Inicio Lanzamientos A-Z Crítica del CD de ACCEPT – Blind Rage

Crítica del CD de ACCEPT – Blind Rage

21
Madness Live!
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
CENTURY MEDIA
NIGHTFEAR - Apocalypse
BARON ROJO 21 Marzo - Barcelona
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020
METAL PARADISE 2020
Madness Live!
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
CENTURY MEDIA
NIGHTFEAR - Apocalypse
BARON ROJO 21 Marzo - Barcelona
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020
METAL PARADISE 2020

ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020
METAL PARADISE 2020

ACCEPT – Blind Rage

 Discográfica: Nuclear Blast

 ACCEPT - Blind RageACCEPT ostenta un sonido inconfundible y lo demuestran una vez más con "Blind Rage". Sin embargo, no se han limitado a repetir la fórmula, presentando para ello algunos detalles y un enfoque no tan habituales en algunas piezas. Este álbum no resulta tan duro como los anteriores. Digamos que, en líneas generales, es más variado y menos cañero, con gran cantidad de momentos melódicos y emotivos. Y en función a esto, la voz de Tornillo explora más terrenos y por ende, la banda más de lo mismo. En esa diversificación de las canciones se puede apreciar una ligera evolución, pero nada que temer. No será óbice para que los fans disfruten de otra joya metálica. Después de dos discos de gran nivel, aquí se cumple la máxima de que no hay dos sin tres. "Blind Rage" es un señor álbum firmado por una banda que no podría ser otra que ACCEPT.

Desde que, en 2009, los alemanes ACCEPT se decidieran a seguir adelante, lo han hecho muy en serio, golpeando directamente en el rostro a aquellos escépticos que dudaban acerca de una propuesta musical válida y sólida sin la presencia de Udo Dirkschneider. Si ya era difícil la tarea de hacer olvidar al icónico vocalista, casi igual de complicado resulta mantener los niveles cualitativos presentados en recientes entregas. Y tras ese retorno, con el fabuloso “Blood Of The Nations”, son tres los discos que corroboran el estado de gracia del quinteto, tres que hacen que el corazón de metal siga latiendo con una envidiable salud. Quizá por ello, mantienen el mismo equipo desde su triunfal regreso, es decir, que aparte de mantener inalterable la formación, también conservan el procedimiento de trabajo, confiando nuevamente en el productor Andy Sneap. Por otro lado, también continúan ligados a Nuclear Blast. Un equipo ganador que no necesita variaciones. Al menos, eso consideran ellos con muy buen criterio. Ahí están los resultados y he aquí otra muestra: “Blind Rage”.

Abren las puertas del corral con “Stampede”, el tema que tomó la delantera de cara a la edición del álbum. Como no podía ser de otra manera, una embestida certera para empezar. Ese potente tema que te noquea desde el principio, con la banda en estado puro ejecutando uno de los cortes más agresivos, rápidos y directos del disco. Parece como si quisieran que el toro de la rojiza portada nos pasara por encima desde el inicio. Le sigue “Dying Breed”, que es un homenaje de estos aventajados alumnos del metal a sus queridos maestros, a esos grupos anteriores que les han marcado el camino. Referenciar canciones de JIMI HENDRIX, SAXON, RAINBOW o MOTÖRHEAD, entre otros, es el método utilizado, amén de ese “We Salute You”, que señala directamente a AC/DC. Curioso, porque en ese mismo saco de bandas bien merece estar ACCEPT.

Con visos de ser de las que funcionen en vivo, musicalmente casa a la perfección con lo que los germanos han presentado en los dos últimos álbunes, e incluso deja una hilera de reminiscencias de ellos. Más lejano en el tiempo estaría “Dark Side Of My Heart”, que contempla el enfoque estilístico de discos como “Metal Heart”, devolviéndonos a los años ochenta con un medio tiempo poderoso, 100% marca de la casa. Seguidamente, Peter Baltes marca el camino de una marcha épica que alcanza su cénit en estribillo de “Fall Of The Empire”. Este vendría a ser el equivalente a “Shadow Soldier”, del anterior trabajo.

Con “Trail Of Tears” se sacan otro corte rápido e incisivo, con Stefan Schwarzmann disparando su doble bombo y la banda acometiendo con una pieza más afín al power teutón de los años noventa y posteriores. Por ello, no suena tanto a los ACCEPT más tradicionales. Pero para “sorpresa”, la siguiente. Tras una apertura acústica comienza a tomar cuerpo “Wanna Be Free”, que termina por empaparnos de unas marchosas melodías que, al mismo tiempo, presentan el lado más accesible y comercial de la banda. Sin ser una balada, resulta demasiado edulcorada para tratarse de ellos, pero es resultona y pegadiza. Las señas de identidad que otorgan al grupo el particular tratamiento de esos hímnicos coros juegan a su favor en este corte, que quizá sea el que más pueda salirse del molde. “200 Years” es un canción con un encanto especial; cimentada sobre unos galopantes riffs, tiene, por cómo la canta Tornillo y por su adictivo estribillo, un punto poderosísimo, el cual se acentúa gracias unas harmonías de guitarra que brillan con luz propia y a Wolf Hoffmann, quien adereza con sus conocidas influencias neoclásicas.

Continuamos con “Bloodbath Mastermind”, una introducción pausada  y esos riffs, que parecen patentados por el grupo, acuden prestos a dar guerra. Con él, suben las revoluciones antes de que “From The Ashes We Rise” nos transporte a una dimensión fascinante; puro ACCEPT que presenta un tratamiento vocal muy logrado y una labor en los coros sencillamente espectacular. Se podría decir que “The Curse” es la balada del álbum, e incluso aquí, el nivel de los germanos rebosa maestría.

Alcanzamos el final con “Final Journey”, otro de los incendiarios, muy en la onda de “Stampede”, tanto que algunos riffs se parece muchísimo. Además, por momentos me ha recordado a JUDAS PRIEST (“Rapid Fire”) en algunas melodías vocales, aparte de que Wolf Hoffmann vuelva a deleitarnos con la inclusión de uno de esos punteos inspirados en una pieza de música clásica, como ya hiciera en el tema “Metal Heart”, por ejemplo. Hasta aquí la edición normal de este nuevo álbum, la especial adjunta un DVD con un concierto en Chile.

 

Diego González

Lista de Temas:

  1. Stampede
  2. Dying Breed
  3. Dark Side Of My Heart
  4. Fall Of The Empire
  5. Trail Of Tears
  6. Wanna Be Free
  7. 200 Years
  8. Bloodbath Mastermind
  9. From The Ashes We Rise
  10. The Curse
  11. Final Journey

 

 

 

 

21 COMENTARIOS

  1. Discazo, discazo, discazo! Como bien dices, no hay dos sin tres, y pocas bandas clásicas (por no decir ninguna) han sacado tres discazos tras una reunión como ACCEPT. Por cierto, curiosa la similitud (aunque nada tenga que ver) la portada con el “Duro y potente” de BANZAI, jaja, al menos es lo primero que pensé cuando lo ví. Bromas aparte, qué nuevo discazo (más clásico “melódico” tal vez que los dos anteriores), larga vida a ACCEPT!!!!!!

    • pues mira, a mí el de black sabbath me ha dejado con la misma cara de póker que empecé a escucharlo, y este de ACCEPT me ha tumbado de la silla, igual que los dos precedentes.

      curioso, yo pienso que es así como se mantiene una leyenda, con tres pelotazos consecutivos, por si intentara uno levantarse despues de cada uno de los anteriores. ahora que black sabbath se saquen algo a la altura del heaven and hell, que estoy esperando.

      así que pa gustos.

    • Para gustos los colores amigo, se respeta tu opinión, pero estamos en el 2014, y si bien las bandas clásicas (gracias a Dios) se mantienen sacando discos y dando caña, hay que tener la objetividad de aplicarle al análisis y la consecuente crítica, una cantidad de filtros y tamices antes de lanzar un veredicto, y lo digo porque para mi es supremamente loable que después de tantísimos años, Black Sabbath se reúna con Ozzy y saquen un álbum de la factura del 13 (Riffs mastodónticos y pesados y ese ambiente oscuro marca de la casa), Rob halford mantenga esa inconfundible voz y Glenn Tipton orqueste la sinfonía del heavy mas puro, y finalmente los Accept resuciten una carrera que parecía enterrada ante la falta de UDO, y vuelvan con más fuerza que antes, pues con el perdón del respetable para mi gusto, a día de hoy no cambiaría la nueva formación por la clásica.

      Ahora bien, la tecnología ofrece un sonido diferente al que tienen las grandes obras maestras de antaño, el feeling del mundo de hoy no es nada parecido al de los años 80 (época dorada del metal), todo esto sin contar con las experiencias y años que tienen los artistas, entonces por ende si los ingredientes que necesariamente rodean a un artista para crear un trabajo es diferente, la obra debe ser diferente; rescatándose que mantengan el estilo inconfundible que crearon cada uno de ellos.

      Finalmente, en los tiempos que corren, pocas y contadas son las bandas “nuevas” que imponen estilo y sello propio, y que puedan llegar a alcanzar el nivel de leyendas (Sabbath, Judas, Maiden, Motorhead…), entonces por qué ser tan incisivos con quien mantiene viva la actitud de un heavy metal que ellos mismos moldearon?

      Stay heavy

      • Hombre JAYMZ,cuanto menos es opinable que después de las bandas “clásicas” no hay metal y que no hay bandas con sello propio y actitud metalera,creo que después de los 80 han salido bandas originales y con sello propio,con bastantes discazos en el mercado,otra cosa es que puedan llegar a ser tan grandes,lo cual es muy difícil,quiza solo leyendo tu comentario se entiende el porque,muchos seguís anclados en el pasado,en esas bandas,que para mi opinión nada tienen que ver con lo que en su dia fueron,sabath es una caricatura de lo que fue,judas están muy viejos y aunque han sacado un disco decente,creo que el directo los colocara en su sitio,por no hablar de los últimos discos de maiden,metallica etc…¿mantienen la actitud heavy?,para mi no (y es normal),quizá mantienen el nombre,la historia y algún que otro buen tema,pero por favor no digas que rob mantiene esa inconfundible voz,no por favor.Ramsteim,slipnot,system of a down,avenged sevenfold,alter bridge,volveat y muchísimas bandas tienen discazos imponentes y también conservan actitud metalera o como lo quieras decir,a ver si somos capaces algún dia en ver que hay mundo después de los clásicos.

        • Muy respetable tu apreciación, y en esto nadie tiene la última palabra, sin embargo no he dicho yo que nada de lo “nuevo” valga la pena, pues para mi Ghost, Havok, Airbourne, Angelus apatrida entre otras son un excelente ejemplo de lo bien que pueden sonar nuevas bandas, sin dejar de lado otras no tan nuevas, pero que claramente no tuvieron su origen en la época dorada (Nightwish, Hammerfall, Stratovarius, entre muchas otras); no obstante son muy pocas las que aportan algo novedoso al genero o algo de tal impacto que genere algo memorable y que deje impronta en la Historia del Rock duro.

          Ahora bien, mi comentario devenía de la crítica que se hace a los nuevos trabajos que sacan las bandas “clásicas”, de las cuales si bien no todas guardan y mantienen un legado o un mismo sonido o estilo (sin ser malo, pero es lo que todo el mundo espera) si me parece loable que después de ser una institución y tener asegurado el rotulo de “leyendas” se esmeren por sacar nueva música, que no es fácil y en cambio si les trae un enorme desgaste en materia económica y de negocios, pudiendo perfectamente sentarse y vivir de las antiguas glorias como hacen muchos otros.

          Así que solo me parece a mi, que se debiera de ser más objetivos al momento de criticar dichos trabajos.

          Stay heavy

  2. Para gustos, la paleta de colores…. Lo digo por el que comenta que este disco es flojo. Desde la reunión con Tornillo, han sacado 3 discos enormes en 3-4 años, algo poco habitual en bandas de tanta longevidad. El primero es para mi el mejor, a la espera de darle más vueltas a este, el segundo se me quedó un poco a medio camino, pese a tener grandes temas

    Espero poder acercarme a la capital para verlos, ya que es un puente largo.

  3. Personalmente y aunque tan sólo he podido darle una sola escucha me parece un buen disco;tal vez más melódico en ciertos momentos como bien se refleja en el comentario pero mantienen un excelente nivel.La voz de Mark Tornillo me sigue resultando lo más parecida a la de Udo,muy acertada y más versátil en mi opinión.

    Como mínimo,me resulta interesante.