Inicio Conciertos Crónica y Fotos de SAINT VITUS y ORANGE GOBLIN en Madrid

Crónica y Fotos de SAINT VITUS y ORANGE GOBLIN en Madrid

1
ROCK N ROCK
RRS PROMO - STRAVAGANZZA
RRS PROMO - DUNEDAIN
Madness Live!
ROCK N ROCK
RRS PROMO - STRAVAGANZZA
RRS PROMO - DUNEDAIN
Madness Live!
CELTIAN - Madrid

 

SAINT VITUS

+ ORANGE GOBLIN

Domingo 12 de Octubre de 2014 – Sala Copernico – Madrid

Una suerte, una alegría y, por qué no decirlo, una sorpresa el que Barcelona y Madrid hayan podido celebrar el aniversario de uno de los padres del Doom Metal internacional. Y es que pocas bandas en activo pueden afirmar que cuentan con 35 años de carrera discográfica, y SAINT VITUS (Los Ángeles (CA), 1980) pueden, y no solo eso, sino que además se atreven a girar recordando la que para ellos y el resto de los mortales es una de las grandes obras del movimiento doomster primigenio, como es su mítico "Born Too Late" (1986). Así lo entendieron los asistentes que, en Madrid, en una fría, lluviosa y desapacible tarde de domingo, conectaron el "slo mo" y enfilaron hacia una Copérnico que terminó abarrotada.

Abriendo la noche y llegados desde Londres, ORANGE GOBLIN calentaban motores y salían al escenario a las 20:30 de la tarde. Con la excusa perfecta de la edición de "Back From The Abyss", su octavo trabajo de estudio, los ex- OUR HAUNTED KINGDOM trataban de tirar de un carro en terreno farragoso, empantanado y denso. Y es que cuando es domingo es domingo para todo el mundo, e incluso los propios músicos mostraban caras de evidente cansancio o quizá resaca, la vivida horas antes en la gran fiesta del Doom barcelonés que supuso el DAYS OF DOOM.

Con su vocalista Ben Ward monopolizando el movimiento sobre las tablas,  una acústica que adoleció un tanto del sonido de guitarra, una escenografía inexistente y un juego de luces a la altura del peor club de carretera que puedan imaginarse, ORANGE GOBLIN se mostraron un tanto fríos, cumplidores, pero algo rácanos incluso, sin cabida siquiera para el bis con "Blue Snow" que sí cayó en Barcelona. Sonido de bajo muy por encima del resto y rotura de cuerda de guitarra incluidos no ayudaron al desarrollo de un show que solo en momentos puntuales, coincidentes con sus temas más antiguos, consiguió despertar al público de su letargo. Una hora y tres Steinburgs después, Ben estaba despidiendo a los suyos y dejando paso a Wino, Chandler y compañía, los verdaderos protagonistas de la noche.

Set list ORANGE GOBLIN

  1. Scorpionica 
  2. The Filthy & the Few 
  3. Sabbath Hex 
  4. Heavy Lies the Crown 
  5. Some You Win, Some You Lose 
  6. Saruman’s Wish 
  7. Into the Arms of Morpheus 
  8. The Devil’s Whip 
  9. They Come Back (Harvest of Skulls) 
  10. The Fog 
  11. Quincy the Pigboy 
  12. Red Tide Rising 

Media hora después y tras el correspondiente trabajo de los pipas (ORANGE GOBLIN por su parte montaron todo ellos), uno a uno salían por este orden Henry Vasquez, Mark Adams, el gran Dave Chandler y por último Scott "Wino" Weinrich, o lo que es lo mismo, los SAINT VITUS del "Born Too Late" a excepción del batería Armando Acosta, quien falleciera hace cuatro años de un tumor cerebral. Su sustituto, sin embargo, está muy a la altura de su predecesor, y con una pegada increíble ecaja perfectamente en el ambiente de SAINT VITUS. Tras un minuto con los músicos sobre el escenario probando distintos efectos y sonidos, a las 22:00 horas ya estaban abriendo a golpe de "Living Backwards".

SAINT VITUS nos ofrecieron un show de poco más de una hora de duración. Corta pero concisa, su descarga tuvo dos partes bien diferenciadas. Por un lado la primera e inicial, en la que nos ofrecieron una selección de seis temas representativos de su carrera, y por otro la anunciada descarga del "Born Too Late" íntegro, aunque con los temas en desorden. "I Bleed Black" proseguía el repertorio que cerraba su repaso a "V", disco del que, al igual que de "Lillie: F65", interpretarían dos temas. Los dos siguientes en caer serían previsamente los correspondientes a su última obra. "Blessed Night", solo entonada por los más acérrimos, y un "Let Them Fall" que sí sonó a himno demostraron que el público tenía ganas del regreso de SAINT VITUS a un estudio, y también de la vuelta de Wino al seno de la banda, 17 años después de su último LP con su viejos compañeros.

En el tramo final de la primera parte del show, "White Stallions" incendiaba por vez primera la Copérnico, y "The Troll" remataba lo que podría haber sido el final de cualquiera de sus conciertos, pero quedaba ciertamente lo mejor. Y es que ya a esas alturas de noche, y tras los primeros temas en caer, se iba viendo lo que habría de ser la noche de SAINT VITUS en Madrid. Un público entregado como pocas veces se haya visto con una banda de estas características, un sonido quizá disparado, con etapas de distorsión desmedida, un muy buen Chandler sentando cátedra a las cuatro cuerdas (tocando en el público y con momentos tocando con los dientes incluso), un altamente sobrio Mark Adams (he visto sietemesinas con menor prominencia en su vientre que la del bueno de Mark)… y Wino. Lo de Wino es un mundo aparte. Y es que a medida que pasaban los temas el alcohol, o vaya usted a saber qué, iban dejando en el vocalista una mayor presencia, y con ella la apatía, el mal humor y en ocasiones hasta el espanto. Porque pese a que su voz se presta más a debates,  su presencia sobre las tablas es indiscutible, pero lo que no puede una persona en su sano juicio hacer es lanzar abajo hasta dos personas que, indebidamente cierto es, deciden en un acto de éxtasis total acompañar a la banda sobre las tablas. Insultos hacia el público, silencios inexplicables y quites constantes del señor Chandler, su ángel de la guarda, hicieron de su actuación en Madrid sin duda la nota más negativa de un show que en lo musical, fue casi perfecto.

Ya en el segundo tramo de la velada, el prometido "Born Too Late", del que decidieron dejar para el final sus temas más celebrados, "Clear Windowpane", y por supuesto "Born Too Late" antes del bis. Para cerrar y como único representante de su disco debut, nos despedían con un "Saint Vitus" que simplemente firmó el final perfecto. Todo caras de satisfacción y alivio, el de los muchos asistentes que disfrutaban de los americanos por vez primera. Y es que han pasado casi cinco años desde su primera visita a la Península, y eso, para una banda de referencia en un estilo como lo son SAINT VITUS, es demasiado.

Set list SAINT VITUS:

  1. Living Backwards 
  2. I Bleed Black 
  3. Blessed Night 
  4. Let Them Fall 
  5. White Stallions 
  6. The Troll 
  7. The War Starter 
  8. The Lost Feeling 
  9. H.A.A.G. 
  10. Dying Inside 
  11. Clear Windowpane 
  12. Born Too Late 
  13. Saint Vitus

Texto: Raúl del Amo (@raulamazario)

Fotos: Jorge del Amo (Jorge_del_amo@rafabasa.com) – Twitter: @Jorge_del_amo

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

1 COMENTARIO

  1. “Insultos”, “silencios inexplicables”, “apatía”… definitivamente yo he visto otro concierto.

    Pero que Schandler bromeara con la camiseta de un fan, que él y Wino se quedaran firmando autografos y que este se pasara el concierto regalando tercios de birra a los que estaban en las primeras filas, mejor no hablamos. :-S