Inicio Conciertos Crónica y Fotos de TANKARD y CRISIX en Bilbao

Crónica y Fotos de TANKARD y CRISIX en Bilbao

3

 

TANKARD

+ CRISIX

Sábado 24 de Enero de 2015 – Sala Santana 27 – Bilbao

No fueron pocas las veces en las que Andreas Gerre Geremia recordó el mucho tiempo pasado desde la última vez que TANKARD pisara Bilbao. Algunos aún no teníamos ni edad para salir solos a la calle en aquel 1991 tras el cual los alemanes no volverían a pisar este suelo hasta hoy. Uno de los grandes grupos del thrash metal europeo regresaba por nuestra tierra, siendo para la mayoría, si no para todos, el primer gran concierto del año. Así que TANKARD encontraron un gran recibimiento en este regreso.

La noche la abrirían CRISIX. Estos catalanes siguen imparables en su intensa carrera llevada hasta la fecha. Con tan solo dos discos editados no han sido pocas las veces que se han dejado ver por estos lares. Pero el hecho de estar normalmente en la carretera no les impide seguir engrosando su lista de temas. A sus dos trabajos se sumará un siguiente tercer disco anunciado ya esta noche por la banda para despedirse prometiendo volver con él bajo el brazo. Y a tenor del poco tiempo que se toman para volver a subirse a nuestros escenarios, eso significa que debe estar a punto de ver la luz.

El grupo fue una sorpresa para alguno de los más veteranos, atraídos fundamentalmente por la banda más grande y legendaria de la noche. Y es que CRISIX en directo no defrauda. Su actuación fue corta, intensa y divertida. A la presentación de sus propios temas sumaron un midley de versiones muy festivo, con los componentes intercambiando los instrumentos, como suele ocurrir en cada uno de sus conciertos. No faltó el futbol of death, donde el wall of death habitual de cualquier concierto en el caso de los catalanes tiene el aliciente de golpear unos globos colocados en medio de todo el gentío, con el propio Juli mezclado entre la concurrencia para a modo de arbitro marcar el inicio de la contienda en una peligrosa posición.

Que la banda además de meter caña tiene un punto muy cachondo quedó demostrado también en el festivo “Brutal Gadget”, con las maracas finales sacadas de debajo del chaleco del vocalista. Pero, por supuesto, también mostraron el arsenal de thrash directo, clásico y potente que poseen como en el caso de “I.Y.F.F” o el homónimo de su segunda obra “Rise… Then Rest”, cuyo título se dejaba ver en los telones de fondo del escenario.

La banda se mostró con una gran movilidad. No buscan complicaciones y sí mucha diversión, pero con ello están ganando con cada disco y, sobre todo, con cada concierto una nueva batalla. Este estilo directo que ellos practican llega al personal. ¿Quién no se apunta a una fiesta? Ellos tienen carisma suficiente para defenderlo, resultando una posición muy adecuada para hacerlo como teloneros de TANKARD.

Al igual que los catalanes TANKARD siempre hacen alarde de buen humor, algo que con el tiempo no solo no han perdido, sino que han convertido en una tónica general de la banda, mostrando tanta fe en el metal como en la cerveza allá por donde pisan. Letal combinación para el disfrute garantizado. Para ello luce tipo Gerre, orgulloso de pasear y mostrar su barriga, imagen fundamental de la banda, la cual si no fuera por la cantidad de cerveza que es capaz de abrir y engullir en un concierto debería de reducirse considerablemente tras sus actuaciones, ya que el vocalista no para un instante quieto sobre las tablas. Nada de poses encontramos en ellos, todo es nervio.

Así pasaron por encima nuestro con un repertorio muy completo. Venían presentando nuevo disco bajo el título de “R.I.B (Rest In Beer)”, pero los teutones no dejaron de lado temas de todas sus épocas, haciendo un repaso a su carrera que satisfizo a los más tradicionales y a los que hayan seguido sus últimos pasos.

La salida de la banda al escenario fue toda una declaración de intenciones con “Need Money For Beer”. TANKARD aparecían ante nosotros de una manera muy sencilla, como su actual formación de cuarteto donde sobresale la presencia de Gerre y Frank Thorwarth como miembros originales de la banda, pero con el buen trabajo de Olaf Zissel y Andreas Gutjahr. Sin demasiados alardes escénicos, tan solo con el telón de fondo, con una banda capitaneada por su vocalista recorriendo el escenario en incontables ocasiones y un buen alijo de birra para consumo propio y repartición entre sus seguidores, los alemanes no defraudaron a su público.

La cosa prometía de arranque cuando nos fuimos a sus temas de los 80 con “” y “Zombie Attack”. Para deleite de sus seguidores dejaban claro que aquello iba a ser un repaso a su trayectoria y no una exclusiva presentación de nuevo disco. Disco que también defenderían con buenas bazas como “Fooled By Your Guts”, que marcaría una nueva etapa en la descarga tras el estallido inicial, con temas como “Not One Day Dead (But One Day Mad)” o “The Beauty And The Beast” dedicada a las chicas. Esto dio pie a repasar un pasado bastante reciente del grupo con temas con suficiente fuerza como para enganchar. Gerre se vio especialmente motivado en “Rapid Fire (A Tyrant Elegy)” que prácticamente le hizo menear el esqueleto cual gogó en el palco de una discoteca.

También quedó muy sentido el impactante “Stay Thisrty!”, y con gran pegada atronó “” antes de un nuevo zarpazo que sacó las garras como “Maniac Forces”, auténtico sorbo de cerveza fresca que ya nos predisponía a culminar la borrachera con todo lo que callera de ahí en adelante.

Y eso que amenazaban con ponerse serios con un tema que habla de la muerte, evidentemente a su manera. Porque a cualquier tema se le quita bastante hierro si ponemos una cerveza en la mano. De ahí el significativo “Die With A Beer In Your Hand” que solo fue un poco más de leña a la hoguera de la fiesta que nos estaba brindando un grupo encantado de regresar al encuentro de sus seguidores vizcaínos.

“Minds Of Moon” nos mostró algo más del material que creó la banda en los difíciles 90, para encarar una recta final previa a los bises en la que se permitieron ofrecer el tema homónimo de la última obra del grupo “R.I.B. (Rest In Beer)”, antes de enlazar tres temas clásicos como “Space Beer”, el sensacional “Rectifier”, que puso a la sala a botar momentáneamente dando pausa a los constantes pogos, y el solicitado y recordado “Chemical Invasion” antes del cual el vocalista sacó a escena a una chica llamada Rosa para marcarse unos bailes junto a ella, momento tras el cual todos sus seguidores pudieron disfrutar de uno de los grandes clásicos, a los que el tiempo no les ha hecho ningún daño. Incluso le han sentado bien como quedó demostrado en un culminante final virtual.

No tardó demasiado la banda en regresar, reservándose un dardo envenenado como “Alien” para arrancar de nuevo antes de un tema más cachondo en el que el protagonista Gerre dijo a una de las chicas de las primera filas conocer su nombre para presentar “A Girl Called Cerveza”, finalizando con el tarareo al que da pie “(Empty) Tankard” y finalizando con el festivo tono que nos invita precisamente a levantar bien alto una espumosa jarra. Brindamos por este reencuentro.

Texto: Antonio Refoyo (www.lamiradanegra.es)

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo (www.musifota.com)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.


Galería de Fotos:

 

CRISIX

 


 

TANKARD

 

 

 

MAGO DE OZ - Bandera Negra
KIVENTS
ROCK GUITAR EXPERIENCE – COLECCIÓN DE LIBROS
AGENCIA - AREA51METAL
CELTIAN - Sendas de Leyenda
ROCK GUITAR EXPERIENCE

3 COMENTARIOS

  1. aqui en barcelona se subio en la barra cantando a girl called cerveza y gerre antes salio por la calle a atender fans fotos firmas etc… me hice foto con el … en el concierto fue un no parar de lanzarnos latas de cerveza gerre y el bajista y crisix tambien muy bien he puesto 2 videos en youtube