Inicio Conciertos Crónica y Fotos del LEYENDAS DEL ROCK – Sábado 9, segunda parte

Crónica y Fotos del LEYENDAS DEL ROCK – Sábado 9, segunda parte

3
ROCK THE COAST FESTIVAL
RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA 2019
ROCK N ROCK - ROCK FEST BARCELONA 2019

LEYENDAS DEL ROCK 2019
SONY - AMON AMARTH
IRON MAIDEN
ROCK THE COAST FESTIVAL
RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA 2019
ROCK N ROCK - ROCK FEST BARCELONA 2019

LEYENDAS DEL ROCK 2019
SONY - AMON AMARTH
IRON MAIDEN
DOWNLOAD MADRID 2019
Century Media
Madness Live!
TAKEN
DOWNLOAD MADRID 2019
Century Media
Madness Live!
TAKEN
DOWNLOAD MADRID 2019
Century Media
Madness Live!
TAKEN

 

LEYENDAS DEL ROCK

Jueves 7, Viernes 8 y Sábado 9 de Agosto  de 2014 – Polideportivo Municipal – Villena

Sábado 9

ROTTING CHRIST

De entre todos los solapamientos que hubo en este Leyendas del Rock 2014, el de ROTTING CHRIST y VOLBEAT fue el que más me mató a nivel personal, aunque entiendo perfectamente que son dos bandas muy diferentes entre sí (es lo que tiene un gusto tan amplio). A las 21.40 como relojes salían los griegos al escenario, y 30 minutos después había que salir pitando para el Jesús de la Rosa para presenciar el que a la postre iba a ser el concierto del festival. Entretanto, hacía un buen puñado de años que no tenía oportunidad de ver a esta original banda de Atenas, original y cambiante, porque su discografía nos deja discos que van desde el ‘black metal’ inicial, pasando por el ‘grindcore’ (demos), ‘death’, ‘gothic’ y lo que hacen ahora, que es difícilmente definible pero jodidamente atractivo para el oyente, extremo y muy suyo, muy arraigado en la cultura y música griegas.

No recuerdo la última vez que estuvieron en España, pero la media hora que pude verles sobre el escenario Mark Reale me pareció asombrosa, hipnótica y brutalmente estimulante. Empezaron de menos a más con «Χ Ξ Σ» (666), tema que cierra su último CD, y con «dub-sag-ta-ke» llegó la locura y la exterminación a base de ‘blastbeats’ a la velocidad del trueno, uno de los temas más gloriosos del que es para mí su mejor obra hasta el momento, «Aealo», del que después tirarían para cerrar con «Noctis Era». Sakis estuvo colosal, como toda la banda, que parecían querer meterse a tocar entre el público, y ROTTING CHRIST sonaron super oscuros y a un volumen razonablemente alto, tanto que todavía cuando estábamos ya en el escenario principal antes de VOLBEAT se escuchaban perfectamente.

Vimos algunos temas más como «Kata Ton Daimona Eaytoy», que da nombre a su todavía reciente último disco de 2013, o «The Sign Of Evil Existance», sorpresón de su primer trabajo, «The Mighty Contract», que mostró su faceta más primitiva y ‘blacker’ de inspiración noruega, pero desde el prisma que dan un buen puñado de miles de kilómetros en 1993. Fue un concierto de contrastes, de infartos y de buen metal extremo de manos de unos genios, que honestamente, me dio mucha pena tener que abandonar a falta de 15 minutos.

Setlist ROTTING CHRIST:

  • 666
  • dub-sag-ta-ke
  • Athanati Este
  • Kata Ton Daimona Eaytoy
  • The Sign of Evil Existence
  • Transform All Suffering Into Plagues
  • Grandis Spiritus Diavolos
  • In Yumen-Xibalba
  • Societas Satanas (versión de Thou Art Lord)
  • Noctis Era

Texto: Jorge del Amo

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo

 


 

VOLBEAT

Cumplidas las 22.15 comenzó a sonar el «Born To Rise Hell» de los MOTÖRHEAD y las luces se apagaban, dejando ver el imponente escenario que VOLBEAT nos tenían preparado para la ocasión. Como telón de fondo, la gigantesca portada de su último «Outlaw Gantlemen & Shady Ladies» majestuosamente iluminada, y a ambos lados sendos biombos que simulaban paredes de piedra.

Fue la puesta en escena más épica y «de festival grande» que vimos este año, y de la mano vino un sonido descomunal y un gigantesco juego de luces que terminaron de propulsar uno de los mejores conciertos que he visto en los últimos años, y desde luego y con mucho, el mejor que vio Villena el pasado fin de semana. No me asusta ser dramático o desproporcionado, es obvio que España conoció de verdad a VOLBEAT el pasado Sábado, y VOLBEAT conoció también España y su público.

Todo fue perfecto. Un público excitadísimo arropó a la banda danesa desde el principio, muy conocedor de sus temas y con unas ganas de fiesta muy evidentes, lo que espoleó en parte a una banda que invita a eso, a ser feliz con una música que es fresca, pesada, que sigue teniendo potencial, y que bebe de los más grandes de varios géneros que a todos nos han marcado, como bien se ocupó Michael de recordarnos a todos haciéndonos cantar ese «Ring Of Fire» de Johnny Cash. ¡Menos mal que no le dio por «Bonanza»!

Eso fue antes de «Sad Man’s Tongue», que se recibió como si del «Highway To Hell» se tratase, pero es que minutos antes «Lola Montez» había puesto a cantar a todo ese recinto que no parpadeaba (tema que salió a la venta hace poco más de un año). Delante (y no tan delante), los ‘circle pits’ se sucedían, la gente se abrazaba, se aupaba, bailaba, y cuando su ya clásico ‘medley’ terminaba, «I Only Wanna Be With You» nos puso a todos los pelos como escarpias.

En este punto, quiero decir que el ‘setlist’ de la noche me pareció hasta arriesgado. Se centraron descaradamente en sus últimos 3 trabajos, dejando más de lado los 2 primeros, pero lo extraño no fue eso, sino que se dejaron en el tintero canciones muy habituales o esperables como «Cape Of Our Hero», «Garden’s Tale», «We», «Mary Ann’s Place», «Rebel Monster», «Soulweeper»… Es obvio que una banda tan sólida compositivamente tiene temas «ineludibles» para regalar, pero quizás hubiera sido bueno descartar alguno quizás más de segunda fila y meter otro de esos «bombazos» para terminar de calentar todavía más la cosa. Eso sí, vaya por delante que con un ‘setlist’ como el que interpretaron, el resultado fue estratosférico, lo que nos habla del nivel al que están en este momento VOLBEAT.

Individualmente, me gustaría destacar la felicidad que destilaba Rob Caggiano sobre el escenario. Le he visto con ANTHRAX, le he visto también con THE DAMNED THINGS, y jamás le había observado tan expresivo, sonriente y activo sobre un escenario. Vamos, que sólo le faltó quitarse el gorro. En cuanto a Michael, no para de crecer ya no sólo con su instrumento, sino como uno de los ‘frontman’ que está llamado a tomar el relevo cuando «los más grandes ya no estén», y con él su grupo.

El momento entrañable llegó tras un pequeño cameo con el «We Will Rock You», cuando las «nuevas generaciones del rock» tomaron el escenario mientras VOLBEAT despedían después de 4 bises con «The Mirror And The Ripper», con un escenario lleno de niños. No hace falta que diga lo a favor que estoy de que nuestros pequeños puedan disfrutar, con sus mayores, de la magia de un concierto de rock o de heavy metal como el que vivimos en esta recta final del Leyendas en su novena edición, que ya iba cerrando su telón conforme entraba la madrugada…

Setlist VOLBEAT:

  • Doc Holliday
  • Hallelujah Goat
  • Boa [JDM]
  • Lola Montez
  • Sad Man’s Tongue
  • Heaven Nor Hell / A Warrior’s Call / I Only Wanna Be With You
  • 16 Dollars
  • Dead but Rising
  • Fallen
  • The Nameless One
  • Radio Girl
  • Pearl Hart
  • Maybellene I Hofteholder
  • Still Counting
  • Pool of Booze, Booze, Booza (bis)
  • The Hangman’s Body Count (bis)
  • Guitar Gangsters & Cadillac Blood (bis)
  • The Mirror and the Ripper (bis)

Texto: Jorge del Amo

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo

 


 

BEETHOVEN R.

Difícil papeleta tenían los madrileños teniendo que lidiar con VOLBEAT, cabeza de cartel del sábado, pero aún así está claro que hubo una buena cantidad de incondicionales que elegimos hard rock del bueno a esa hora de la noche, y de menos a más, que es curioso cómo hubo algunos que vieron el principio de VOLBEAT, media hora antes, y fueron apareciendo en el escenario Mark Reale para la segunda parte de BEETHOVEN R. después. Lástima que por un retraso (ROTTING CHRIST se pasaron casi 10 minutos de la hora) tuvieron que recortar un par de temas de su set… protestando con razón por ello, pero esto no empañó un nuevo gran concierto de la formación. Son un valor seguro en directo, además de una banda superpotente y divertida encima del escenario. Lo disfrutan, se lo pasan mejor que nadie y no paran de sonreír y hacernos disfrutar, además de ser un grupazo. Casi siempre suenan muy bien, y además tienen a un Alberto como vocalista que cada vez canta mejor y es un gran frontman. Y la banda nunca falla, son buenos músicos y en directo suenan como un cañón, así que la diversión y el conciertazo estaban asegurados. Y encima tienen una gran imagen y actitud… destacando esos pantalones plateados del Moreno (bajista) esta noche, que siempre me hace sonreír, o la camiseta de SANGRE AZUL del batería Antonio.

Comenzaron casi a las 11 con su intro pirata por bandera aunque con el ambiente pelín frío aún, algo que lógicamente se daría la vuelta muy rápido. "Jaja" no me parece el tema idóneo para empezar (que ahí "Prepárate" creo que debería ser fija… aunque son ellos los que eligen, jaja, nunca mejor dicho), pero sin embargo "Quien irá a por tí soy yo" es perfecto para poner a todo el mundo a bailar y a mover el culito. Reconociendo el buen hacer de las bandas nacionales, "Siempre unidos al rock n´roll" seguía subiendo enteros el concierto, ¡qué temazo!, además de ese vacilón y gamberro "Quiero" y "Da igual", ambos de más reciente factura. Incluso nos presentaron un tema nuevo, "La tentación no vive arriba", en la clásica tradición roquera/heavy y desenfadada de la banda y sonando a BEETHOVEN de toda la vida… ¿a qué iba a sonar si no? Me gustó que rescataran "El legado de Judas", de su infravalorado tercer disco, y ya casi para cerrar estaba sonando la divertida "Que no, que no", que es un acierto en directo. Lástima quedarnos sin "Un poco más" y sobre todo el cañonazo que es "Viejo corazón de acero", que estaban en el set y que no les hizo ninguna gracia quitar por errores de otros… pero había que cerrar y está claro que "El guardián de tu piel" arregla cualquier puntual mosqueo que pudiéramos tener por acabar tan pronto y con el concierto sin duda en su momento álgido.

Siempre lo digo y siempre lo diré: BEETHOVEN R. son una pasada y no entiendo cómo no han llegado, están y se mantienen mucho más arriba. A veces los gustos de la gente son caprichosos pero ellos siguen a lo suyo, a pasarlo mejor que nadie y a hacernos disfrutar de lo lindo haciendo hard/heavy desde un escenario. Una noche más se salieron… aunque se hizo corto.

Texto: David Esquitino

Fotos: Marta Errea


 

WARCRY

Difícil papeleta la que se les presentaba a los asturianos WARCRY teniendo que actuar justo después de la arrolladora descarga de los daneses VOLBEAT. Pese a ello, Víctor García y sus muchachos no parecieron para nada intimidados con semejante desafío, ya que si hay un festival en el que los asturianos se sienten como en casa, sin duda ese es el Leyendas.

Para su actuación en esta novena edición WARCRY se decidieron por engalanar el escenario con los mismos telones que les han acompañado durante la gira de presentación de "Inmortal", consiguiendo dar al escenario una ambientación de lo más grandilocuente y majestuosa. Además, esta no sería la única sorpresa que nos depararía su show, ya que a lo largo de sus setenta minutos, además de las canciones, cobrarían un especial protagonismo la pirotecnia y el fuego, que acompañarían los momentos más intensos y memorables de su presentación.

La histórica narración del triste desenlace del último Gran Maestre de la Orden del Temple, Jacques de Molay, sería la encargada de ambientarnos antes de que los asturianos nos propusieran su primera acometida con un celebradísimo "La Maldición Del Templario". Seguramente el hecho de que la actuación de VOLBEAT se alargará más de la cuenta impidió que WARCRY pudieran probar sonido adecuadamente, de modo que la primera parte del tema sonó algo tosca y embarullada, pero rápidamente, y tras la aparición de la primera fuente de fuego, la cosa mejoró notablemente.

Lo que no acabó de brillar, como nos tiene acostumbrados, fue la voz de Víctor García, al que desde mi posición no se percibía con la fuerza y claridad habituales. Pese a este detalle, temas como de nuevo cuño como "Quiero Oírte" o "Venganza", sirvieron para ratificar el enorme arraigo del que gozan las nuevas  composiciones de la formación asturiana.

Muy dinámicos y concentrados, conscientes de su posición de privilegio en la edición de este año, la banda ofreció en escena unas altísimas prestaciones, especialmente el guitarrista Pablo García, quien en todo momento se mostró intenso y poderosos, alternando sus peripecias instrumentales con las del teclista Santi Novoa, dando un plus de virtuosismo y calidad a piezas como "Nuevo Mundo", consagrada ya  como una de las fijas dentro de su repertorio.

Y es que la conexión entre público y banda fue realmente asombrosa, dejándonos para el recuerdo momentos memorables como "Alma De Conquistador", con unas vistosas  lenguas de fuego invadiendo la parte frontal del  escenario ante la euforia desatada de una audiencia totalmente enfervorizada.

Como viene siendo habitual en todos los conciertos de WARCRY, no faltaron los comentarios cercanos y certeros de un simpático Víctor García en momentos puntuales del show, como durante la introducción de "Huelo El Miedo", ni el emocionado  recuerdo a los más veteranos en la grandiosa "La Vieja Guardia", que si bien en esta ocasión no contó con las habituales  proyecciones, sí que tuvo al fuego como principal protagonista, dando al corte una ambientación épica y grandilocuente.

Pese al poco tiempo del que dispusieron en escena, WARCRY no quisieron dejarse en el tintero algunos de los mejores números de su último trabajo "Inmortal", de modo que la encargada de proseguir con su descarga fue "Siempre", fantásticamente recibida y que nos acabaría abocando a "La Vida En Un Beso", seguida de la épica historia de "El Guardián De Troya", con la que nos propusieron  todo un estallido de furia y heavy metal, que se vería potenciado a su máxima expresión por la aparición de una imponente pared de fuego. Como explicó el propio Víctor para esta ocasión la banda rescató, para regocijo de todos sus incondicionales, el himno "Tu Mismo", que a la postre se acabaría convirtiendo en la antesala perfecta para un celebradísimo "Capitan Lawrence", que sería la escogida para cerrar esta  primera parte del show.

Con el público demandando intensamente la vuelta de los músicos sobre las tablas, el quinteto retomaba sus instrumentos para poner un brillante colofón a su actuación, con uno de sus himnos más emblemáticos "Hoy Gano Yo", con toda la gente cantando mientras el fuego primero y una intensa lluvia de confeti después sellaban una de las mejores descargas nacionales de esta novena edición del Leyendas.

En resumen, sin ninguna clase de complejos, y conscientes de su estatus, WARCRY optaron por un montaje ambicioso y muy atractivo visualmente, y el resultado fue una incontestable victoria. Como comentaba al principio de esta crónica, quizás el único lunar para una actuación de muchos quilates fue la voz de Víctor García, que no acabó de brillar en todo su esplendor.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo


 

DELAIN

Tan sólo 15 minutos después de VOLBEAT tocaba cambiar de nuevo a la carpa, esta vez para presenciar un concierto también de una banda con vocalista femenina, de metal sinfónico, que sabía que iban a dar mucho más juego que VISIONS OF ATLANTIS. Poco me equivocaba.

Los holandeses se marcaron un concierto súper sólido, con una Charlotte magistral que acaparó todas las miradas, que cantó como los ángeles y que supo motivar a un público receptivo pero algo pasible, que supo apreciar lo que es este género cuando se hace con gracia y buen hacer. Sus temas calaron entre la gente, temas como «Get The Devil Out Of Me», más rockeros quizás que otro tipo de bandas asociadas a menudo con ellos, temas como «The Gathering», como «Virtue And Vice»… Si una banda sinfónica tenía que triunfar en un Leyendas del Rock tenía que ser así, con una vocalista que lo sienta, que lo viva, que gesticule, que se despeine… Y DELAIN demostraron ser eso y más.

Setlist DELAIN:

  • Go Away
  • Get the Devil Out of Me
  • Army of Dolls
  • The Gathering
  • Sleepwalkers Dream
  • Electricity
  • Virtue and Vice
  • Not Enough
  • We Are the Oth

Texto: Jorge del Amo

Fotos: Marta Errea (martaerreaphotography)

 


 

UNISONIC

Tras unas largas e intensas jornadas de calor y actuaciones, la última formación foránea en hacer acto de presencia en el escenario "Jesús De La Rosa" eran los germanos UNISONIC, presentados por Rafa Basa. La pareja formada por el mítico vocalista Michael Kiske y el carismático guitarrista Kai Hansen regresaba a una de sus plazas fuertes, España, para presentarnos las composiciones de su segundo trabajo "Light Of Dawn".

Pese a la tardía hora de su actuación y al cansancio acumulado fueron muchos los que no quisieron perderse la oportunidad de ver juntos sobre un mismo escenario a las 2/5 partes de los clásicos HELLOWEEN.

Así, con la partida ganada de antemano y contando con la veneración y el respeto de toda la concurrencia, UNISONIC saltaban a escena precedidos de la introducción que abre su último trabajo "Venite 2.0", para rápidamente embarcarnos en la pieza que da nombre a la formación "Unisonic". Aunque lamentablemente los primeros compases del show estuvieron marcados por un sonido deplorable, rápidamente la cosa mejoró, permitiéndonos disfrutar de la magnífica voz de un Michael Kiske en un buen estado de forma, por el que parece que no pasan los años vocalmente hablando, ya que físicamente su imagen dista mucho de la del espigado «rubiales» que lideraba a la banda de las  calabazas durante la segunda mitad de la década de los ochenta.

Aunque durante toda la actuación la banda sonó muy potente y compacta, sí que me pareció que ahora UNISONIC son mucho más «bicéfalos». Con esto quiero decir que mientras que en su anterior visita a nuestro país, la banda funcionaba como un colectivo cohesionado y muy unido. En esta ocasión, me dio la sensación de que tanto Kiske como Hansen acaparaban una mayor cuota de protagonismo escénico, de modo que no fueron pocas las veces en que la singular pareja ocupó el centro del escenario mientras el resto de sus compañeros permanecían en un discreto segundo plano, arremolinados en torno a la batería de Kosta Zafirou. Quizás esta situación se hizo especialmente palpable durante la interpretación de la pegadiza "Never Too Late", durante la que Kiske se colgó literalmente del hombro de Hansen para interpretar los estribillos.

Al igual que sucediera en su anterior visita junto a los roqueros GOTTHARD, fueron constantes las muestras de apoyo y cariño que recibieron ambos músicos, ratificando el enorme tirón que siguen conservando entre la parroquia metálica española. Con su última obra todavía caliente en los estantes de las tiendas de discos, llegaba el momento de hincarle el diente a una de sus nuevas composiciones, la elegida fue "For the Kingdom", que conseguiría desatar la euforia entre todos los presentes, ya que la pieza recuerda, y mucho, a la grandilocuencia del material clásico de las calabazas, con la voz de Kiske volando intensamente sobre esas seductoras melodías marca de la casa.

Pese a la estrecha conexión entre banda y público, lo cierto es que los alemanes en algunos momentos del show me parecieron algo fríos y distantes, en especial Kai Hansen al que note algo más estático y apagado que de costumbre, aunque esto no influyó en su forma de atacar su guitarra para  liderar  piezas como "Star Rider", o la melódica "Sanctuary". Y es que pese a no tener que hacerse cargo de las voces solistas, Kai tampoco pareció preocuparse en exceso a la hora de  apoyar en los coros, dejando que fuera su compañero a las cuatro cuerdas, Dennis Ward,  el encargado de interpretar los  del novedoso medio tiempo "Exceptional".

El retorno sobre el material de su opera prima estaría  marcado por una irregular y previsible versión de «King For A Day», que pese a sonar muy elegante y melódica acabó haciéndose excesivamente larga, cortando el ritmo que hasta ese momento había llevado el show. Mucho más dinámica y con bastante más gancho sonó la novedosa «Throne Of The Dawn», que se convertiría en uno de los pocos momentos en los que brilló con luz propia la guitarra de un desaparecido Mandy Meyer.

Para encarar la recta final de su actuación UNISONIC se guardaron una jugada maestra, regalándonos para la ocasión el clásico de HELLOWEEN «March Of Time», que convirtió el recinto en un clamor ensordecedor, con la gente coreando intensamente  cada una de las estrofas del tema mientras Kiske nos dirigía como si fuera un director de orquesta. Con el vocalista soltando un pequeño «recadito» sobre el horario de las actuaciones, y  cantando a capela el estribillo de la última composición de la noche daba arranque esa tentadora  «We Rise», que se ha convertido ya en todo un himno para los seguidores del quinteto alemán.

Pese a que los músicos habían abandonado el escenario, todos éramos conscientes de que aún faltaba algo para acabar de redondear la descarga. Así que  el premio al tesón y la insistencia de una parroquia completamente  entregada fue una espectacular versión del clásico «I Want Out», en el que las voces de público acabaron acallando el rugido de los instrumentos, poniendo así  un fantástico  colofón  a una notable actuación del combo germano,que se retiró envuelto en una grandísima ovación.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo


 

LEIZE

Complicado también lo tenían LEIZE esta noche, que tenían que competir con otros de los pesos pesados internacionales, UNISONIC, pero los fans de los de Zarautz somos más que incondicionales y no hay Kiske, ni Hansen ni San Pedro que nos prive del placer de disfrutar una y otra vez de nuestra banda favorita. Cercanos, humildes, buena gente y sobre todo una banda de primera línea encima del escenario, que nunca fallan en directo, vaya, y un grupo del que nunca he visto, ni veré, un mal concierto. Y si a esto le unes un repertorio de cantar y "macarrear" de principio a fin esas canciones que han marcado tu vida y tu camino desde hace tantos años, junto a esas nuevas píldoras que tan bien han calado entre los seguidores, pues eso, otros de los triunfadores del festival… como es habitual en ellos, toquen ante la carpa repleta como el año pasado, o un poco menos como en esta edición. "Fanatismos" o parcialidades aparte, que sí, que es mi banda (y la de muchos), nunca lo ocultaré, lo cierto es que sus conciertos son lecciones de rock n´roll y heavy metal en directo, sin concesiones, dándolo todo, vaciándose hasta la última gota y siempre con la sonrisa afilada y la ilusión intacta.

Pocos grupos hay en la escena actual tan fiables como LEIZE en directo, y una vez más se salieron, no se puede decir otra cosa… y sonando de lujo, como insisto que fue la tónica del escenario Mark Reale todo el festival. Andoni, batería, es una locomotora y acelera los temas que da gusto, Patxi, "estrenando" instrumento, y Toño (guitarra y bajo) lo viven como niños con zapatos nuevos (y no son mancos precisamente tocando) y Felix (guitarra y cantante) aporta el punto extra de cercanía y la voz a esas canciones que te marcan a sangre y fuego para siempre y que se cantan desde el corazón, desde las entrañas y el alma. Es más, es bonito pararte un momento en medio de cualquier canción y ver las caras de los que tienes alrededor, cantando emocionados, felices y viviendo el concierto como si fuera el último de su vida. Así es un show de LEIZE en directo por si alguien no los ha visto nunca… no se me ocurre mejor manera de definirlo.

Empezando ya pasada la 1 de la mano de su reciente "Sin sitio", ya otro clásico más del repertorio, aunque lógicamente "Futuro para mí" es un peso pesado de la historia del rock duro nacional. Nunca me apasionó "Todo por el suelo", que mi elección de ese disco siempre fue "Caminando" (que hoy no sonó), pero "Acosándome" son palabras mayores (y más en estos tiempos constantes de golpes a nuestra libertad). "Noche de ronda" representa el feeling y la diversión, y es que es imposible no moverse y sonreír cuando suena, y "Héroe" se ha convertido en el gran nuevo clásico, y en directo es un bombardero a mil revoluciones (y eso que la letra ataca precisamente ese tipo de cosas).

Quedaba poco pero no faltaron "A tu lado" y "Buscando… mirando" (de nuevo con la colaboración de Rubén de CICLÓN, gran seguidor del grupo, y con quiénes compartirán fecha en Madrid en octubre), pues eso, retazos de nuestra historia en forma de canción y dos perfectas representaciones del estilo de LEIZE: el corazón junto a la rebeldía y denuncia. Relajábamos un poco con la magia de "Otra noche más", para volver a acelerar al máximo en la recta final con "Devorando las calles" (¡vaya canción en directo!) y "Muros", a piñón… ¿Qué puedo decir? Gracias chicos, que siempre que coincidimos sois mi pensamiento alegre, que diría Peter Pan.

Texto: David Esquitino

Fotos: Estrella

 


 

BANZAI

Tenía ganas de ver el regreso de BANZAI ya que desde que decidieran reunirse hace unos años, no había tenido ocasión de verles por unas cosas u otras.

Además de escuchar como sonaba el grupo, quería ver que tal se encontraba el cantante José Antonio Manzano y como sonaban los temas del primer álbum de la banda con él, ya que es obvio que su estilo es muy diferente al de su predecesor Valentín del Moral «Chino».

La banda abrió con mucha fuerza interpretando «Crimen sin castigo», la cual fue seguida por «Traición» y «No pierdas el tren» que dieron paso al primer clásico de la noche, un celebrado «Coche rápido en la noche».

No estaban sonando mal BANZAI a estas alturas de la actuación, y Manzano ya había demostrado que se encontraba en buena forma tanto vocal como físicamente, pero algo faltaba.

«Funciona legal», «Grita» y la fantástica «Rock duro» hacían las delicias de los presentes, y aunque yo también disfrutaba, echaba algo más de garra por parte de toda la banda en conjunto.

No quiero que se me entienda mal, el grupo estuvo bien y el concierto fue entretenido y correcto, pero quizá ese sea el problema, que solo fue correcto, no apabulló. Creo que sin perder su esencia, la banda debería actualizar un poco su sonido en lo que a directo se refiere. Individualmente todos cumplieron su papel a la perfección, aunque hay que decir que en ocasiones se echa de menos el macarrismo del Chino en los temas del primer disco. Manzano es mucho mejor cantante que el mencionado y desde luego no lo hizo para nada mal, pero no tiene ese toque barriobajero del debut del grupo. En cualquier caso está claro que son dos vocalistas muy distintos.

La recta final del concierto fue sin duda la mejor y en la que la banda dio lo mejor de sí con «Luces», la inevitable «Voy a tu ciudad» y «Duro y potente», cerrando con una magnífica versión del clásico de Miguel Ríos que da nombre al grupo «Banzai».

Los que nos gusta el grupo lo disfrutamos!

Texto: Antonio Cerezuela

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo

 


 

CRISIX

Con bandas como CRISIX, me gustaría poder resumir esto en un simple «yo estuve allí», por el hecho de que tienes constancia de que esos shows los vas a recordar siempre. Y luego hay mucho tiempo, creedme, para hablar de cuánto los disfrutábamos y cómo los echamos de menos. Como dijo Juli nada más comenzar, allí estaban «un año más» los chicos de Igualada para dar otra Master Class de Thrash Metal, aunque con la diferencia de que el año pasado fue menos extraño y más festivo, aún con una elección de temas muy similar.

Y digo esto porque retrasaron el comienzo ya que no terminaba de estar todo en orden, para luego terminar de forma un tanto precipitada, como os contaré. Fue intenso (como siempre), pero extraño y breve. En realidad, ¿qué más da los temas que eligieran? ¿…o los que dejaron fuera? No había trabajo nuevo desde «Rise… Then Rest», así que tocaba fiesta. Se trata de Thrash Ultrasónico divertido y endemoniado!!

La demora en salir permitió probablemente llegar a tiempo a la gente que huía del sopor y del hastío demostrado por los músicos de Unisonic en uno de los escenarios «nobles», para recibir con todo lujo «In Your Fuckin Face» (nunca mejor dicho) y «Rise… Then Rest», generándose ya una zona cero bastante importante y confirmando que disponen de una de las primeras filas de seguidores más demoledoras de la actual escena nacional.

«Brutal Gadget» con Julivisión a tope, cámara en mano, los intercambios en los instrumentos, la medley… y de pronto, ¡un parón! No entendí muy bien porqué pasó esto último, pero formó parte de lo extraño esa noche, ya que pude acercarme a la parte de atrás del escenario, y no parecía haber problema alguno. De hecho, volvieron para presentarse uno a uno, incluido el nuevo Dani al bajo y organizaron el ya famoso Football of Death terminando el tema. Acto seguido, anuncian que el tiempo se acababa y pidieron un circle pit para gozar con «Ultra Thrash».

Para mi gusto, faltó feeling, faltó algo… pero la banda, en palabras de Juli agradeció el esfuerzo con un «Así da gusto, cojones!!» final. Es raro decir que, con todo esto, la cosa quedó «regulera», pero es lo que hay…

Texto: Alberto Martínez

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo

 


 

ASFALTIKA

Cerrando la jornada y el festival en el escenario "pequeño", eran ASFALTIKA los encargados de darle la puntilla al Leyendas en una hora y momento difícil, que ya el cansancio hace mella y no es fácil quedarte a ver a ciertas bandas si no eres seguidor directo (yo mismo no pude ver el show entero). Además, no pudieron contar con su teclista y guitarrista habitual, así que fueron Filthó (SILVER FIST y ex- CUATRO GATOS o SHERPA entre otros) y Juan Saurín (guitarrista de RAFA BLAS, y murciano, que tocaba casi en casa) los que les echaron un cable para sacar adelante el concierto.

De todos modos, aparte del Niño, los protagonistas en la banda son Javier Canseco, un gran animal de escenario, y Pepe Álvarez, con su voz particular y su gran presencia, melenón y gafas de sol en ristre, además de su acento asturiano inconfundible y buen humor cuando nos presenta los temas.

Como digo, tuvieron la difícil papeleta de salir muy tarde y ante poca gente ya a esas horas, y encima coincidiendo con un peso pesado como LEO en el escenario principal, pero se marcaron un buen concierto, destacando temas como la hardroquera "Ven hacia mí", el punto más épico de "El día después" o "En el corazón" o el final grandilocuente de "Encerrado".

Buen sonido y ellos entregados, pero otro año a otra hora seguro que les puede ver más gente, aunque para la banda seguro que fue una noche especial al poder estar por fin en el Leyendas… Y es que alguien tiene que cerrar, ¿qué le vamos a hacer?

 Texto y fotos: David Esquitino


 

LEO JIMENEZ / HEAVY METAL ORCHESTRA

Como fin de fiesta en el escenario principal (en el Jesús de la Rosa en este caso) era Leo Jiménez y su banda, en este caso en la versión "Heavy metal Orchestra", quien pondría el cerrojazo de lujo a una gran edición del Leyendas del Rock. Muy tarde, es indudable, pero aún fueron muchos valientes los que se quedaron a ver a Leo, que él agradeció en todo momento desde el escenario, además de marcarse un conciertazo con su banda. Repasando parte de su carrera además de ofrecer varias versiones como ya hiciera en Madrid (y algunas otras ciudades) hace meses, puso el colofón a este proyecto/gira particular en el mejor escenario posible, el Leyendas.

De la banda, poco que decir pero en el mejor sentido, ¡qué buenos son! Y una banda, nunca mejor dicho, unida, compacta y sonando como los ang… ¡demonios! Ya con formato estable de dos/tres guitarras (cuando Leo coge la suya) y una base rítmica estratosférica formada por Edu y Carlos Expósito, el grupo suena como un cañón… y luego canta un tal Leo Jiménez, ¡casi nada!… Está en la mejor forma de su carrera, además de pletórico en todos los sentidos, y es que le da igual atacar METALLICA que MAIDEN que MANOWAR que SARATOGA, adelante con fiereza con todo, como buen león líder de la manada… y una de las mejores melenas también.

Personalmente me perdí la parte intermedia del show, que había que acercarse también a ver un rato de ASFALTIKA, pero tanto en el comienzo más popular con "Future world" de HELLOWEEN como "Fear of the dark" de MAIDEN e incluso el cañonazo de "Metal warriors" de MANOWAR como en el final ya más centrado en temas propios (LEO/037, SARATOGA y STRAVAGANZZA), se demostró el gran momento y a su vez poder de convocatoria de LEO en la actualidad. No faltó la colaboración de alguno de sus amigos cercanos como Mero de CUERNOS DE CHIVO (nuestro Mike Muir – SUICIDAL TENDENCIES- particular) en algún tema bruto como "No hay más canciones para tí".

Eché de menos en este caso alguna de las versiones nacionales (que por ejemplo estaba "Tierra de nadie" de BARÓN en el set que creo que no cayó), pero no había tiempo para todo, y está claro que "Vientos de guerra" (¿hay que comentar algo sobre cómo la canta el amigo a estas alturas?), "Maldito corazón" o "Resurrección" de SARATOGA tenían preferencia en este caso. Personalmente sigo sin pillarle el punto a la versión del "Painkiller" que se marcan en los bises (que tiene su mérito, ojo, que son 7 minutos al límite) pero por contra es alucinante el feeling y la magia que le sacan a "Hijo de la luna" (versión STRAVAGANZZA) para cerrar la noche junto a "Tu destino"… digo la madrugada.

En fin, casi 90 minutos de show (y sin el casi), que tal vez se hicieron algo largos ya al final (no por nada sino porque estábamos machacados ya) pero lo cierto es que LEO triunfó con creces y fue el punto y final perfecto para un, insisto, gran Leyendas 2014… El año que viene repetimos, ¡por supuesto!

Texto: David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo (www.musifota.com)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

3 COMENTARIOS

  1. «es bonito pararte un momento en medio de cualquier canción y ver las caras de los que tienes alrededor, cantando emocionados, felices y viviendo el concierto como si fuera el último de su vida. Así es un show de LEIZE en directo por si alguien no los ha visto nunca… no se me ocurre mejor manera de definirlo.»
    Lo has clavado tio! Para mi de lo mejor del festi, ver a Leize es pasar un rato feliz 😉
    Saludos

  2. – Volbeat fue aplastante. La gente entregada, ellos dándolo todo. Temas variados que recogen lo mejor de diversos estilos y una banda muy comunicativa. Para rematar el detalle con los niños es para aplaudir. Esos chavales van a recordar ese día mucho tiempo. Había gente que dudaba sobre Volbeat como cabezas de cartel, supongo que eso ya no será así.

    – Unisonic me gustaron mucho aunque menos que la vez anterior en Pamplona. He visto a Kiske cuatro veces y por culpa del sonido es en este festival donde peor sonó, sobretodo en los primeros temas. No se de quien será la culpa (el hombre al que se refería Kiske?). También como comentáis vi a Kiske y Hansen algo serios, ¿Tuvieron algún problema con el festival, organizadores o es que había sueño? Pese a esto que comento me pareció un gran concierto. Espectacular el We Rise a capela.

    Me gustaría aprovechar para hacer dos pequeñas criticas. En primer lugar a la sensación de cierto compadreo que veo con ciertas bandas nacionales. Creo que es excesivo darle hora y media a Leo que bien podría haber aprovechado Unisonic mismo (cobrando mas supongo) y poner a Lujuria en el principal, muy posiblemente no este siendo objetivo, si es así lo siento. En segundo lugar, la zona de acampada sin ser mala si que es cierto que es algo incomoda, quizá sea pedir mucho, pero una malla negra que tape un poco de el ardiente sol mañanero sería un autentico lujo en posteriores ediciones.

    Y ahora una petición. Espero que Volbeat o HEAT sirvan de ejemplo para posteriores ediciones, para darles la alternativa a grupos jóvenes que son los van a sostener esto en el futuro. Un leyendas con gente joven como Hardcore Superstar, Alter Bridge, Avenged Sevenfold y un largo etc, junto a algún clásico como King Diamond, por decir algo, sería ideal en mi opinión.