrenos más delicados y emotivos sería "Broken Man", en la que pudimos comprobar que el vocalista no está en su mejor momento, ya que en algunos pasajes su registro quedó algo diluido entre el bullicio de la sala y el volumen de las guitarras. Sin abandonar esas texturas salpicadas de intimismo y buen gusto  Soto nos propuso una nueva mirada al material de TALISMAN, recabando el apoyo de todos los presentes para acompañarle a lo largo de "I ´ll Be Waiting", que se acabaría convirtiendo en una de las piezas más coreadas y aclamadas de toda la velada.

Pese a su ascendencia latina y a sus múltiples visitas a nuestro país, lo cierto es que el vocalista neoyorquino no término de arrancarse a hablar en nuestro idioma, dejando que fuera SALÁN el encargado de traducir alguna de sus presentaciones. Tampoco faltaría algún guiño a su material más reciente “Inside The Vertigo”,  que acaba de editar bajo la denominación Soto,- junto al propio guitarrista madrileño-, del que nos regaló  un delicioso "When I´m Older", que era el elegido para devolvernos a texturas más animadas y marchosas. Igualmente atractivo me resultó escuchar el vitalista "Livin’ The Life", que el vocalista grabara para la banda sonora de la película "Rock Star".

Para acabar de redondear el repaso a gran parte de su carrera  Soto centraría su objetivo sobre la sentimental "Comes Down Like Rain", de los tiempos de W.E.T., y como colofón  ese majestuoso "Don’ t Let It End", con el que rememoraba su época junto al genio sueco de las seis cuerdas, Yngwie J. Malmsteen. El final de fiesta definitivo llegaría con una curiosa versión del "Purple Rain" del polifacético Prince, para el que Soto recabaría la colaboración de TERRY ILOUS, para repartirse las partes vocales ante el delirio de una audiencia completamente extasiada.

Quizás Jeff Scott Soto no esté en su mejor momento de forma como vocalista, pero resulta innegable que  sigue conservando ese timbre elegante y personal, amén de un extraordinario carisma y una buena legión de incondicionales que se ha ganado a lo largo de las últimas tres  décadas.  

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Carlos Oliver (www.facebook.com/Carlos.Oliver.Music.Photography)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.