Inicio Conciertos Crónica y fotos del festival GRANITO ROCK – MASTERPLAN, DRAGONFLY, etc

Crónica y fotos del festival GRANITO ROCK – MASTERPLAN, DRAGONFLY, etc

4
Madness Live!
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
CENTURY MEDIA
NIGHTFEAR - Apocalypse
BARON ROJO 21 Marzo - Barcelona
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020
METAL PARADISE 2020
Madness Live!
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
CENTURY MEDIA
NIGHTFEAR - Apocalypse
BARON ROJO 21 Marzo - Barcelona
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020
METAL PARADISE 2020
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020
METAL PARADISE 2020

 

GRANITO ROCK

 

MASTERPLAN + DRAGONFLY + REEK + SPACE OCTOPUS + FORCED REJECTION + KITSUNE ART

Sábado 26 de Julio de 2014 – Plaza de los Belgas – Collado Villalba – Madrid

El Granito Rock viene siendo durante los últimos 14 años uno de los festivales más interesantes. Todo un lujo contar con un festival gratuito de esta categoría que siempre ha contado con un cartel de lo más atractivo, incluso en los últimos años en los que los recortes también han hecho mella en los recursos de su organización, teniendo que pasar de dos jornadas a tan solo una. Un festival que apuesta de verdad por apoyar a las bandas noveles y que siempre cuenta con unos cabezas de cartel de categoría. Este año volvieron a contar con una banda alemana, casi como una tradición. No veía personalmente a MASTERPLAN desde que vinieran con Jorn Lande presentando su primer disco. Los otros cabezas de cartel eran unos DRAGONFLY de los que muy pocos promotores se acuerdan, pero al fin y al cabo una banda con una trayectoria que habla por sí sola. A la apuesta por bandas nuevas se suma siempre el contar con grupos de verdadera categoría internacional, completando un cartel que no suele defraudar en ningún caso. Un lujo, además con entrada libre en la época del año que más apetece disfrutar música al aire libre por la noche. Por el día el calor puede ser soporífero, como ocurrió en esta ocasión.

Con respecto a la edición del año anterior esta vez no hubo apartado de bandas de versiones, siendo todos los presentes grupos con canciones propias. Con un calor asfixiante salían a escena KITSUNE ART, banda representante de las nuevas tendencias dentro del cartel. Tal vez la alta temperatura hizo que me resultara algo pesada su actuación. Su metal alternativo con tintes nu-metal no me cautivó en estas condiciones, siendo para mí algo previsibles, si bien su juventud y los atisbos de personalidad que desprenden hacen que se pueda albergar esperanzas en ellos de cara a un futuro próximo.

Contundentes resultaron presentando en su repertorio algún nuevo tema de lo que será un nuevo disco al lado de temas ya presentados en redondo como “My Mind” o “Lost Soul”. Un poco más de tablas y experiencia les pueden hacer dar mucho más.

Más contundencia nos traía otro jovencísimo grupo como FORCED REJECTION, en este caso actuando como banda local de Collado Villalba. No cejaron en su empeño de pedir circle pits, si bien su música no da tanto para ello, dada su cadencia pesada. Con algún  ramalazo mayor de velocidad seguro que enganchaban más a la peña. Pero descaro no les falta y consiguieron que el personal se moviera y les apoyara. Si bien su influencia de Pantera es tan grande que no estaría de más que fueran desarrollando algo más personal, el grupo sonó muy compacto y engrasado. Se nota que se toman en serio lo que hacen, demostrando ambición y mucho entusiasmo ante esta cita.

Cuando esperábamos para terminar una versión de Pantera el grupo se decantó por “Bury Me In Smoke” de Down. Tal vez por edad la que fuera banda de Phil Anselmo se queda demasiado clásica, así que optaron por el actual proyecto del vocalista, arrasando con la colaboración de David de Hell´s Fire a la guitarra. Se dieron un gustazo en este festival a la vez que hicieron disfrutar al público que buscaba más caña.

Ante este panorama salían SPACE OCTOPUS con un estilo completamente distinto. El público presente quedó de inicio un tanto más descolocado, al menos en el caso de los que no conocían a la banda, pero poco a poco las sensaciones se irían tornando a favor de los vizcaínos, que convencieron sin excepción a los que mostraron atención a lo que se hacía sobre las tablas.

La banda comenzó un tanto renqueante debido al sonido inicial y al público más expectante que participativo de inicio. Si bien ya había quien conocía los temas de los dos trabajos editados hasta la fecha por el grupo, o tres si contamos el disco instrumental de Dann Hoyos anterior a la creación de SPACE OCTOPUS como banda.

De manera progresiva la banda fue creciendo, sintiéndose más cómoda cada vez, ejecutando perfectamente y convenciendo a los presentes. Cierto que la primara parte con temas como “La Muerte” o “Gente Loca” quedó un tanto más deslucida en comparación a como les hemos visto en otras ocasiones, pero tras la interpretación del tema de su nuevo videoclip “Todo Gira En Torno A Ti” disfrutamos de los SPACE OCTOPUS más brillantes, con el único problema de la pérdida de la sujeción del bajo de Jorge durante un par de instantes.

Remarcaría “La Balanza” como el momento en el que público y banda llegaron a la mutua comprensión, levantando ya la admiración en la interpretación del instrumental “The Call”. Los comentarios surgidos entre el público serían más explícitos que lo que auqui pueda decir yo. Este tío toca lo que quiere. Menudo nivelón. Qué pedazo de múscos. Eso era lo que se escuchaba a nuestro alrededor mientras que Dann Hoyos, enmascarado en este tema, y su banda nos brindaban una gran interpretación.

Regresábamos a su nuevo disco “Dormir Con El Diablo”, del cual fueron, evidentemente, mayoría los temas interpretados. “Evádeme” dejó paso al final con “Tu Piel Una Vez Más”, con la banda en constante crecimiento sobre las tablas, aunque por desgracia todo tiene un punto final y acabábamos de llegar a él. Entre la concurrencia se pudo escuchar la petición de otra más, si bien no había tiempo para ello y la banda se despidió habiendo dejado gran impresión entre un público que en no poca cantidad se acercó a la posterior firma de discos, uno de os nuevos detalles con los que contó el festival.

Nuevamente volvíamos a algo mucho más cañero con la que para mí fue la gran sorpresa del festival. Apostar por bandas jóvenes siempre trae consigo el ofrecer descubrimientos para los que pensamos que esto tiene que tener un futuro, que debe de haber un relevo generacional. Y no será porque no haya una cantidad de bandas importante pujando por ofrecer algo a nuestra escena, aunque por desgracia no se les hace suficiente caso. Apunto a mi lista de esos grupos que pueden suponer algo para nuestro estilo el de REEK.

Los de Sabadell salieron como unos niños con zapatos nuevos al escenario, arrasaron con todo y triunfaron por todo lo alto. No necesitaron ni siquiera incitar demasiado para que el personal arrancara con pogos y circle pits, ya que su sola actitud y el terremoto que son en escena es suficiente. No son un grupo de thrash al uso, demostrando en sus temas instrumentales tener una influencia más clásica incluso que el thrash metal que podemos tomar como su principal referencia.

La parte más clásica se deja notar en los temas instrumentales, de los que cayeron dos en su repertorio. No pasaron la oportunidad de presentar su recientemente editado debut “Necrogenesis”, completando con la versiones de “Damage, Inc” de Metallica y “Stand Up And Shout” de Dio. Esta última muy bien adaptada a su torrente sonoro. Pese a su juventud se desenvolvieron con unas tablas asombrosas y la ilusión fue un baluarte más para conseguir semejante sensación. Lástima que este fuera el último concierto con su batería, porque como grupo funcionaron compactos y perfectamente engrasados. Contundencia y precisión en la base rítmica, calidad en las guitarras y un frontman que deja su aspecto inocente fuera del escenario, ya que allí arriba es una fiera imprevisible. Mucho futuro y un gran disco llamado “Necrogenesis” para dar fe de ello.

Tuvimos una amena interpretación orquestal como sorpresa del festival a cargo de C.L.D, una banda de vientos ayudados por percusión y guitarra bridando unas curiosas versiones de Europe, Bon Jovi o AC/DC. Para amenizar la espera. Curioso y muy festivo precisamente en este festival que se enmarca dentro del cartel de las fiestas de Collado Villalba.

Decepcionante me resultó la actuación de DRAGONFLY. La banda formada en Argentina y afincada en Valencia desde hace años es una joya del underground power metalero a la que considero infravalorada por la calidad de sus trabajos. Los cambios de formación constantes han hecho mella en la banda y les cuesta encontrar una estabilidad, pero pese a ello, de intachable podemos calificar su carrera discográfica. Su último lanzamiento “Atlas” es uno de los trabajos mejor valorados del último año, al menos, por este que suscribe. Sin  embargo, de nuevo con cambios en la formación, estrenando batería en la figura de Juansa Ferrer y con la ayuda a la guitarra de Víctor De Andrés, de la banda de Pacho Brea, el grupo no llegó a defender la calidad de esa última obra de estudio.

Muy deslucido me resultó un genial single como “Siente”, un tema con una fuerza en estudio que en directo quedó completamente desvanecida. Y no creo que fuera cosa del sonido, sino de que pese al buen trabajo en el plano instrumental de cada músico en su puesto aquello no llegaba a funcionar. Por otro lado, el trabajo vocal de Pablo Solano y Juanba Nadal tampoco resulta tan cohesionado como en estudio. Cierto que no llevan ni un solo coro grabado, pero de no poder desempeñar esa labor de una manera lo suficientemente brillante como para que no deje el disco en algo irreproducible en directo no sé hasta qué punto podrían buscar un resultado más envolvente con algún pequeño engaño.

Su actuación se llegó a hacer larga, e incluso el bonito detalle de la aparición de Lucia, una niña asistente habitual al Granito y orgullosa de salir al escenario a cantar con DRAGONFLY no tuvo el colofón merecido. Y es que ella cantó “Vuela Conmigo”, de su última obra, pero inexplicablemente la banda no remató interpretando el tema entero pasando a “No Lo Verán Caer” y dejándonos con las ganas de una de las canciones más adecuadas precisamente para el directo.

“Ángeles Con Un Solo Ala” o “Entre El Odio Y La Pasión” fueron de lo más rescatable, con una aparte del público que acompañaba los temas, pero nunca hubo una respuesta excesivamente entusiasta. Ni siquiera cuando a modo de bis arrancaban de nuevo con “The Number Of The Beast” de los MAIDEN. Cerraron con “Solo Depende De Ti” un concierto que me dejó con ganas de poder verles nuevamente con una formación más asentada y un mejor engranaje en la formación. La calidad de sus composiciones reflejadas en sus recomendables discos merece un mejor directo.

MASTERPLAN dieron el nivel esperado por su parte. Tras muchos años sin verles, en concreto desde que acababan de editar su primera obra homónima, dudaba de cómo me encontraría a una banda a la que la luz inicial como proyecto de los ex- HELLOWEEN Uli Kusch y Roland Grapow parecía habérsele apagado hace tiempo, más que porque sus trabajos hayan perdido calidad por la coyuntura más desfavorable desde hace unos años para el estilo que ellos practican.

En cualquier caso aquel trabajo homónimo editado en 2003 sigue copando gran parte del repertorio de los alemanes. Hasta la mitad de los 14 temas que nos interpretaron esta noche pertenecían al mismo. Además han encontrado en Rick Altzi un hombre de cualidades que se pueden asemejar a Jorn Lande. Evidentemente no es lo mismo, pero sorprende cómo se mete en el papel del tipo de vocalista que ha marcado más claramente la carrera del grupo con tres de sus cinco discos registrados con su voz. Evidentemente es más acorde Rick Altzi que Mike DiMeo, con el que grabaran “MK II” en 2007.

Ya con el cantante actual en la formación han registrado un disco de título “Novum Initium”, como una declaración de intenciones, que defendieron en vivo en el Granito Rock con temas de mucha consideración. Dejaron poso en el respetable temas como “Betrayal”, “Keep Your Dream Alive” o “Black Night Of Magic”, pero la columna vertebral del repertorio la conformaron temas de aquel trabajo de 2003, comenzando y terminando el concierto.

El arranque con “Enlighten Me” presagiaba una gran actuación, cosa que se corroboraba con “Spirtit Never Die”, donde por primera vez Rick Altiz sacó su cámara de video para grabar desde el escenario su propia actuación, enfocando fundamentalmente al respetable. El vocalista estuvo simpático con sus intentonas en castellana. Sobre todo la cogió con rotonda y salida. Llegué a pensar que algún problema habían tenido en alguna rotonda visto cómo se les había quedado la palabrita.

“Lost And Gone” fue la representación de  la época de DiMeo, sin dejar de lado algún reflejo de su segundo trabajo “Aeronautics” con “Crimson Rider”. Tras “Back For My Life” el agrado del personal ya era tal que se pudo tomar el lujo el vocalista de dividirnos en dos gritando una parte master y la otra plan con un  resultado que pareció agradar a la formación.

Por eso nos ganamos la dedicatoria especial de “Time To Be King”. Con un sonido excelente y una banda que funciona a la perfección. Porque MASTERPLAN sigue siendo un supergrupo que cuenta ahora mismo en sus filas con Martin "Marthus" Škaroupka a la batería, el ex- Stratovarius Jari Kainulainen al bajo, Axel Mackenrott a las teclas y Roland Grapow como pieza firme y fundamental de este proyecto.

Excelentes momentos cada una de las interpretaciones, sin tacha en la interpretación y con buen sonido, dejando piezas como “Crystal Night” o “Soulburn”, que solo aumentaban la satisfactoria sensación que el grupo estaba dejando en la concurrencia.

“Heroes” fue un gran momento, uno de los temas que más recuerdan a HELLOWEEN y donde Altzi le puso el micro a Grapow para que cantara alguna parte, demostrando que no anda nada mal de voz el guitarrista. “Kind Heated Light” preludiaba el final, que llegó tras amago de marcharse con “Crawling From Hell”. Una maquina alemana de facturar metal de primera calidad que no falló.

Texto: Antonio Refoyo (www.lamiradanegra.es)

Fotos: Mari Jose Martin (www.lamiradanegra.es)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

4 COMENTARIOS

  1. Masterplan dio un recital en toda regla, con un Rick Altzi como frontman espectacular, al no estar Jorn tenía mis expectativas bajas, pero me sorprendieron mucho y rozaron el 10, un setlist muy bueno, muy centrado en su disco del 2003 (obra maestra) y eché en falta algún tema más de Aeronautics por ejemplo, Wounds o Black in the Burn. Pero salí muy satisfecho.

    De Dragonfly, le pude ver hace un año en una visita a Guadalajara, y fue toda una demostración de supergrupo, un concierto espectacular que comparado con el del Granito he de decir que estuvo a años luz de aquel concierto. Cierto que iban con medio grupo nuevo, pero a veces rozó lo ridículo con el cantante dejando de cantar las partes altas, con Victor de Andres improvisando los solos, y perdiéndose en alguna canción, e incluso dejando temas a medias, muccha falta de cohesión e incluso Juanba Nadal fallando notas (ahí me dí cuenta que era humano y no un extraterrestre como pensaba). Ni de la versión de Maiden se pudo sacar algo positivo, creo que no deberían haber dado el concierto y suspenderlo por la marcha de los miembros del grupo. Una pena, me quedaré con el recuerdo de aquel espectacular concierto en vez de este último.