Inicio Entrevistas Entrevista con David Blomqvist, guitarrista de THE DAGGER

Entrevista con David Blomqvist, guitarrista de THE DAGGER

0
Madness Live!
BARON ROJO 21 Marzo - Barcelona
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
FIVE FINGER DEATH PUNCH
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020
METAL PARADISE 2020
Madness Live!
BARON ROJO 21 Marzo - Barcelona
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
FIVE FINGER DEATH PUNCH
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020
METAL PARADISE 2020
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020
METAL PARADISE 2020

 

THE DAGGER

   THE DAGGER son sin duda una de las bandas revelación, al menos en cuanto a hard rock clásico se refiere, de los últimos tiempos. Con su primer trabajo, homónimo, los suecos están llamando la atención de todo el mundo y lo cierto es que el álbum y la banda en sí son increíbles. Hablamos de todo esto y mucho más con un “anti-modernidad” y “anti-tecnología” David Blomqvist, quien tiene muy claro que los 70 y los 80 son el espejo en el que se mira su banda. Una entrevista amena e interesante que podéis leer aquí

– Hola David, es un placer saludarte. Tengo que decirte que me ha impresionado mucho el disco de THE DAGGER, me encanta y lo mismo digo de la banda en general. ¿Qué te apetece decir para empezar sobre la recepción que está teniendo el disco, primeras críticas, comentarios y demás?

David.- Hola a todos y gracias por tus palabras, ¡encantado de escuchar que te ha gustado el disco!… La verdad es que estamos alucinados con todas las buenas críticas que hemos tenido y con la respuesta general, que está siendo increíble. Parece que se entiende de qué trata THE DAGGER más allá de ponernos la típica etiqueta de "sólo otra banda retro más". La gente está escuchando las canciones y descubriendo y escuchando que son buenos temas y música de calidad. 

– Es interesante porque estamos delante de una banda actual, pero a la vez parece un grupo muy antiguo, hablando en el mejor sentido. Supongo que era vuestra intención sonar así e incluso parecer una banda clásica en 2014, ¿verdad?

David.- Nuestra idea era sencillamente componer buenas canciones. Quiero decir que no nos sentamos a discutir sobre el estilo qué íbamos a hacer, aunque es cierto que nuestras influencias vienen de la época de cuando entendemos que el hard rock vivió sus años dorados, que fueron los 70 y primeros 80. Y comentando sobre el sonido y la producción, estás totalmente en lo cierto, que realmente nos encanta cómo suenan los discos de hace 35/40 años. Personalmente pienso que la mayoría de las producciones en 2014 suenan fatal, todo compresión y encorsetado, en unos valores muy rígidos, todo muy alto, con un montón de guitarras superpuestas y la batería con un sonido muy artificial. Martin Birch (productor de varios de los discos clásicos de PURPLE/RAINBOW, MAIDEN o WHITESNAKE entre otros) sabía cómo hacer que una batería sonara como tal, no como una máquina disparada de efectos. Y tal cual es como suena la de Fred (Estby, batería de la banda), por ejemplo.

– Una curiosidad es que la mayoría de miembros del grupo procedéis de bandas extremas como DISMEMBER o GRAVE, ¡guau! Después de hacer death metal muchos años, ¿cómo surge la idea de hacer una banda como THE DAGGER y con ese sonido, estilo y demás tan clásico y roquero?

David.- Ellos son la gente con la que quería tocar, y además era genial para mí el volver a tocar con Fred de nuevo tras su salida de DISMEMBER en 2007. Y por ejemplo Tobias Cristiansson era la primera y única elección posible como bajista de la banda. Al final somos músicos, y el hecho de que 3 de nosotros provengamos del death metal, y que hubiéramos podido tocar en la misma banda en el pasado, no tiene realmente mucho que ver con THE DAGGER. Es sólo una ventaja en el sentido de que tres de nosotros ya nos conocíamos, sabíamos nuestros gustos, cómo tocábamos, lo que podíamos dar de sí… Luego, llevo tocando con Fred desde los 14 años, y Tobias es muy bueno escuchando y tocando a la vez que la batería, lo que es genial a la hora de crear una base rítmica realmente sólida y potente. Por otro lado, siempre hemos sido grandes fans del hard rock clásico, que discos como "In trance" (SCORPIONS), "Rising" (RAINBOW) o "Breaker" (ACCEPT) siempre han estado presentes en nuestros respectivos autobuses de gira durante años.

– Pero, ¿qué tendrá el sonido de los 70 y 80 para ser tan grande y atemporal, y que siga permaneciendo vigente ahora y siempre? Quiero decir que por ejemplo mucha de la música que había en los 90 y 2000 no eran más que modas del momento, algo que no pasa con el rock clásico…

David.- Pues la razón precisamente es que las canciones y las producciones eran mucho mejores que las que se hacían en los 90 y el 2000. Antes el hard rock era algo muy puro y básico, y las canciones se escribían sin tantos adornos ni aderezos, quiero decir verso/puente/estribillo. En los 90 se empezó a experimentar de más en mi opinión, lo que llevó a una cierta confusión tanto a nivel de músicos y bandas en sí como del propio público. ¿Ahora lo mejor es el funk/hardcore y luego el heavy metal/rap…?, ¿y qué será lo siguiente? Además, después de todo el tema de las hair bands y el maquillaje de finales de los 80, los grupos y los seguidores cambiaron radicalmente de imagen, con lo que se acabó prácticamente el look clásico del rock duro, y era casi imposible ver gente con el pelo largo, vaqueros y chupas de cuero, cinturones de balas… Pero en los 70 y primeros 80 la calidad de las canciones, la actitud, el estilo personal, las melodías e incluso las poses en escena de gente como Blackmore, David Coverdale, Ronnie James Dio o Rob Halford, por nombrar algunos, permanecerá para siempre.

– Volviendo a vosotros, ha sido toda una sorpresa para mí recordar muchas de las grandes bandas que me gustan escuchando el disco de THE DAGGER. Por ejemplo creo que está claro que algunas de vuestras referencias son DEEP PURPLE, URIAH HEEP, los primeros SCORPIONS y también SAXON, THIN LIZZY e incluso los primeros IRON MAIDEN… ¿Me equivoco?… ¿Cuales son vuestras verdaderas influencias?

David.- Estás en lo cierto con las bandas que nombras, y de hecho me siento halagado de que hayas pillado la influencia de la época de Uli Jon Roth con SCORPIONS. Por decirte otras influencias del grupo: RAINBOW, JUDAS PRIEST, WISHBONE ASH o UFO. Y también incluso algunas de las buenas viejas bandas de blues rock, como los primeros WHITESNAKE.

– Es que hasta el sonido es totalmente clásico y vintage… De la producción ya nos has apuntado algo, pero entiendo que incluso el equipo que habéis utilizado estaría orientado en este sentido, ¿no? ¿Qué nos cuentas sobre esto?

David.- Sí, hemos grabado el disco entero con la idea de conseguir ese feeling y ese rollo que todo buen álbum de rock necesita. Y es que queríamos evitar a propósito el "nuevo sonido", por eso hemos grabado como una banda, todo el disco como una unidad, de una pieza. Quiero decir que no hemos grabado cada parte por separado y luego pasárselo a Fred, que lo ha producido, para que le diera forma. De hecho hemos dejado ahí los pequeños fallos para que cada canción tuviera su rollo absoluto y su alma. Estamos muy contentos de que haya sido así, y es que algunos de mis solos están fuera de tono en algún momento pero, ¿a quién le importa?

El hard rock nunca ha significado que tengas que sonar o tocar 100% perfecto, ¿verdad? Creo que actualmente las bandas se concentran demasiado en hacer los discos totalmente perfectos, y les asusta muchísimo que el oyente pueda pillarles esos pequeños fallos de ejecución o lo que sea. De hecho, para mí la perfección es poder escuchar esas pequeñas imperfecciones naturales que le aportan tanto rollo a la canción. La espontaneidad y el estilo personal son mucho más importantes para mí que las capacidades técnicas pero que suenan sin personalidad ni pasión, muy frío. No hay más que escuchar a los grandes maestros de la improvisación como Blackmore, Lord y Paice. Ellos usaban instrumentos y equipo clásico, nada de tema digital ni moderneces. Siempre he oído por ejemplo tener que tocar con amplis actuales con canales por todos lados, sonido digital y diferentes tipos de audio para elegir. Yo lo único que necesito para mi guitarra es agudos, medios tonos, bajos, ganancia y volumen.  

– El disco es muy directo, corto pero intenso, sin relleno ni canciones más débiles. Para mí es el tipo de trabajo perfecto, como se hacía en los viejos tiempos, 40 minutos o los que sean pero todos de calidad y que se disfruta de principio a fin.

 David.- ¡Gracias! Ésta es la manera en la que queríamos sonar: directo, canciones que van a lo importante, sin relleno ni aditivos ni largas intros sino riffs pegadizos y estribillos cojonudos (y encima sin que suene comercial). Desde el principio hemos puesto toda la incidencia en conseguir grandes melodías, porque si la canción no las tiene nadie las recordará. Personalmente me encantan las melodías y armonías dobladas de guitarra. Y esto es algo que ocurre en todas las canciones del disco, que el secreto está en combinar estructuras de simples de canciones con buenas melodías y ganchos sonoros, no hay más.

– Desde el principio me gusto el concepto del título, la portada y demás. Quiero decir, una daga, un cuchillo mezclado con cuero es algo muy heavy, algo que concuerda totalmente con esa idea de hard rock clásico. Cuéntanos sobre esto, por favor, sobre el significado de esto, la idea detrás de la portada y demás, además del propio nombre… ¡que suena y encaja genial!

David.- La idea original de poner nuestras feas caras reflejadas en la daga fue idea mía. Luego ya Fred y Nikko Knösch (que es el tipo que nos ayudó a trazar o esbozar esa primera idea) ya hicieron el resto y desarrollaron el concepto complete… Pienso que fue una gran idea el poner la chaqueta de cuero debajo de la daga, que fue cosa de Fred. De hecho el consiguió la daga real que veis para usarla para hacer las fotos y crear la portada completa.  

– Por supuesto se edita en vinilo también. ¿Qué nos cuentas sobre esto, cómo te sientes de editar tu disco en este adorable formato?… Y, por extensión, ¿qué te apetece comentar  de estos tiempos en los que es tan difícil vender discos?

David.- Estaba claro que nuestro disco tenía que salir en vinilo, y tanto por nuestra parte como por la de la compañía, Century Media. Este tipo de música suena mejor en vinilo, está claro, es tan sencillo como eso. Así que estoy muy contento de que el disco tenga edición vinilo porque cuando surgió el CD casi noquea a los LP´s, casi los echa del mercado para siempre. Llegó un momento en que era carísimo hacer y vender vinilos y nadie se lo podía permitir, pero el auténtico caballo de batalla de las ventas llegó con las descargas. Personalmente, y no solo por ser yo mismo uno de los artistas, no tengo ningún interés en bajar música. Yo escucho vinilos, Cd´s e incluso casettes, que ni siquiera tengo un iPhone o un reproductor de MP3 con el que bajarme y escuchar música ahí. Ahí puedes comprobar mi interés por todo esto (risas).

– Vosotros habéis demostrado que es posible hacer buenos discos clásicos en 2014. Y es que, volviendo a lo que hablábamos al principio, muchas veces no entiendo porqué muchas de las nuevas bandas tratan siempre de experimentar, de sonar modernos, de mirar adelante por decreto… Me refiero a que ¿porqué no es válido y posible sonar actualmente como en los 70 por ejemplo?

David.- ¡No puedo estar más de acuerdo! Hoy en día hay demasiadas formaciones concentradas en llegar con algo totalmente novedoso y original pero en el fondo se olvidan de escribir una buena canción, que es lo principal. Para mí, ua canción, o un disco, con 5 o 6 géneros diferentes mezclados no funciona. Personalmente no me importa nada ser original o no mientras las canciones que componga o que toque sean buenas.

– Me resulta ineresante que no estamos solos en este tipo de pensamientos, que estamos viviendo un gran revival de bandas que hacen hard rock clásico a día de hoy. Y no me refiero a bandas formadas por veteranos como WINNERY DOGS, BLACK COUNTRY COMMUNION o BLACK STAR RIDERS sino más bien a grupos nuevos como BULLET, 77, STRIKER, VANDERBUYST, WHITE WIZZARD, BLACK SPIDERS, AIRBOURNE,STRIKER, VALIENT THORR… ¿Qué me dices de esa idea de “mirar atrás” a la hora de hacer nueva música y cuáles son tus bandas favoritas en este sentido?

David.- Creo que hay un cierto tipo de retroceso, por decirlo así, en todos los tipos de nuevo metal (incluso en detalles como meter ritmos industriales, cantantes de ópera, rollo gótico, el metalcore, rapear y todo eso). Para nosotros ése no era el camino y teníamos claro que escribíamos canciones en el estilo clásico y a la manera del hard rock de toda la vida. Y si la gente de repente “despierta” y se da cuenta de que el rock actual en muchos casos no tiene nada que decir, pues perfecto, pero a nosotros no nos afecta lo que estén haciendo o no otras bandas alrededor nuestra. Pero ya nos pasaba con DISMEMBER en su momento, que nunca nos importaron las modas ni tendencias de cada momento. Creo que en la música hay que confiar en uno mismo y en lo que estás haciendo sin importante hacia dónde sople el viento. Por otro lado, está claro que hay bandas nuevas muy interesantes como Robert Pehrsson’s Humbucker, 77 o black trip. O por ejemplo me gustan mucho los dos primeros discos de los suecos WOLF: guitarras dobladas y riffs cojonudos.

– Por cierto, me llama la atención que no tengáis una página web propiamente dicha, solo el Facebook oficial de la banda. ¿Crees que a día de hoy es suficiente solo con el apoyo y la promoción sólo en redes sociales?

David.- Soy la persona totalmente equivocada para hablar de redes sociales porque aún me niego a usar Facebook o cualquier otro tipo de servicio de este tipo. No tengo ningún interés en los “medios-histeria” actuales, y de hecho me parece una de las razones por las que la gente pierde el interés en comprar discos en las tiendas. Ahora todo vale con pulsar un jodido botón por no mover sus vagos culos al metro e ir a la tienda más cercana. Además, toda esa moda de los “adelantos”, actualizaciones y demás le quitan todo el misterio y emoción que tenían las viejas bandas en este sentido. Yo quiero que aún me sorprendan las canciones en los conciertos, ya sabes, así que si puedo decidir por mí no tendríamos una jodida página web. Pero bueno, ya sé que estamos en 2014, no en 1982, así que es difícil no tenerla que la gente quiere estar informada y leer sobre las bandas que le interesan. Pero les digo a mis compañeros que se encarguen ellos de esto (risas).

Mira, hace pocos días ví a KING DIAMOND aquí en Estocolmo y en cuando salió al escenario de repente había mil teléfonos tapándome la vista y tomando fotos, grabando y demás. Pero bueno, ya te digo que yo soy uno de los pocos dinosaurios que quedan con esto, jeje… Te voy a contar una anécdota divertida sobre esto, y es que hace poco me junté con unos viejos amigos en la casa de Robert Pehrsson y claro que alguien hizo fotos y las subió a Facebook, ya sabes. Como no podía ser de otro modo, no aguanté con mi boca cerrada e hice varios comentarios sobre eso, y él sencillamente me calló diciendo que me la mandaría a mi walkman (risas). ¡Fue el comentario del año!, y es que ya me vale por bocazas… (más risas).

– Volviendo a vuestro disco, vamos a hablar de algunas canciones… Para empezar, ¿cuáles son las que más están gustando en general y también tus favoritas personales? 

David.- Quizás las que más están dando que hablar sean “Ahead of you all”, “Ballad of an old man”, “Skygazer”, “Electric dawn” y “1978”. Curiosamente, por alguna extraña razón e está quedando totalmente anónima “Call of 9”, que es de mis favoritas y tiene un riff brutal… Es totalmente Blackmore pero casi nadie lo está comentado, me resulta curioso…  

– Mis favoritas probablemente sean “Ballad of an old man" (¡qué temazo!), "Skygazer" (que me recuerda mucho a URIAH HEEP e incluso a los primeros SCORPIONS), y "Nocturnal triumph" (más sureña, con un toque entre MOLLY HATCHET y PURPLE). ¿Qué me cuentas de éstas para empezar?

David.- “Ballad of an old man” la escribió Tobias (bajista) y la letra y la línea vocal está hecha a medias entre él, Fred y yo. Cuando empezamos a ensayarla sonaba un tanto frágil, pero poco a poco se convirtió en realmente buena y un tema con un sonidazo ya al grabarla… gracias entre otras cosas al Hammond de Jani (cantante), que le da ese punto tan PURPLE, y sus increíbles voces al final de la canción. De hecho, tiene reminiscencias de “Child in time”, “When a blind man cries” e incluso “Souldier of fortune”m sin duda, además de un rollo muy melancólico encantador que encaja muy bien con la letra. Además, es la primera vez en mi vida que uso una guitarra slide para hacer el sólo más triste y nostálgico, ya sabes, a lo “The gypsy”, que sonara solitario y triste.

“Skygazer” es una de las primeras canciones que escribimos. Yo hice la música y la letra, y la solíamos llamar “la canción vieja” porque tiene realmente ese rollo del viejo hard rock. En ésta toca el órgano un tipo llamado Johannes Borgström, que fue idea mía para darle ese toque ancestral casi que además pega perfecto con el título. La música del tema habla por sí misma: riffs sencillos combinados con armonías dobles de guitarra, y luego el desarrollo de la canción tiene ese punto a lo Coverdale, con el deje bluesy y una manera de cantar más libre, sin reglas. La letra es muy melancólica, como los primeros blues de David Coverdale, aunque el estribillo es 100% homenaje a DIO.

“Nocturnal triumph” tiene ese sonido más americano que mencionas, al menos más que el resto del disco que quizás sea más “británico” tal vez.  Tobias compuso la música y Fred la letra y melodía vocal. Personalmente creo que es un poco la canción que sostiene un poco el resto del disco, con ese riff inicial tan roquero y el ritmo general del tema, mientras que el estribillo es como más hímnico. Incluso hemos usado hasta detalles de campanillas y viejos aplausos para darle más ritmo, ¡brillante!  

– "1978" en concreto es una declaración de intenciones total, ¿verdad? Además, yo nací ese año, así que es bonito recordarlo escucharlo esta canción, jeje. De todos modos, me parece de lo mejor del álbum y uno de los temas más representativos tal vez…  

David.- Sí, y tiene un arreglo muy simple y probablemente el mejor y más memorable estribillo de todo el disco. Tobias y yo escribimos la música y Fred la letra y las increíbles melodías vocales que tiene. El estribillo es alucinante, realmente pegadizo en mi opinion, y además Jani hizo un gran trabajo improvisando algunas frases sobre la base de las armonías de guitarra. La letras habla obviamente del año 1978 cuando salieron algunos de los mejores discos de hard rock, y a mí me encanta esta letra en concreto mencionando algunos discos de THIN LIZZY, PRIEST y WHITESNAKE. Siempre me ha gustado este tipo de detalles en las letras, y es que de todos modos no puedes llamar a una canción “1998”, ¿verdad? (risas).

– "Dark cloud" creo que es vuestra primera canción, con un rollo más THIN LIZZY e incluso RAINBOW/PURPLE también. Fantástica… ¿qué nos cuentas de ésta? Con mucho trabajo de riff, directa y como una patada en la cara, ciertamente, aunque a la vez con melodía y feeling. Curioso que fue el comienzo pero ahora cierra el disco…  

David.- El riff inicial es muy “Lady double dealer”, ¿verdad? La razón de dejarla la última es porque queríamos terminar el disco de manera breve y rápida en vez de usar el típico recurso de la canción lenta y larga al final. Quizás lo normal era haber dejado para el final “Ballad of an old man”, pero no queríamos eso… El riff es uno de los mejores del disco, está claro, y la letra trata de la mala suerte y de cuando las cosas no van bien en algún momento. Le dije a Fred que escribiéramos una canción sobre la mala suerte que tenemos, y es lo que hicimos en su momento. De esto que parece que tienes una nube negra sobre ti todo el tiempo, y de ahí viene el título. Y es que de alguna manera hay un perdedor en cada “dagger” (risas).

THE DAGGER – ¿Y cómo es la banda en directo? Quiero decir que cómo es THE DAGGER sobre el escenario, cómo es un concierto vuestro? Me encantaría verlo, ¡sin duda!

David.- Siempre damos lo máximo para hacer un gran concierto de rock duro, y no nos importa hacer poses hardroqueras sobre el scenario. Cuando seamos millonarios queremos tener un show con un montón de pirotecnia como MAIDEN en los primeros 80, incluso vestir a alguno de nuestros roadies como Eddie (risas).

– ¿Tenéis idea de girar este verano, algunos festivales ya contratados o tal vez ya os pilla un poco tarde este año?… ¿Cuáles son vuestros planes de gira para lo que queda de 2014… alguna posibilidad de veros en España?

David.- Tenemos varios conciertos y festivales cerrados para este verano y otoño, y hay bastante interés parece por parte de promotores de todo el mundo, así que nos pondremos en marcha pronto… Y sin duda queremos ir a España pronto a tocar, ¡seguro!

– Para terminar la entrevista, ¿cuál es la diferencia para ti entre las grandes bandas clásicas y los recién llegados o los que quieren llegar a ser grandes?… ¿Qué necesitan las nuevas bandas (aparte de dinero, promoción, una gran compañía detrás y demás) para llegar a ser tan grandes?… ¿Crees que es posible en la actualidad o ya no?

David.- Nuestra intención es tocar en grandes recintos y ser una banda importante. Quiero decir que no formamos THE DAGGER solo para tocar en pubs por cerveza gratis. Somos muy serios con esto y genial la increíble recepción que estamos teniendo hasta ahora, ¡nos está sobrepasando sin duda! Pero está claro que el negocio de la música no es nada fácil, y ahora menos, que no creo que se trate sólo de buscar la suerte, tener contactos y besar los culos adecuados (lo que tampoco haremos). De cualquier manera, somos muy positivos con respecto a esto y creo que estamos en el buen camino.

– Ok, David, muchas gracias por esta interesante entrevista y enhorabuena por un primer disco realmente fantástico. ¿Algo que quieras añadir para cerrar la entrevista?

David.- ¡Muchas gracias de nuevo! (lo dice en castellano) … Up the daggers! Cheers!

David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)