Inicio Lanzamientos A-Z Crítica del CD de ELECTRIC WIZARD – Time To Die

Crítica del CD de ELECTRIC WIZARD – Time To Die

0
Madness Live!
BARON ROJO 21 Marzo - Barcelona
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
FIVE FINGER DEATH PUNCH
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020
METAL PARADISE 2020
Madness Live!
BARON ROJO 21 Marzo - Barcelona
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
FIVE FINGER DEATH PUNCH
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020
METAL PARADISE 2020
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020
METAL PARADISE 2020

 

ELECTRIC WIZARD – Time To Die

 Discográfica: Spinefarm Records 

 ELECTRIC WIZARD - Time To Die ELECTRIC WIZARD es una de esas bandas sobre las que apetece escribir en estos días. Bueno, honestamente siempre apetece escribir sobre grupos así. Mucho que contar en el seno de una formación siempre con cambios constantes, calidad creciente y una buena colección de problemas extra-musicales que acompañan la trayectoria de un genio como Jus Oborn, que para mí siempre fue una especie de némesis moderno de Tony Iommi, una versión re-juvenecida y pérfida del guitarrista y su herencia que hace y deshace a placer y que, no en vano, lleva la voz cantante en lo que al doom/ stoner más demente se refiere aquí en Europa. La banda de Bournemouth jamás ha editado un mal trabajo, y desde luego sus últimos LP’s nos invitan a pensar que con “Time To Die”, el octavo ya de estudio, la cosa no va a ser ni mucho menos distinta. Para ello cuentan con nueva discográfica, pero sobre todo con el regreso de Mark Greening a la batería (al menos en el estudio) y la incorporación de ‘Claythanas’ Burguess al bajo, quienes acompañan a Liz a la guitarra para completar un cuarteto que por primera vez desde 2002 cuenta con dos terceras partes de la formación original. Vamos a ir viendo que no sólo este es un trabajo colosal y clásico del primer al último tema, sino que también cuenta con el sonido más retrógrado que se pueda imaginar.

Tras escuchar algunos temas de “Black Masses” (2010), parecía como si ELECTRIC WIZARD buscasen limpiar un poco su sonido, desde los efectos en la voz de Jus, pasando por la distorsión en las guitarras, todo parecía aclararse un poco por momentos. Aquel fue un gran trabajo, pero al mismo tiempo algo confuso en su producción, quizás con demasiada diferencia de tratamiento de unos temas y otros, de lo poco que se les podía achacar, por cierto, porque aquel disco fue tan aclamado como justamente reconocido. Pues bien, ahora con “Time To Die” ese sonido, esa producción, se igualan; toda nota queda arrastrada hasta las profundidades del más negro abismo creado por la banda inglesa, que recuerda horrores a su etapa “Come My Fanatics”/ “Dopethrone”, la mejor que nunca han tenido. La octava maravilla de ELECTRIC WIZARD no sólo es uno de los discos más completos que han logrado nunca, sino que bebe de lo mejor de ellos mismos y por supuesto mantiene esa temática ocultista, casi alucinógena, que siempre les acompaña allá donde van. Todo queda cuidadosamente envuelto por ese manto de humo y perfección que sólo esta banda puede lograr, tanto en temas de corte más puramente doom como en cortes más cortos y concisos, donde igualmente encontramos las señas del grupo aun en texturas menos encorsetadas.

“Time To Die” es el disco más largo que ELECTRIC WIZARD han hecho hasta la fecha, pero para nada nos deja esa sensación. La alternancia de temas densos y recargados en sus atmósferas se va alternando con temas quizás más llanos, andantes, más orientados al riff y a las voces, como puedan ser “SadioWitch” o “Funeral Of Your Mind” (este ya más largo). Aunque por supuesto el protagonismo queda para temas como “Incense For The Dead”, la colosal “Im Am Nothing”, que bien podría haber sido compuesta al día siguiente de un “Vinum Sabbathi”, la tétrica “We Love The Dead” o los temas “Destroy Those Who Love God” y “Saturn Dethroned”, que están claramente relacionados entre sí como si fueran dos partes de un todo, y que muestran muy a las claras la densidad y el misterio al que se puede llegar con una afinación jodidamente baja y una melodía sinuosa.

También hay que destacar un énfasis especial en el tratamiento de los solos, donde Liz y Jus han sabido imprimir a sus temas un resquicio de luz y un diferencial en cuanto al tratamiento del sonido, que le da a sus temas un enfoque casi con sabor a rock clásico, llegando casi a recordar a un Jimi Hendrix más colocado de lo habitual. El bajo eso sí tiene muy poco peso, algo que se suple con la gravedad de las guitarras y la cadencia de funeral de unas bases de percusión sencillas y efectivas.

Era difícil, pero mucho, el superar trabajos como el mismo “Black Masses” o “Witchcult Today”. Jus Oborn y sus ELECTRIC WIZARD no sólo han sabido recomponerse después de sus desavenencias con Rise Above, sino que también han sabido encontrar nueva formación y, como mínimo, igualar su mejor nivel de todos sus años de vida con un disco negro, casi perfecto, que es todo lo que se puede esperar de la que para muchos es la mejor banda de doom/ stoner del momento. Que son inimitables es algo que queda fuera de toda duda.

Tras el silencio final, aparece a modo de ‘hidden track’ la grabación completa que abría “Dopethrone”, algo muy significativo y que, de algún modo, cierra una etapa para el grupo.

Jorge del Amo Mazarío (Jorge_del_Amo@RafaBasa.com)
Twitter: @Jorge_del_amo

Lista de Temas:

  1. Incense for the Damned
  2. Time to Die
  3. I am Nothing
  4. Destroy Those Who Love God
  5. Funeral of Your Mind
  6. We Love The Dead
  7. SadioWitch
  8. Lucifer’s Slave
  9. Saturn Dethroned