Inicio Conciertos Crónica de Madrid y fotos de Bilbao de JOHN GARCÍA, KOMATSU y...

Crónica de Madrid y fotos de Bilbao de JOHN GARCÍA, KOMATSU y STEAK

1

 

JOHN GARCÍA

+ KOMATSU + STEAK

Jueves 27 de Noviembre de 2014 Sala Arena  – Madrid

Me dispongo a relatar lo que aconteció en la Sala Arena de Madrid con todavía gran excitación y sin poder haberme desecho por completo de todas y cada una de las pesadas vibraciones que atravesaron mi cuerpo la pasada noche. Incluso sigo moviendo inconscientemente la cabeza cuando me paro a pensar en lo que ayer fue, aunque pudo no haberlo sido, un concierto atronador, que recogía lo que podríamos catalogar como pasado, presente y futuro en lo que a stoner rock se refiere. Y digo que pudo no haberlo sido, no porque faltara nivel ni calidad en el cartel, sino porque el grupo de artistas citados con el respetable madrileño por poco no llegan a la sala debido a un problema con el autobús de la gira en la que se encuentran sumergidos, contemplándose incluso a cierta hora la suspensión del evento. Por suerte para todos, esto no llegó a ocurrir, pero lo que no pudo evitar la organización fue el retraso por media hora aproximadamente de la apertura de puertas y el inicio del concierto.

Tres bandas fueron las encargadas de hacer temblar los cimientos de una sala Arena parcialmente ocupada durante la gran mayoría del bolo (apenas 150 personas), hasta que le llegó la hora a la estrella del cartel, la leyenda del stoner JOHN GARCÍA, momento en el cual la afluencia de gente fue considerable. La ardua tarea de calentar a un público prácticamente centrado en la figura de JOHN GARCÍA recayó, y lleva recayendo durante toda la gira en la que se encuentra inmerso, sobre dos bandas de distintas patrias que realmente son una buena apuesta de futuro dentro del género que nos concierne hoy, ambas con poco material editado pero con una más que interesante proyección interesante proyección:

KOMATSU

La primera formación en salir al escenario, aunque en los horarios de la organización aparecía como segunda, fue KOMATSU, un cuarteto natural de los Países Bajos, concretamente de Eindhoven, que aportaron la parte más pesada, más enjevecida del show. Al igual que las demás bandas de la noche profesan el género stoner, pero con una tendencia hacia géneros más demoledores como el sludge o incluso el doom. Desde luego si algo fue su espectáculo fue rápido, y corto, en contraposición con el tempo y la duración de sus canciones, pero el tiempo siempre aprieta en estos y el retraso con el que ya partían pesaba demasiado. Tras una hipnotizante intro, pasaron volando temas como Rose of Jericho o Lockdow, para llegar entre idas y venidas de su bajista Martijn, quién se intento arrancar en español varias veces para intentar atusar a un público algo frío. Tambien pudimos disfrutar del impresionante directo de la canción que da nombre a la banda, KOMATSU, con toda la banda muy bien acompasada logrando un sonido realmente potente y compacto. Para terminar, después de una de las pocas y pequeñas pausas que tuvieron, recurrieron a una especie de outro instrumental de ritmo marcial antes de dar paso a Blackwater, canción que han querido destacar de su últipo LP Manu Armata, la cual se ganó el aplauso y el coreo del público asistente.

Setlist:

  1. Intro (S4)
  2. Rose of Jericho
  3. Lockdow
  4. New Low
  5. Komatsu
  6. Hail to the King
  7. Nothing Left to Ruin
  8. WTF! (S7)
  9. Blackwater

Texto: Carlos Esteban (@mapexvsmeinl)


 

STEAK

Apenas quince minutos después de la actuación de KOMATSU, empezó a sonar lo que parecía una canción de prueba, pero que tras unos últimos ajustes de sonido acabó abriendo el setlist de STEAK: Raoadhead, con un groove que al momento te mete en el concierto.

A continuación, también con una cierta tónica de prisa, sonó Acid Dave, rescatada del segundo EP de la banda, con la que terminaban de presentar la atmósfera agónica y densa que generan sus temas, contrastada con sobresaltos guitarreros con tufillo a óxido, al igual que en Pisser, un verdadero trance de su último disco en la que echamos de menos la colaboración de JOHN GARCÍA, quien sí que lo hace en el reciente disco de la banda, Slab City.

Tras ellas, el breve concierto llegaba a su fin con dos bombazos, de potentes riffs e hipnóticas estrofas, con ese aire sabbathesco que bien se puede apreciar en ellos, junto con algunos destellos hardrockeros sobre todo en los solos: Hanoid, que no se libró de un pequeño problemilla con la guitarra de Reece; y Liquid Gold, una de sus canciones más reconocidas.

En general dieron un buen espectáculo y a mi parecer convencieron a los todavía escasos asistentes. Buen sonido en directo, buena puesta en escena de los temas, y parece que consiguen conectar con el público a pesar del escaso tiempo del que dispusieron; tres buenas características que tengo que sumar a mis impresiones sobre esta prometedora banda, que ya eran bastante sobresalientes tras hacerme hace apenas un par de meses con el antes mencionado LP, Slab City, muy recomendables.

Setlist:

  1. Roadhead.
  2. Acid Dave.
  3. Pisser.
  4. Hanoid.
  5. Liquid Gold.

Texto: Carlos Esteban (@mapexvsmeinl)


JOHN GARCIA

Tras dos más que decentes aperitivos, la gente fue entrando a la Arena como por arte de magia y lo que se preveía un fiasco de asistencia acabó por salvarse en buena medida. La sala presentaba un aspecto que personalmente me seguía pareciendo algo rancio para tratarse de John García, más que por aforo por el poco ambiente que se respiraba, pero al menos la sala no era el solar que había sido con KOMATSU y STEAK. Desde el comienzo, se notaba la expectación reinante entre la gente, ese “sí, es John García, pero a ver qué hace…” se apoderó del público y creo que en buena parte impidió a muchos disfrutar de un gran concierto del vocalista de Arizona y su banda, en un contexto muy diferente al de hace ya más de 2 años cuando nos visitase junto a Brant Bjork y Nick Oliveri como KYUSS LIVES!

Fue un concierto absolutamente bipolar, pero un gran concierto al fin y al cabo. Y digo bipolar porque mientras que durante toda su actuación el público se mostró expectante, pausado, en los 2 bises (de KYUSS, claro) la gente se volvió absolutamente loca, como si hubiese comenzado de repente otro concierto totalmente distinto. Eso sorprende, sobre todo porque ya habían caído otros temas importantes de la mítica formación de Palm Desert que no habían sido tan celebrados, ni de lejos. Acompañando a Garcia, y como buen proyecto en solitario, sus músicos se mostraron fríos y en un evidente segundo plano, como banda de directo más que como un grupo en sí. Destacar eso sí a Ehren Grobar como un valor seguro y solvente a la guitarra, que nos dio un buen recital, y especialmente a Greg Saenz a la batería, quien en ocasiones creo que incluso se pasaba de pegada; ¡qué bestia el tío!

El concierto comenzó con toda la banda salvo John interpretando “Caterpillar March” a modo de intro, empalmando directamente con “Rolling Stoned”, de su primer disco en solitario. García se pasó los primeros dos temas, como siempre, corrigiendo sobre la marcha al técnico de mesa hasta que el sonido sobre el escenario le pareció el adecuado, algo que esta vez se le perdona, porque hubo muy poco tiempo para probar debido a una avería en el bus de la gira que les retrasó y que hizo peligrar incluso el concierto. Por ese motivo, en “One Inch Men” se le vio casi más preocupado de su auricular que del propio tema, aunque el resultado fue demoledor. Buen sonido durante toda la noche, y muy buen estado vocal de John Garcia, quien se conserva demasiado bien para lo poco que se cuida.

Su concierto fue una demostración de fuerza, de buen gusto y de fe ciega en su nueva andadura discográfica, que ocupó la mayor parte de su repertorio, como tenía que ser. Quizás la pena fue ese estatismo parcial, aunque sí que es cierto que todavía no nos ha dado tiempo a asimilar e interiorizar como es debido los temas de un muy buen último disco, que sonaron muy clásicos en directo, muy del rollo HERMANO/ KYUSS en sus últimos tiempos. Destacó por encima del resto “Argeleben”, un corte hecho para el directo, así como “My Mind”, “5000 Miles” y “The Blvd”, que formaron una tripleta muy efectiva y que creo que fue algo muy representativo de lo que John propone con esta nueva aventura. Además, era lógico pensar que KYUSS coparía el protagonismo del repertorio, pero me gustó especialmente la elección de los temas, en su mayoría poco habituales. De su último LP, ya sin Brant Bjork, cayeron “El Rodeo”, que funcionó espectacular, y “Gloria Lewis”, que pasó algo más inadvertida, mientras que de sus temas insignia no faltaron “800”, “One Inch Man”, y los bises, “Green Machine” y “Whitewater”, que fueron el delirio.

Venían tocando “Soopa Scoopa” en la gira, pero en Madrid parece que no hubo tiempo. Sí que hubo en cambio para un “July” de (SLO BURN) que la mayoría ni apreció, por lo que pienso que no fue un acierto dejar fuera aquel tema en beneficio de otros. En cualquier caso, pocos peros se le pueden poner a un concierto muy sobrio, que sonó fenomenal y en el que pudimos disfrutar de todo un veterano reivindicarse con su música.

Texto: Jorge del Amo Mazarío (Jorge_del_amo@rafabasa.com) – Twitter: @Jorge_del_amo

  • Caterpillar March (KYUSS)
  • Rolling Stoned
  • One Inch Man (KYUSS)
  • My Mind
  • 5000 Miles
  • The Blvd
  • Flower
  • El Rodeo (KYUSS)
  • Argleben
  • Space Vato
  • Saddleback
  • 800 (KYUSS)
  • July (SLO BURN)
  • All These Walls
  • Green Machine (KYUSS) (bis)
  • Whitewater (KYUSS) (bis)

Fotos: Unai Endemaño  – facebook.com/unai.endemano (Correspondientes al concierto del Viernes 28 de Noviembre de 2014 – Kafe Antzokia – Bilbao)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 


Galería de Fotos:

 

STEAK

 

 

 

MAGO DE OZ - Bandera Negra
INFAMIA - Crisálida
Dino Jelusick
EVIL HUNTER - Lockdown
KIVENTS
AGENCIA - AREA51METAL
ROCK GUITAR EXPERIENCE – COLECCIÓN DE LIBROS
ROCK GUITAR EXPERIENCE