Inicio Conciertos Crónica y Fotos de HELLFEST – SLAYER, SABATON, PHIL ANSELMO, ANGELUS APATRIDA…

Crónica y Fotos de HELLFEST – SLAYER, SABATON, PHIL ANSELMO, ANGELUS APATRIDA…

5
Madness Live!
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
CENTURY MEDIA
NIGHTFEAR - Apocalypse
BARON ROJO 21 Marzo - Barcelona
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020
METAL PARADISE 2020
Madness Live!
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
CENTURY MEDIA
NIGHTFEAR - Apocalypse
BARON ROJO 21 Marzo - Barcelona
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020
METAL PARADISE 2020
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020
METAL PARADISE 2020

 

HELLFEST

 

Viernes 20, Sábado 21 y Domingo 22 de Junio 2014 – Clisson – Francia

 

SOBRE EL HELLFEST 2014:

Novena edición del Hellfest, y primera para mí. Sin duda un gran festival que se ha ido construyendo a si mismo poco a poco hasta presentar un cartel espectacular con tres cabezas de cartel mastodónticos este año. Quizás sea por eso, o por su buena reputación, que tenía el cartel de "abono de 3 días" agotado desde febrero, pasando de un aforo de 35000 espectadores el año pasado a uno de 45000 este año.

El aumento de aforo implica más masificación y necesitar más medios para evitarlo, pero al parecer el hecho de haber aumentado en un millón de euros el presupuesto para contratación de artistas (pasando de 3 millones y medio en la anterior edición a 4 y medio de este año) casi obligaba a aumentar la venta de entradas.

Finalmente la  afluencia de los tres días superó las 150.000 personas.

A la llegada al festival grandes entradas con plaza asfaltada, stand de información, extreme market cubierto y otros puestos más bien promocionales.

¡Sorpresa! Hay una inmensa escalera metálica de 30-40 escalones que hace de puente por encima de una carretera que seguramente debía de servir para evacuaciones de emergencia. Si a nuestra llegada costó subirla cargados con el material de acampada, el último día simplemente costaba subirla por el cansancio.

Tras la escalera, la carpa DJ, un servicio de recarga de móviles (cola kilométrica), consignas (habían mil previstas, que se agotaron rápidamente y luego pagabas 15€ por que te pusieran las cosas en una bolsita transparente que guardaban vete a tu saber donde), bares y restauración, la carpa para socios Hellfest (club privado) y las duchas (claramente insuficientes, calculo unas 35-40; pagabas 6€ por un brazalete azul que te daba derecho a usarlas).

Y un punto de agua para hacer abluciones sin pagar y rellenar botellas. Se convirtió en punto indispensable de peregrinación para aquellos que no estaban dispuestos a seguir la dieta de la cebada.

La zona de acampada vallada muy amplia (pero aún así insuficiente) dividida por sectores de colores, con control de entrada y salida. No oí hablar de robos.

Ni un punto de agua en toda la zona de acampada. Uno de los defectos más criticados del festival. El agua. Como este año hacía tanto calor la necesidad del líquido elemento se disparó, y su ausencia provocó el descontento generalizado.

Reparto de bolsas de basura de diferentes tipos para residuos orgánicos, botellas, latas y cartón. Punto positivo.

Y qué decir de la zona de conciertos… gigantesca superficie que aún así en los momentos de mayor afluencia se convertía en un hormiguero.

Numerosos puestos de comida de todo tipo, hasta con piernas enteras de ternera dando vueltas a la brasa. Los puestos de comida eran bastante criticados por la gente, sobre todo los de hamburguesas a 7- 8€, pero nadie les obligaba a comerlas. Había gran variedad y a mejor relación calidad precio.

Numerosas barras de bar y varios containers con merchandising. Yo personalmente nunca tuve que esperar más de 3-4 minutos para conseguir una cerveza, y eso es un punto MUY POSITIVO. Negativo, 2,50€ el doble de cerveza, 5€ el medio litro y 13€ el 1,4 litros + el precio del vaso que pagabas cada vez que llegabas sin.

Sanitarios repartidos por el recinto, unos químicos y otros con agua corriente.

Sombra, la justa. Un bosquecillo, siempre hasta los topes por el calor y tres grandes árboles más desde donde más o menos veías los escenarios principales y que recordaban a escenas de Africa con un montón de animales bajo un solitario árbol en medio de la savana.

Ah, y una enorme noria, para verlo todo desde las alturas.

El escenario principal compuesto por 2 estructuras idénticas paralelas. Generalmente tuvieron sonido bueno incluso con viento.

Gran carpa con los escenarios “The Altar” y “The Temple”, que para mí dejó bastante que desear a nivel acústico aunque al final conseguí pillarle el truco. Ponerse delante de la mesa de mezclas. Otra cosa era conseguir llegar hasta allí, teniendo en cuenta que en general ibas de un lado a otro del recinto entre grupo y grupo con sólo 5 minutos para desplazarte antes de que empezase el siguiente.

“The Valley”, segunda carpa en tamaño, con un solo escenario y con unas columnas bastante molestas para ver los conciertos. Sonido, bueno, vale.

“The Warzone”, El escenario hardcore y punkero. Situado detrás de la noria. Bastante grande, con buen sonido. Algunas bandas que tocaron allí reconocieron no estar acostumbradas a tanto espacio y se metían más hacia el centro para sentirse cómodos.

Entre todos los escenarios siempre tenías 3 grupos tocando a la vez.

Repartidos por el recinto esculturas y figuras que al anochecer iluminaban con mini pebeteros ardiendo y que daban un aspecto muy especial a la noche.

En general, creo que es un esfuerzo organizativo enorme. Según me dicen, muy mejorado respecto a la edición anterior.

Lo negativo ya lo he dicho, salvo el ¡POLVO! A ratos era una oda respirar. Pero si tienes a 50000 reses pisoteando los pastos durante 3 días, pues sólo queda la tierra reseca y polvorienta debajo.

Ah, y los robos en las primeras filas. Los hay que vamos bien aconsejados con el móvil del año de la pera en vez del bueno, y los hay que van con su Smartphone última generación que filma muy bien y hace fotos de la leche, pero que cuando se dan cuenta ha desparecido de su bolsillo.

Vamos con las crónicas de los conciertos que me ha tocado redactar, que no son ni mucho menos todos los que vi.

Paciencia si hay errores, nadie se estrena perfecto.

 


 

VIERNES 20

 

ANGELUS APATRIDA

Abrían el festival en el escenario principal nuestros españoles ANGELUS APATRIDA con la baja de su guitarrista David por su reciente accidente y con Ekaitz Garmendia (EXTINCTION) como sustituto temporal.

Debido al retraso de apertura de puertas (horario previsto a las 10 de la mañana, y que finalmente abrieron pasadas las diez y cuarto) y a la gran cantidad de gente que se apelotonaba a la entrada del recinto de conciertos no pude asistir al inicio de la actuación, llegando al final de la segunda canción ("Of Men and Tyrants") para encontrar un público bastante escaso  comparado con lo que sería el resto de la jornada. No es fácil abrir un festival a las diez y media de la mañana y con un tiempo de actuación limitado a 30 minutos.

Presentan la cortante "Vomitive" haciendo Guillermo indicaciones al público para que se desencadene el primer "circle pit" del festival.  Vista la hora y el número de espectadores se convirtió en una polvorienta ligera sesión matinal de footing; eso sí, fue solo el preludio de todo el polvo que tragaríamos durante los tres días.

"Give’Em War" de su album homónimo cayó después como una apisonadora provocando movimientos de cabeza del respetable.

Siguieron con "You Are Next", infalible, logrando ser coreados por el público y apareciendo una bandera republicana entre el respetable con gestos de aprobación desde el escenario.

Un comentario de Guillermo recordando que echan de menos a David, un "we love you" y enlazan con Blast Off y Legally Brainwashed, los dos últimos trallazos de un setlist que supo a poco, pero media hora no da más de si.

Buena actuación de los manchegos sobre las tablas y con la calidad en directo que nos tienen acostumbrados, pero con la dificultad de abrir un festival a tan temprana hora. Lástima que ninguno de mis amigos franceses (incluidos 2 redactores de webzines) los conociesen de antemano. Seguirán creciendo, eso seguro.


 

WEEKEND NACHOS

Terminada la actuación de ANGELUS APATRIDA, camino directo hacia la carpa que conforman los dos escenarios "THE ALTAR" y "THE TEMPLE". WEEKEND NACHOS, una banda hardcore-grindcore de Chicago que tenía curiosidad por ver en directo tras ver en youtube como se desenvolvían en pequeñas salas donde el público estaba literalmente encima de ellos.

Algo más de público en esta ocasión, más heterogéneo.

Pasajes instrumentales con ritmos pesados y lentos combinados con trallazos más salvajes donde el cantante se desgañita en una amalgama ininteligible fueron la base del concierto para mí. Interesante, hizo mover cabezas, consigió una buena cantidad de aplausos, pero se notaba  que se sienten más cómodos en pequeños ambientes. Mención especial para el moño del batería…


 

M.O.D.

A las 4 de la tarde, con un sol de justicia que te recordaba a cualquier festival español,  tocaban M.O.D. (Method Of Destruction), la banda de crossover trash hardcore de Billy Milano (ex- Stormtroopers Of Death) en el escenario principal. Sin duda uno de los conciertos que más disfruté del festival por su buen rollo, desenfado y calidad metalera de la antigua escuela.

Combinación de covers de S.O.D. y canciones de M.O.D. con charlas de Billy, al que se veía feliz en el escenario, incluso manifestando su sorpresa cuando, tras ser contratados por la organización les comunicaron que tocaban en el escenario principal en vez de uno más pequeño para grupos hardcore.

Abrieron con "Aren´t You Hungry" de S.O.D. para seguir con "Get a Real Job", oda al trabajo basura, para seguir con ritmo frenético del guitarra Mike Arellano arrancarse con "Imported Society" y "No Glove No Love", momento en el que la polvareda delante del escenario era lo suficientemente sintomática de como se estaba enganchando el público con la actuación.

Continuamos con canciones de M.O.D. hasta la festiva "I Love Livin’in the city" (cover de la banda punk rock FEAR), que Billy presenta y hace corear al público.

Agradecimientos al público por acudir a escuchar "sus estúpidas canciones" y entramos en el set dedicado a la extinta S.O.D. (para el que no lo conozca, basta con escuchar "S.O.D. Live at Budokan"):

Cae "Kill Yourself", desata polvareda que ya no cesaría hasta el final de la actuación, y se nota que se gustan en este territorio. Son los clásicos y saben que es caballo ganador.

Ritmo de bateria para arrancar el trallazo "Milano Mosh" coreado por el público, "Fuck The Middle East" en versión  corta y enganchan con "Pussywhipped", ya no puedo parar de retorcer mi cuello hasta el final imitando los movimientos convulsivos de Mike Arellano.

"First Banging Mania" , el público alterado, Milano a tope, nos quieren rematar a mitad de jornada del primer día… siguen con "Speak English or Die" muy celebrada por el público, más polvoooooo, y, tras una arenga sobre ser feliz y blablabla, como corte final "United Forces", la última canción grabada por M.O.D. y que como Milano se encargó de recordarnos, tienen disponible en descarga gratuita en su web.

Conciertazo aplastante con tintes nostálgicos de otros tiempos.

Gracias a Billy Milano y sus secuaces.


 

THERAPY?

Tras M.O.D. un paso fugaz por THERAPY? en el escenario principal, donde pude ver al grupo de Andy Cairns. Los vi hace años cuando sacaron su disco más famoso (TROUBLEGUM) y me aburrí. Quería darles otra oportunidad 20 años después, y tras verles salir al escenario con ganas, actitud y energía, escuche "Knives", "Screamager" y "Teethgrinder". Con las dos primeras la cosa andaba regular, pero al oir lo que para mí era un destrozo de un bombazo rítmico como es "Teethgrinder" con un Andy Cairns que anda muy justito de voz, me fui a reponer fuerzas.

 


 

TRIVIUM

TRIVIUM tenía que tocar a la una de la mañana pero fue intercambiado con DEATH ANGEL y finalmente tocaron a las 5 de la tarde, lo cual seguramente hizo perder espectacularidad al concierto dado el decorado "glacial" que llevaban con un enorme telón de fondo representando la portada de su último disco "Vengeance Falls" y enormes esculturas con la "T" de TRIVIUM en los laterales.

Supongo que también habría gente que se perdería el concierto al no estar el orden de actuación actualizado… pero estaba hasta arriba.

Tengo que reconocer que no son de mis bandas favoritas, y es que la voz de su cantante no me acaba de gustar, pero una oportunidad de verlos tampoco se deja pasar, sobre todo cuando las otras alternativas a esa hora me resultaban menos atractivas.

Comienzan la descarga presentando "Brave This Storm" de su último disco (y el único que he escuchado), sonando con ritmo y fuerza. "Built to Fall", seguida de "Strife" también de la última hornada. Empiezan a gustarme, tienen buena actitud en escena y el cantante se le notan unas tablas enormes. Domina los gestos y las poses totalmente para transmitir al público y hacer que participe.

"Black", "Anthem (We Are the Fire)" con el cantante jugando con el público con los coros, y tercera del último disco: "Through Blood and Dirt and Bone" con palmas, headbanging, polvo, mucho polvo, solo de guitarra bien ejecutado y la verdad, una banda que acompaña perfectamente a los coros más duros y moviéndose constantemente por el escenario sin entorpecerse.

"Down From The Sky" es la última en caer antes de retirarse para los bises.

La gente tiene ganas de más, aparece un telón con la portada del álbum "In Waves" y suena la intro "Capsizing the Sea" para aparecer el cantante y gritar como un oso enjaulado "In Wavesssssss!!!!!!" Enorme y poderoso cierre para una banda que consiguió ganarse al público con sus tablas y buen hacer, y a mí mismo pese a mi escepticismo inicial.

 


 

SLAYER

Después de no haber visto a SLAYER desde que expulsaron a Dave Lombardo de la banda (con el regreso de Paul Bostaph) y tras la muerte de Jeff Hanneman (sustituido por Gary Holt), me aprestaba a que me masacrasen los oídos con su volumen y brutalidad habituales. Había ledo que no perdían con los cambios y quería comprobarlo en persona, aparte de ser una de mis bandas preferidas.

Arrancan con "Hell Awaits", con su comienzo lento, machacón y con las guitarras cortando la noche con su filo. Gran canción para poner a las huestes metaleras en pie de guerra. Ejecución soberbia, pero no hay nube de polvo en las primeras filas. Paciencia, todo llegará.

Siguen con "The Antichrist" del "Show No Mercy", otro trallazo sin piedad. Mi cuello empieza a sucumbir, pero el resto del cuerpo no acompaña debido a la fatiga y parece que el del resto del público tampoco.

"Necrophiliac", "Mandatory Suicide", "Captor of Sin". Un grito desgarrador de Tom Araya anuncia "War Ensembleeeeeeeeee". Ejecuciones perfectas de grandes clásicos de la banda con un Kerry King que no para (como siempre) y un Gary Holt bastante activo e integrado en la banda, pero con un Tom Araya estático al 95% salvo para darse la vuelta y tocar de cara a los Marshall en pasajes instrumentales.

No recuerdo en qué momento se dirigió al público para recriminarnos nuestro exceso de estática, no se movía nadie, pero dejó claro que no estaba contento y creo que condicionó su actitud durante el resto de la descarga. Algo similar vivimos en Guernika los que los vimos en el Metalway en 2005. También se mosqueó por lo mismo.

De todos modos, la carniceria "estática" continuaba.

"Hate worldwide" del World Painted Blood, el hasta la fecha último disco de estudio de la banda siguió la línea general, para volver otra vez al pasado con "Disciple" que sonó atronadora (incluso la voz de Araya).

Era hora de tocar la nueva canción, "Implode", comienzo rítmico y pesado para cambiar de ritmo y lanzarse a toda máquina como solo ellos saben hacer.

Y enfilamos la línea recta de temazos indispensables que todo el mundo desea oír, salvo "Black Magic" que no esperaba en el repertorio.

"Seasons in the abyss", "Dead Skin Mask" con el anuncio de canción de siempre, pero poco coreado por el público, "Raining Blood" con su redoble de tambor y riff demoledor para dejarlo todo arrasado (brutal!).

"Black Magic", agradable sorpresa para mí.

Y encaramos "South of Heaven" sin darnos cuenta de que esto toca a su fin. Que decir de esta canción que no se haya dicho ya…

"Angel of Death" sirve para cerrar el concierto con despliegue de una gran bandera con logotipo de una birra verde muy conocida cuyas letras han sido sustituidas por "Jeff Hanneman" y se puede leer también: Angel of Death – Still Reigning 1964 2013.

Fin de la matanza pero sin llegar la sangre al río. No hubo polvareda y Tom Araya se despidió con rapidez inusual con algo así como "esto ha sido Slayer" para esconderse en el backstage inmediatamente después. El resto del grupo saludó como es habitual.

Gran descarga de SLAYER (como nos tienen acostumbrados), sin notarse los cambios en el line up, pero con un público excesivamente frio.

Como anécdota diré que durante el concierto estaban SABATON en el escenario principal paralelo afinando, y cuando le tocó el turno al batería, tuvo que desistir porque no se oía a si mismo…


 

SABATON

…Y le tocó el turno a los suecos SABATON. Difícil papeleta tocar detrás de SLAYER, pero la ventaja de los festivales es que hay público para todos los gustos y contaron con una considerable afluencia. Mucha más de la que se esperaban, como el dicharachero Joakim Brodén se encargó de repetir varias veces.

Suena la intro con "The March to War", un bonus track del álbum "Primo Victoria", para seguidamente sonar la potente pero melódica "Ghost Division", momento en el que salen en tromba el grupo al completo, con su look paramilitar y Joakim con sus gafas de sol y pectorales metálicos.

Con samples grabados suena el inicio de "To Hell and Back". El grupo suena compacto pese a los cambios de lineup de los dos últimos años (tampoco tengo referencia en directo para comparar) y Joakim canta sin dificultad.

"Carolus Rex" es la siguiente en caer, con un público entregado respondiendo a las incitaciones de su incansable cantante y coreando con fuerza. La veloz "Screaming Eagles" deja paso a "Swedish Pagans", momento en el que Joakim se lo pasó en grande diciendo que no eran SABATON sino los VILLAGE PEOPLE y se arrancaron con una versión de "YMCA" que hasta el público coreó durante unos segundos… Curiosamente, para mí, ese inciso y lo hablador que es su cantante consiguieron romper el ritmo del concierto y el público ya no respondió de la misma manera hasta la canción final.

Cayeron "Soldier of 3 Armies", "Resist and Bite" con Joakim cogiendo una guitarra para simular que toca muy mal el riff de DEEP PURPLE "Smoke on the water" y luego demostrar que va sobrado rascando para nosotros "Master of Puppets" de METALLICA uniéndosele la banda detrás.

Suena el sample "Sun Tzu Says" para dar paso a "The Art of War", una de las indispensables de SABATON en cualquier concierto y con un público que volvía por sus fueros.

Y como guinda al pastel, tras un breve abandono del escenario vuelven para despedirse con "Primo Victoria", to the gates of hell… Primooo Victoriaaaa. Broche perfecto para una consistente actuación, pese al rollo VILLAGE PEOPLE, y se despiden del público con "Dead Soldier’s Waltz" de fondo.

Tengo ganas de verlos con su setlist completo en Lyon (donde resido actualmente) a finales de diciembre.

Fin de la primera jornada para mí, aunque tenía ganas de ver a DEATH ANGEL, el reposo del guerrero se convirtió en prioridad.


 

SÁBADO 21

OF MICE AND MEN

Para abrir boca el sábado por la mañana, y con el recuerdo todavía caliente de las descargas del día anterior me dispuse a ver con mis amigos al grupo OF MICE AND MEN, banda de metalcore californiana de la que apenas tenía referencias, pero que tardaron el tiempo de pedir una cerveza en convencerme en directo.

Un cantante con pelo corto pero tatuado hasta las orejas cantando con voz gutural acompañado de un bajista con cara de chiquillo que hacía los coros melódicos agudos sin irse de tono demasiado a menudo, un guitarrista que no paró, un bateria con pocos elementos pero que le bastaba sobradamente para mantener la base de las canciones.

Y mucha tralla secundados por un público entregado, levantando polvareda, haciendo un "wall of death" enorme (aunque el record del festival lo consiguió DAGOBA)…

Bravo.


 

BENIGHTED

Le tocaba ahora el turno a los franceses BENIGHTED, que cuentan con una legión de fans aquí en Francia gracias a una trayectoria de casi 16 años sobre las tablas y que actualmente se definen a sí mismos como brutal deathcore.

La última gira la llevan realizando junto con Loudblast, un grupo también francés de trash metal con casi 30 años de historia. Tuve la oportunidad de verlos hace poco en su gira de salas, y, mientras BENIGHTED me dejó con ganas de más, LOUDBLAST me dejó un poco frio. Por ello, pese a estar los dos en cartel en el festival, sólo fui a ver a los primeros.

Tocaban en el escenario THE ALTAR de la carpa grande, y aunque no pude acercarme todo lo que hubiera deseado para apreciarlo correctamente, gozaron de un bastante buen sonido.

Basicamente hicieron el mismo setlist que les había visto en febrero pero recortado, 8 canciones.

"X2Y" abrió las hostilidades, cosecha de su noveno y hasta la fecha último álbum de estudio, con su cantante Julien Truchan (descalzo) dándolo todo en tono gutural mezclado con chillidos agudos que de verdad me recordaban a la matanza de un cerdo.

La siguiente en caer fue "Noise", también de la última cosecha, que fue caldeando más el ambiente a base de ritmos frenéticos.

"Let the Blood Spill Between My Broken Teeth" título coreado por el público cuando lo anunciaba Julien Truchan seguía en la misma dirección.

Para ese momento ya hacía bastante calor en el exterior y en el interior de la carpa haciendo que la descarga se hiciese más pesada.

"Experience Your Flesh", una de mis preferidas del último albúm, atronadora.

"Fritzl" de su penúltimo trabajo, ultrarápida e hipnótica pero sin llegarme del todo.

"Collection Of Dead Portrait" y "Carnivore Sublime" nos llevaron al cierre de la actuación con "Slut", que fue la única canción que tocaron de su disco de 2007 "Icon". Para entonces ya estaba yo agobiado del ambiente en la carpa, allí también se levantaba polvareda que encima tardaba más en disiparse.

Setlist centrado en su último disco con 5 temas y un giño a sus dos anteriores trabajos, olvidándose por completo de sus orígenes. Para mí, mejor en sala pequeña, ganan en las distancias cortas.

Nota: han publicado un comunicado informando que Alexis (bajo) y Adrien (guitarra) comunicaron al resto de la banda su intención de dejar el grupo tras la actuación. No veremos más esta formación de BENIGHTED (que no es la original tampoco).


 

DAGOBA

Vuelta al escenario principal para ver lo que considero uno de los triunfadores del festival, DAGOBA. Otro plato de grupo francés de Marsella con gran trayectoria y, ya no con legión, sino legiones de fans.

Con un calor sofocante y sin una nube salieron al escenario que bien conocen porque actuaron en el HELLFEST por primera vez en 2005. Brazos en alto, cuernos y gritos coreando su nombre para darles la bienvenida.

Y ahí se desató la locura, con los primeros acordes de "I, Reptile" de "Postmortem Nihil Est" del año 2013 comenzó el pogo que no cesaría durante todo el concierto y que levantó tal polvareda que hacía difícil ver a los protagonistas en el escenario por momentos. Ignoro si ellos tragaron polvo, pero lo que nos llevamos nosotros no está en los escritos.

"The Man You’re Not", interacción perfecta entre público y escenario, headbanging, coreando el estribillo…

Un sample instrumental , preparar un "wall of death" orquestado a la perfección por su cantante y a por "The Nightfall and All Its Mistakes" con choque de masas con los primeros ritmos de la canción. Lo raro es que no vinieran los bomberos a apagar este fuego.

Para anunciar la siguiente canción piden que hagamos un "circle pit", y claro, el público no necesita que le espoleen mucho, "Black Smokers (752° Fahrenheit)" una de las más melódicas del setlist, y un buen torbellino de polvo subiendo en espiral.

"When Winter…" canción que abre su último disco. Un respiro y "The Great Wonder".

Por poner un pero diría que el cantante no andó muy fino. Quizás tenía ya demasiado polvo en los pulmones.

Y se montó el "wall of death" más grande del festival como decía en mi crónica de OF MICE AND MEN. El cantante solicitó que nos separásemos en dos hasta el fondo, "más lejos" gritaba, y se abrieron las aguas hasta más allá de la torre de sonido y luces. Al arrancar " It’s All About Time" de su disco de 2006 "What Hell Is About" llegó el caos total. Y el extasis colectivo.

Cerraron con broche de oro tocando "The White Guy (and the Black Ceremony)" de su primer LP "Dagoba".

Sin duda alguna, grandes, enormes, triunfadores. Ya tengo ganas de verlos otra vez.


 

PROTEST THE HERO

Después de DAGOBA tenía previsto ir a ver el death metal técnico de GORGUTS, pero cosas del destino, mis amigos me convencieron para que fuera a ver PROTEST THE HERO, en el escenario “Warzone”, el escenario más hardcore y punk del festival. Tampoco iba a irme sin ver algún concierto en ese escenario, por lo que acepté la propuesta. De ellos sólo había oído un par de canciones.

Me resultó interesante como concierto en el plano musical, ya que me esperaba algo más directo y resultó ser muy técnico y elaborado, incluso con coros femeninos grabados. Respecto a su actitud en escena me parecieron excesivamente estáticos, mirando sobre todo sus cuerdas de guitarra y con un cantante que tampoco me pareció que lo diese todo sobre el escenario (o igual si lo daba…).


 

HATEBREED

Tras el inciso “Warzone”, vuelta a los scenarios principales para ver la descarga de los americanos HATEBREED. Por lo que pude saber, son unos habituales del Hellfest, así que volvían a casa.

Abrieron con lo que ya es un clásico , “To the Threshold” de su disco “Supremacy”, con conexión directa con el público que a esa hora era numerosísimo ya. Trallazo con un estribillo directo coreado por el público. No podía ver las primeras filas desde donde estaba, pero la polvareda se dejaba ver.

Siguieron con un tema de su último disco, “Dead Man Breathing” que funcionó bien en directo y con su cantante, que por cierto llevaba una camiseta de WASP, animando constantemente al público a participar.

Vuelta atrás en el tiempo con “Not One Truth”, de nada menos que 1997, regresar a tiempos más actuales con “Everyone Bleeds Now” y “In Ashes They Shall Reap”, ambos del álbum homónimo del grupo.

“Indivisible” marca el primer “circle pit” del concierto gracias a los claros gestos del cantante en ese sentido.

“The Language”, “Defeatist”, y directos al cover de SLAYER “Ghosts of War” de su album de versiones.

Sin aliento nos tenían cuando enfilan “Last Breath”, también del año 1997.

“Tear It Down”, “Betrayed by Life” y hasta 18 temas en total para terminar con “Destroy Everything”, ampliamente coreada por el público. Punto y final a una descarga que me dejó satisfecho, cansado y hambriento. Con el calor que hacía de la sed ya ni hablamos, ya que te obligaba a repostar regularmente.

Pausa para tomar fuerzas y a la greña de nuevo.


 

MONSTER MAGNET

Tras el refrigerio de rigor, mi propuesta era ir a ver a MONSTER MAGNET y así lo hicimos. Me parecía que la carpa de “The Valley” podía quedarse pequeña para este grupo, y eso fue lo que sucedió. Había gente hasta fuera de la carpa comodamente alojada en lo que el primer día aún era hierba, y el segundo ya era polvo mezclado con matas resecas.

Los chicos de Dave Windorf abrieron con “Superjudge”, pero a esa canción llegué casi al final porque primero me asomé al escenario “The Temple” para observar el inicio de ELUVEITIE y salir corriendo. Es superior a mis fuerzas, no puedo con los violines en el metal.

 “Medecine” nos lleva 23 años atrás con un riff repetitivo durante toda la canción y unos coros desgarradores. Ufffff!!!!

“Nod Scene” se marcó por el eco de las palmas del público congregado para  transformarse poco a poco en una lenta agonía hacia el final de la canción. Seguimos con la genial “Dopes to Infinity” con sus riffs pesados y compactos, y la voz de Dave Windorf abusando del reverb en una carpa que no brillaba por tener la mejor sonoridad del festival.

“Tractor”, la más antigua del repertorio, acelera un poco el ritmo de un público que venía de mecerse en un mar de ondas sonoras, incluyéndome a mí. “Twin Earth” mantiene el tono, y luego nos rajan de arriba abajo a ritmo de riff seco y directo con “Look to Your Orb for the Warning”.

“Powertrip”, una de mis preferidas, cantada por las primeras filas con ahínco y ya para cerrar su tiempo asignado “Space Lord”, con ese rollo casi sudista inicial, aire psicodélico, ritmo envolvente y… Ohhhhh, Space Lord Motherfuckers!!!!

Una descarga muy convincente para mí, con ese toque pesado a lo sabbath, bien ritmado, pero con tal abuso del reverb que parecía que rebotaba y rebotaba y rebotaba sin fin.


 

NILE

Salí de la carpa “The Valley” para volver a entrar en “The Altar” para observar las evoluciones de este grupo americano de death metal técnico y brutal que tuve la oportunidad de ver hace algo más de un año cuando giraban con MORBID ANGEL y KREATOR. En aquella ocasión me agradaron mucho y estaba dispuesto a verlos de nuevo.

El problema era que sábado noche había casi 50000 personas en el recinto y cualquier concierto, y eso que tocaba AEROSMITH a la vez, estaba hasta la bandera.

El resultado fue situarme en una posición que para ser generosos definiré como “poco favorable acústicamente” dentro de la carpa, con lo cual sonaba todo muy embarullado y no pude formarme una opinión correcta. Dejaré opinar a otros que lo vieran en condiciones.


 

PHIL ANSELMO & THE ILLEGALS

Salí antes de hora de la carpa donde tocaba NILE y vuelta a “The Valley” para ver al genuino Phil Anselmo. No lo había visto desde que estaba en PANTERA, ya ha llovido.

Esta vez estaba mejor situado, y menos mal, porque con todas las chacharas que soltó, si encima suenan embarulladas no pillas ni una.

Apareció en escena con camiseta negra con un dibujo blanco que no alcancé a ver, pantalones negros, cabeza rapada y una barba de oso del quince.

“Hellfest es un placer estar aquí con vosotros, ahí va un set especial, porque… YO soy especial”, Anselmo dixit. Y arrancan con una canción que el mismo presentó como “Hellbound” (PANTERA), que la verdad, a mí me resultó irreconocible.

Después cancha a las canciones de su último trabajo, siempre intercaladas de largas pausas donde Anselmo da rienda suelta a su verborrea: “Battalion Of Fear”, “Betrayed”, “Usurper Bastard’s Rant”, “Bedridden”. Para los que hayáis escuchado el disco os podéis hacer una idea de lo que es en directo, con Anselmo sacándose las cuerdas vocales por la boca y sus “Illegals” dando cera pero la mayor parte del tiempo manteniéndose en  segundo plano.

Volvemos a PANTERA con “Death Rattle”, que suena tan rápida y bien como en los viejos tiempos, para luego enganchar directamente con “Fuck Your Enemy” (de su grupo SUPERJOINT RITUAL) y “Waiting For The Turning Point” (idem).

Paso a la canción que da título a su último trabajo con los ILLEGALS “Walk Through Exits Only” con riff agudo afilado y Anselmo plegado en dos desgañitándose.

“Irrelevant Walls and Computer Screens” , cuenta 1, 2, 3 y rienda libre a su garganta. Sólo de guitarra mientras Anselmo se enreda en una bandera que ha cogido y no consigue quitársela de la cabeza… y suenan los acordes de “Domination/Hollow” para delirio del público. Versión bastante convincente, pero se queda en versión.

Agradecimientos por mantener la memoria de PANTERA viva, se caga en SKID ROW, MOTLEY CRUE y grupos del estilo y pasa a cantar “United & Strong” (AGNOSTIC FRONT).

Despedida del escenario y paso al BIS con mayúsculas: “A New Level”, la última de PANTERA de la noche. Locura, pogo, brazos en alto hasta en el lateral del escenario, que por cierto estaba lleno, y nostalgia de los viejos tiempos cuando Dimebag Darrell nos cortaba las venas con cada riff que sacaba de su guitarra.

Buena ovación para despedir al genio y figura, que volvió a dejar sus perlas oratorias y de paso nos ofreció un concierto más que decente, con sabor agridulce, porque nos recuerda que PANTERA ya no está ni lo estará.

Quería ver a CARCASS con ese último discazo que sacaron en 2013, pero no quedaban moléculas en mi cuerpo capaces de mantenerlo unido una hora más, y, pasando por delante de “The Altar” donde estaban tocando, me retiré a descansar.


 

DOMINGO 22

COBRA

Once de la mañana y propuesta punk metal irreverente en “The Warzone” con los franceses COBRA.

Curiosa puesta en escena con 3 guitarristas, sin bajo, sin batería, un cantante, eso sí, y un tipo con un ordenador portátil de la manzana para suplir los instrumentos fantasma.

Canciones en francés con títulos como “Pederasta Drogadicto”, “Asociaciones culturales para los jóvenes” hacen las delicias del público congregado y desencadenan pogo tras pogo. Me sorprendió ver a dos chavales salir con la nariz sangrando en distintos momentos del concierto.

Para despertar, una buena propuesta.


 

LOFOFORA

LOFOFORA ya es un grupo de escenario principal, francés, parisino, con 25 años de historia. Rock fusión metal. Sacan disco en septiembre y se encargaron de empapelar los alrededores del recinto recordándonoslo. La organización había prohibido los folletos en el interior del festival, así que la casa discográfica utilizó su material promocional en el exterior. Contentos debían estar los organizadores.

Canciones en francés repasando su discografía, ambientazo con avalanchas de personas haciendo surf sobre nuestras cabezas, el público coreando estribillos, pogos, circle pit, el cantante pidiendo más polvareda… y una banda a tope para llevarse uno de los puestos destacados en el festival. Pero, sin quitarles mérito, jugar en casa ayuda. 


 

POWERWOLF

Turno para los germanos con su power metal sacrosanto, maquillados como es habitual y con Attila Dorn de maestro de ceremonias con una especie de sotana, y el teclista Falk Maria Schlegel con una ¿casaca? muy activo todo el concierto.

Con paneles simulando ventanales góticos y la portada de su último disco “Preachers Of The Night” de telón de fondo, comienza a sonar “Lupus Daemonis” mientras salen a escena entre algarabía del público. Inmediatamente descargan con éxito “Sanctified With Dynamite” de su “Blood Of The Saints”.

“Coleus Sanctus”, de su último misal, suena muy fina y la voz de Attila Dorn en forma llevado en volandas por las palmas del público.

“Amen & Attack”, fantásticamente interpretada con participación del público en los coros, seguida por “Sacred & Wild” anunciada al grito de “Hellfest, are you wild?”

Para el siguiente título Attila nos pregunta cuantos de los varones nos despertamos esta mañana en la tienda de campaña con una buena erección: “Resurrection by Erection” con los hermanos Greywolf moviéndose sin parar por todo el escenario.

Después cae “Raise Your Fist, Evangelist” del “Bible of The Beast” que detrás de su melodía esconde unas guitarras muy heavies.

“Werewolves of Armenia” con un comienzo casi a capella acompañado solo por los teclados, para tronar nuestros oídos con un público rendido desde hace rato.

“We Drink Your Blood” y para cerrar “Lupus Dei”, con Attila entonando perfectamente la letra con lentitud medida y ese sonido de órgano de misa característico. Quizás no es la mejor canción de su repertorio para cerrar una actuación, pero habiendo disfrutado como lo hicimos durante todo el setlist, no importó nada.

Sobresaliente.


 

THE BLACK DAHLIA MURDER

Paso fugaz por ANNIHILATOR, soberbios riffs, pero con un Dave Padden que, a mi modesto entender, con su voz no está a la altura de la contundencia de sonido que tienen. Pausa y a por TBDM con su death metalcore made in USA en la carpa de “The Altar”.

Me encantan, y me encantaron en el Hellfest. Me hago seguidor acérrimo suyo.

Trallazo tras trallazo soberbiamente ejecutado con esa mezcla de chillido desgarrado y voz gutural que tan perfectamente alterna su cantante cambiando de un registro al otro sin aparente esfuerzo.

“In Hell Is Where She Waits for Me” y hasta donde llegué a ver, que fue “Necropolis”.

Había quedado con colegas del trabajo delante de un tanque que había detrás de la torre de sonido 20 minutos antes de la actuación de BEHEMOTH para comentar las mejores jugadas del festival y ver a ese grupo juntos. Por ello abandoné el conciertazo de TBDM antes del final, pero había tanta gente en la explanada principal que ni nos vimos pese a estar cerca.


 

BEHEMOTH

Fastidiado por haberme perdido el final de TBDM pero en posición excelente para escuchar a BEHEMOTH en el escenario principal esperé medio doblado por el cansancio la salida a escena de los polacos.

Salida a escena recibida por miles de cuernos en alto y “Blow Your Trumpets Gabriel” que comienza a sonar majestuosa, seguida de “Ora Pro Nobis Lucifer”, ambos títulos de su último disco.

A estas alturas hacía tanto calor que la organización dispuso 3 camiones cuba en el lateral del recinto para que rociasen agua pulverizada sobre la gente que se acercase a esa zona. Seguro que el año que viene hay túnel de lavado heavy y dicen que lo han inventado ellos, jejeje.

Con el look cereo andrajoso que se gastan y el calor que hacía no entiendo como no se les iba todo el maquillaje.

“Conquer All” del “Demigod” es anunciada y gritamos espoleados por Nergal al ritmo de arranque de la canción, doble bombo ultrasónico, solos de guitarra y headbanging del resto de la banda. Soberbia.

Para “As Above So Below” Nergal se pone un collar de patas de gallo dispuesto a exorcizarnos a todos y doy fe negra que lo consigue.

“Slaves Shall Serve” nos pone literalmente a su servicio haciendo incesantes reverencias con la cabeza, que dolorrrrrr.

Para “Christians to the Lions” sacan unas cruces invertidas y con una antorcha les prenden fuego. La ceremonia baja un cuarto el ritmo gracias a canciones más atmosféricas como “Ov Fire and the Void” y “At the Left Hand ov God” (ignoro quien salió todo ensangrentado a hacer un redoble de batería con Inferno al final de la canción).

Distorsión de guitarra y suena la melodía de “Chant for Eschaton 2000”, brutal y con los BEHEMOTH mostrando caras ensangrentadas. Gran polvareda y un público feliz.

Y para cerrar este satánico concierto otra del último disco, “O Father O Satan O Sun!”, que suena a elegia, poniéndose todos máscaras negras con largos cuernos afilados y dando fin a la ceremonia.

El concierto más grande de death metal que he visto.


 

PARADISE LOST

Una de mis bandas favoritas desde hace muchos años, sobre todo en su primera época,  pero sólo había conseguido verlo una vez en directo en la gira de "Draconian Times". Cancelación de gira o de concierto en festivales donde iban a acudir eran la razón.

Pude situarme magníficamente, bastó con llegar con tiempo, enfrente del escenario, a unos 5 metros.

Suena “Persephone” de DEAD CAN DANCE como música de intro y salen al escenario los músicos y por último Nick Holmes, fuertemente ovacionado por el público.

Arranca “Mortals Watch the Day”, del album “Shades of Grey”, me sonrío, no habían olvidado a los viejos fans, aunque daba la impresión que a la mayoría de la gente no le sonaba mucho.

Cambio de tercio e incluso de ruedo, “So Much Is Lost”, cargada de samples, y que me perdonen los más fanáticos, muy DEPECHE MODE; más, mucho más reconocida por el público.

Patada atrás y “Remembrance”, del grandioso “Icon”, una delicia para los oídos, seguida de la canción que da título a su ulterior EP “Gothic”, y sample intro para “Enchantment” que abría el también enorme disco “Draconian Times”, desatándose del todo la locura.

Se veía a Nick Holmes motivado como frontman y un Aaron Aedy haciendo headbanging y sin parar de moverse. Gregor Mackintosh, con rastas y muy metido en su guitarra, tal y como lo recordaba.

Nuevo giro, y es que es difícil no hablar de giros cuando su trayectoria como grupo también los ha tenido, para con otro sample de piano iniciar “Erased”, mezcla de sus guitarras más características y sus ritmos más tecno con coros femeninos pregrabados que funcionó muy bien en directo.

“Faith Divides Us – Death Unites Us”, lenta, bajando un poco el ritmo pero sonando más guitarrera en directo.

Nick pide palmas para “Tragic Idol” de su último disco. “Isolate” le sigue y la sensación que tenía de ligera fatiga de la voz con la primera se iba confirmando con esta canción…

“One Second” de su época… pues esa que no quiero nombrar, más justo de voz aún, y para terminar “Say Just Words” con simbiosis público-grupo y mejorando la voz de Nick.

Ovación de lujo para la banda en su despedida, y para mí un buen concierto mezclando temas de casi todos sus discos salvo los dos primeros, donde aún eran sólo un ligerísimo atisbo de lo que iba a ser el género gótico.

Y saliendo de la carpa me di cuenta de la ingente cantidad de público que había para verlos.

Esta es la última crónica de los grupos que me han tocado.

Muchas gracias a todos.

Texto: Javier Ruiz

Fotos: Eric BAGNARO – OZIRITH

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

5 COMENTARIOS

  1. Al redactor de la noticia: A ver, si tu mismo dices que el aforo era de 45000…¿cómo es que pudieron ir más de 150000 personas?
    Esto es un error general que veo que se hace en todos los festivales y que lo comentaba con un amigo el otr odia: o tu festival es el que mas gente mete, o es una mierda.
    Si se venden 45000 entradas (individuales e intransferibles), y son 3 dias de festival, ¿cuanta gente va? ¿45000×3=135000 personas? ¡NO! 45000 persoans cada uno de los 3 dias que dura el festival. Señores, las matemáticas no engañan. El resto de personas hasta superar los 150000 serían de las entradas de días individuales, ¿no?…
    Supondo que el redactor de la noticia habrá cogido el dato de la Web oficial o ese dato es el que habrán pasado los organizadores del festival, pero vamos, que no me mola que se den datos engañosos.

    • Junto con los grandes, Behemot y Powerwolf acojonantes, las cervezas más ó menos cómo aquí, y las duchas no había que esperar mucho rato.
      Bien como siempre bien en Francía, polvo y mucha peña, pero las instalaciones y recursos estan a años luz de aquel Sonisphere Getafe con Maiden en aquel secarral de polvo que nos ofrecieron en Getafe.
      Volveremos al HellFest 2015