Inicio Lanzamientos A-Z Crítica del CD de AS LIGHT DIES – The Love Album...

Crítica del CD de AS LIGHT DIES – The Love Album – Volume I

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil

AS LIGHT DIES – The Love Album – Volume I

 Discográfica: Maa Productions

 AS LIGHT DIES - The Love Album - Volume I Ha habido que esperar un poco más de lo habitual esta vez pero ya está aquí. AS LIGHT DIES regresan con su tercer LP en estudio, la continuación de “Ars Subtilior From Within The Cage”, un disco que significó una evolución cualitativa muy grande para la banda madrileña y también en cuanto a medios, claro está. Quizás por ello, por el precedente, “The Love Album” es un disco tan esperado y tan exigido, siempre al nivel de sus propios compositores, que nos tienen acostumbrados a grandes sorpresas y a trabajos muy elaborados de los que todo cabe esperar.

Siendo así, destacar de primeras que un título como este llama la atención y mucho dados los precedentes, y según nos vayamos adentrando en sus nuevas composiciones nuestro asombro irá en aumento al ir descubriendo poco a poco a unos ALD notablemente cambiados, incluso en cierto modo contradictorios consigo mismos, si ponemos de relieve todo su material hasta la fecha. No se trata sino de la constante inquietud de Nightmarer, Jesús y compañía de redefinir los patrones de su música, de centrar sus miras en un aspecto concreto de su esencia y desarrollarlo casi ‘ad absurdum’, beneficiándose el oyente de un trabajo muy rico en matices del que no sólo se disfruta, sino del que también se aprende. Sí, “The Love Alvum – Vol. I” es el primer trabajo abiertamente conceptual del grupo, aunque ya el resto tenían trazas de serlo. Esta vez el disco está estructurado como tal, y en su lírica nos hablan de los aspectos más trágicos de ese sentimiento tan bombardeado por el cliché, enfocado como algo efímero y catastrófico. El amor según ALD es algo demencial, destinado al fracaso, a la muerte, una suerte de “enfermedad emocional”, en palabras de la propia formación.

Daniel Maqueda es la única novedad a los teclados, y le ha tocado vivir un momento en que su instrumento ha cobrado una importancia que anteriormente no tenía. O quizás no la tenía porque ALD nunca tuvo un teclista como Maqueda, pero el caso es que en ese aspecto las diferencias son grandes con respecto a otros trabajos, tanto en las partes de piano como en el simple dibujo de paisajes sonoros. En lo que a los créditos se refiere, la banda ha apostado por seguir trabajando con Dan Swäno en Suecia como ya hiciera en su último asalto, un Swäno que se ha ganado el sueldo con creces. El ‘artwork’ por su parte es una novedad por sí sola, ya que ha sido obra de Romain Barbot (SUNN O))), CANCER BATS, WOLVES IN THE THRONE ROOM). Juzguen ustedes.

Vamos al lío, sin medias tintas. Para todo el que escuchase sus dos primeros discos, especialmente el segundo, “TLA” será como un tartazo en la cara. Olvidémonos de las disonancias y del ‘avantgarde’ desquiciado de hace 4 años, ahora toca justo lo contrario, un disco que sin que nadie lo esperase trabaja las melodías como ningún otro y se hace inusitadamente accesible en sus primeras escuchas, donde Nightmarer nos sorprende con un rango vocal muy amplio, primando las voces limpias, épicas, mezclándose con todo tipo de ‘growls’, ‘grunts’, etc. El disco da esa sensación de cohesión que se le exige a toda obra – concepto, de eso no hay duda. Hay un halo de tristeza, de rabia y también de desazón que envuelve el trabajo al completo, y que es el mensaje que la banda quiere transmitir esta vez. Creo que lo han conseguido sobradamente.

El disco va alternando intros y canciones constantemente, lo que le da un aspecto más de historia. En cuanto a la mezcla de estilos que siempre les acompaña, decir que sigue ahí, pero que probablemente en esta ocasión haya quedado más homogénea que en discos previos. Los que otrora les tachaban de aleatorios a la hora de mezclar doom, folk, black o death en sus temas quizás ahora se vean reconfortados al descubrir un trabajo más uniforme, más amable, pero con TODO eso que siempre les hizo diferentes. Las diferencias son sutiles, pero están. Por ejemplo, el violín es algo que noto muy cambiado con respecto a trabajos anteriores, siendo ahora una parte vital en el acompañamiento y base ambiental de los temas pero sin ese protagonismo tan grande de otras veces, sin dar esa sensación de espíritu libre. Simplemente, es distinto el modo en que la banda madrileña ha empleado este instrumento, y el resultado yo creo que es positivo.

De los 5 largos temas que componen su nueva obra, me resulta realmente difícil destacar alguno por encima del resto, por el motivo que sea. Cada uno encierra en sí mismo como 2 o 3 casi totalmente diferentes en cuanto a estilo, por lo que no tiene sentido diseccionar un disco tan progresivo en ese sentido. Me llama la atención por ejemplo en “Orpheus Morning” esos guiños de ‘shoegaze’ que no les recordaba de otras veces, como en “Nemesis” al comienzo, que también recuerda un poco a eso, y la fuerza que va cobrando “Farewell From Distance Skies” hasta convertirse casi en algo ‘groove’. Ahí sobre todo reside el gran atractivo de este trabajo, en cómo se van transformando sus temas, cómo van mutando hasta no parecerse casi a sí mismos, pero del modo más natural.

En definitiva, un disco sorprendente, tanto para sus seguidores como por supuesto para recién llegados a esta fascinante creación que es el ‘eclectic mineral’. Mucha oscuridad, emociones desatadas y riqueza en estilos para la nueva obra de AS LIGHT DIES, que entra directamente a los puestos más altos de lo mejor de 2014. Imperdible.

Jorge del Amo Mazarío (Jorge_del_amo@rafabasa.com) – Twitter: @Jorge_del_amo

Lista de Temas:

  1. We Are All Destined For Grief
  2. Orpheus Mourning
  3. Blow Of Loss
  4. Together As One
  5. When Distance Becomes Real
  6. Your Wake
  7. No Pain At Sleep
  8. Nemesis
  9. Acceptance