Inicio Noticias Noticias Breves Lars Ulrich y Kirk Hammett de METALLICA hablan de “Ride The Lightning”

Lars Ulrich y Kirk Hammett de METALLICA hablan de “Ride The Lightning”

16
Madness Live!
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
CENTURY MEDIA
NIGHTFEAR - Apocalypse
BARON ROJO 21 Marzo - Barcelona
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020
METAL PARADISE 2020
Madness Live!
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
CENTURY MEDIA
NIGHTFEAR - Apocalypse
BARON ROJO 21 Marzo - Barcelona
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020
METAL PARADISE 2020
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020
METAL PARADISE 2020

 

Lars Ulrich y Kirk Hammett de METALLICA hablan de "Ride The Lightning"

  En una reciente e interesante entrevista publicada en Rolling Stone, hablan el guitarrista Kirk Hammett y el batería Lars Ulrich (y también el ingeniero/asistente de sonido que grabó el álbum) sobre el 30 aniversario de su segundo disco, "Ride the lightning", y nos cuentan algunas cosas de cómo se grabó, como fue aquel momento y demás. Aquí tenemos un resumen del atractivo artículo:

Empieza comentando el batería: "Estábamos realmente rotos, que teníamos que vivir literalmente día a día y un amigo nos dejó su apartamento para estar ahí mientras grabábamos el disco. James y yo dormíamos en el dormitorio y Kirk y Cliff compartían su sofá. Pero trabajábamos en un disco que iba a definir a METALLICA…".

Era primavera de 1984 y ellos estaban en Dinamarca, en Copenhage concretamente, grabando en el estudio, los Sweet Silence Studios, donde RAINBOW grabaron "Difficult to cure"…, que además era barato. James y Lars tenían 20 años, Kirk 21 y Cliff 22. Un año justo antes habían echado a Dave Mustaine que ya había formado MEGADETH, y ellos habían reclutado a Kirk Hammett de EXODUS y grabado "Kill´em all", disco seminal que de alguna manera definía el incipiente thrash metal.

30 años después, "Ride the lightning" se considera el disco que introdujo la melodía a su arsenal en canciones como "Fade to black" o "For whom the bell tolls", o la propia intro del disco antes del ataque frontal de "Fight fire with fire". Sin olvidarnos de los 9 minutos de la instrumental "The call of Ktulu", que mostraba todo su potencial, o el single "Creeping death", que desde el primer momento se convirtió en un himno para los conciertos. Desde entonces, el disco ha sido seis veces platino aunque por aquel entonces eran sólo headbangers muy jóvenes, literalmente sin un duro pero hambrientos y con todo el futuro por delante. El disco lo produjo la propia banda con la ayuda del asistente Flemming Rasmussen.

Comenta Kirk Hammett de donde proviene el título: "En ese momento estaba leyendo "The stand" de Stephen King, y había un pasaje en el que el tipo estaba esperando para montar el rayo, en la silla eléctrica, ya sabes. Recuerdo que me puse a pensar que era un gran título, "Ride the lightning". Se lo dije a James y además acabó siendo no sólo el título sino también una canción del disco."

Hablando de si lo pasaron bien grabando entonces en Copenhage, dice el guitarrista: "Fue genial cuando empezamos allí pero después de tres o cuatro semanas estábamos hartos de estar encerrados (risas). Fue más fácil encajarlo para el chico danés, pero no para los tres americanos, que sufrimos algo más el choque cultural. Aparte de trabajar en la música y beber cerveza no teníamos mucho más que hacer, aunque supongo que esa cierta "depresión" y sensación de estar encerrado en casa o en el estudio se transmitió de manera positiva de alguna manera a la grabación. No hacíamos mucho más que levantarnos, poner unos vídeos, ir al estudio, volver de allí, poner otros vídeos y beber cerveza… más o menos es lo que hicimos esos días. Quizás destrozamos un poco la casa, no fuimos los mejores invitados (risas)… Y no fueron los momentos más locos o divertidos de nuestra carrera, pero pudimos grabar un gran disco en un estudio muy famoso e importante entonces. Aunque fuera del mismo fue todo una lucha y un período difícil, que no teníamos nada aún."

También habla el productor/ingeniero de sonido, Flemming Rasmussen  de lo que le pareció METALLICA en un principio: "Nunca había oído hablar de ellos pero me gustaron de verdad como personas. Los estudios en los que yo trabajaba allí eran reputados en Dinamarca pero mi mentor en los Sweet Silence estaba muy metido en el jazz, y me decía que no sabían tocar… pero, ¿a quién le importa con esa energía que transmitían? Querían un sonido realmente heavy y con poderosas baterías. Aquí se grabó "Difficult to cure" de RAINBOW, y ellos estaban emocionados por ello y les encantaba el sonido de ese disco, así que querían algo similar para el suyo, usando el mismo estudio y el mismo ingeniero. Estaban bien preparados de todos modos, que ya tenían los temas más o menos terminados, con los arreglos y solos incluso".

Hablando de algunas de las canciones y el estilo del disco, dice Ulrich: "Desde tres o cuatro meses antes de grabar el disco ya estábamos tocando algunos de los temas en pequeños conciertos, "Creeping Death",  "Ride the Lightning," "Fight Fire With Fire" y "The Call of Ktulu. Luego escribimos por ejemplo parte de "Fade to black" en New Jersey en enero del 84 en casa de un amigo. Pero el caso es que en ese disco abrimos nuestros horizontes por primera vez, y no es que quisiéramos romper musicalmente con nada ni empezar a hacer temas más melódicos sino que surgió así. De todos modos, escuchando canciones como "Figth fire" o "Trapped under ice" es obvio que todavía estábamos 100% metidos en el thrash, lo único que nos dábamos cuenta ya de que no queríamos limitarnos a sólo una dirección. En el primero casi todo estaba compuesto por James y yo, y Mustaine, pero ahora Kirk y Ciff contribuyeron también a las canciones, y ellos provenían de una escuela distinta a la nuestra y tenían un rollo más melódico en sus composiciones y sonido."

Sobre el equipo que usaron y algunas curiosidades, comenta Rasmussen: "Vinieron sólo con las guitarras, que habían perdido, o les habían robado parte de su equipo en New Jersey decían. James tenía un Marshall modificado especial, así que tuvimos que buscar entre todas las bandas locales de metal en ese momento a ver qué tenían. Al final conseguimos nueve amplificadores Marshall y nos pasamos el primer día sólo probándolos y buscando el sonido de guitarra de James en "Kill ´em all" pero enriquecido. Él estaba realmente encantado… Por ejemplo para la campana de "For whom the bell tolls" usamos un yunque que había en el estudio, golpeándolo y grabando el efecto de sonido. No hubiera quedado tan impactante y natural a día de hoy, seguro, que no puede haber nada más heavy que el sonido de un martillo golpeando un yunque en una determinada habitación cerrada. Recuerdo también que era febrero y grabábamos de noche, así que hacía mucho frío allí algunas veces. Teníamos enorme calefactores calentando la sala de la batería para que Lars no cogiera una pulmonía. A día de hoy ese estudio de hecho es el apartamento de alguien que seguramente no sepa que seguramente duerma donde Lars se sentó a grabar "Ride the lightning" (risas)."

Sobre los riffs tan reconocibles de "Creeping Death" y "Trapped under ice" comenta Hammet: "No son riffs cogidos de los temas de EXODUS "Die by his hand" e "Impaler" como se suele decir. Sencillamente el manager de EXODUS entonces, que era el tipo que sonorizaba a Mustaine también, Mark Whitaker, les pasó algunas demos de la banda a James y Lars y supongo que les encantó sobre todo "Die by his hands" y quisieron usar algo de esa canción para METALLICA. Quiero decir que no fue que yo les dijera que tenia éste o aquel riff por ahí, aunque tengo que decir que el riff principal de esa canción lo escribí mucho antes, con 16 años."

Hablando de cómo era Cliff Burton en el estudio, dice el ingeniero: "Era un tipo único. Eran los 80 y todo el mundo iba un poco punki y con los pantalones apretados, pero el todavía llevaba campana y no le importaba una mierda lo que le dijeran. Era un buen músico y un tipo realmente agradable, además de un buen jugador de póker. Como bajista era más un solista que un músico de acompañamiento, pero no era un bajista normal, eso seguro. Él solía tocar como en los conciertos, con el sonido atronando en sus altavoces; era bastante salvaje y a todos nos caía realmente bien. Fue un día muy triste cuando murió…".

  También nos cuenta que tenían tan poco dinero que incluso tenían que dormir algún día en el estudio: "No se podían permitir ningún sitio para estar, así que a veces estaban los cuatro en una habitación durmiendo en el suelo. Eran chicos jóvenes y no tenían problema con estas cosas, que a veces tenía que empujarles yo a la ducha después de un par de semanas sin hacerlo, o llevaban la misma camiseta toda la semana. Pero eran como críos, ya sabes, y disfrutamos mucho la experiencia. Solíamos grabar de 7 de la tarde hasta las 4 o 5 de la mañana.

Comenta también Ulrich alguna otra curiosidad: "Allí estaba también al lado el local de ensayo de MERCYFUL FATE, y ni que decir tiene que terminamos los últimos temas del disco, "Fade to black", For whom the bell tolls" y "Escape" allí. Éramos muy fan de ellos, pero llegamos a hacernos amigos entonces y fueron nuestros compañeros todo ese tiempo". Y apostilla Hammet sobre esto: "Es curioso porque por su música te imaginas que serían tipos malvados y satánicos, que hacían sacrificios humanos o rendían culto al diablo, ya sabes. Pero realmente eran sólo un puñado de buenos tipos daneses. King Diamond siempre ha tenido algo de aura, ya sabes, pero en el fondo no puedes encontrarte a un tipo más encantador y divertido que él. En esos momentos pensaba que eran la banda de heavy más dura del lugar, aunque Michael Denner me dijo después de escuchar nuestros temas nuevos de entonces que no, que lo éramos nosotros (risas). Me dejo flipado y noqueado."

Hablando de "Escape", que podía ser algo más pegadiza y comercial, comenta el guitarrista: "Recuerdo comentar la posibilidad de que fuera single, que estábamos en una compañía independiente y pequeña y sería una buena manera de buscar el trampolín a una grande. Afortunadamente desistimos de esa idea… Curiosamente es una canción que no hemos tocado hasta que lo hicimos 26 años después en nuestro festival Orion. Es que no es un gran tema para tocar en directo tal vez."

Acerca de las reacciones que suscitó el disco cuando lo editó Megaforce Records en julio del 84, especialmente con las canciones más melódicas, comenta el batería: "Hubo una reacción contrapuesta con "Fade to black" sobre todo y la variedad que mostraba el disco. Supongo que sorprendió un poco, y la gente empezó a llamarnos vendidos y ese tipo de cosas por primera vez. No entiendo el problema que tienen algunos con que en una canción haya guitarras acústicas, cuando todas las grandes bandas lo han utilizado alguna vez como recurso, BLACK SABBATH, PURPLE, IRON MAIDEN, PRIEST, MERCYFUL FATE…

Finalmente, habla Ulrich de cómo se mantiene el disco 30 años después: "Obviamente se mantiene muy bien. Tiene algún tipo de energía joven que se mantiene durante todo el disco y que lo conserva fresco (risas). De hecho, gran parte del trabajo se mantiene en nuestro repertorio actual: canciones como "For Whom the Bell Tolls," "Creeping Death," "Fade to Black" o "Ride the Lightning" suelen caer siempre en los conciertos actuales de la banda, que no es un mal porcentaje. Y me encanta el sonido del disco, que es muy analógico y nuestro álbum con el sonido más cálido y natural."

Aquí podemos ver el interesante documental (emitido por la televisión holandesa) sobre el primer concierto de METALLICA en Europa como cabeza de cartel, precisamente en la misma época más o menos, en junio del 84.

 

 

 

16 COMENTARIOS

  1. Gran disco el Ride the lighting. Todavía recuerdo cuando lo compré, en vinilo por supuesto, fue un pelotazo de thrash metal directo a la base del estómago. Del maravilloso trío que forma junto con Kill y Master, probablemente es el que menos me gusta, claro está entre dos obras maestras, pero tiene un feeling y una agresividad que quizás no tengan los otros dos.

  2. sin duda junto al Master of Puppets dos de los mejores discos de la historia del Metal.

    recuerdo la primera vez que escuché Metallica, estaba veraneando hará 19 años y compré el casette del master of puppets me dejó flipado ese sonido… al día siguiente compré Ride the Lighting me pasé todo el verano escuchándolos sin parar. tenía 14 años… brutal

    estaría bien una gira tocando el Ride entero

  3. Realmente la trilogia Ride/Master/And justice, es simplemente acojonante. Como dice Spansul, la primera vez que cae en tus manos una de esas tres joyas es una patada en la cabeza. A mi me ocurrió lo mismo que a los demás pero de eso hace ya 23 años. La virgen, que viejos nos volvemos,jejeje.

  4. Ufff discazo por todos los costados. Una producción mejorada respecto del disco anterior, melodías más trabajadas, una cohesión y un empaque brutales… Grandes temas hay ahí. Quizá fue el disco que le abrió los horizontes a Metallica, y creo que fue un acierto para ellos aquel cambio de orientación, y no centrarse tanto en el thrash como podría haber ocurrido.

  5. A mi me impacto sobremanera la entrada de Lars en Creeping Death,pasando por toda la bateria.Harto de decir que eran una mierda,la insistencia de un amigo en que les prestara atencion culmino con el Black Album,que me abrio la puerta para interesarme por todos los demas.20tantos años despues no paso sin ellos aunque algunas obras posteriores me dejaran algo frio.Ride the Lightning junto a los otros trabajos que todos citais es la hostia.A ver si se animan y le dedican un tour donde lo toquen entero.