Inicio Conciertos Crónica y Fotos de PHOENIX RISING, TEMPLANZA y SOUTHGATE en Madrid

Crónica y Fotos de PHOENIX RISING, TEMPLANZA y SOUTHGATE en Madrid

0

 

PHOENIX RISING

+ TEMPLANZA + SOUTHGATE

Sábado 22 de Noviembred de 2014 – Sala Excalibur – Madrid

Interesante noche de sábado la que tuvimos el pasado fin de semana con la presentación  en directo de “Versus”, el nuevo álbum editado por los madrileños PHOENIX RISING en un local tan nuestro como la mítica sala Excalibur del no menos apreciado barrio de Vallecas.

Ante una buena entrada, ya desde los primeros compases, nada desdeñable teniendo en cuenta que la oferta de conciertos ese día era amplia, tuvimos la oportunidad de presenciar la actuación de SOUTHGATE, banda cuyo sonido bebe de gente como Down, Corrosion of Conformity o los Metallica de los noventa, teniendo su vocalista de hecho, una forma de cantar que es un cruce entre el timbre de Phil Anselmo con las melodías de James Hetfield.

La banda no sonaba mal, pero le faltaban tablas y tener conocimiento sobre cómo llevar una actuación y, por encima de todo, saber transmitir su música a su público, permaneciendo demasiado estáticos y pendientes los unos de los otros o mirando al suelo durante casi todo el momento que estuvieron sobre el escenario del Excalibur. Circunstancias que, con el tiempo y el trabajo duro, se pueden ir subsanando.

Los segundos de la noche, TEMPLANZA, poseían más trayectoria, presentando además su nuevo Ep y a Pedro, el vocalista (con vestimenta más apropiada para jugar un partido de baloncesto que para dar un concierto de rock). Salieron con ganas y desgranaron su heavy-power con ornamento de teclados, aunque de nuevo la falta de tablas estuvo presente (de nuevo insisto en que todo es cuestión de rodaje).

Su propuesta musical se basa en multitud de cambios de ritmo con los que pretenden llamar la atención del oyente y huir del encasillamiento y la idea en sí es buena, aunque no tanto la puesta en práctica, pues su batería Javier todavía necesita mejorar en cuanto a técnica para poder marcar bien unos tiempos que en demasiadas ocasiones perdió.

No obstante, nos quedamos con buenos momentos como “Hacia Mi Destino”, “El Cazador”, un medio tiempo que fue progresando hasta partes más heavies muy bien hecho como “Juicio a la Razón” o una versión de “Las Puertas del Cielo” de Saratoga, no 100% clavada, pero que demostró que madera hay, sólo que falta pulirla.

Poco tardarían en saltar a escena los cabezas de cartel para dar buena cuenta de hora y media de recital donde, obviamente estuvieron presentando “Versus” como nuevo disco, pero en el que no faltó un buen repaso a su anterior debut.

Los de Alcorcón sonaron realmente bien, no sólo por lo buenos y técnicos músicos que son, sino también por la siempre encomiable labor de Vasco, técnico residente de la Excalibur. Miguel y Daniel conforman una buena pareja de guitarristas, dejando el primero más peso en la instrumentación al segundo, para poder centrarse mayormente en la labor vocal. La base rítmica, con Sergio al bajo bastante protagonista y un Iván increíble me gustaron mucho, sobre todo este último.

Y no quisiera pasar por alto tampoco alabar la destreza de Jesús M. Toribio, pedazo de teclista que estuvo fantástico durante toda la actuación, llegando a hacerse un espectacular solo que nos dejó a todos alucinados hacia el final de la actuación.

Ya desde “Phoenix” quedó claro que los allí congregados iban “a muerte” con PHOENIX RISING, constatando que además conocían los temas de su nuevo disco y que el resultado hacia ellos era más que favorable. “Rabia y Dolor” y “Afterlife” serían los siguientes, conjugando sabiamente temas de uno y otro álbum, siendo ambos igualmente bien recibidos.

Recordando su etapa primigenia cuando eran conocidos como Quinta Enmienda llegaría “Mi Libertad”. “Noche Eterna”, “Luzbel” y “Versus” terminarían de hacer las delicias del respetable, poniendo toda la carne en el asador, llegando al necesario respiro con el solo de batería donde Iván volvió a hacer gala de su destreza a las baquetas.

La melodía puso color al heavy metal gracias a “Reflejos de Gloria”, llegando a una de las sorpresas de la noche con “Abaddon”, la cual hasta la fecha no había sido interpretada en directo pero optaron por tocarla debido a las peticiones de los fans, consiguiendo la lógica recepción por parte de estos.

El increíble solo de Jesús serviría de introducción para “Corazones de Hierro” para a continuación subirse al escenario su amigo Javier Endara para cantar junto a él “Días de Terror” y afrontar el bis con una, en mi humilde opinión, poco afortunada revisión del “Another Day In Paradise” de Phil Collins. Y no es que yo tenga nada en contra de versionear en plan power canciones ajenas al estilo (de hecho me encanta el “Still Loving You” de Sonata Arctica, por poner un ejemplo), pero no me terminó de encajar la forma en la que adaptaron esta canción, que todo sea dicho, me encanta en su forma original, como casi todo lo que Collins ha grabado tanto en solitario como con Genesis.

Tras un corto mutis, volverían a escena para esta vez sí, poner el punto y final definitivo. Primero con “Agoraphobia” y finalmente con un “Dulce Prisión” por todo lo alto, dejando a sus fieles con ganas de más.

Por cierto, que para los que quieran más o bien se perdieran la cita aquí reseñada, en la sala We Rock el próximo 14 de Febrero de 2015. ¡Allí nos vemos!

Texto y fotos: J. José JiménezJ_Jose_Jimenez@RafaBasa.comTwitter.com

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.